¿Qué es y cómo afecta el cáncer testicular a la fertilidad masculina?

Por (ginecólogo) y (embrióloga).
Actualizado el 10/12/2018

El cáncer de testículo es una patología poco frecuente, pero que afecta principalmente a hombres jóvenes en edad fértil. A pesar de ello, estos tumores son curables en la mayoría de los casos y tienen una alta tasa de supervivencia.

Los expertos recomiendan la autopalpación temprana de los testículos para detectar cualquier indicio, como por ejemplo un bulto.

En caso de confirmarse el cáncer testicular, se aconseja a todos estos varones congelar su semen antes del tratamiento anticancerígeno con tal de preservar su fertilidad.

Tipos de cáncer testicular

El cáncer de testículo es el tumor más usual en los hombres entre los 15 y los 40 años de edad.

Aunque su tasa de mortalidad ha descendido hasta ser menos del 1% en España, el hecho de afectar a varones en edad reproductiva hace que el cáncer de testículo sea algo muy serio para aquellas parejas que desean tener hijos.

El cáncer testicular y sobre todo los tratamientos para erradicarlo (quimioterapia y radioterapia) afectan gravemente a la fertilidad masculina.

El pronóstico y tratamiento del cáncer testicular depende básicamente del tipo de tumor.

Más del 90% de los tumores testiculares se generan en las células germinales, donde tiene lugar la espermatogénesis o producción de espermatozoides. Por esta razón, estos tumores también son denominados tumores de las células germinales, que a su vez se diferencian en los siguientes tipos:

Seminoma

Los seminomas representan el 40% de los tumores testiculares aproximadamente. Se caracterizan por ser tumores de crecimiento lento y no suelen propagarse a otras partes del cuerpo.

Un marcador tumoral de este tipo de cáncer es la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG), la cual suele encontrarse elevada y se utiliza para diagnosticar el cáncer testicular.

Además, los seminomas se clasifican en dos subtipos:

Seminoma clásico
es el más común y suele afectar a hombres entre los 25 y 45 años.
Seminoma espermatocítico
es muy poco común y se presenta en edades más avanzadas, alrededor de los 65 años.

Puesto que son tumores que crecen muy lentamente, su pronóstico es muy bueno y son muy sensibles a la radioterapia.

No seminoma

Los tumores no seminomas representan el 60% de los tumores testiculares y suelen aparecer a edades más tempranas, entre los 15 y 35 años.

Estos tumores se desarrollan más rápidamente y, por lo tanto, son más graves.

Los subtipos principales de tumores germinales no seminomas son los siguientes:

Carcinoma embrionario
es el más frecuente y muy agresivo, pues el tumor suele propagarse a otros órganos rápidamente. Los marcadores tumorales de este tipo de cáncer son la hCG y la alfafetoproteína (AFP).
Carcinoma del saco vitelino
es la forma más común en niños y jóvenes, y tiene grandes posibilidades de curación. Sin embargo, en edades más adultas suelen ser más complicados. El marcador tumoral principal también es la alfafetoproteína.
Coriocarcinoma
es un tumor muy poco habitual que afecta a varones adultos. Crece muy rápidamente y puede propagarse a otras partes del cuerpo. El marcador tumoral principal es la hCG.
Teratoma
son tumores que presentan células de las tres capas embrionarias: el endodermo, el mesodermo y el ectodermo. Suelen aparecer como partes de tumores de células germinales mixtas y no aumentan los niveles de hCG ni de AFP.

Los tumores con células germinales mixtas contienen células seminomas y células no seminomas. Este tipo de cáncer testicular se trata de igual forma que los no seminomas, ya que crecen y se propagan como éstos.

Factores de riesgo

Las causas exactas del cáncer son desconocidas, aunque se sabe que el estilo de vida del individuo puede tener relación y aumentar la probabilidad de sufrir algún tipo de tumor.

En concreto, los factores de riesgo del cáncer de testículo son los siguientes:

  • Criptorquidia: testículo no descendido después del nacimiento.
  • Antecedentes familiares de cáncer testicular.
  • Infección por VIH.
  • Factores ambientales: hombres que por su trabajo están expuestos a productos químicos o radiación.
  • Alteraciones genéticas como el Síndrome de Klinefelter que causan un desarrollo anormal de los testículos.
  • La raza o grupo étnico: los hombres blancos tienen una mayor incidencia de cáncer testicular que los hombres afroamericanos.

Cabe destacar que el hecho de presentar uno o varios factores de riesgo no implica que el hombre vaya a padecer cáncer testicular.

Síntomas y diagnóstico

En primer lugar, todos los especialistas en este campo insisten en la importancia de hacer un diagnóstico precoz del cáncer testicular, de manera que pueda aplicarse un tratamiento fácil y rápido para eliminar el tumor sin que la salud del varón se vea gravemente afectada.

Para ello, se recomienda a todos los jóvenes, desde la edad escolar, realizar frecuentemente una autopalpación testicular que permita detectar cualquier indicio de cáncer, como la aparición de un bulto en la zona testicular.

Otros signos y síntomas que hay que tener en cuenta con tal de detectar el cáncer de testículo son los siguientes:

  • Inflamación o bulto no doloroso en el testículo
  • Cambio de tamaño, forma y/o textura del testículo
  • Sensación de pesadez en el escroto
  • Molestias en la zona testicular
  • Dolor en la parte baja del abdomen, espalda o ingles
  • Acumulación de líquido en el escroto
  • Aumento de tamaño o sensibilidad de las mamas

A pesar de todo lo comentado aquí, algunos hombres no presentan síntomas de cáncer testicular y éste solamente puede ser detectado al realizar pruebas médicas para otras enfermedades. Por ejemplo, al realizar una ecografía testicular durante un estudio de infertilidad masculina.

Puedes obtener toda la información detallada de cómo es el diagnóstico y la autoexploración que debe llevarse a cabo para detectar este tipo de tumores en el siguiente artículo: Autoexploración testicular para prevenir el cáncer de testículos.

Tratamiento

El tratamiento para el cáncer testicular va a depender principalmente del tipo de tumor, de la etapa en la que se encuentra y de si afecta a uno o ambos testículos.

A continuación, vamos a describir los tratamientos anticancerígenos más importantes:

Cirugía
la extirpación del testículo (orquiectomía inguinal radical) está indicada para todos los tipos y etapas de cáncer testicular. Su tasa de curación es muy elevada, aunque a veces es necesario combinar la cirugía con quimioterapia o radioterapia para evitar recaídas.
Radioterapia
es muy efectiva en los tumores del tipo seminoma. Se dirigen rayos de energía de gran potencia hacia la zona testicular y así se destruyen las células cancerosas. Su tasa de curación es superior al 95% en los estadios tempranos, pero no es muy sensible a los tumores no seminomas.
Quimioterapia
es el tratamiento indicado cuando el tumor se ha extendido a otras partes del cuerpo. Consiste en la administración de medicamentos (bleomicina, carboplatino, etopósido o cisplatino, entre otros) para matar las células cancerosas.

Efectos sobre la fertilidad

El cáncer testicular no causa problemas de esterilidad masculina. Sin embargo, son los tratamientos contra el cáncer los responsables de que muchos varones presenten dificultad para tener hijos después de haberse curado.

Los efectos o secuelas sobre la fertilidad masculina van a depender del tipo de tratamiento. En primer lugar, la extirpación de un testículo no altera la función sexual del varón ni los parámetros seminales. El testículo restante es capaz de seguir produciendo la misma cantidad de espermatozoides y hormonas sexuales para suplir todas las necesidades.

Por otra parte, la radioterapia y quimioterapia sí afectan a la espermatogénesis de ambos testículos y pueden provocar infertilidad temporal o permanente en función de la agresividad del tratamiento.

Por esta razón, la mejor opción para poder ser padre en un futuro es preservar la fertilidad mediante la congelación de semen. Tan solo es necesario que el hombre deje una muestra de semen en el laboratorio después de 3-5 días de abstinencia.

Puedes obtener toda la información sobre este procedimiento en el siguiente link: Congelación de esperma: indicaciones, proceso y resultados.

Si estás pensando en preservar tu fertilidad para tener un bebé en el futuro, te recomendamos obtener este informe de fertilidad personalizado, con información detallada de las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Preguntas de los usuarios

¿La fertilidad masculina se encuentra afectada en varones con un solo testículo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

El hecho de poseer un solo testículo, ya sea de nacimiento o debido a una enfermedad posterior como el cáncer, no implica que exista un problema de fertilidad. Si el testículo que queda funciona correctamente y la espermatogénesis no está afectada, el hombre podrá dar lugar a un embarazo natural sin ningún problema.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de testículo avanzado?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Los síntomas del cáncer testicular no siempre son fáciles de detectar, ni en etapas tempranas ni en estadios más avanzados cuando el cáncer se ha propagado a otras localizaciones del cuerpo.

