Cómo afecta la radioterapia y quimioterapia a la fertilidad

Dado que los tratamientos de quimioterapia y radioterapia causan en la paciente un riesgo de lesión gonadal, los oncólogos deben poner en conocimiento a aquellas pacientes que vayan a tratarse con dichos métodos.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice

Cómo afecta la radioterapia y quimioterapia a la fertilidad

Lo más importante es valorar el riesgo de daño gonadal que existe y dar una opción individualizada a la paciente, a la vez que una información detallada. Es imprescindible contactar siempre con su oncólogo.

Combatir el Cáncer

Afectan numerosos factores a la hora de valorar tanto la radioterapia como la quimioterapia, pero tendremos en cuenta dos: el grado de toxicidad del tratamiento y la edad de la paciente.

Toxicidad del tratamiento

Es conocida la diferente capacidad de lesión ovárica por parte de los distintos tratamientos antineoplásicos, es decir, sustancias que impiden el desarrollo, crecimiento, o proliferación de células tumorales malignas. El fallo ovárico puede aparecer en un 15% de las leucemias agudas mieloblásticas tratadas, en un 44% de los linfomas no Hodgkin, en un 32% en el linfoma de Hodgkin o en un 50% en el cáncer de mama.

Radioterapia

El efecto sobre las células reproductivas varía en función de la dosis administrada. Una dosis de 20 Gy pueden provocar una menopausia definitiva en una mujer de menos de 40 años, mientras que una dosis de sólo 6 Gy pueden hacerlo por encima de los 40 años.
También es importante la zona de irradiación, ya dependiendo de la distancia entre la zona genital y la zona irradiana, el daño puede variar.
Alteraciones en la cadena de DNA

Quimioterapia

Los diferentes tratamientos de quimioterapia lesionan las células de la granulosa, de la teca y los ovocitos. Se produce una marcada pérdida folicular debido a que son las células de la granulosa las que poseen las principales funciones en la producción de esteroides sexuales como es el caso de la progesterona, la cual puede mantener un embarazo potencial y es la encargada de la producción de un moco cervical espeso que inhibe la entrada de los espermatozoides en el útero.

Edad de la paciente

Existe una relación directamente proporcional entre edad y toxicidad ya que a mayor edad mayor daño gonadal, el cual puede manifestarse por la aparición de una amenorrea definitiva después del tratamiento oncológico o también como un fallo ovárico oculto, continuando los ciclos menstruales durante un tiempo después de la finalización del tratamiento.
El hecho de continuar con ciclos regulares no significa que no se haya producido una lesión irreversible sobre el pool ovocitario de la mujer. Estudios de seguimiento de estas pacientes a largo plazo han evidenciado la aparición de menopausia prematura en mayor incidencia que en la población normal.

En resumen, debemos trabajar para conseguir:

  • Definir bien la seguridad y eficacia de los distintos tratamientos.
  • Definir buenos marcadores de la funcionalidad ovárica y del riesgo de gonadotoxicidad.
  • Desarrollo de las técnicas de laboratorio y especialmente del desarrollo folicular in vitro.
  • Crear comités que incluyan ginecólogos, especialistas en técnicas de reproducción asistida, hematólogos, oncólogos, pediatras, psicólogos…para una mejor atención a estas pacientes.
  • Una educación y concienciación de los oncólogos en el tema de preservación de la fertilidad de la paciente oncológica.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar