Ser madre tras superar un cáncer no se trata de una utopía o un caso excepcional. Gracias a los avances en los últimos años de la medicina reproductiva estas valientes mujeres pueden conseguir el embarazo.

Normalmente el cáncer no afectan a la fertilidad directamente, es el tratamiento, ya sea quimioterapia o radioterapia, el que provoca infertilidad. La mayoría de las mujeres no recuperan su ciclo ovárico normal y aquellas que consiguen ovular, producen óvulos de muy baja calidad.

Fertilidad y tratamientos contra el cáncer

Ante el diagnóstico de cáncer, los oncólogos deben informar sobre cómo se ve afectada la fertilidad. Siempre que el cáncer no sea hormonodependiente y se pueda esperar entre 10-15 días antes de empezar el tratamiento, se recomendará someterse a una estimulación ovárica para preservar la fertilidad mediante la vitrificación de óvulos. Si la mujer tiene pareja y ambos lo desean, se puede realizar una FIV con esos óvulos extraídos y criopreservar los embriones.

Por desgracia, no siempre es viable someterse a una estimulación ovárica, en ese caso se recurre a alternativas como la criopreservación de tejido ovárico.

¿Cómo se lleva a cabo la Criopreservación?

Mediante una biopsia se extrae tejido de corteza ovárica, que es la zona del ovario donde se encuentran los folículos primordiales (estructuras celulares que presentan en su interior el ovocito). Este tejido se vitrifica y posteriormente cuando la mujer ha superado la enfermedad, se trasplanta, recuperando la función ovárica.
Vitrificación
En ocasiones no se recupera de forma natural y se requiere administrar hormonas para la estimulación ovárica, tal y como se realiza en cualquier tratamiento de reproducción asistida. A pesar de que ya hay muchos bebés nacidos gracias a este método, todavía se considera una técnica experimental.

Otra técnica empleada ante la radioterapia es la transposición ovárica, mediante cirugía se traslada uno o ambos ovarios para alejarlos de la zona que va a recibir la radiación ionizada. Existen pocos casos, pero los resultados son prometedores.

Es necesario estudiar de forma específica cuál es la mejor opción, si no se ha podido recurrir a las técnicas anteriores y no se recupera la función ovárica, se puede realizar un tratamiento de fertilidad con ovodonación y ante daños uterinos permanentes o histerectomía recurrir a la gestación subrogada. Existen muchas formas de tener un hijo tras superar el cáncer.

Un comentario

  1. usuario
    Jimena García

    Buenos días, mi nombre es Jimena y tengo 29 años. Mi marido yo yo decidimos que buscaríamos el bebé de aquí un año cuando se pasaran mis malestares. Unos meses más tarde, descubrimos a qué se debían las molestias que tenía; tenía un pequeño tumor maligno. El médico me ha dicho que me harán radioterapia y para no dañar mis ovarios harán la transposición. Será suficiente o tendré secuelas? El doctor me ha dicho que me van a extraer óvulos antes de aplicar la radio por si acaso con la transposición no fuera suficiente.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar