Hormonas sexuales masculinas y femeninas – ¿Qué funciones tienen?

Por (ginecóloga), (ginecólogo) y (embrióloga).
Actualizado el 11/06/2019

Las hormonas sexuales tienen múltiples funciones tanto en el hombre como en la mujer. En general, son las responsables de la aparición de los caracteres sexuales secundarios en la pubertad y, posteriormente, se encargan de regular todo el ciclo reproductivo.

En la mujer, las hormonas sexuales son producidas por el ovario y se encargan de regular todo el ciclo menstrual y actuar sobre el endometrio.

En el hombre, las hormonas sexuales se sintetizan en los testículos e intervienen en la producción de espermatozoides (espermatogénesis).

Control de la producción hormonal

Las hormonas sexuales se encuentran en ambos sexos. Sin embargo, su concentración es diferente en función de si se trata de un hombre o una mujer. Por ejemplo, los andrógenos son hormonas sexuales típicas masculinas, mientras que los estrógenos son hormonas sexuales típicas femeninas.

A pesar de todo esto, el sistema endocrino que regula la producción de las hormonas sexuales en las gónadas es igual en ambos sexos. Esta regulación reproductora se inicia en el cerebro, en el cual destacan dos estructuras principales:

Hipotálamo
está situado en la base del cerebro y es el responsable de secretar la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH) de manera pulsátil. A su vez, la GnRH estimula a la hipófisis para que libere otras hormonas reproductivas.
Hipófisis
se encuentra en la glándula pituitaria del cerebro y es la encargada de secretar las gonadotropinas en respuesta a la GnRH que llega a través del sistema portal. Las gonadotropinas son las hormonas estimulantes tanto del testículo como del ovario.

Las gonadotropinas, también llamadas hormonas hipofisiarias, se enumeran a continuación:

FSH
hormona foliculoestimulante. Actúa directamente sobre las gónadas para estimular la producción de gametos, es decir, óvulos y espermatozoides.
LH
hormona luteinizante. También actúa sobre las gónadas, pero tiene diferentes funciones.
Prolactina
tiene una regulación distinta a las hormonas anteriores, pues su producción depende de la dopamina secretada por el hipotálamo. Su función es estimular la producción de leche en las glándulas mamarias.

Por otra parte, la hipófisis también se encarga de la secreción de las hormonas oxitocina y vasopresina, las cuales tienen varias funciones tanto en el hombre como en la mujer.

Hormonas sexuales masculinas

Las hormonas hipofisiarias actúan sobre los testículos del hombre para regular sus dos funciones principales:

La espermatogénesis
producción de espermatozoides en respuesta a la FSH. Tiene lugar en las células de Sertoli que se encuentran dentro de los túbulos seminíferos del testículo.
La esteroidogénesis
producción de hormonas esteroideas, como la testosterona, en respuesta a la LH. Tiene lugar en las células de Leydig que se encuentran en el tejido intersticial de los testículos.

Ambas funciones se encuentran perfectamente reguladas por un sistema de feedback positivo y negativo que involucra a la testosterona, la hormona sexual masculina por excelencia. Por una parte, la testosterona estimula la producción espermática. Sin embargo, cuando el nivel de testosterona aumenta en la sangre, ésta envía una señal al cerebro para que deje de sintetizar LH y, de esta manera, también cesa la producción de más testosterona.

La testosterona tiene origen esteroideo, lo cual significa que proviene del colesterol. Además de la función de regulación ya comentada, tiene otras funciones que son muy importantes para el hombre:

  • Desarrollo del aparato genital (pene y testículos) en el feto de sexo masculino.
  • Promueve el crecimiento del pene, los testículos y las glándulas secretoras sexuales en la pubertad.
  • Es la responsable de la aparición de los caracteres sexuales masculinos: masa muscular, densidad ósea, vello corporal, incremento de la libido, cambio de la voz, etc.

Para obtener información más detallada sobre la testosterona, te recomendamos visitar el siguiente post: La hormona testosterona.

Otra hormona importante para el sexo masculino es la inhibina sintetizada por las células de Sertoli. Tiene una función de regulación de la espermatogénesis que es contraria a la testosterona. La inhibina aumenta con la producción espermática y, a continuación, envía una señal al cerebro para disminuir la secreción de FSH.

Hormonas sexuales femeninas

Las hormonas sexuales sintetizadas por el ovario de la mujer son los andrógenos, los estrógenos y los progestágenos.

Al igual que ocurre con el testículo, la regulación de esta esteroidogénesis depende de la FSH y la LH. En este caso, la producción hormonal sigue los siguientes pasos:

  1. La LH estimula la producción de andrógenos en las células de la Teca de los folículos ováricos.
  2. A continuación, los andrógenos son convertidos en estrógenos en las células de la granulosa, acción estimulada por la FSH.
  3. Se inicia el ciclo menstrual y la producción de estrógenos va aumentando.
  4. A mitad del ciclo menstrual, hay un aumento pronunciado de la LH que provoca la ovulación de un óvulo maduro.
  5. Después de la ovulación, las células de la granulosa inician la síntesis de progesterona y el folículo se convierte en un cuerpo lúteo.

Esta producción de hormonas sexuales femeninas también se encuentra regulada por complejos sístemas de feedback, los cuales también regulan todas las etapas del ciclo menstrual. Para ampliar la información sobre esto, puedes seguir leyendo el siguiente artículo: ¿Qué ocurre en el ciclo menstrual?