No obstante, algunos síntomas de esta metástasis pueden ser los siguientes:

  • Dolor en la espalda baja si hay propagación a los ganglios linfáticos.
  • Dificultad para respirar, tos o dolor en el pecho en caso de metástasis pulmonar.
  • Dolor abdominal si hay metástasis en el hígado.
  • Dolor de cabeza o confusión cuando el cáncer se propaga hacia el cerebro.

¿Puedo tener una recaída de cáncer testicular?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Desgraciadamente sí. Las personas que ya han sufrido un cáncer de testículo tienen un probabilidad mayor de volver a tener este tipo de tumor, por ejemplo en el otro testículo. Es lo que se conoce como cáncer de testículo recurrente o recidivante.

Por eso, es muy importante que todos los pacientes que hayan tenido cáncer testicular realicen controles periódicos con el urólogo, sobre todo los dos años posteriores de haber terminado con la terapia contra el cáncer.

Una vez superado el cáncer y viendo que la calidad del semen es baja, ¿se aconsejaría una FIV convencional o se pasaría directamente a una ICSI?

Por Dr. Juan Antonio García Velasco (ginecólogo).

Una vez curado del cáncer, el varón puede ser fértil. En el caso de que no sea así, podría recurrir a usar los espermatozoides que congeló antes de su tratamiento. En estos casos, al tratarse de un semen muy valioso por ser escaso (tan sólo una o dos muestras congeladas), se recurre a ICSI directamente, ya que con un único espermatozoide se puede conseguir gestación. Así, en caso de desear más hijos, aún quedaría muestra congelada.

Lectura recomendada

Si te interesa obtener más información sobre los efectos del cáncer sobre la fertilidad de hombres y mujeres, te recomendamos seguir leyendo aquí: ¿Cómo afecta el cáncer a la fertilidad masculina y femenina?

Por otra parte, te animamos a informarte más sobre la preservación de la fertilidad en varones con cáncer en el siguiente post: Opciones actuales para preservar la fertilidad en hombres con cáncer.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Aberger M, Wilson B, Holzbeierlein JM, Griebling TL, Nangia AK. Testicular self-examination and testicular cancer: a cost-utility analysis. Cancer Med. 2014 Dec;3(6):1629-34.

American Cancer Society. Cancer Facts & Figures 2017. Atlanta, Ga: American Cancer Society; 2017

Goriely A, Hansen RMS, Taylor IB, Olesen IA, Jacobsen GK, McGowan SJ, Pfeifer SP, McVean GAT, Rajpert-De Meyts E and Wilkie AOM. Activating mutations in FGFR3 and HRAS reveal a shared genetic origin for congenital disorders and testicular tumors. Nature Genetics 2009; 41:1247–1252

Horwich A, Shipley J, Huddart R. Testicular germ-cell cancer. Lancet. 2006;367:754-765

Moirano G, Zugna D, Grasso C, Mirabelli D, Lista P, Ciuffreda L, Segnan N, Merletti F, Richiardi L. Postnatal risk factors for testicular cancer: The EPSAM case-control study. Int J Cancer. 2017 Nov 1;141(9):1803-1810.

Ostrowski KA, Walsh TJ. Infertility with Testicular Cancer. Urol Clin North Am. 2015 Aug;42(3):409-20.

Viatori M. Testicular cancer. Semin Oncol Nurs. 2012 Aug;28(3):180-9.

Preguntas de los usuarios: '¿La fertilidad masculina se encuentra afectada en varones con un solo testículo?', '¿Cuáles son los síntomas del cáncer de testículo avanzado?', '¿Puedo tener una recaída de cáncer testicular?' y 'Una vez superado el cáncer y viendo que la calidad del semen es baja, ¿se aconsejaría una FIV convencional o se pasaría directamente a una ICSI?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dr. Juan Antonio García Velasco
Dr. Juan Antonio García Velasco
Ginecólogo
Licenciado en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid. Especialista MIR en Obstetricia y Ginecología en el Hospital La Paz. Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid, con subespecialidad en Reproducción por la Universidad de Yale (EE. UU.). Profesor Titular de Ginecología en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Más sobre Dr. Juan Antonio García Velasco
Número de colegiado: 282842556
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.