Falso positivo y falso negativo en el test de embarazo

Por (embrióloga) y (ginecóloga).
Actualizado el 03/08/2016

La beta-hCG es la hormona que libera el embrión tras su implantación en el útero materno y por ello es la hormona que se analiza para determinar si hay o no embarazo.

Una interpretación errónea de esta hormona es lo que provoca que los test de embarazo den falsos positivos o falsos negativos.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Beta-hCG en el embarazo

Tras implantar, la capa de células más externa del embrión, el trofoblasto, inicia la liberación de hormona beta-hCG, cuyo nivel irá aumentando paulatinamente hasta alcanzar un pico máximo entre la semana 12 y la 14 de gestación.

Tras este momento el nivel irá disminuyendo pero se mantendrá hasta el parto.

Análisis de beta-hCG

La hormona hCG liberada por el embrión puede ser detectada tanto en sangre como en orina, aunque la primera es más precisa y fiable.

  • Beta-hCG en sangre: detecta niveles bajos de hormona, generalmente a partir de valores de 5 mUI/ml. Además, permite realizar una medición tanto cualitativa como cuantitativa.
  • Beta-hCG en orina: detecta niveles a partir de los 20 o 50 mUI/ml, dependiendo del tipo de test utilizado. Generalmente se recomienda hacer el test con la primera orina de la mañana, ya que de esta forma la orina está más concentrada y hay menor probabilidad de resultados falsos.

El examen de beta-hCG en orina es cualitativo, es decir, únicamente informa de si hay o no embarazo si el nivel de hormona es mayor o menor al nivel umbral o límite.

Por el contrario, el análisis de beta-hCG en sangre puede ser cualitativo, al igual que el de orina pero con un límite más bajo y por tanto más fiable, o cuantitativo, dándonos un valor exacto del nivel de hormona beta-hCG sérica.

En caso de hacer este tipo de prueba cuantitativa, deberá ser un especialista el que valore si el resultado obtenido es indicativo de embarazo.

Falso negativo en el test de embarazo

En algunas ocasiones, los test de embarazo pueden dar un resultado erróneo, ya sea un falso positivo o un falso negativo. En este último caso, generalmente se produce cuando la prueba o el test de embarazo se hace antes de tiempo.

La hormona beta-hCG aumenta progresivamente su nivel desde la implantación y hasta el final del primer trimestre, por lo que si hacemos la prueba antes de tiempo es posible que el nivel de hormona no haya aumentado todavía lo suficiente como para ser detectado por el test y obtengamos un resultado negativo cuando realmente sí hay gestación.

Para evitar obtener un falso negativo, se recomienda realizar la prueba de embarazo al menos 15 días después de la relación sexual sin protección anticonceptiva o 15 días después de la transferencia embrionaria o inseminación en caso de los tratamientos de reproducción asistida.

Debemos tener en cuenta que la hormona beta-hCG se duplica aproximadamente cada 48 horas. Por esta razón, cuando se obtiene un resultado dudoso en la prueba de embarazo, se recomienda repetir el análisis dos o tres días más tarde y estudiar su evolución.

Puesto que los test de orina detectan un nivel de hormona más elevado, normalmente a partir de los 20 mUI/ml, es más común obtener un resultado falso negativo.

Falso positivo en el test de embarazo

Por lo que respecta a los falsos positivos, hemos indicado que la hormona beta-hCG se encuentra en el organismo únicamente en caso de embarazo. Sin embargo, hay situaciones en las que el nivel de esta hormona puede aumentar a pesar de no haber gestación.

Los casos principales en los que ocurre esto son:

Es especialmente importante analizar los casos en los que se obtiene un valor exageradamente elevado de hormona beta-hCG ya que podría tratarse de alguno de estos casos, especialmente de un tumor.

No obstante, debemos tener en cuenta que en caso de embarazo múltiple, el valor de hormona beta-hCG es entre un 30 y un 50% mayor.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
Dra. Marta Lafont Piñas
Dra. Marta Lafont Piñas
Ginecóloga
Licenciada en Medicina por la Universidad de Barcelona, con la especialidad de Obstetricia y Ginecología. Cuenta con el Máster en Reproducción Humana por la Universidad Rey Juan Carlos y IVI. Ejerce como ginecóloga especializada en reproducción asistida en Institut Riera Bartra en la Clínica Sagrada Familia. Más sobre Dra. Marta Lafont Piñas
Número de colegiada: 30659

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.