A continuación, vamos a profundizar más en las principales hormonas sexuales femeninas:

Estrógenos

El estrógeno más importante es el estradiol. Aunque su mayor producción es el ovario, también tiene lugar en las glándulas suprarrenales.

La producción de estradiol aumenta en la pubertad, se mantiene constante durante el periodo fértil y, finalmente, desciende en la menopausia. No obstante, el estradiol varía su nivel en función del momento del ciclo menstrual en el que se encuentre la mujer.

Las funciones del estradiol a lo largo de la vida reproductiva de la mujer son las siguientes:

  • Se encarga del desarrollo del aparato genital femenino: ovarios, útero y vagina.
  • Es la responsable de la aparición de los caracteres sexuales secundarios femeninos en la pubertad: desarrollo de los pechos, inicio de la menstruación, crecimiento del vello, voz más aguda, cambios en el esqueleto, etc.
  • Asegura el crecimiento de un solo folículo ovárico en cada ciclo menstrual.
  • Activa la producción de la LH para desencadenar la ovulación.
  • Favorece el crecimiento del endometrio durante la primera mitad del ciclo menstrual.
  • Disminuir la viscosidad del flujo vaginal durante los días fértiles.

Si te interesa conseguir una mayor información sobre los estrógenos, puedes seguir leyendo aquí: Los estrógenos.

Progesterona

La progesterona es una hormona sexual esteroidea muy importante durante el ciclo menstrual y, sobre todo, para el mantenimiento del embarazo.

Los órganos principales que sintetizan progesterona son los ovarios y la placenta, pero también puede ser secretada por las glándulas adrenales y el hígado.

Al igual que el estradiol, la producción de progesterona se inicia con la pubertad y disminuye con la llegada de la menopausia. En cierta medida, la progesterona también actúa en el desarrollo de los caracteres secundarios.

No obstante, las principales funciones de la progesterona son las siguientes:

  • Convierte al endometrio en receptivo para que pueda tener lugar la implantación embrionaria.
  • Relaja los músculos del útero para favorecer la implantación.
  • Espesa el moco cervical para formar el tapón mucoso.
  • Estimula la producción de leche materna después del parto.
  • Su descenso provoca la llegada de la menstruación al final del ciclo menstrual.

Para continuar leyendo sobre este tema, te invitamos a visitar el siguiente artículo: La progesterona.

Preguntas de los usuarios

¿Qué hormonas son imprescindibles analizar en un estudio de fertilidad básico?

Por Dra. Elena Santiago Romero (ginecóloga).

Si la mujer tiene ciclos regulares, con solicitar la Hormona Antimulleriana es suficiente para que podamos saber cómo está su reserva ovárica. Sin embargo, si los ciclos son irregulares, necesitaremos solicitar otras hormonas como la FSH, LH, estradiol o prolactina para saber la causa: síndrome de ovario poliquístico, menopausia, hiperprolactinemia, etc. En todos los casos pediremos también las hormonas tiroideas, ya que es importante comprobar que los niveles son normales de cara a la fertilidad y al embarazo.

¿Qué pasa si las hormonas sexuales femeninas se encuentran bajas?

Por Dr. Mark P. Trolice (ginecólogo).

El nivel de las hormonas sexuales en la mujer varía en función de la fase del ciclo menstrual. Por esta razón, los análisis de sangre para medir la concentración hormonal deben hacerse al inicio del ciclo menstrual, momento en el cual las hormonas se encuentran en estado basal.
Leer más

¿Es posible aumentar las hormonas sexuales en la mujer?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Existen fármacos hormonales que sirven para influir en la concentración hormonal y controlar el ciclo menstrual. En este sentido, encontramos los siguientes medicamentos:

Anticonceptivos
están compuestos por estrógenos y progesterona, de manera que se consigue inhibir la ovulación e impedir el embarazo.
Gonadotropinas
sirven para hacer una estimulación ovárica en las pacientes que se someten a un tratamiento de reproducción asistida.
Parches de estrógenos y óvulos de progesterona
se utilizan para preparar el endometrio durante un ciclo sustituido de fecundación in vitro.

Para obtener más información sobre estos fármacos, puedes hacer clic en el siguiente enlace: Medicamentos utilizados en la estimulación ovárica controlada.

Lectura recomendada

En este artículo hemos comentado todas las hormonas masculinas y sus funciones. No obstante, si quieres saber cuáles son los valores de referencia de cada una de ellas para valorar la fertilidad, te recomendamos leer el siguiente post: Análisis hormonal en el hombre.

Igualmente, es posible evaluar el estado de la fertilidad femenina con la medición de las hormonas sexuales. Para más información sobre esto, puedes visitar el siguiente post: Análisis hormonal en la mujer.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

Dra. Elena Santiago Romero
Dra. Elena Santiago Romero
Ginecóloga
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid. Cuenta con un Máster en Reproducción Humana por la Universidad Rey Juan Carlos e IVI. Con varios años de experiencia como ginecóloga especialista en reproducción asistida. Más sobre Dra. Elena Santiago Romero
Número de colegiado: 282864218
Dr. Mark P. Trolice
Dr. Mark P. Trolice
Ginecólogo
Doctor en Medicina, con especialidad en Ginecología y Obstetricia, por la Rutgers Robert Wood Johnson Medical School de Nueva Jersey (EE. UU.). Profesor asociado en el Departamento de Ginecología y Obstetricia de la University of Central Florida College of Medicine. Director de la clínica Fertility Care: The IVF Center. Título de Top Doctor in America. Más sobre Dr. Mark P. Trolice
Licencia médica: ME 78893
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.