El cáncer es una enfermedad bastante frecuente en la población actual. Puede aparecer en mujeres en edad fértil y provocarles daños importantes en sus órganos reproductivos.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

El tratamiento mediante quimioterapia y radioterapia puede ocasionar un fallo en la función ovárica, aumentando la posibilidad de infertilidad temporal o permanente. El daño ocasionado depende del tipo de tratamiento y de la agresividad de la lesión.

Cáncer en el tejido ovárico

Gracias a una serie de técnicas desarrolladas en el campo de la medicina reproductiva, las mujeres en edad reproductiva sometidas a tratamientos para combatir el cáncer tienen la opción de preservar su fertilidad. Entre las opciones existentes se puede realizar la extracción y congelación de óvulos o la congelación de parte del tejido ovárico antes de iniciar el tratamiento para posteriormente someterse a fecundación in vitro.

¿Qué es un trasplante de tejido ovárico?

El trasplante de tejido ovárico es una nueva técnica que consiste en la extracción y congelación de una parte de este tejido para posteriormente reimplantarlo en la paciente.

Esta técnica se basa en el hecho de que los folículos que contienen los ovocitos se encuentran en la parte exterior del ovario, por lo que se puede suturar el tejido en la médula de la receptora como si se tratara de un injerto de piel. Con ello se consigue recuperar la capacidad de producir hormonas ováricas, por lo que la mujer pude volver a ovular y concebir un hijo de forma natural o mediante una fecundación in vitro.

La receptora del injerto puede ser la misma a la que se le extrajo el tejido, es decir, autotransplante, o puede incorporarse el tejido a un paciente receptora diferente. En este último caso se debe prestar mucha atención a la compatibilidad inmunológica.

Tejido ovárico

¿De qué depende el éxito del trasplante?

Gracias a esta técnica, hoy en día existen varios nacimientos de niños mediante este procedimiento. No obstante, existen varios factores que determinan el éxito de la técnica. Entre ellos destacamos:

  • la accesibilidad a la zona.
  • factores ambientales como la temperatura.
  • el espacio para crecimiento folicular.
  • el fluido peritoneal.
  • el entorno hormonal.

Según un estudio publicado en la prestigiosa revista americana “Fertility and Sterility”, y realizado por investigadores de la Universidad de Kansas, para que esta técnica tenga el éxito deseado, se han de realizar transplantes repetidos.

En este estudio se ha visto que la congelación del tejido ovárico extraído, puede generar una pérdida de folículos que reducen las expectativas. Aún así, los niveles hormonales y de desarrollo folicular indicaron que la función ovárica regresaba entre 12 y 20 semanas después y en un segundo intento en tres pacientes se observó un regreso más rápido de la función ovárica, que duró entre 15 y 36 meses. Los síntomas y niveles elevados de progesterona en las pacientes indicaban una ovulación espontánea.

6 comentarios

  1. usuario
    Maria

    Amalur, yo también en 2007

  2. usuario
    Maria

    Amalur, yo también me lo hice, en 2007

  3. avatar
    Laura Garrido CasadoEspecialista en reproducción asistida
  4. usuario
    Amalur

    Yo me lo hice,
    qusiera hablar con alguna mujer que haya pasado por lo mismo, pero somos tan pocas…

    • usuario
      MARISA

      Yo no hice la congelación antes de mi cáncer de mama y ahora me surge la duda de si existe la donación por parte de otra mujer, si existe esta opción o bien de alguna mujer de mi familia. Gracias

  5. usuario
    Veronique

    ya se puede hacer de todo en este mundo…

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar