Siete meses de embarazo: síntomas y desarrollo del bebé

Por (embrióloga).
Actualizado el 28/08/2018

Con el séptimo mes de embarazo, que abarca de la semana 25 a 28, se inicia el tercer y último trimestre de gestación. Este periodo supone el inicio de la cuenta atrás para el parto. Sin embargo, el bebé no ha adquirido la posición final para el parto.

Hay que prestar especial atención a los síntomas que pueda experimentar la embarazada durante esta época para evitar una posible amenaza de parto prematuro.

Síntomas en la embarazada

Llegados a esta etapa del embarazo y hasta casi prácticamente el momento del parto, los síntomas más típicos son:

  • Cansancio y agotamiento
  • Estrías
  • Dolor de espalda
  • Estreñimiento
  • Insomnio

Las molestias en este mes de embarazo son muy similares a las de meses anteriores, aunque suelen presentarse de forma más aguda.

En conjunto, el peso del bebé, la placenta, el útero y el líquido amniótico, puede llegar a superar los 6 kg. Esto hace que cueste mucho más realizar cualquier tarea rutinaria por el exceso de peso que se debe soportar, lo cual le puede provocar sensación de torpeza. Por ello, es importante ser precavida y llevar especial cuidado al andar o bajar y subir escaleras para evitar accidentes.

El cambio más evidente en el físico de la mujer es el aumento del volumen del vientre, pues el bebé está prácticamente formado y en estos últimos meses se dedica, casi exclusivamente, a ganar peso y tamaño.

En este último trimestre, la placenta aumenta la demanda de flujo sanguíneo para asegurar una buena alimentación y aporte nutricional al feto. Esto, consecuentemente, aumenta el trabajo cardíaco que ha de ejercer el corazón, ya que el volumen de sangre circulante en la madre puede aumentar hasta un 50% de su volumen habitual. Esto puede provocar:

  • Edemas
  • Varices
  • Problemas de tensión
  • Mareos
  • Lipotimias

Debido a los síntomas anteriormente nombrados, es probable que durante este mes, la retención de líquidos se manifieste de manera más marcada. Es muy común notar las piernas más hinchadas, especialmente la zona de las pantorrillas, tobillos y pies.

Para contrarrestar este síntoma, se aconseja dormir con las piernas en alto y evitar pasar mucho tiempo de pie.

Los expertos recomiendan que si esta hinchazón se extiende de forma exagerada hacia el tronco superior o incluso el rostro, se consulte con el médico para descartar posibles problemas de tensión arterial como la preeclampsia, de la que hablamos en el siguiente apartado.

La preeclampsia

Esta patología obstétrica es una de las más comunes en esta etapa de la gestación.

Se trata de una complicación derivada del propio embarazo cuyo síntoma principal es la hipertensión arterial. Otros posibles síntomas son:

  • Edemas
  • Aumento exagerado de peso
  • Dolor de cabeza
  • Problemas respiratorios
  • Náuseas y vómitos
  • Poca frecuencia de micción
  • Visión borrosa

Si esta patología se presenta de forma leve, se recomienda mantener reposo, aumentar el consumo de líquidos y seguir un control médico más riguroso.

En caso de que los síntomas sean más agudos, o que la salud de la mujer o del bebé corran riesgo, se puede recomendar el ingreso hospitalario de la embarazada para tener un mayor control de ambos. Existe, incluso, la opción de inducir el parto, pues es la única manera de que esta situación patológica desaparezca.

Estado de ánimo

Es muy normal que, a partir de este séptimo mes, la embarazada comience a encontrarse más sensible anímicamente. No obstante, este aspecto depende del carácter de cada persona y de cómo se desarrolla el embarazo.

Los cambios emocionales son mucho más bruscos, no solo por el desajuste hormonal, sino porque el agotamiento que el embarazo conlleva comienza a hacer mella en el ánimo de la futura madre. Además, el momento del parto ya no se contempla tan lejano y, por tanto, es lógico que comiencen a aflorar miedos y preocupaciones sobre cuándo y cómo se producirá el nacimiento.

Practicar ejercicios de relajación, realizar actividades entretenidas y, sobre todo, aprovechar momentos de intimidad con la pareja ayudarán a la embarazada a distraerse, despreocuparse y disfrutar de las últimas semanas de embarazo sin nervios.

¿Cómo está el bebé?

Al final del séptimo mes de embarazo, el bebé puede llegar a sobrepasar el kilo de peso y medir más de 40 cm.

Uno de los cambios más relevantes en lo que al desarrollo fetal respecta es la disminución de la cantidad de líquido amniótico, lo cual permite que el bebé pueda aumentar su tamaño.

Esta disminución es completamente normal. Por ello, es importante diferenciarla del fenómeno de oligohidramnios, una disminución anómala en la cantidad de líquido amniótico. En el siguiente enlace tienes más información sobre cómo detectar esta situación: Cómo saber si estoy perdiendo líquido amniótico.

El bebé comienza a tener un espacio muy reducido en el útero, lo que le provoca mayor dificultad para moverse. Aún así, sus movimientos son vigorosos y potentes, pues ya responde con facilidad a estímulos externos.

Anatómicamente, el feto ya está formado. Sin embargo, todavía se han de perfeccionar algunas funciones y partes de su cuerpo como el esqueleto, el cual debe terminar de osificarse.

El sistema respiratorio ya está prácticamente controlado por el sistema nervioso central. Los movimientos respiratorios que comenzó a ensayar el mes anterior son más completos. Esto le prepara para el momento del nacimiento.

La actividad cerebral del bebé está más evolucionada: se comienzan a establecer los primeros patrones de sueño y vigilia.

Sus ojos, los cuales ya abre y cierra con facilidad, son más sensibles a la luz. Sin embargo, su pigmentación todavía no está completa. Deberemos esperar unos meses después del nacimiento para descubrir su color final.

La placenta comienza a transferir anticuerpos del organismo materno al feto. De esta forma, el bebé nacerá con inmunidad a ciertas enfermedades.

El séptimo mes semana a semana

Los cambios más importantes que se van a producir durante estas semanas son:

Semana 25

A lo largo de esta semana, el futuro recién nacido comienza a tener pelo en las pestañas y en la cabeza, aunque éste no es definitivo. Los ojos están a punto de finalizar su desarrollo, aunque, como se ha mencionado, no se ha establecido su pigmentación final.

Los expertos aconsejan estimular el oído del bebé durante esta semana, ya que es el sentido que más evoluciona a lo largo de estos días. Aunque el feto está muy aislado del exterior, las ondas del sonido son capaces de atravesar la piel y el útero, algo que estimula mucho la actividad cerebral del bebé.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas. Lógicamente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Semana 26

Durante la semana 26 el bebé ya realiza, con total normalidad, muchos reflejos que ha ido perfeccionando. Por ejemplo: el reflejo labial de succión que le permitirá alimentarse de la leche materna. Además, como respuesta a ruidos o sobresaltos, es capaz de extender sus extremidades como mecanismo de defensa.

En este momento del embarazo, el bebé ya traga y expulsa líquido amniótico con total normalidad, lo cual ayuda diariamente al correcto desarrollo de su sistema digestivo.

Semana 27

Las medidas aproximadas del feto a estas alturas del embarazo son de 36 cm de longitud y casi 1 kg de peso.

A partir de ahora será habitual sentir el hipo del bebé en forma de pequeños espasmos muy diferentes a las patadas o movimientos típicos. Éste no suele durar mucho y tampoco es molesto para el feto. No se podrá oír, pues los pulmones del bebé aún no poseen aire.

