La preservación de la fertilidad: congelar óvulos y esperma

Por (embriólogo senior), (ginecóloga), (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 03/02/2020

En la actualidad, los avances en medicina permiten afrontar soluciones para que hombres y mujeres puedan cumplir su deseo reproductivo en el momento adecuado.

La preservación de la fertilidad consiste en la obtención y congelación de óvulos y espermatozoides en pajuelas u otros métodos de congelación, y mantenerlos sumergidos en nitrógeno líquido durante un tiempo ilimitado. Así, estas células se pueden preservar intactas hasta el momento en el que se desee tener descendencia y se podrán utilizar en un tratamiento de reproducción asistida con elevadas tasas de éxito.

La congelación de tejido ovárico y testicular son alternativas a la criopreservación de óvulos y espermatozoides. Sin embargo, la seguridad y eficacia de estos métodos no ha sido demostrada todavía.

A continuación tienes un índice con los 8 puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Cuándo se necesita preservar la fertilidad?

Principalmente, existen dos casos concretos en los que se recomienda preservar la fertilidad:

  • Pacientes oncológicos: los tratamientos de quimioterapia y radioterapia son muy agresivos y pueden atacar a las células precursoras de óvulos y espermatozoides. En estos casos, se pueden congelar los gametos para evitar tener que recurrir en el futuro a donantes de óvulos y/o de semen.
  • Deseo de retrasar la maternidad: la mujer nace con una cantidad finita de óvulos, que se va reduciendo con el tiempo. Además, no solo va reduciendo la cantidad de óvulos, sino que también disminuye la calidad de los mismos.

En el siguiente vídeo, la Dra. Irene Romero, especialista en Ginecología y Obstetricia, nos comenta que:

A día de hoy nos gusta hablar de la preservación de la fertilidad como una oportunidad. Una oportunidad para que sean las pacientes sus propias donantes en caso de que necesiten recibir una ovodonación.

Preservación de la fertilidad en mujeres

Hoy en día, el número de mujeres que decide preservar su fertilidad ha crecido considerablemente. La causa principal de este aumento ha sido la tendencia cada vez más marcada a retrasar la maternidad, ya sea por el ritmo de vida o por la situación socio-económica en la que vivimos.

Otras razones por la que muchas mujeres deciden preservar su fertilidad es porque van a ser sometidas a un tratamiento oncológico o porque sufren enfermedades que afectan a la reserva ovárica, como es el caso de la endometriosis.

A continuación, se detallan las diferentes alternativas que tienen las mujeres para preservar su función reproductiva.

Vitrificación de óvulos

La vitrificación de óvulos es una técnica de reproducción asistida que consiste en la criopreservación ultrarrápida de óvulos a bajas temperaturas. Los óvulos se almacenan congelados dentro de tanques de nitrógeno líquido denominados bancos de óvulos durante un tiempo ilimitado sin perder sus características físicas y funcionales.

Por tanto, la principal ventaja de la vitrificación ovocitaria es que mantiene la calidad de los ovocitos durante todo el tiempo hasta que la mujer decida utilizarlos.

Para poder vitrificar óvulos es necesario que la mujer se administre la medicación hormonal que provocará la maduración de varios óvulos a la vez, y así poder aspirarlos directamente del ovario mediante punción folicular.

Posteriormente, los óvulos obtenidos se congelan mediante el método de vitrificación y se almacenan en el banco de óvulos de forma indefinida. Cuando la mujer desee ser madre deberá recurrir a una fecundación in vitro (FIV) con sus óvulos congelados

Si deseas obtener más información sobre esta técnica para preservar la fertilidad femenina, puedes seguir leyendo en el siguiente artículo: ¿Qué es la vitrificación de óvulos y cuáles son sus ventajas?

Criopreservación de embriones

Una alternativa a la vitrificación de óvulos que se ofrece a las parejas heterosexuales es congelar los óvulos fecundados, cuando ya han empezado a dividirse, es decir, la congelación de los embriones.

El proceso de congelación de embriones es similar al de vitrificación de óvulos. Los embriones se introducen en un medio con crioprotectores y se colocan en pajuelas de vitrificación. A continuación, las pajuelas se almacenan en un banco de embriones, donde permanecen congelados en nitrógeno líquido hasta ser utilizados.

Si te interesa obtener más información sobre esta técnica en concreto, puedes obtener más detalles aquí: ¿Qué es la vitrificación de embriones? - Cuándo y cómo se hace.

Transposición ovárica

La transposición ovárica, también conocida como ovariopexia, es un método de preservación de la fertilidad femenina que impide posibles lesiones en las gónadas en caso de padecer cáncer.

Esta técnica consiste en mover los ovarios a otra parte del cuerpo, con el objetivo de alejarlos del lugar donde se va a realizar la radioterapia. Una vez terminado el tratamiento oncológico, los ovarios se vuelven a colocar en su posición original.

Congelación de tejido ovárico

La congelación del tejido ovárico es una técnica experimental, por lo que todavía no se lleva a cabo. Este método de preservación estaría recomendada en niñas prepúberes diagnosticadas de cáncer.

El procedimiento para congelar tejido ovárico consiste en realizar una biopsia para extraer pequeños trozos de la corteza de los ovarios de la mujer, lugar donde se produce el desarrollo de los óvulos en la edad adulta. Cabe destacar que la corteza de los ovarios de las niñas prepúberes contiene las células precursoras de óvulos.

El tejido inmaduro extraído se disecciona en finas láminas y se congelan en nitrógeno líquido. Posteriormente, una vez se haya confirmado que el cáncer ha desaparecido y se alcance la edad adulta, estas láminas se autotrasplantan en el ovario o en otra parte del cuerpo, como por ejemplo en el brazo.

Preservación de la fertilidad en hombres

La preservación de la fertilidad masculina se lleva a cabo mediante la congelación de semen. Sin embargo, existe otra técnica experimental, la congelación de tejido testicular, aunque aún no está en práctica.

En cualquier caso, la calidad seminal de los hombres que van a someterse a un tratamiento oncológico puede verse alterada. Por este motivo, es importante tener conocimiento sobre la preservación de su fertilidad. De esta forma, los hombres tendrán la posibilidad de ser padres una vez superado el cáncer.

A continuación, se detallan cada una de las opciones para preservar la fertilidad masculina.

Congelación de esperma

Cuando un hombre se va a someter a un tratamiento antitumoral (radioterapia o quimioterapia), la congelación de semen es la opción más sencilla para preservar la fertilidad masculina. Además, en la actualidad es la única alternativa disponible para preservar la función reproductiva de los hombres.

Otros casos en los que está indicado la congelación de semen son los siguientes:

  • Pacientes que se van a realizar una vasectomía.
  • Pacientes con mala calidad espermática.
  • Pacientes con dificultad para obtener la muestra.
  • Donantes de semen.
  • Transexuales.

Para congelar y guardar semen no es necesario tomar ninguna medicación. Simplemente, el hombre debe recoger una muestra de semen con una abstinencia sexual previa de entre 3 y 5 días. Una vez obtenida la muestra, se analizará la calidad de la misma en el laboratorio mediante un seminograma.

Finalmente, el semen se procesa para obtener los espermatozoides de mejor calidad e introducirlos en pajuelas, que se sellan y se guardan en un banco de semen. Las muestras de esperma congelado permanecerán almacenadas hasta que el hombre decida tener descendencia.

El embriólogo Antonio Alcaide nos comenta que:

El factor limitante para poder congelar una muestra es la calidad de la muestra, la cantidad de espermatozoides y el número de espermatozoides que se muevan.

Congelación de tejido testicular

La congelación de tejido testicular es una técnica experimental que se recomienda en los casos de varones jóvenes que no han llegado a la pubertad, y por tanto, no pueden congelar su semen.

El proceso es similar al de la congelación de tejido ovárico. Se trata de extraer pequeños fragmentos de la corteza de los túbulos seminíferos de los testículos, lugar donde se encuentran las células germinales de los espermatozoides. Posteriormente, este tejido se congela hasta que pueda ser utilizado.

Precios

Los precios varían en función del tratamiento y de la complejidad del proceso. La técnica más sencilla y la de menor coste es la congelación de semen, cuyo precio oscila entre los 200 y 700€.

La congelación de óvulos y embriones son técnicas más complejas y laboriosas, por lo que su coste es más elevado. La congelación de embriones puede costar 3.500-6.000€, mientras que congelar óvulos tiene un precio de 2.500-4.000€. En ambos casos, es necesario un proceso de estimulación hormonal, por lo que habrá que sumar entre 1.000 y 1.200€ adicionales por la medicación, que no suele estar incluida en el precio.

Si estás pensando en preservar tu fertilidad para tener un bebé en el futuro, te recomendamos usar esta "herramienta", en 3 simples pasos te permitirá conocer las clínicas de tu zona que cumplen nuestro riguroso criterio de calidad. Además, te llegará un informe con consejos útiles a la hora de visitar las clínicas.

Preguntas de los usuarios

¿Hasta qué edad se pueden congelar óvulos? ¿Se pueden congelar a los 41 años?

Por Sara Salgado (embrióloga).

No hay una edad límite para congelarlos, se puede hacer cuando se desee. Sin embargo, lo ideal es hacerlo cuando la mujer es joven y sus óvulos son de buena calidad. Así, habrá una mayor probabilidad de éxito cuando se haga el tratamiento de fecundación in vitro para tener descendencia.

¿Cómo se pueden congelar esperma y óvulos en casa?

Por Sara Salgado (embrióloga).

