La reproducción asistida: tipos, precio y Seguridad Social

Por (ginecóloga), (ginecólogo), (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 18/04/2019

La reproducción asistida es el conjunto de técnicas y tratamientos médicos que facilitan el embarazo cuando éste no se consigue de forma natural debido a problemas de fertilidad.

Actualmente, entre un 12%-18% de parejas que quieren tener un hijo descubren que sufren infertilidad, con el 50% de las causas de origen masculino y el 50% de origen femenino. También es posible que ambos miembros de la pareja presenten infertilidad.

Por otra parte, existen otros grupos de personas que necesitan recurrir a las técnicas de reproducción asistida (TRA) para lograr ser padres: los hombres y mujeres solteros/as y las parejas homosexuales.

Los principales tratamientos de fertilidad que existen hoy en día son la inseminación artificial (IA) y la fecundación in vitro (FIV), que pueden ser combinados con técnicas como la donación de gametos o el diagnóstico genético preimplantacional (DGP), entre otras.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué es la reproducción asistida?

El concepto de reproducción asistida se puede definir como el conjunto de técnicas y tratamientos que sustituyen el proceso natural de la reproducción con el objetivo de facilitar un embarazo.

En función de cual sea la causa y el origen de la infertilidad, los profesionales de la reproducción asistida (ginecólogos y embriólogos) podrán manipular en mayor o menor grado el funcionamiento del sistema reproductor masculino y femenino.

En general, es posible intervenir en cualquiera de las partes del proceso reproductivo, pero las más destacadas son las siguientes:

  • El crecimiento de los óvulos en los ovarios
  • La ovulación
  • El transporte de gametos (óvulos y espermatozoides) a través del tracto reproductor
  • La fecundación: unión de óvulo y espermatozoide

La reproducción asistida pretende salvaguardar cada una de estas barreras que existen de manera natural. Para ello, los profesionales cuentan con la ayuda de la medicación hormonal y de las técnicas más o menos complejas como la inseminación artificial, la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), el cultivo de embriones, etc.

Además, la reproducción asistida ha conseguido grandes avances y, hoy en día, es posible disponer de gametos de donantes en caso de no poder tener hijos biológicos por riesgo de transmitir enfermedades o no tener gametos propios.

Historia de la reproducción asistida

Hasta casi el final del siglo XX, las personas con problemas de fertilidad debían resignarse o acudir a la adopción si deseaban formar una familia.

A partir de 1978 todo esto cambió con el nacimiento de Louise Brown, la primera «niña probeta», y las personas estériles vieron en la reproducción asistida la solución a sus problemas de fertilidad.

La técnica que permitió este primer nacimiento fue la FIV. Se extrajo un óvulo de la paciente y se realizó la unión con el espermatozoide en una placa en el laboratorio. El embrión fecundado se dividió hasta cuatro células y se volvió a implantar en la madre.

El éxito de esta primera FIV abrió las puertas a todo el conjunto de técnicas que hoy conocemos como reproducción asistida.

El Dr. Miguel Dolz nos habla desde su experiencia cómo ha ido evolucionando la reproducción asistida en los últimos años:

Cada vez hay menos técnicas diagnósticas, pero cada vez hay más soluciones para los problemas y yo creo que eso ha sido el gran avance o el gran cambio que ha habido en los últimos 30 años.

Al inicio, los tratamientos de fertilidad no ofrecían grandes porcentajes de éxito. Sin embargo, se han ido perfeccionando las distintas técnicas con los años, se han formando profesionales especializados en este campo y cada vez nacen más niños en todo el mundo gracias a la medicina reproductiva.

Recientemente, Louise Brown ha sido madre de manera natural, lo cual ha demostrado que el uso de las técnicas de reproducción asistida no implica el nacimiento de niños infértiles.

Indicaciones

Para considerar que una pareja tiene problemas de fertilidad debe pasar al menos un año con relaciones sexuales desprotegidas sin llegar a conseguir el embarazo. Este tiempo se acorta a 6 meses si la mujer es mayor de 36 años.

Por otra parte, si existen problemas evidentes de infertilidad, como malformaciones uterinas o alteraciones genéticas, no tiene sentido esperar este tiempo.

En cualquiera de estos casos, la pareja deberá acudir a un centro de reproducción asistida para llevar a cabo un estudio de fertilidad y averiguar las posibles causas de su esterilidad.

De forma muy general, las alteraciones en la fertilidad de hombres y mujeres que les impiden o dificultan tener un hijo de forma natural son las siguientes:

Infertilidad masculina
mala calidad seminal, ausencia de espermatozoides, alteraciones genéticas en los espermatozoides, etc.
Infertilidad femenina
alteraciones del ciclo menstrual, cantidad y/o calidad de los óvulos disminuida, problemas que afectan a la implantación embrionaria, etc.

Además, si existe en la familia alguna enfermedad hereditaria que pueda dar lugar al nacimiento de un niño enfermo, se recomienda no intentar el embarazo natural y acudir a una clínica para realizar un estudio genético.

Por otra parte, las mujeres solteras y las parejas lesbianas también necesitarán recurrir a la reproducción asistida para poder ser madres. Para ello, tendrán que realizar un tratamiento con donación de semen.

En cuanto a los hombres solteros y parejas gays, su única opción para tener hijos es la gestación subrogada, un proceso que hoy en día es ilegal en España.

Técnicas de reproducción asistida

Las técnicas de reproducción asistida en humanos surgen con el principal objetivo de conseguir un embarazo que dé lugar a un recién nacido sano.

El avance de la ciencia y las nuevas tecnologías permiten que continuamente esté aumentando el número de técnicas de reproducción asistida y al mismo tiempo se mejoren los protocolos y los métodos de las ya existentes.

La inseminación artificial y la fecundación in vitro son las técnicas de reproducción asistida más comúnmente empleadas, cada una con sus ventajas y desventajas.

La elección de una u otra técnica va a depender básicamente del tipo de infertilidad y de la recomendación médica.

En primer lugar, siempre se intentará utilizar el método más sencillo y menos invasivo. En caso de que haya una causa de infertilidad grave o de que no se logre el embarazo tras varios intentos, el médico especialista tendrá que cambiar de método reproductivo a uno más complejo.

A continuación, vamos a explicar las técnicas de reproducción asistida más importantes de menor a mayor complejidad.

Inseminación artificial (IA)

Es el tratamiento de fertilidad más natural y sencillo. Consiste en introducir los espermatozoides en el tracto genital femenino, generalmente en el útero, para que pueda producirse la fecundación en las trompas de Falopio, tal y como ocurre en un embarazo natural.

La inseminación artificial se considera una técnica de baja complejidad que consta simplemente de los siguientes pasos:

  1. Estimulación ovárica para el desarrollo folicular e inducción de la ovulación
  2. Preparación del semen en el laboratorio
  3. Introducción del semen con una cánula para la inseminación

La inseminación puede hacerse tanto con semen de la pareja (IAC) como con semen de un donante (IAD), por lo que pueden recurrir a este método tanto parejas heterosexuales como mujeres solas o lesbianas.

Para más información sobre este método reproductivo accede a al siguiente artículo: Inseminación artificial.

Fecundación in vitro (FIV)

Es un método de reproducción asistida que consiste en unir un óvulo y un espermatozoide en el laboratorio para crear un embrión, que posteriormente se podrá transferir al útero de la mujer. A diferencia de la IA, la FIV es una técnica de alta complejidad.

Existen dos tipos de FIV según cómo se realice la fecundación en el laboratorio:

FIV convencional
se pone en contacto el óvulo con los espermatozoides en una placa de cultivo para que tenga lugar la fecundación por sí sola.
ICSI
se selecciona un espermatozoide y se introduce en el óvulo mediante una aguja de inyección, por lo que la fecundación es forzada.

En ambos casos el procedimiento de la FIV es el siguiente:

  1. Estimulación ovárica controlada para que maduren varios óvulos en un único ciclo
  2. Punción folicular para extraer los óvulos del ovario
  3. Preparación del semen en el laboratorio
  4. Fecundación en el laboratorio (por FIV convencional o ICSI)
  5. Cultivo y desarrollo de los embriones
  6. Trasferencia de embriones al útero

El semen utilizado en la FIV puede ser tanto semen de la pareja como de donante. Lo mismo ocurre con los óvulos: en caso de no poder utilizar los propios se pueden emplear óvulos de donante en el tratamiento conocido como ovodonación.

Puedes conseguir más información sobre la FIV en el siguiente post: ¿Qué es la fecundación in vitro?

En el caso de parejas lesbianas, existe un tipo adicional de FIV conocido como método ROPA. Consiste en utilizar los óvulos de una de las mujeres de la pareja, mientras que la transferencia de los embriones obtenidos se hará a la otra mujer. Así, ambas pueden participar en el proceso, ya sea aportando el material genético (los óvulos) o llevando a cabo el embarazo.

Diagnóstico genético preimplantacional (DGP)

Actualmente, las TRA también permiten hacer un diagnóstico genético a los embriones durante un tratamiento de FIV.

Para ello, se extraen una o varias células del embrión y se comprueba si presentan alguna alteración cromosómica o mutación genética.

Finalmente, se seleccionan los embriones genéticamente sanos para realizar la transferencia al útero de la mujer y aquellos que presentan cualquier anomalía son descartados.

Infórmate más detalladamente sobre está técnica de diagnóstico genético aquí: ¿Qué es el DGP?

Gestación subrogada

La gestación subrogada, erróneamente conocida como maternidad subrogada o vientre de alquiler, es la técnica de reproducción asistida por la que una mujer accede a gestar el hijo de otra persona.

Este método reproductivo pueden llevarlo a cabo:

  • Parejas heterosexuales que no puedan mantener un embarazo, ya sea por problemas uterinos o porque la gestación suponga un peligro para la vida de la mujer.
  • Mujeres lesbianas y mujeres solas que no puedan llevar a cabo un embarazo por los mismos motivos que en el caso anterior.
  • Parejas homosexuales masculinas y hombres solos que quieran tener un hijo biológico.

Esta técnica de reproducción asistida ha suscitado varios debates en el campo de la bioética y, de hecho, en España la ley no la permite.

Las personas que necesiten este método para tener descendencia deben acudir a un país extranjero en el que la legislación sea más favorable.

Puedes consultar este artículo sobre turismo reproductivo o informarte con más detalle sobre qué es, dónde y cómo hacerlo aquí: ¿Qué es la gestación subrogada?

Precios

El coste de los tratamientos de reproducción asistida dependerá principalmente de la técnica empleada, del país en el que se lleve a cabo y del centro de reproducción asistida.

En España, una inseminación artificial puede costar unos 700-1.700€, mientras que una FIV tiene un precio de entre 3.500 y 5.500€.

En cambio, en Estados Unidos, donde la medicina es privada, el precio es mucho más elevado. En general, teniendo en cuenta que dependerá del estado en el que se haga, podemos decir que una inseminación puede costar entre 300 y 1.000$, mientras que una FIV puede suponer unos 10.000-20.000$.

Es muy importante tener en cuenta que los precios aumentarán si se requieren técnicas adicionales como el DGP o la donación de óvulos y/o de semen. Por ello, es recomendable pedir presupuesto e informarse bien de los servicios que están y no están incluidos en el precio antes de comenzar el tratamiento.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas. Lógicamente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" seleccionará las clínicas más cercanas a ti que cumplen nuestros rigurosos criterios de calidad. Además, el sistema realizará una comparativa de presupuestos y condiciones que ofrecen las diferentes clínicas para que te resulte más sencillo tomar una decisión.

De forma generalizada, las clínicas de reproducción asistida españolas no suelen incluir el precio de la medicación, por lo que la paciente deberá contar con este gasto adicional, el cual suele rondar los 1.000€.

Por otra parte, algunas clínicas españolas tienen conciertos con seguros médicos privados. Así, los beneficiaros de estos seguros pueden hacer el tratamiento de reproducción asistida por un precio más bajo que si lo hicieran por su cuenta.

Conoce en detalle qué precios tienen los tratamientos de reproducción asistida en este artículo: Precios de la reproducción asistida.

Reproducción asistida en la Seguridad Social

En España, los tratamientos de fertilidad están disponibles tanto en clínicas privadas como en la Seguridad Social. En un centro público, a diferencia de lo que ocurre en uno privado, la reproducción asistida no supone ningún coste para los pacientes, es gratuita.

Sin embargo, todas aquellas personas que quieran hacer el tratamiento en la Seguridad Social deben cumplir los requisitos establecidos por su comunidad autónoma, que en general suelen ser:

  • La mujer debe ser menor de 40 años y el hombre no debe superar los 55 a la hora de empezar el tratamiento
  • No tener hijos previos con la actual pareja

Para poder decidir si se cumple el requisito de la edad, se considera la edad de la paciente y el tiempo de espera estimado para recibir el tratamiento. Así, si la mujer cumpliera los 40 antes de poder iniciar el tratamiento, mientras estaría en la lista de espera, no se aceptaría su solicitud.

Si se cumplen todos los requisitos exigidos, se entra en una lista de espera, normalmente de más de un año, para poder hacer el tratamiento. En cambio, si no se cumplen los requisitos, sólo queda la opción de asumir los gastos de una clínica privada.

La sanidad pública ofrece la posibilidad de hacer varios intentos en caso de que no se logre el embarazo a la primera, generalmente:

Los requisitos y el número de intentos pueden variar entre comunidades autónomas e incluso entre distintos centros públicos de una misma comunidad. Por lo tanto, es recomendable informarse sobre las condiciones particulares en el propio centro asignado a la paciente para dicho tratamiento.

Las mujeres solas y las parejas lesbianas no siempre pueden acceder a los tratamientos en la Seguridad Social, dependerá de la comunidad autónoma. Allí donde tengan permitido el acceso podrán hacer una IA o una FIV con semen de donante según lo que indique el médico. El método ROPA, en cambio, sólo está disponible en los centros privados.

Aspectos legales y sociales

El aumento de los problemas reproductivos en la sociedad supuso la necesidad de una solución por parte de la medicina y el inicio de la reproducción asistida. Al surgir los medios para solventar estos problemas de infertilidad, fue necesaria la regulación legal de estas técnicas para garantizar que se aplican de forma moral y ética.

En España, la Ley 14/2006 sobre técnicas de reproducción humana asistida ha supuesto un gran avance al permitir que las TRA se lleven a cabo dentro de un marco legal.

Los nuevos métodos disponibles y la aparición de modelos de familia alternativos al tradicional han hecho que la sociedad se replantee el concepto de familia. Ésta ya no está necesariamente compuesta por un padre, una madre y uno o varios hijos. Asimismo, tampoco tiene por qué existir una relación de parentesco, como ocurre cuando un hijo ha sido adoptado, fruto de la donación de óvulos y semen o de la adopción de embriones.

Con las técnicas de FIV y el DGP sobre todo, se ha planteado la discusión sobre el comienzo de la vida humana y las implicaciones morales y éticas de la manipulación de embriones. Aquí entran en juego factores religiosos, culturales y sociales.

Preguntas de los usuarios

¿Es diferente un embarazo natural de uno logrado gracias a técnicas de reproducción asistida?

Por Dra. Blanca Paraíso (ginecóloga).

No existen diferencias importantes entre un embarazo natural y uno de reproducción asistida: una vez realizada la transferencia embrionaria, el desarrollo del bebé será exactamente igual.

No se ha visto aumentado el riesgo de abortos ni malformaciones, pero en algunos estudios se ha encontrado un riesgo ligeramente más alto de partos prematuros o bajo peso. Estos problemas no parecen estar relacionados con la técnica de reproducción asistida, sino con la causa de la esterilidad: mujeres mayores de 40 años, con malformaciones uterinas u otras patologías… Estos embarazos deberán ser seguidos cuidadosamente.

¿Cuáles son los métodos o tratamientos de fertilización para lograr la maternidad de forma asistida?

Por Sara Salgado (embrióloga).

Existen dos tratamientos principales: la inseminación artificial y la fecundación in vitro. La elección de un método u otro dependerá de las pruebas de fertilidad y de la recomendación del médico. Así, se podrá obtener una buena probabilidad de embarazo pero utilizando la técnica más sencilla y menos invasiva posible.

¿Las técnicas de reproducción asistida suponen algún riesgo?

Por Sara Salgado (embrióloga).

Hay un mayor riesgo de embarazo múltiple, especialmente si tras una fecundación in vitro se transfieren dos embriones o más. También puede ocurrir en una inseminación artificial si maduran dos óvulos o más.

No existen estudios que demuestren que el uso de las técnicas de reproducción asistida aumenten las probabilidades de malformación fetal, nacimiento de niños con enfermedades como el autismo u otras anomalías. Aparentemente no hay diferencias significativas con un embarazo natural.

¿Por cuánto sale una inseminación artificial? ¿Y el precio de una fecundación in vitro?

Por Sara Salgado (embrióloga).

Una inseminación artificial en España ronda los 700-1.700€, mientras que una fecundación in vitro puede costar 3.500-5.500€. Estos precios no incluyen la medicación para estimular el ovario y dependerán de la clínica en la que se haga. En caso de necesitar algún análisis o técnica adicional, el precio también será mayor.

¿Existe algún tratamiento de fertilidad más natural que una inseminación artificial?

Por Sara Salgado (embrióloga).

Sí, el coito dirigido o coito programado, que consiste en hacer un seguimiento del ciclo ovulatorio de la mujer para mantener relaciones sexuales cuando el médico indique, que será en los días de ovulación, para aumentar la probabilidad de embarazo.

Esto se puede hacer en ciclo natural, es decir, en un ciclo normal de la mujer, sin aplicar hormonas. En caso de que siga sin lograrse el embarazo, se puede intentar en un ciclo con medicación hormonal, es decir, con estimulación ovárica.

Si quieres más información sobre el coito dirigido accede a este enlace: Coito programado.

¿Qué es la procreación asistida o artificial?

Por Sara Salgado (embrióloga).

Los términos procreación artificial o fecundación artificial también hacen referencia a la reproducción asistida, es decir, a las técnicas que sirven para lograr un embarazo con ayuda médica cuando el embarazo natural no es posible.

¿Cuántos tipos de fertilización asistida hay?

Por Sara Salgado (embrióloga).

La fertilización asistida hace referencia a la reproducción asistida, por lo que existen 2 tipos principales: la inseminación artificial y la fecundación in vitro. Como ya hemos indicado en el artículo, dentro de estas técnicas se pueden distinguir subtipos.

¿Qué es un embarazo in vitro o método in vitro?

Por Sara Salgado (embrióloga).

Ambos términos hacen referencia a la fecundación in vitro, que es un procedimiento donde la fecundación, la unión del óvulo y el espermatozoide, se hace en el laboratorio en vez de en el aparato reproductor femenino.

Lectura recomendada

Para conocer cómo es la reproducción asistida en España actualmente, te invitamos a visitar este post: La reproducción humana asistida en España.

La Ley 14/2006 sobre técnicas de reproducción asistida es muy completa y permisiva. Si quieres saber más sobre esto, puedes seguir leyendo aquí: Ley de Técnicas de Reproducción Asistida.

Si quieres saber cuáles son las tasas de éxito que ofrece la reproducción asistida en función del tipo de tratamiento y la edad de cada paciente, pincha en el siguiente enlace: Éxito en la reproducción asistida.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

The ESHRE Capri Workshop Group. Intrauterine insemination. Human Reproduction. 2009; 15 (3): 265 -277.

Hull MG, Glazener CM, Kelly NJ, Conway DI, Foster PA, Hinton RA, Coulson C, Lambert PA, Watt EM, Desai KM. (1985). Population study of causes, treatment, and outcome of infertility. Br Med J (Clin Res Ed); 291(6510):1693-7

Jones H. W. and Schrader C. (1988). In-Vitro Fertilization and Other Assisted Reproduction. Annals of The New York Academy of Sciences, Vol. 541, New York.

Pellicer A, Alberto Bethencourt JC, Barri P, Boada M, Bosch E, Hernández E, Matorras R, Navarro J, Peramo B, Remohí J, Riciarelli E, Ruiz A y Veiga A. Reproducción Asistida. En: Documentos de Consenso SEGO 2000:9-51.

Santamaría Solís, L. (2000). Técnicas de reproducción asistida. Aspectos bioéticos. En: Cuadernos de Bioética 2000/1ª. Asociación Española de Bioética y Ética Médica (AEBI).

Sociedad Española de Fertilidad (SEF) (febrero de 2012). Saber más sobre fertilidad y reproducción asistida. En colaboración con el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad del Gobierno de España y el Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud.

WHO Laboratory Manual of Examination of Human Semen and Semen-Cervical Mucus Interaction. Cambridge: Cambridge University Press, 1999.

WHO Manual for standardized investigation and diagnosis and management of the infertile male. Cambridge: Cambridge University Press, 2000.

Zegers-Hochschild F. et al. (2010). Glosario de terminología en Técnicas de Reproducción Asistida (TRA). Versión revisada y preparada por el International Committee for Monitoring Assisted Reproductive Technology (ICMART) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Red Latinoamericana de Reproducción Asistida en 2010. Organización Mundial de la Salud 2010.

Preguntas de los usuarios: '¿Es diferente un embarazo natural de uno logrado gracias a técnicas de reproducción asistida?', '¿Cuáles son los métodos o tratamientos de fertilización para lograr la maternidad de forma asistida?', '¿Las técnicas de reproducción asistida suponen algún riesgo?', '¿Por cuánto sale una inseminación artificial? ¿Y el precio de una fecundación in vitro?', '¿Existe algún tratamiento de fertilidad más natural que una inseminación artificial?', '¿Qué es la procreación asistida o artificial?', '¿Cuántos tipos de fertilización asistida hay?' y '¿Qué es un embarazo in vitro o método in vitro?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dra. Blanca Paraíso
Dra. Blanca Paraíso
Ginecóloga
Licenciada en Medicina y doctorado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Diplomada en Estadística en Ciencias de la Salud. Doctora experta en Ginecología y Reproducción Asistida. Más sobre Dra. Blanca Paraíso
Número de colegiado: 454505579
Dr. Miguel Dolz Arroyo
Dr. Miguel Dolz Arroyo
Ginecólogo
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia en 1988 y doctorado en Medicina en 1995, con especialidad en Obstetricia y Ginecología. Es experto en Medicina Reproductiva, con más de 20 años de experiencia en el sector, y actualmente es el director médico y fundador de FIV Valencia. Más sobre Dr. Miguel Dolz Arroyo
Número de colegiado: 464614458
 Sara Salgado
Sara Salgado
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), con Máster en Reproducción Humana Asistida por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Título de Experto Universitario en Técnicas de Diagnóstico Genético por la Universidad de Valencia (UV). Más sobre Sara Salgado
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.