Semana 28

El bebé empieza a acumular grasa debajo de la piel. Esto le aporta un aspecto más humano, pues las arrugas que la piel presentaba anteriormente van despareciendo y ésta va cobrando un tono más pálido.

Durante estas últimas semanas se dedica a perfeccionar sus sentidos y reflejos, los cuales están prácticamente desarrollados.

Su actividad cerebral es tal, que se cree que ya puede adquirir conocimientos. Es capaz de reconocer la voz de su madre con total claridad e incluso responder a ella. Las músicas o los ritmos lentos le relajan, mientras que estruendos o sonidos contundentes pueden hacer que se sobresalte.

Consultas prenatales

El séptimo mes de embarazo se considera un mes tranquilo en lo que respecta a las pruebas médicas prenatales. Normalmente, en este mes no se realiza ninguna ecografía dado que la correspondiente al tercer trimestre se realiza unas semanas más adelante: en el octavo mes de gestación. No obstante, si fuera necesario un mayor control, se podría realizar una prueba de imagen sin ningún problema.

Como se ha mencionado anteriormente, se ha de prestar especial atención a la posibilidad de que aparezca preeclampsia en este mes de embarazo. Por ello, muchos especialistas recomiendan realizar, al menos, una consulta médica a la embarazada en la que medir la tensión y comprobar la talla y el peso. Se puede complementar la prueba con una analítica de sangre.

Preguntas de los usuarios

¿En qué posición se encuentra el bebé en el 7.º mes?

Por Victoria Moliner (embrióloga).

Ya se encuentra en posición fetal, es decir, con las piernas dobladas, las rodillas cercanas al pecho y los brazos cruzados. Dentro del útero todavía no ha adoptado la posición de parto, es decir, la cabeza encajada en la pelvis y la columna apoyada sobre la de la madre. Habitualmente, esta posición la adquieren a partir de la semana 32 o 34, aunque depende de cada caso.

Estoy embarazada de 7 meses y no consigo dormir, ¿qué puedo hacer?

Por Victoria Moliner (embrióloga).

Evidentemente, no es posible dormir boca abajo dado el volumen del abdomen. Se recomienda dormir de lado, especialmente sobre el lado izquierdo, lo cual facilita el riego sanguíneo al feto. Mantener las piernas flexionadas y colocar un almohadón entre ellas suele ser una buena solución cuando éstas se encuentran hinchadas en periodos de embarazo como éste.

¿Es normal que a los 7 meses se produzca sangrado vaginal?

Por Victoria Moliner (embrióloga).

El sangrado en el embarazo no siempre tiene por qué ser síntoma de una situación anómala. Sin embargo, en el último trimestre de gestación no es una situación usual. Por ello, se aconseja contactar con el médico de forma inmediata sea cual sea la causa que lo haya podido originar.

Lectura recomendada

En la semana 25 de gestación, la evolución del bebé se centra, especialmente, en sus capacidades cognitivas y sentidos. Puedes conocer con mucho más detalle los cambios ocurridos en esta etapa del embarazo en el siguiente enlace: Semana 25.

Como se ha comentado, es importante descartar que la embarazada pueda padecer preeclampsia. Es muy común el desarrollo de esta patología obstétrica a partir de los 7 meses de gestación, pues es cuando más aumenta el flujo sanguíneo. Te recomendamos que leas el siguiente artículo para saber más sobre esta enfermedad: ¿Qué es la preeclampsia?

Por último, una recomendación muy recurrente en cualquier etapa del embarazo es la práctica de ejercicio moderado y/o técnicas de relajación. Es una actividad muy recomendable tanto para la salud de la madre como la de su futuro hijo. Pincha en el enlace si quieres saber qué beneficios tiene: El ejercicio en el embarazo.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Alcolea Flores, S., Mohamed Mohamed D. Guía de cuidados en el embarazo. Consejos de su matrona. Hospital Universitario de Ceuta (Dirección Territorial de Ceuta e Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (ed.). Colección Editorial de Publicaciones del INGESA. ISBN: 978-84-351-0408-1

Best Start Resource Centre (2016). A Healthy Start for Baby and Me. Ontario’s easy-to-read guide about pregnancy and birth. Toronto, Ontario, Canada. Copyright 2010, 2012, 2016 Health Nexus.

Consejería de Salud de la Junta de Andalucía (2002). Proceso Asistencial Integrado: Embarazo, Parto y Puerperio. Consejería de Salud, Junta de Andalucía. Sevilla.

Cunningham F, MacDonald P, Gant N et al. (1996). Adaptación maternal al embarazo. Masson SA. Cunningham F, MacDonald P, Gant N, et al. 4ª ed, Barcelona; pp. 201-237

Duyff, R.L. (2002). American Dietetic Association Complete Food and Nutrition Guide (2nd Ed.). Hoboken, New Jersey: John Wiley & Sons, Inc.

Dickason E, Silverman B, Schult M. (1996). Enfermería maternoinfantil (1.a ed.). Barcelona: Mosby-Doyma Libros.

Eugene S, Bonapace MD, Robert S, Fisher MD. (1998). Constipation and diarrhea in pregnancy. Gastroenterol Clin North Am; 27: 197- 211.

Gary F, Mc Donald P. (1996). Adaptación materna al embarazo. En: Gary F, MacDonald P, Grant N Lereso K, Gilstrap L, editores. Williams. Obstetricia (4.a ed.). Barcelona: Masson.

González Merlo J. (1992). Modificaciones fisiológicas producidas en el organismo materno por el embarazo. En: Williams. Obstetricia (4.a ed.). Barcelona: Masón.

Grupos de trabajo de la Guía de Embarazo y Parto, Guía de Salud Oral, y Guía de Lactancia Materna. Consejería de Sanidad, Dirección General de Salud Pública y Servicio de Salud del Principado de Asturias. Octubre de 2015.

Health Service Excecutive (Feidhmeannacht na Seirbhíse Sláinte) (2010). A guide to your pregnancy month by month. Breastfeeding.ie - Your breastfeeding support network. Order Code: HPM00341

March of Dimes, Pregnancy & Newborn Health Education Center. Exercise during Pregnancy. Retrieved March 11, 2008

National Health Service (NHS) (UK) (2009). The Pregnancy Book. Your complete guide to: A healthy pregnancy, Labour and childbirth, The first weeks with your new baby. Crown copyright 2009. Produced by COI for the Department of Health.

Obstetricia 4ª edición. J. González Merlo. Ed. Masson. Barcelona, 2003

Ramírez García O, Martín Martínez A, García Hernández JA. (2003). Duración del embarazo. Modificaciones de los órganos genitales y de las mamas. Molestias comunes del embarazo normal. Panamericana Ed. Tratado de Ginecología, Obstetricia y Medicina de la Reproducción. Cabero Roura L, Madrid.

The American College of Obstetricians and Gynecologists. (2005). Your Pregnancy and Birth (4th ed.). Washington, DC: Meredith Books.

The American College of Obstetricians and Gynecologists (2011). Frequently Asked Questions (FAQ156). Pregnancy.

The American Dietetic Association. (2008) Position of the American Dietetic Association: Nutrition and Lifestyle for a Healthy Pregnancy Outcome. Journal of the American Dietetic Association. 108:553-561.

U.S. Food and Drug Administration (FDA). Food Safety for Moms-To-Be. Retrieved April 09, 2010

Preguntas de los usuarios: '¿En qué posición se encuentra el bebé en el 7.º mes?', 'Estoy embarazada de 7 meses y no consigo dormir, ¿qué puedo hacer?' y '¿Es normal que a los 7 meses se produzca sangrado vaginal?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Victoria Moliner
Victoria Moliner
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV), con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV y el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Actualmente desarrolla su labor como bióloga investigadora. Más sobre Victoria Moliner

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.