Estas células no se pueden congelar en casa, debe hacerse en un centro médico especializado. Para que óvulos y espermatozoides puedan utilizarse más adelante, deben congelarse en unas condiciones específicas que no se pueden conseguir en casa. Además, para congelar óvulos primero habría que extraerlos quirúrgicamente.

¿Cómo se pueden conservar los espermatozoides vivos?

Por Sara Salgado (embrióloga).

Los métodos de congelación de semen actuales permiten mantener prácticamente intactos a los espermatozoides. Gracias a los crioprotectores que se utilizan y a la congelación rápida que es emplea, se conservan sin sufrir ningún daño y las tasas de supervivencia son elevadas.

¿Cuál es la duración del esperma congelado?

Por Sara Salgado (embrióloga).

Pueden mantenerse congelados durante tiempo indefinido. El método empleado para la congelación permite conservar las muestras sin que sufran daño y manteniendo prácticamente intactas sus características físicas y funcionales.

¿La preservación de la fertilidad en pacientes oncológicos es posible en la Seguridad Social?

Por Sara Salgado (embrióloga).

Sí, tanto los hombres como las mujeres con cáncer pueden preservar su fertilidad para poder tener hijos en el futuro cuando se hayan recuperado. De hecho, los pacientes oncológicos suelen tener prioridad en la Seguridad Social. Sin embargo, las mujeres que quieran congelar sus óvulos para retrasar la maternidad deberán acudir a un centro privado.

Lectura recomendada

Durante todo el artículo hemos hablado de la congelación y vitrificación. Si deseas conocer la diferencia entre estos dos términos, te recomiendo visitar el siguiente artículo: ¿Qué es la congelación y vitrificación de gametos y embriones?

Además, la preservación de la fertilidad es muy importante en pacientes con cáncer para poder tener hijos en un futuro. Si te interesa este tema, te animamos a visitar el siguiente artículo: Preservar la fertilidad en mujeres con cáncer.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Callejo J. Preservación de la fertilidad en la paciente oncológica. ED. Glosa 2009. The Practice Committes of the ASRM and teh SART. Madure oocyte criopreservation: a guideline. Fertil. Steril. 2012.

Domingo J. García Velasco JA Preservación de la fertilidad en pacientes con cáncer. Cuadernos de Medicina Reproductiva. Vol. 15 nº 1. 2009.

Fertility Assessment and treatment for people with fertility problems. NHS. NICE clinical guideline 156. February 2013.

Garcia Velasco JA et al. Five years' experience using oocyte vitrification to preserve fertility for medical and non-medical indications. Fertil.Steril. 2013

GrisJM y Callejo J. Preservación dela fertilidad: estrategias en pacientes sometidas a tratamientos citotóxicos antes de recurrir a la donación de ovocitos. En: Donación de Ovocitos. Nadal J. Ed: Momento Médico Iberoamericana 2010.

Callejo J y cols. Congelación de embriones por indicación oncológica y/o enfermedad grave. En: Donación de embriones. Nadal J. Ed. Momento Médico 2013.

Matorras R. y Hernández J. Estudio y tratamiento de la pareja estéril. Recomendaciones SEF 2007.

Nichole Wyndham, B.A. A persistent misperception: assisted reproductive technology can reverse the ‘‘aged biological clock’’. Fertil Steril 2012

Preguntas de los usuarios: '¿Hasta qué edad se pueden congelar óvulos? ¿Se pueden congelar a los 41 años?', '¿Cómo se pueden congelar esperma y óvulos en casa?', '¿Cómo se pueden conservar los espermatozoides vivos?', '¿Cuál es la duración del esperma congelado?' y '¿La preservación de la fertilidad en pacientes oncológicos es posible en la Seguridad Social?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dr. Antonio Alcaide Raya
Dr. Antonio Alcaide Raya
Embriólogo Senior
Licenciado en Biología y Experto en Genética Médica. Máster en Biología y Embriología del Desarrollo por la Universidad de Valencia (UV). Miembro de la junta directiva de ASEBIR y director de laboratorio en ReproFiv. Más sobre Dr. Antonio Alcaide Raya
Dra. Irene Romero Romeo
Dra. Irene Romero Romeo
Ginecóloga
La Dra. Irene Romero es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Cantabria en el año 2014, con la especialidad en Ginecología y Obstetricia en el Hospital Universitario de Cruces en 2019. Actualmente, trabaja como ginecóloga en el Hospital Universitario de Basurto y en la clínica Reproducción Bilbao. Más sobre Dra. Irene Romero Romeo
Nº colegiado: 484811822
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV
 Sara Salgado
Sara Salgado
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), con Máster en Reproducción Humana Asistida por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Título de Experto Universitario en Técnicas de Diagnóstico Genético por la Universidad de Valencia (UV). Más sobre Sara Salgado

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.