¿Cuáles son los valores normales de la hormona beta-hCG?

Por (embrióloga) y (ginecóloga).
Actualizado el 14/08/2018

La hormona hCG (gonadotropina coriónica humana) es una glicoproteína liberada por el embrión únicamente tras su implantación en el útero materno. Por esta razón, es conocida como la hormona del embarazo, pues permite la confirmación del mismo.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Análisis de hormona beta-hCG

Aunque hablamos comúnmente de beta-hCG, la hormona hCG está formada por dos subunidades:

La fracción alfa
la encontramos también en otras hormonas liberadas por la hipófisis como la TSH (hormona estimulante de la tiroides) o la FSH (hormona folículo estimulante).
La fracción beta
es exclusiva de la hormona hCG y, por ello, es la subunidad que detectan los test de embarazo.

Las pruebas de embarazo detectan la subunidad beta de la hCG tanto en orina como en sangre. Podemos distinguir dos formas de analizar esta hormona:

Los test de embarazo cuantitativos
muestran el nivel exacto de la hormona en sangre materna.
Los test de embarazo cualitativos
únicamente indican la presencia o ausencia de hormona beta-hCG en sangre o en orina, sin dar valor exacto de la misma.

En relación a los test cuantitativos, existen unos rangos de valores normales de la hormona que indican si la mujer está embarazada o no, y aproximadamente de cuánto tiempo. Más abajo os mostramos estos valores de referencia.

Valores de referencia de la beta hCG

La hormona se detecta durante toda la gestación, pero los valores van variando conforme avanza el embarazo.

Durante el primer trimestre, va aumentando hasta un pico de concentración en la semana 12-14 de embarazo que puede superar las 200.000 mUI/ml.

Así, se establecen intervalos de referencia del valor de la hormona en sangre según las semanas de embarazo desde la última regla:

Debemos tener en cuenta que estos valores de referencia son orientativos y que hay mucha variación entre unas mujeres y otras. Por tanto, más importante que el valor concreto de beta es su incremento a medida que avanza la gestación. Como hemos comentado, de forma general, la beta debe duplicarse cada dos días aproximadamente.

A los 13 días post punción, si el resultado de la beta hCG es mayor de 50 mUI/ml, se programa la primera ecografía transvaginal para confirmar el número de sacos embrionarios y su localización en el útero. Si es menor de 50, se hacen análisis seriados y se controla el nivel de hormona cada varios días para confirmar que el valor del embarazo va evolucionando correctamente.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas. Lógicamente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" seleccionará las clínicas más cercanas a ti que cumplen nuestros rigurosos criterios de calidad y te enviará información sobre sus presupuestos y condiciones. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

¿Cuándo es fiable la prueba de embarazo?

En el caso de los tratamientos de fecundación in vitro (FIV), generalmente se recomienda esperar unos 10-15 días desde la punción para hacer la prueba de embarazo y que el resultado sea fiable. Este periodo es conocido como beta-espera.

En la búsqueda natural del embarazo, lo habitual es esperar hasta el primer retraso de la menstruación.

La hormona beta-hCG se empieza a segregar cuando el embrión se implanta en el útero materno y aumenta su nivel de forma progresiva aproximadamente hasta el final del primer trimestre. El valor de la hormona se duplica más o menos cada 48-72 horas, por lo que, en caso de resultado dudoso, se recomienda repetir el test de embarazo pasados unos dos días.

Si hacemos el test de forma temprana, puede ocurrir que el valor de la hormona no haya aumentado lo suficiente como para ser detectado por el test. Esto podría dar lugar a un resultado falso.

La beta se considera positiva cuando hablamos de más de 5 mUI/ml en el análisis de sangre, pero este valor es muy bajo. Como norma general, tras 13 días desde la implantación cabría esperar una beta de unos 50 mUI/ml.

Así pues, si el valor es positivo pero bajo, se repite el análisis a las 48 horas y se comprueba que se ha doblado el valor para asegurar que realmente hay embarazo y que evoluciona adecuadamente.

En el caso de la prueba de orina, la sensibilidad del test es mucho menor. Detecta concentraciones de más de 25 o 50 mUI/ml, dependiendo del test que se adquiera en la farmacia.

Siempre es mejor hacer el análisis de la beta hCG en sangre, ya que se obtiene un valor concreto de la hormona y detecta concentraciones más bajas.

