Pruebas de fertilidad en el hombre: ¿cuáles son y en qué consisten?

Por (embrióloga), (embrióloga), (embrióloga) y (ginecólogo).
Actualizado el 29/01/2020

Cuando una pareja lleva un año buscando el embarazo sin conseguirlo, es posible que existan problemas de esterilidad. En este momento, la pareja necesitará visitar a un especialista que solicitará diversas pruebas para hacer un estudio de la fertilidad.

En el caso del hombre, el estudio de fertilidad masculino por excelencia consiste en el test de esperma o espermograma, que analiza la calidad del semen. Sin embargo, existen otros estudios adicionales, como por ejemplo, el test hormonal, el cariotipo o el FISH de espematozoides entre otros.

Una vez averiguada la causa de la infertilidad, será posible aplicar el tratamiento más adecuado para la pareja y así poder lograr el embarazo.

A continuación tienes un índice con los 10 puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué pruebas me van a hacer?

Para poder hacer un diagnóstico de infertilidad, es necesario que la pareja visite a un médico especialista en fertilidad. De manera general, se recomienda visitar a un especialista cuando la pareja lleva al menos un año manteniendo relaciones sexuales regulares sin protección y no logran conseguir un embarazo.

A partir de este punto, el médico realizará una serie de preguntas para crear una historia clínica y solicitará pruebas médicas para ambos miembros de la pareja. El objetivo es determinar la causa de infertilidad y decidir así el mejor tratamiento.

En concreto, las pruebas básicas de un estudio de fertilidad masculina son las siguientes:

  • Exploración física para ver el estado general de salud del varón y sus órganos sexuales.
  • Seminograma para valorar la calidad del esperma.
  • Análisis hormonal para determinar si existe alguna alteración en las hormonas sexuales masculinas.

Cabe destacar que la evaluación de la fertilidad masculina siempre debe ser personalizada. Por tanto, las pruebas que se llevan a cabo depende de cada persona en particular.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas, ya que, evidentemente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Exploración física

La primera prueba que se le hace al hombre es una exploración física para descartar que los problemas de fertilidad se deban a problemas testiculares o de la eyaculación.

Para ello, el urólogo suele realizar los siguientes estudios:

  • Registro del peso y la talla.
  • Exploración del abdomen e ingles.
  • Exploración del pene y la próstata.
  • Evaluación de la situación de los testículos, su volumen y consistencia.
  • Ecografía testicular.

El objetivo de la exploración física es descartar la existencia de problemas anatómicos y valorar si el hombre presenta dificultades para depositar el semen adecuadamente. Siempre que el varón no muestre alteraciones en estos aspectos, la siguiente prueba es el análisis del eyaculado.

Seminograma o espermograma

El seminograma, también denominado espermiograma, consiste en el estudio de las características seminales que determinan la calidad del eyaculado. Para poder hacer esta prueba, es imprescindible tener entre 3 y 5 días de abstinencia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece los valores mínimos para considerar normal una muestra de semen. En función de los resultados del seminograma, podemos saber si existe alguna patología o si el semen es normal (normozoospermia).

En caso de que haya alguna alteración, podremos clasificar la patología que padece el hombre según el parámetro seminal afectado.

Estudio macroscópico

Cuando se realiza un análisis macroscópico del semen se analizan características básicas a simple vista del esperma, sin necesidad de recurrir al uso del microscopio.

A continuación, se detallan los parámetros seminales que se pueden analizar mediante un estudio macroscópico:

Volumen
la cantidad normal de semen por eyaculado es entre 2 y 4 mL. No obstante, este valor puede variar según los días de abstinencia, el estrés, etc.
Licuefacción
ocurre tras dejar reposar la muestra de semen 20 minutos aproximadamente.
Color
el semen debería tener un color gris-amarillento.Si presenta otro aspecto, puede ser indicativo de infección.
Viscosidad
se evalúa la presencia de hilos en la muestra.
pH
los valores considerados normales para el pH del esperma se encuentran entre 7.2 y 8.0, es decir, un pH básico.

Teniendo en cuenta estos análisis del semen, no es complicado interpretar los resultados del seminograma por uno mismo.

Estudio microscópico

El estudio microscópico del semen consiste en analizar una pequeña muestra bajo el microscopio. De esta forma, los parámetros seminales más importantes que se analizan en el seminograma son:

Movilidad espermática
se estudia la capacidad de movimiento de los espermatozoides. Para que éstos puedan llegar hasta el óvulo y fecundarlo, los espermatozoides tienen de manifestar un movimiento rápido y progresivo.
Conteo de espermatozoides o concentración espermática
hace referencia a la cantidad de espermatozoides que hay en un mililitro de eyaculado o en el eyaculado completo.
Morfología
los espermatozoides con una forma alterada o anómala encontrarán más impedimento para moverse, superar las barreras del tracto reproductor femenina y para fecundar al óvulo.
Vitalidad
se analiza si los espermatozoides inmóviles están vivos o muertos. ESte parámetro se determina cuando existe una gran cantidad de espermatozoides inmóviles.
Presencia de leucocitos
sería indicativo de una posible infección.

Si quieres saber más sobre el estudio del semen, accede a este artículo: ¿Qué es el seminograma y cómo se hace?

Análisis hormonal

En caso de que el seminograma presente unos resultados alterados, se puede realizar un análisis hormonal mediante una extracción de sangre. Este estudio puede servir de ayuda para determinar la causa por la que el seminograma presenta algunos parámetros fuera de los rangos de normalidad.

La producción de espermatozoides o espermatogénesis tiene lugar en el testículo, gracias a la acción de hormonas sexuales como la testosterona, la FSH (hormona folículo estimulante), la LH (hormona luteinizante) o la prolactina.

Por lo tanto, unos valores anormales de estas hormonas pueden alterar la espermatogénesis y, por tanto, la cantidad y calidad de los espermatozoides.

Otras pruebas de fertilidad masculina

Cuando se obtiene un resultado anómalo en el seminograma o existe alguna alteración en los parámetros de concentración, movilidad o morfología de los espermatozoides, se suelen solicitar pruebas complementarias para confirmar la causa.

A continuación, se detallan cada una de estas pruebas adicionales que se realizan en el hombre.

Estudio de fragmentación del ADN espermático

Para que los espermatozoides puedan fecundar el óvulo correctamente y dar lugar a un embrión sano capaz de implantar en el útero materno, es importante que el ADN espermático no esté dañado.

Un alto grado de fragmentación del ADN de los espermatozoides puede producir problemas de fecundación y también fallos tempranos en el desarrollo del embrión.

En los últimos años, el porcentaje de hombres que presentan altos niveles de fragmentación de su ADN espermático ha aumentado. Las causas más frecuentes son la exposición a contaminantes, los tratamientos farmacológicos, el tabaco o la elevada temperatura testicular.

Por esta razón, aquellos hombres que presenten un procentaje de fragmentación espermática superior al 30% deberán recurrir a técnicas de reproducción asistida para lograr un embarazo.

Espermocultivo o cultivo de semen

En caso de que haya más de 1 millón de leucocitos/ml en el seminograma, se realiza un cultivo seminal o espermocultivo. Básicamente, se trata de un estudio bacteriológico del semen para detectar la presencia de microorganismos.

También es necesario solicitar un cultivo del semen cuando aparece dolor testicular, inflamación en los testículos, sangre en el esperma o hay algún cambio en el color y olor del semen.

Si el resultado del cultivo es negativo, que es lo habitual, significa que no hay ninguna infección. En cambio, se establece que hay infección si la cantidad de microorganismo supera los niveles considerados normales.

Estudio del cariotipo

El cariotipo es el conjunto de cromosomas que tiene cada célula de un individuo. En concreto, en el ser humano hay 23 pares de cromosomas y uno de ellos corresponde a los cromosomas sexuales (XX para la mujer y XY para el varón).

Por tanto, el estudio del cariotipo consiste en analizar los cromosomas para observar si existe alguna alteración, tanto numérica como estructuralmente que pueda ser la causa de infertilidad. Este estudio se lleva a cabo mediante un análisis de sangre.

El cariotipo es una prueba diagnóstica muy importante y se realiza de forma rutinaria en casos de infertilidad tanto masculina como femenina. Si los padres tienen alguna anomalía genética o cromosómica, es muy posible que ésta sea la causa de su problema para concebir.

Prueba hiposmótica

Esta prueba se realiza para comprobar si la membrana plasmática de los espermatozoides funciona adecuadamente o si está dañada. Para ello, se colocan los espermatozoides en un medio hipotónico (bajo en sales), que causa un desequilibrio osmótico en las células, haciendo que entre medio al interior del espermatozoide y que se hinche.

Si la membrana del espermatozoide está dañada, no será funcional, por lo que no se puede producir la fecundación. De ahí la relevancia de esta prueba.

FISH de espermatozoides

La hibridación in situ fluorescente o FISH de espermatozoides es una prueba de análisis citogenético en la que se marcan cromosomas específicos de los espermatozoides con sondas fluorescentes de ADN. Su fianalidad es comprobar si los espermatozoides presentan una dotación cromosómica normal. Por ello, el FISH de espermatozoides aporta gran información sobre la calidad seminal del varón.

Algunas situaciones en las que está indicado realizar el FISH espermático son las siguientes:

  • Alteraciones en el cariotipo.
  • Seminograma alterado, especialmente en casos con baja concentración o graves problemas de morfología.
  • Hombre sometidos a quimioterapia o radioterapia.
  • Parejas con abortos recurrentes de causa desconocida.
  • Fallo de implantación en repetidas ocasiones tras aplicar técnicas de reproducción asistida.
  • Parejas que han tenido un hijo con alguna alteración cromosómica.
  • Edad avanzada.

Habitualmente, los cromosomas que suelen analizarse son el cromosoma 13, 18, 21, X e Y. Esto se conoce con el nombre de FISH de 5 sondas. Sin embargo, este estudio se puede realizar en otros cromosomas.

De manera general, se considera un resultado anómalo de FISH cuando se analizan entre 100 y 2000 espermatozoides y se observa un aumento en la incidencia de alteraciones cromosómicas en comparación con un grupo control de donantes de semen fértiles.

Puedes obtener información más detallada sobre este estudio complementario de la fertilidad masculina en el siguiente artículo: Hibridación in situ fluorescente o FISH en ADN espermático.

Biopsia testicular

La biopsia testicular es una intervención quirúrgica en la que se extraen pequeños fragmentos de los testículos para comprobar si existe producción de espermatozoides. Se realiza ante la ausencia de espermatozoides en el eyaculado, una alteración denominada azoospermia.

Normalmente, esta técnica no provoca complicaciones en el varón. Sin embargo, como en cualquier intervención quirúrgica, puede ocurrir infección de la herida o pequeñas molestias en la zona.

Si quieres seguir leyendo sobre esta prueba complementaria en el varón, te recomendamos entrar en este enlace: Biopsia testicular.

Entrevista al Dr. Sergio Rogel

El ginecólogo Sergio Rogel explica con detalle todas las pruebas diagnósticas que suelen realizarse a los varones para tratar de averiguar si existe algún problema de infertilidad masculina.

Preguntas de los usuarios

¿Puedo sufrir problemas de fertilidad por mi edad avanzada o eso solamente les afecta a las mujeres?

Por Patricia Recuerda Tomás (embrióloga).

Si bien en el varón no se produce nunca un cese en la producción de gametos, numerosos estudios han demostrado que hay un descenso en la calidad espermática relacionado directamente con la edad del varón, aunque no es tan drástico como lo sería en el caso femenino.

Entre los 40 y los 70 años se inicia un proceso gradual de disminución en la producción de testosterona, que repercute finalmente en la calidad espermática, entendida como una disminución del volumen, de la movilidad y la morfología de los espermatozoides, junto al daño en el ADN espermático.

¿Cómo puedo saber si soy un hombre fértil?

Por Sara Salgado (embrióloga).

En caso de llevar un año manteniendo relaciones sexuales desprotegidas y no lograr el embarazo, o en caso de que el hombre quiera saber si es fértil, puede realizarse un estudio de fertilidad masculina.

Lo primero será hacer una historia clínica y un examen físico completo, junto a un seminograma, prueba en la que se detectan volumen, concentración, motilidad, viabilidad y morfología de los espermatozoides, y que nos ayuda, además, a prevenir, evitar o curar trastornos que provocan esterilidad y que suelen pasar desapercibidos.

¿Cuánto cuestan las pruebas de fertilidad masculina?

Por Sara Salgado (embrióloga).

Un estudio de fertilidad masculina tiene un precio que varía entre los 100 y 200€. Dependerá del centro en el que se haga. En caso de requerir pruebas adicionales, se debe prever un aumento del coste.

¿Cómo se puede saber si un hombre es estéril sin pruebas médicas? ¿Hay alguna prueba casera de fertilidad o que vendan en farmacias?

Por Sara Salgado (embrióloga).

No puede saberse si un hombre es infértil o estéril sin realizar las pruebas médicas pertinentes. Es imprescindible que el varón acuda a un especialista para hacerse un seminograma y una exploración para valorar su fertilidad.

Existen unas pruebas en la farmacia para medir la concentración de espermatozoides, pero es importante analizar otros parámetros seminales para dar un diagnóstico completo.

¿Dónde se hacen las pruebas de fertilidad masculina?

Por Sara Salgado (embrióloga).

En un centro de reproducción asistida o un hospital con unidad de reproducción. Debe hacerlas un urólogo-andrólogo con experiencia en el campo de la fertilidad.

¿Las pruebas de fertilidad masculina se pueden hacer gratis en la Seguridad Social?

Por Sara Salgado (embrióloga).

Sí, las pruebas de fertilidad se pueden realizar en la Seguridad Social de forma gratuita. Para poder hacerlas, es imprescindible cumplir con los requisitos exigidos para el acceso a la reproducción asistida por el sistema público de salud español.

Lecturas recomendadas

Si quieres obtener más información sobre las posibles causas de esterilidad masculina, te recomiendo seguir leyendo en el siguiente artículo: ¿Qué causa la esterilidad masculina? - Síntomas y soluciones.

Además, una prueba básica para el estudio de la fertilidad maculina es el análisis hormonal. Si deseas obtener más información sobre el tema, puedes visitar el siguiente enlace: ¿Qué hormonas masculinas están implicadas en la función reproductora?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Andrade-Rocha FT (2003). Semen analysis in laboratory practice: an overview of routine test. J Clin Lab Anal 2003; 17: 247-258.

Baker DJ (2007). Semen analysis. Clin Lab Sci; 20: 172-187; quiz 188-192.

Cardona-Toro LE (1996). Espermograma: indicaciones e interpretación. Medicina & Laboratorio; 6: 267-275.

G.R. Dohle, T. Diemer, A. Giwercman, A. Jungwirth, Z. Kopa, C. Krausz (2010). Guía clínica sobre la infertilidad masculina. European Association of Urology 2010 (actualización en abril de 2010)

Guzick DS, Overstreet JW, Factor-Litvak P, Brazil CK, Nakajima ST, Coutifaris C, et al. (2001). Sperm morphology, motility, and concentration in fertile and infertile men. N Engl J Med; 345: 1388-1393.

Kvist U, Björndahl L. ESHRE Monographs: Manual on Basic Semen Analysis. Oxford: Oxford University Press, 2002.

Male infertility best practice policy committee of the American Urological Association (AUA) (2010). The optimal evaluation of the infertile male. AUA Best Practice Statement.

Matorras R, Hernández J (eds.) (2007): Estudio y tratamiento de la pareja estéril: Recomendaciones de la Sociedad Española de Fertilidad, con la colaboración de la Asociación Española para el Estudio de la Biología de la Reproducción, de la Asociación Española de Andrología y de la Sociedad Española de Contracepción. Adalia, Madrid.

Menkveld R, Stander FS, Kotze TJ, Kruger TF, van Zyl JA (1990). The evaluation of morphological characteristics of human spermatozoa according to stricter criteria. Hum Reprod; 5: 586-592

Muller CH (2000). Rationale, interpretation, validation, and uses of sperm function tests. J Androl;21:10- 30.

Pierik FH, Van Ginneken AM, Dohle GR, Vreeburg JT, Weber RF (2000). The advantages of standardized evaluation of male infertility. Int J Androl; 23(6): 340-6.

Sociedad Española de Fertilidad (SEF) (2011). Manual de Andrología. Coordinador: Mario Brassesco. EdikaMed, S.L. ISBN: 978-84-7877.

Sociedad Española de Fertilidad (SEF) (2011). Recomendaciones para el estudio básico de la infertilidad masculina. En: Andrología (Cap. 43)

Weidner W, Colpi GM, Hargreave TB, Papp GK, Pomerol JM, Ghosh C; EAU Working Group on Male Infertility (2002). EAU guidelines on male infertility. Eur Urol;42:313-22.

World Health Organization (WHO) (2000). WHO Manual for the Standardized Investigation, Diagnosis and management of the infertile male. Cambridge: Cambridge University Press.

World Health Organization (WHO) (1992). Laboratory manual for the examination of human semen and sperm-cervical mucus interaction. 3rd ed. Cambridge, UK; Cambridge University Press.

Preguntas de los usuarios: '¿Puedo sufrir problemas de fertilidad por mi edad avanzada o eso solamente les afecta a las mujeres?', '¿Cómo puedo saber si soy un hombre fértil?', '¿Cuánto cuestan las pruebas de fertilidad masculina?', '¿Cómo se puede saber si un hombre es estéril sin pruebas médicas? ¿Hay alguna prueba casera de fertilidad o que vendan en farmacias?', '¿Dónde se hacen las pruebas de fertilidad masculina?' y '¿Las pruebas de fertilidad masculina se pueden hacer gratis en la Seguridad Social?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV
 Patricia Recuerda Tomás
Patricia Recuerda Tomás
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Alcalá de Henares. Tiene un Máster sobre la Base Teórica y Procedimientos de Laboratorio de Reproducción Asistida por la Universidad de Valencia. Cuenta con una amplia experiencia en varios laboratorios de reproducción asistida. Más sobre Patricia Recuerda Tomás
Número de colegiado: 19882M
 Sara Salgado
Sara Salgado
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), con Máster en Reproducción Humana Asistida por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Título de Experto Universitario en Técnicas de Diagnóstico Genético por la Universidad de Valencia (UV). Más sobre Sara Salgado
Dr. Sergio  Rogel Cayetano
Dr. Sergio Rogel Cayetano
Ginecólogo
Licenciado en Medicina por la Universidad Miguel Hernández en Alicante con la especialidad de Ginecología y Obstetricia en el Hospital General de Alicante. Amplió su experiencia en reproducción asistida mientras trabajaba en diferentes clínicas de Alicante y Murcia, hasta que en el año 2011 se unió al equipo médico de IVF Spain.

Más sobre Dr. Sergio Rogel Cayetano
Número de colegiado: 03-0309100

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.