La transferencia de embriones: cuándo y cómo se hace

Por (embrióloga), (ginecólogo), (embrióloga), (embrióloga), (ginecóloga) y (embrióloga).
Actualizado el 20/08/2020

Las técnicas de reproducción asistida que implican realizar la fecundación del óvulo y el espermatozoide en el laboratorio, requieren posteriormente la transferencia de los embriones para depositarlos en el útero de la mujer. Este es el paso final de un tratamiento de fecundación in vitro (FIV), ya sea de forma convencional o mediante inyección intracitoplasmática de espermatozoides (FIV-ICSI).

Los síntomas después de una transferencia embrionaria dependerá de cada mujer. La presencia o ausencia de molestias al transferir uno o dos embriones no es indicativo de que la FIV haya tenido éxito o no.

A continuación tienes un índice con los 11 puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué es la transferencia embrionaria?

La transferencia de embriones consiste en depositar los embriones generados en el laboratorio en el útero de la madre a la espera de que implanten y den lugar a un embarazo. Se trata de un proceso sencillo e indoloro que no requiere anestesia.

Normalmente, la transferencia embrionaria se realiza en una sala anexa al laboratorio para evitar riesgos en la manipulación y transporte de los embriones.

El éxito de la transferencia embrionaria no depende únicamente de la calidad de los embriones, sino que también es importante valorar el estado y la receptividad del endometrio. Además, la técnica debe ser la correcta y siempre se comprueba en el laboratorio que el embrión no se ha quedado en la cánula de transferencia.

En la siguiente entrevista, la embrióloga Aitziber Domingo de Fertility Madrid, nos comenta algunas recomendaciones a la hora de hacer la transferencia embrionaria, así como los posibles síntomas que puede sentir la mujer.

¿Cuándo se hace la transferencia?

El día en el que se debe realizar la transferencia embrionaria lo deciden los especialistas analizando cada caso de forma personal. Es importante tener en cuenta la cantidad de embriones, la calidad de los mismos, el estado del endometrio y los resultados de los ciclos previos de FIV.

Para aumentar la tasa de éxito de la transferencia embrionaria, es esencial que el endometrio esté preparado, es decir, que esté receptivo para aumentar la probabilidad de que se produzca la implantación embrionaria. Para ello, la paciente se administra medicación para estimular el crecimiento endometrial.

Por tanto, la transferencia de embriones se puede realizar en cualquier momento del desarrollo embrionario, siempre y cuando el endometrio sea receptivo. Hay centros en los que se transfiere en estado de cigoto, en día 2 o en estadio de mórula. Sin embargo, lo más habitual es hacer la transferencia embrionaria en día 3, en estadio embrionario temprano, o en día 5, en estadio de blastocisto. Ambos momentos ofrecen sus ventajas y sus desventajas.

Si quieres obtener información más detallada, puedes acceder a este artículo: ¿Transferencia de embriones en día 3 o día 5?

Tipos de transferencias embrionarias

En ocasiones, la transferencia embrionaria no se realiza en el mismo momento en el que se produce la fecundación en el laboratorio y los embriones son vitrificados sin alterar su calidad. Por este motivo, se pueden distinguir dos tipos de transferencias embrionarias según si los embriones están congelados o no:

  • Transferencia en fresco: los embriones son frescos y se transfieren en el mismo ciclo en el que se han creado, sin ser congelados.
  • Transferencia diferida: se congelan los embriones para transferirlos en otro ciclo. Esta transferencia recibe también el nombre de criotransferencia o transferencias de embriones congelados. Este tipo de transferencia se utiliza cuando no se puede transferir en el mismo ciclo en el que se ha hecho la punción. Un ejemplo en el que es necesaria esta transferencia es en caso de hiperestimulación ovárica.

Para más información sobre cuándo y cómo se hace la transferencia de embriones congelados accede a este artículo: Transferencia de embriones congelados.

Transferencia embrionaria paso a paso

Como ya hemos comentado, la transferencia de embriones es una técnica sencilla por la que se depositan los embriones en el fondo del útero materno utilizando una catéter fino. Generalmente, este procedimiento se hace de forma ecoguiada, es decir, utilizando un ecógrafo para colocar los embriones en el lugar adecuado.

El proceso de la transferencia de embriones al útero consta de los siguientes pasos:

  • Colocar un espéculo estéril en la vagina.
  • Limpiar la vagina con suero fisiológico.
  • Limpiar el cérvix con medio de cultivo y aspirar el moco cervical.
  • Cargar los embriones en el catéter.
  • Introducir el catéter por la vagina y atravesar el cérvix para llegar al útero.
  • Depositar lentamente los embriones en el fondo uterino.
  • Retirar suave y lentamente el catéter.
  • Comprobar que el embrión no se ha quedado en el catéter.

El proceso de transferencia embrionaria dura pocos minutos y no requiere sedación. La paciente puede notar una ligera molestia, pero no duele. Solamente si la transferencia es difícil, es decir, si al ginecólogo le cuesta introducir el catéter por el cérvix hasta el útero, puede resultar dolorosa para la paciente. En estos casos se cambia el tipo de catéter para ver si se logra llegar hasta el útero más fácilmente.

Una vez realizada la transferencia, la paciente se queda en reposo 20-30 minutos y puede volver a sus casa haciendo vida normal, pero sin excesivo esfuerzo físico.

Medicación para la transferencia

A la hora de hacer una transferencia existen dos opciones:

  • Hacerla en ciclo natural: sin medicación hormonal o solo con suplementos de progesterona. No es habitual que un ciclo de FIV-ICSI se haga sin progesterona.
  • Hacerla en ciclo artificial: con medicación hormonal. Se utilizan estrógenos y progesterona para preparar el endometrio.

La medicación debe administrarse tanto antes como después de la transferencia embrionaria, siguiendo en todo momento las indicaciones del médico.

Consejos para la transferencia

Cuando una mujer es citada para realizar una transferencia de embriones, siempre se recomienda:

  • Acudir con la vejiga llena: así se facilita la transferencia de los embriones al útero. Con la vejiga vacía puede ser más complicado introducir el catéter por el ángulo de entrada que se forma en estos casos.
  • Relajarse: para que la musculatura no esté contraída. Si la paciente no consigue relajarse se le puede dar un relajante muscular poco antes del proceso para que no haya dificultades para introducir el catéter.
  • No utilizar perfumes, cremas ni esmalte de uñas: en el quirófano, en la sala de transferencias y en el laboratorio se deben evitar estos productos químicos, ya que son tóxicos para los óvulos y los embriones.

A diferencia de lo que muchas mujeres creen, no es necesario acudir en ayunas, ya que no se trata de ninguna intervención quirúrgica.

El Dr. Àlex García-Faura nos comenta que:

La mayoría de pacientes viven el momento de la transferencia embrionaria con ansiedad.

Algunos consejos posteriores a la transferencia embrionaria para la paciente son los siguientes:

  • Reposar en la clínica durante 20-30 minutos.
  • Evitar los baños de inmersión para no coger infecciones.
  • Hacer vida normal sin esfuerzos excesivos.
  • Beber abundante agua.
  • No mantener relaciones sexuales hasta la prueba de embarazo.

En cualquier caso, duda siempre es recomendable consultar con el médico si existe alguna duda.

En el siguiente artículo podrás encontrar todo lo que necesitas saber sobre cómo actuar después de una transferencia embrionaria: Después de la transferencia de embriones.

Cancelar la transferencia

En ocasiones, la transferencia de embriones se debe cancelar, ya sea porque no se han logrado el desarrollo de ningún embrión o si el endometrio no está preparado para la implantación.

Los motivos principales que pueden provocar la ausencia de embriones en un ciclo de FIV son los siguientes:

  • Fallo de fecundación: no se fecunda ningún óvulo, por lo que no hay embriones.
  • Se detiene el desarrollo embrionario: se produce por alguna alteración genética o del desarrollo del embrión. Es más común cuando se hace un cultivo largo hasta el estadio de blastocisto.

En estos casos, habría que empezar un nuevo ciclo de FIV para poder hacer una nueva transferencia.

Si el endometrio no está preparado para permitir la implantación, se congelan los embriones y se transfiere en otro ciclo, es decir, se hace una transferencia diferida.

Si quieres seguir leyendo más en profundidad sobre este tema, puedes acceder a este artículo Cancelación del ciclo de FIV.

Calidad y procedencia de los embriones

Los embriones que se emplean para la transferencia pueden ser tanto de buena como de mala calidad. Aquellos embriones de calidad más alta tendrán mayor potencial de implantación y, por tanto, será más probable que se produzca el embarazo. A continuación, se enumeran los 4 grados principales en los que se clasifican los embriones según su calidad:

  • Embriones tipo A o grado I: son los de mayor calidad.
  • Embriones tipo B o grado II: son de buena calidad.
  • Embriones tipo C o grado III: son embriones de calidad intermedia-baja.
  • Embriones tipo D o grado IV: son embriones de mala calidad. La probabilidad de que implanten es muy baja.

Cabe destacar que en el caso de que los embriones sean donados o procedan de óvulos de donante, lo habitual es que sean de buena calidad y tengan alta probabilidad de implantar.

En este enlace encontrarás información detallada sobre la clasificación de los embriones según su calidad: Calidad embrionaria.

¿Cuántos embriones transferir?

La ley de reproducción asistida en España (Ley 14/2006) establece que se pueden transferir como máximo 3 embriones en el útero de la mujer. Sin embargo, esto no es la práctica común y la mayoría de centros de reproducción asistida suelen recomendar la transferencia de uno o dos embriones. De esta forma se disminuye las posibilidades de embarazo múltiple, así como los riesgos asociados.

La elección del número de embriones que se van a transferir se hará en base a los siguientes factores:

  • Edad de la paciente.
  • Calidad de los gametos (óvulos y espermatozoides).
  • Calidad de los embriones.
  • Causa de infertilidad.
  • Resultados en transferencias previas.
  • Receptividad del endometrio.
  • Preferencia de la paciente.

Cada vez son más los especialistas que recomiendan la transferencia de un único embrión. Con esta medida se busca reducir al mínimo la probabilidad de embarazo múltiple, que supone un riesgo elevado tanto para la paciente como para los bebés.

Si estás interesada en seguir obteniendo información sobre este tema, puedes visitar el siguiente artículo: Número de embriones a transferir.

¿Qué pasa con los embriones no transferidos?

Aquellos embriones se mejor calidad y óptimos serán los utilizados para la transferencia al útero de la mujer. Es posible que existan más embriones con una buena calidad y que no sean transferidos, así que éstos se vitrifican (se congelan) para preservarlos por un tiempo indefinido. Estos embriones podrán ser utilizados en una transferencia posterior, en una transferencia diferida.

Si se ha producido el embarazo y tras un tiempo la mujer desea otro hijo, se pueden emplear los embriones criopreservados, de forma que no sería necesario volver a hacer un ciclo completo de FIV. Simplemente hay que administrar la medicación para preparar el endometrio y realizar la transferencia embrionaria.

En caso de que la mujer o pareja no desee tener más descendencia y tengan embriones sobrantes, pueden donarlos a otras parejas o a un proyecto de investigación. Para ello deberá firmar un consentimiento informado.

En España, los embriones no se pueden destruir hasta que no finalice la edad reproductiva de al mujer. Por tanto, si no desea transferirlos ni donarlos, los embriones deberán ser conservados en nitrógeno líquido.

Infórmate sobre el destino de los embriones sobrantes en este enlace: Embriones sobrantes de FIV.

Precio de la transferencia de embriones congelados

Cuando una mujer necesita realizar un segundo intento después de un ciclo fallido o cuando se desea tener un segundo hijo con embriones sobrantes, se recurre a la transferencia de embriones congelados.

Puesto que no hay que hacer una estimulación ovárica ni FIV, el coste es más reducido. En concreto, la transferencia de embriones congelados suele costar entre 600 y 2.000€ dependiendo del centro en el que se haga. A este precio habrá que sumarle la medicación hormonal para preparar el endometrio, que no suele estar incluida en el tratamiento.

Si necesitas someterte a un tratamiento de FIV para poder ser madre, te recomendamos usar esta "herramienta" para ayudarte a elegir la mejor clínica para ti.

Recibirás un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

El coste de la medicación para la preparación hormonal oscila entre los 200 y los 300 euros, pero puede variar según las dosis necesarias para cada tipo de paciente. En la Seguridad Social no se incluye la medicación hormonal, ya sea para preparar el endometrio o para la estimulación ovárica.

Preguntas de los usuarios

¿Es mejor transferir en día 3 o en día 5?

Por Patricia Recuerda Tomás (embrióloga).

La evidencia existente actualmente indica que realizando cultivo embrionario hasta día 5-6 de desarrollo se consigue un aumento en la tasa de gestación tanto en transferencia en fresco como en transferencia de embriones criopreservados. Esto se debe a que se realiza una mejor selección del/los embriones a transferir y/o vitrificar, ya que los embriones que alcanzan el estadio de blastocisto tienen una mayor capacidad de implantación. También se consigue una mayor sincronía entre el embrión y el endometrio.

Hay que tener en cuenta que aproximadamente el 50% de los embriones viables en día 3 de desarrollo embrionario se bloquearán y no llegarán a formar el blastocisto.

¿Es normal que tenga lugar una transferencia embrionaria sin síntomas?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí. Después de la transferencia embrionaria se pueden tener algunos de los síntomas comentados o no tener ninguno, esto depende de cómo afecta a cada mujer. Hay algunas que afirman no haber tenido ninguno, incluso hasta varias semanas después del resultado positivo de la beta-hCG.

¿Es mejor transferir embriones en día 3 o en día 5?

Por Dra. Rut Gómez de Segura (ginecóloga).

El día de la transferencia embrionaria es clave en un tratamiento de reproducción asistida. Hace todavía unos años, era muy común transferir a día 3 del desarrollo embriones. Sin embargo, hoy en día y con las mejoras de técnicas de cultivo y de selección embrionaria, la tendencia es esperar hasta el día 5 o estadio de blastocisto.
Leer más

¿Puedo hacer deporte después de la transferencia embrionaria?

Por Dra. Rut Gómez de Segura (ginecóloga).

En los días siguientes a la transferencia es importante evitar actividades que supongan levantar pesos excesivos y requieran de presión abdominal importante (por ejemplo: compras pesadas, cargar maletas…).

Asimismo, se debe evitar el ejercicio físico intenso como la natación, running, spinning, aerobic… hasta haber realizado el test de embarazo.

Es normal sentir algunas molestias abdominales, como dolores pre-menstruales, sin que ello suponga una mejor o peor evolución del ciclo. A veces estas molestias pueden ir acompañadas de sangrados leves, que no deben ser un signo de alarma.

¿Cuánto tiempo debo esperar par intentarlo de nuevo después de una transferencia fallida?

Por Sara Salgado (embrióloga).

No es necesario dejar ciclos de descanso entre transferencias, se puede hacer un nuevo intento en el siguiente ciclo. Siempre y cuando el médico lo considere oportuno, tras una transferencia con resultado negativo, se iniciará el tratamiento con medicación hormonal para preparar nuevamente el endometrio para otra transferencia.

¿Si la transferencia de embriones se hace con hatching aumenta la probabilidad de éxito?

Por Sara Salgado (embrióloga).

Se ha observado que el hatching asistido mejora las tasas de implantación en los casos en los que la paciente haya tenido varios intentos fallidos de FIV o se haga una transferencia de embriones congelados. Por lo tanto, no se hace el hatching de forma generalizada, solo en aquellos casos en los que se considere que puede ser beneficioso.

¿Cuántos embriones se implantan?

Por Sara Salgado (embrióloga).

El número de embriones que consigan introducirse en el endometrio dependerá principalmente de cuántos embriones se hayan transferido, de su calidad y de la receptividad del endometrio.

Así pues, que se transfieran dos embriones no significa que necesariamente se vaya a producir un embarazo gemelar. Es posible que implanten los dos, pero también que solo lo haga uno o incluso ninguno.

Si la calidad de los embriones es buena (embriones tipo A o B), la probabilidad de que implanten será más alta. En estos casos se recomienda transferir un único embrión para evitar el embarazo múltiple.

¿Cuándo se produce la implantación del óvulo fecundado?

Por Sara Salgado (embrióloga).

Los embriones implantan en su sexto o séptimo día de desarrollo, es decir, 6-7 días después de la fecundación. Por lo tanto, si se transfieren los embriones en día 3 deberán seguir desarrollándose unos días más en el útero hasta poder implantar.

En cambio, si se transfieren en día 5, ya habrán alcanzado el estadio de blastocisto necesario para que se pueda producir la implantación y podrán empezar a establecer contacto con el endometrio.

Encuentra aquí todo lo que necesitas saber sobre la implantación: ¿Qué es la implantación?

Lectura recomendada

Como ya hemos comentado, un paso fundamental para la transferencia embrionaria es la preparación el endometrio. Si deseas saber como se realiza, no olvides visitar el siguiente artículo: Preparación del endometrio para la transferencia de embriones.

Por otro lado, existe otra modalidad de transferencia, la transferencia intratubárica de cigotos o TIC, en la que se introducen los óvulos fecundados (cigotos) en una trompa de Falopio. Puedes encontrar más información sobre la TIC en este artículo: Transferencia intratubárica de cigotos.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Bolton, V.N., Wren, M.E. and Parsons, J.H. (1991) Pregnancies after in vitro fertilization and transfer of human blastocysts. Fertil. Steril., 55, 830–832.

Bruno I, Pérez F, Tur R, Ricciarelli E, De la Fuente A, Monzó A. et al. (2005). Grupo de interés en Salud Embrionaria. Sociedad Española de Fertilidad. Embarazos múltiples derivado de FIV-ICSI en España: Incidencia y criterios sobre la transferencia embrionaria. Rev. Iberoam. Fertil.; 22 (2): 99-110.

Forman EJ, Hong KH, Ferry KM, Tao X, Taylor D, Levy B, et al. (2013). In vitro fertilization with single euploid blastocyst transfer: a randomized controlled trial. Fertil Steril;100:100–7.e1.

Huisman, G.J., Alberda, A.T., Leerentveld, R.A. et al. (1994) A comparison of in vitro fertilization results after embryo transfer after 2, 3 and 4 days of embryo culture. Fertil. Steril., 61, 970–971.

Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida. Jefatura del Estado «BOE» núm. 126, de 27 de mayo de 2006 Referencia: BOE-A-2006-9292

Montag M, Toth B, Strowitzki T. (2013). New approaches to embryo selection. Reprod Biomed Online;27:539–46.

Pope CS, Cook EK, Arny M, Novak A, Grow DR. (2004). Influence of embryo transfer depth on in vitro fertilization and embryo transfer outcomes. Fertil. Steril.;81:51–8.

Sallam HN, Sadek SS (2003). Ultrasound-guided embryo transfer: a meta-analysis of randomized controlled trials. Fertil. Steril.;80:1042–6.

Tomás C, Tikkinen K, Tuomivaara L, Tapanainen JS, Martikainen H. (2002). The degree of difficulty of embryo transfer is an independent factor for predicting pregnancy. Hum Reprod; 17:2632–5.

William B. Schoolcraft, M.D., for the ASRM American Society for Reproductive Medicine (April 2016). Importance of embryo transfer technique in maximizing assisted reproductive outcomes. Vol. 105, No. 4. Colorado Center for Reproductive Medicine, Lone Tree, Colorado

Rodríguez L, Pons I, Grande C, Ruesta C, Fernández-Shaw S (2007). Resultados del programa de transferencias electivas de un embrión en URH García del Real. Rev Iberoam Fertil; 24 (1): 11-16.

Preguntas de los usuarios: '¿Es mejor transferir en día 3 o en día 5?', '¿Es normal que tenga lugar una transferencia embrionaria sin síntomas?', '¿Es mejor transferir embriones en día 3 o en día 5?', '¿Puedo hacer deporte después de la transferencia embrionaria?', '¿Cuánto tiempo debo esperar par intentarlo de nuevo después de una transferencia fallida?', '¿Si la transferencia de embriones se hace con hatching aumenta la probabilidad de éxito?', '¿Cuántos embriones se implantan?' y '¿Cuándo se produce la implantación del óvulo fecundado?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Aitziber Domingo Bilbao
Aitziber Domingo Bilbao
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad del País Vasco. Tiene un Máster en Reproducción Humana por la Universidad Complutense de Madrid y otro en Investigación Biomédica por la Universidad del País Vasco. Cuenta con una amplia experiencia como embrióloga especializada en Medicina Reproductiva. Más sobre Aitziber Domingo Bilbao
Dr. Àlex García Faura
Dr. Àlex García Faura
Ginecólogo
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona (UB), con especialidad en Ginecología y Obstetricia. Máster en Patología Mamaria-Senología por la UB. Cuenta con muchos años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad que le han convertido en un gran experto en el tratamiento de patologías ginecológicas y obstétricas. Más sobre Dr. Àlex García Faura
Número de colegiado: 080835235
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV
 Patricia Recuerda Tomás
Patricia Recuerda Tomás
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Alcalá de Henares. Tiene un Máster sobre la Base Teórica y Procedimientos de Laboratorio de Reproducción Asistida por la Universidad de Valencia. Cuenta con una amplia experiencia en varios laboratorios de reproducción asistida. Más sobre Patricia Recuerda Tomás
Número de colegiado: 19882M
Dra. Rut Gómez de Segura
Dra. Rut Gómez de Segura
Ginecóloga
La Dra. Rut Gómez de Segura es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Alcalá de Henares. Desarrolló la Especialidad de Obstetricia y Ginecología en el Hospital Costa del Sol de Marbella. Actualmente, es la directora médica de la clínica de reproducción asistida IVF Spain Madrid. Más sobre Dra. Rut Gómez de Segura
Número de colegiado: 28/2908776
 Sara Salgado
Sara Salgado
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), con Máster en Reproducción Humana Asistida por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Título de Experto Universitario en Técnicas de Diagnóstico Genético por la Universidad de Valencia (UV). Más sobre Sara Salgado

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.