Falsos positivos y falsos negativos

En algunas ocasiones, el resultado del test de embarazo puede ser erróneo, lo que da lugar a los llamados falsos positivos y falsos negativos:

Falso positivo
en un tratamiento de reproducción asistida, es común que la paciente se administre hCG parea inducir la ovulación. Ésta puede mantenerse en sangre durante unos días y confundir al test de embarazo. Así, obtendríamos un resultado positivo a pesar de que realmente no ha habido embarazo. En caso de embarazo natural, es difícil obtener un resultado falso positivo puesto que no hay administración de hCG. Únicamente se obtendría un resultado positivo en caso de algunas patologías como embarazo ectópico, tumor, carcinoma...
Falso negativo
tanto en el embarazo natural como en casos de reproducción asistida, si la prueba se hace antes de tiempo, pues es posible que los test no detecten la hormona debido a su todavía bajo nivel. Será necesario, por tanto, esperar para poder obtener un resultado fiable.

Puedes obtener más información acerca de esto en el siguiente artículo: Falsos positivos y falsos negativos en el test de embarazo.

¿Qué pasa si los valores son anómalos?

Al hacer la prueba de beta-hCG, podemos encontrarnos con un resultado por encima o por debajo del valor de referencia para el estado de embarazo en el que estamos. Si la desviación (de más o de menos) es poca, no debemos alarmarnos. Como hemos indicado, los valores de beta no son matemáticos y varían mucho entre mujeres.

Si la desviación es muy grande, podemos estar ante alguno de los siguientes casos:

Valores por encima de lo normal
pueden indicar embarazo gemelar, coriocarcinoma uterino, mola hidatiforme uterina o algún tipo de cáncer o desarrollo celular anómalo.
Valores por debajo de lo habitual
muestran mortinato, aborto incompleto, amenaza de aborto natural, embarazo ectópico, etc.

Entrevista a la Dra. Marta Lafont

En la siguiente entrevista, la Dra. Marta Lafont nos explica todos los detalles relacionados con la beta-hCG y los test de embarazo.

Preguntas de los usuarios

¿Son iguales los valores de beta-hCG en un embarazo múltiple?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

No, cuando existe un embarazo múltiple, los valores de beta hCG son más altos. Por ello, también puede producirse una mayor sintomatología (náuseas, malestar o somnolencia) durante el primer trimestre del embarazo.

Mientras que un valor de 200 mUI/ml seríanormal a las 2-3 semanas en un embarazo único, ante un embarazo múltiple podemos encontrar valores de alrededor de lo 600 mUI/ml o más en los 14 días posteriores a la transferencia del embrión.

¿Es posible que el test de embarazo en orina sea negativo y la beta positiva?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Como hemos comentado en el artículo, el test de embarazo en orina tiene una sensibilidad menor. Su límite de detección es más alto, por lo que es más probable que un valor bajo de hormona dé lugar a un falso negativo en comparación con el resultado del análisis sanguíneo de la beta.

Por ejemplo, si la sensibilidad del test de orina es de 30 mUI/ml, la del análisis sanguíneo es de 5 mUI/ml y el valor de hormona es de unos 20 mUI/ml, el test en orina dará un resultado negativo, mientras que el test en sangre dará un resultado positivo.

Por esta razón, es fundamental esperar el tiempo establecido por el especialista para hacer la prueba de embarazo. De este modo, damos tiempo a que la hormona aumente su nivel en el organismo de la madre.

¿Los valores de beta-hCG permiten detectar un embarazo ectópico por ser más altos o más bajos a los de un embarazo normal?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

No, en principio los valores iniciales no varían. El embrión, una vez implantado, inicia la liberación de la hormona beta-hCG, independientemente del lugar donde se haya producido la implantación.

No obstante, la evolución del valor de la hormona puede variar, ya que en un embarazo ectópico llegará un momento en el que el embrión detenga su desarrollo y ello bloquee la liberación de hormona beta-hCG, la cual disminuirá progresivamente su nivel en la sangre materna.

Por tanto, aunque inicialmente el análisis de beta-hCG no sería de ayuda para detectar el embarazo ectópico, en un estadio algo más avanzado, puede ser importante.

¿Los valores de beta-hCG después de una FIV son distintos a los del embarazo natural?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

No, independientemente de la forma de lograr la implantación del embrión, la liberación y, por tanto, el aumento de beta-hCG en el organismo materno serán los mismos.

¿Se debe hacer la prueba de beta-hCG en ayunas?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

No, no es necesario estar en ayunas para hacer la prueba de embarazo. Sin embargo, si la prueba va a hacerse en orina, se recomienda hacerla con la primera orina de la mañana para que esté más concentrada y el resultado sea más fiable.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
Dra. Marta Lafont Piñas
Dra. Marta Lafont Piñas
Ginecóloga
Licenciada en Medicina por la Universidad de Barcelona, con la especialidad de Obstetricia y Ginecología. Cuenta con el Máster en Reproducción Humana por la Universidad Rey Juan Carlos y IVI. Ejerce como ginecóloga especializada en reproducción asistida en Institut Riera Bartra en la Clínica Sagrada Familia. Más sobre Dra. Marta Lafont Piñas
Número de colegiada: 30659

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.