FIV negativa: ¿cómo aceptarlo y cuándo baja la regla?

Por (embrióloga), (ginecóloga), (ginecóloga) y (embrióloga).
Actualizado el 10/12/2020

Siempre es complicado asumir la noticia de una beta negativa, pero es especialmente difícil cuando llevas tiempo buscando el embarazo y recurres a un tratamiento de fertilidad como la fecundación in vitro (FIV). La bajada de la regla aproximadamente dos semanas después de la transferencia de embriones es un duro golpe, pues indica que la FIV no ha sido exitosa.

Sin embargo, es importante saber que la probabilidad de conseguir una gestación en el primer intento de FIV es complicado, al igual que ocurre de manera natural. Por ello, los pacientes de FIV no deben perder las ganas de conseguirlo e intentarlo cuando se encuentren preparados emocionalmente.

En este artículo daremos algunos consejos para asumir un resultado negativo en FIV y explicaremos algunos de los posibles motivos por los que se puede obtener este resultado en el test de embarazo.

A continuación tienes un índice con los 7 puntos que vamos a tratar en este artículo.

Resultado de la prueba de embarazo

Una vez se ha realizado la transferencia de embriones, es necesario esperar al menos 12-15 días para realizar el test de embarazo. Si esta prueba de embarazo se realiza antes de tiempo, aumenta la probabilidad de obtener un resultado anómalo. En concreto, una prueba de embarazo fuera de la fecha indicada podría dar un falso positivo o un falso negativo.

Además, los especialistas recomiendan no realizarse el test de embarazo en casa, sino esperar al análisis de sangre en la propia clínica para obtener un resultado más fiable. Los test de embarazo en sangre proporcionan resultados más exactos, ya que miden la cantidad de hormona beta hCG, una hormona que empieza a producirla el propio embrión tras implantar en el útero de la mujer.

Si el análisis de la hormona beta-hCG se hace en el momento adecuado y de la forma correcta, las probabilidades de obtener un resultado erróneo son muy bajas. Por tanto, si un análisis de la hormona beta hCG en sangre aporta un resultado negativo, podemos confirmar que el tratamiento de FIV no ha funcionado y que la mujer no está embarazada.

A pesar de esto, es bastante común que el especialista indique repetir el test de embarazo pasados unos dos o tres días para confirmar el fracaso de la FIV con mayor seguridad.

Si quieres conocer más información sobre los test de embarazo, te recomiendo consultar este enlace: ¿En qué consiste la prueba de embarazo?

Causas de una FIV negativa

Cuando una paciente o pareja obtiene una beta negativa, puede pensar cuál habrá sido el motivo. Sin embargo, las causas de una FIV fallida que no ha terminado con éxito pueden ver diversas. Los especialistas en fertilidad serán los encargados de valorar el posible motivo por el que no se ha logrado el embarazo después de un tratamiento de FIV.

A continuación, se enumeran algunas razones médicas que podría ser la causa de una FIV negativa:

  • Un diagnóstico insuficiente de la causa de infertilidad.
  • Baja calidad de los gametos (óvulos y espermatozoides).
  • Calidad embrionaria deficiente.
  • Presencia de alteraciones genéticas en los progenitores.
  • Alteraciones inmunológicas.
  • Malformaciones uterinas no detectadas previamente.

Por estas razones, cuando los pacientes se encuentren preparados para un nuevo intento de FIV, el especialista médico realizará los ajustes convenientes para aumentar el éxito en el próximo ciclo de FIV.

Regla después de la FIV negativa

Muchas mujeres se preguntan cuánto tarda en bajar la regla después de confirmar el fracaso de FIV, es decir, la ausencia de embarazo.

Generalmente, la duda viene motivada por el deseo de intentar de nuevo lograr la gestación, pues la bajada de la menstruación marcará el inicio de un nuevo ciclo y ello, la posibilidad de hacer un nuevo tratamiento de FIV.

Si necesitas hacerte un tratamiento de fecundación in vitro para poder ser madre, en 3 simples pasos, esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Aunque lo esperable es que la regla baje tras hacer el test de embarazo, es decir, unas dos semanas después de la transferencia, es normal que se produzca un ligero retraso. La medicación administrada durante el tratamiento de FIV, tanto para la estimulación ovárica como para la preparación del endometrio, puede causar desajustes hormonales responsables del retraso de la regla.

Si tras dos semanas desde que se dejó la medicación, la regla no baja, se recomienda consultar con el especialista para comprobar el estado del sistema hormonal y su efecto sobre el ciclo ovárico.

También es posible que la primera regla tras el tratamiento de FIV resulte más dolorosa o diferente a las reglas habituales debido a los efectos de los fármacos hormonales y al propio tratamiento de FIV.

Afrontar la FIV negativa

Como hemos comentado, asumir un resultado negativo en fecundación in vitro no es fácil, especialmente desde el punto de vista emocional. Algunos de los consejos para hacer frente a la beta negativa y ser capaces de iniciar un nuevo ciclo de FIV son:

  • No torturarse con preguntas que no tienen respuesta como: ¿qué hice?, ¿qué no hice?, ¿cómo pudo salir mal?, ¿qué faltó? No ayudan a que los pacientes se sientan mejor tras una FIV negativa ni sirve de ayuda para el próximo ciclo de FIV. Estas preguntas únicamente generan tristeza a la mayoría de pacientes.
  • Si es necesario, llorar. Es bueno desahogarse y no reprimir las emociones.
  • Realizar ejercicios de relajación como yoga o técnicas de mindfulness puede ser beneficiosas para calmar la ansiedad, reducir la negatividad y aumentar la actitud positiva, fundamental para iniciar un nuevo intento.
  • Compartir los sentimientos puede ayudar a asimilar mejor el negativo en la prueba de embarazo.
  • En caso de que hayáis decidido informar a amigos, familiares y conocidos de que estáis en una clínica de reproducción intentando concebir, es recomendable matizar que no queréis preguntas. Ya informaréis vosotros de los resultados cuando estéis preparados. De esta forma se evitan preguntas incómodas y situaciones comprometidas.
  • Recurrir a ayuda psicológica en casos en los que el resultado negativo haya causado gran angustia, ansiedad o estrés emocional puede ser necesario y muy positivo para afrontarlo.

Ayuda psicológica

La gran mayoría de centros reproductivos cuenta con un departamento de especialistas en psicología de la reproducción asistida dispuestos a ayudar a sus pacientes, no solo a aceptar los problemas de fertilidad y la necesidad de la reproducción asistida para poder concebir un hijo sino que, además, ofrecen apoyo emocional durante todo el proceso, incluida la prueba final de embarazo.

Cuando esta prueba da un resultado negativo, son muchos los sentimientos que afloran, las ilusiones que se ven truncadas y la frustración generada. En este aspecto, contar con el apoyo psicológico de especialistas que entienden por lo que estás pasando y que te ofrecen una ayuda personalizada a tu situación puede reducir la situación de angustia.

Además, esta ayuda es importante también para afrontar un nuevo reto reproductivo, olvidando la negativa del anterior. Someterse a un nuevo tratamiento de fertilidad cuando se acaba de tener una experiencia negativa no es fácil. El apoyo psicológico en este sentido es esencial para poder poner toda la ilusión y esfuerzo en el nuevo ciclo, pues la actitud es importante en el éxito reproductivo.

Preguntas de los usuarios

He hecho una primera FIV y el resultado ha sido negativo, ¿es momento para hacer ICSI o debo intentarlo de nuevo con la FIV?

Por Dra. María Eugenia Ballesteros Moffa (ginecóloga).

Depende de la tasa de fecundación, si ha sido correcta (≥65%) no sería estrictamente necesario. Pero hoy día se indica la técnica de ICSI en casi todos los ciclos para evitar fallos de fecundación total en FIV convencional, que ocurren en un 5 – 10% de los casos (dato Registro Sociedad Española de Fertilidad, SEF 2016).

¿Qué debo hacer para lograr el embarazo si ya voy por la tercera FIV negativa?

Por Dra. Carmen Ochoa Marieta (ginecóloga).

Parar. Estudiar la posible causa y valorar que tratamiento reproductivo está indicado a partir de los resultados obtenidos.

¿Cuál es el motivo de haber obtenido un resultado negativo en el test de embarazo tras una FIV?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Son muchas las posibles causas por las que la FIV puede haber fracasado y haber dado lugar a un resultado negativo del test de embarazo. Puede deberse a la calidad de los gametos (óvulos y espermatozoides), a la calidad del embrión generado, a alteraciones genéticas incompatibles con el desarrollo embrionario, a anomalías o malformaciones en el útero, a problemas a nivel inmunitario, etc.

Tras una FIV negativa, se debe hace un estudio personalizado para intentar conocer la posible causa o causas y optimizar el siguiente tratamiento, con el objetivo de lograr el embarazo en este nuevo intento.

¿Es posible el embarazo natural después de una FIV negativa?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Aunque no es frecuente, se han dado varios casos de parejas que tras varios intentos de FIV sin éxito, deciden abandonar el tratamiento por desgaste emocional y, pasado un tiempo, lograr el embarazo natural.

En este sentido, las emociones y su efectos sobre la fertilidad juegan un papel muy importante.

Después de una FIV negativa, ¿cuándo puedo hacer la siguiente?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Esto depende de cada caso y de las indicaciones dadas por el médico. No obstante, generalmente, se puede volver a intentar el embarazo en el siguiente ciclo, es decir, una vez vuelva a venirle la regla a la mujer.

Desde el punto de vista emocional, se recomienda esperar hasta haber afrontado el resultado negativo para iniciar un nuevo tratamiento de FIV con actitud positiva e ilusión.

¿Cuáles son los síntomas de una FIV negativa?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

No existen síntomas que sean indicativos de que un tratamiento de fertilidad no haya sido exitoso. En concreto, después de la transferencia de embriones hasta el momento de la realización de la prueba de embarazo, algunas mujeres presentan muchas ganas de orinar, cambios de humor, dolores de cabeza, etc.

Sin embargo, estos síntomas no son específicos de la implantación del embrión en el útero, y, por tanto, de embarazo.

Por esta razón, la presencia o ausencia de síntomas durante la betaespera no es indicativo de éxito o fracaso respectivamente de un tratamiento de FIV.

Lectura recomendada

Después de obtener un resultado negativo en la primera FIV, lo habitual es intentar lograr un resultado positivo en una segunda FIV. Hay quienes tiran la toalla tras el segundo o tercer intento y quienes siguen hasta que en la sexta o séptima FIV logran la gestación. Pero ¿cómo saber el número adecuado de intentos? Hablamos de ello en el siguiente artículo: ¿Cuántos intentos de tratamientos de reproducción asistida debemos plantearnos?

Por otra parte, es habitual que queramos conocer el motivo del fracaso para intentar corregirlo o modificarlo en el siguiente intento de FIV. Para ello, es importante conocer los diferentes factores que influyen en las tasas de éxito de esta técnica. Si quieres saber cuáles son, pincha en este enlace: Factores que influyen en el éxito de la FIV.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Fanchin R, Harmas A, Benaoudia F, Lundkvist U, Olivennes F, Frydman R. Microbial flora of the cervix assessed at the time of embryo transfer adversely affects in vitro fertilization outcome. Fertil Steril. 1998 Nov;70(5):866-70. doi: 10.1016/s0015-0282(98)00277-5.

Gleicher N, A Kushnir V, F Albertini D, H Barad D. Improvements in IVF in women of advanced age. J Endocrinol. 2016 Jul;230(1):F1-6. doi: 10.1530/JOE-16-0105. Epub 2016 May 6.

Miller N, Herzberger E, Pasternak Y, Klement A, Shavit T, Tamir Yaniv R, Ghetler Y, Neumark E, Matzkin Eisenberg M, Berkovitz A, Shulman A, Wiser A. Does stress affect IVF outcomes? A prospective study of physiological and psychological stress in women undergoing IVF. Reprod Biomed Online. 2019 Jul;39(1):93-101. doi: 10.1016/j.rbmo.2019.01.012.

Ricci S, De Giorgi E, Lazzeri E, Luddi A, Rossi S, Piomboni P, De Leo V, Pozzi G. Impact of asymptomatic genital tract infections on in vitro Fertilization (IVF) outcome. PLoS One. 2018 Nov 16;13(11):e0207684. doi: 10.1371/journal.pone.0207684. eCollection 2018.

Preguntas de los usuarios: 'He hecho una primera FIV y el resultado ha sido negativo, ¿es momento para hacer ICSI o debo intentarlo de nuevo con la FIV?', '¿Qué debo hacer para lograr el embarazo si ya voy por la tercera FIV negativa?', '¿Cuál es el motivo de haber obtenido un resultado negativo en el test de embarazo tras una FIV?', '¿Es posible el embarazo natural después de una FIV negativa?', 'Después de una FIV negativa, ¿cuándo puedo hacer la siguiente?' y '¿Cuáles son los síntomas de una FIV negativa?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
Dra. Carmen Ochoa Marieta
Dra. Carmen Ochoa Marieta
Ginecóloga
Licenciada en Medicina por la Universidad del País Vasco, con doctorado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Murcia. Actualmente dirige la Unidad de Reproducción Asistida del Centro de Estudios para la Reproducción (CER SANTANDER) en Santander y la Unidad diagnóstica de Medicina de la Reproducción en Bilbao. Más sobre Dra. Carmen Ochoa Marieta
Número de colegiado: 484805626
Dra. María Eugenia Ballesteros Moffa
Dra. María Eugenia Ballesteros Moffa
Ginecóloga
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Zaragoza, con la especialidad en Obstetricia y Ginecología. Cuenta con una gran trayectoria como ginecóloga especialista en reproducción asistida y también es profesora asociada del Departamento de Cirugía, Ginecología y Obstetricia de la Universidad de Zaragoza. Más sobre Dra. María Eugenia Ballesteros Moffa
Nº de colegiado: 5010696
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.