Revista médica certificada por la WMA, ACSA, SEAFORMEC, HON.
FAQs
149
0
Menú

¿Qué técnicas de reproducción asistida existen?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).
Última actualización: 27/12/2021

Silvia Azaña, embrióloga de Reproducción Asistida ORG, nos resume en este vídeo las principales técnicas de reproducción asistida:

Las principales técnicas de reproducción asistida son la inseminación artificial (IA) y la fecundación in vitro (FIV). Ambas tienen el objetivo de intentar conseguir un embarazo que dé lugar a un bebé sano.

Cada una de ellas tiene su ventajas y sus desventajas y la elección de una u otra va a depender del motivo de la infertilidad y de la recomendación médica.

En general, se intentará comenzar por la técnica más sencilla, pero en el caso de que haya un problema de fertilidad grave o de que no se consiga el embarazo tras varios intentos, el especialista recomendará utilizar una técnica un poco más compleja.

A continuación, vamos a hablar de las diferentes técnicas de reproducción asistida de menor a mayor complejidad.

La inseminación artificial (IA) es una técnica muy sencilla, considerada de baja complejidad, que consiste simplemente en introducir los espermatozoides directamente en el interior del útero de la mujer con una fina cánula. De modo muy general, los pasos de la IA serían los siguientes:

  • Estimulación ovárica, para favorecer el desarrollo folicular de 1 o 2 folículos.
  • Preparación del semen en el laboratorio.
  • Inseminación propiamente dicha, es decir, la introducción de los espermatozoides al útero.
Imagen: IA

La IA se puede realizar tanto con semen de la pareja (inseminación artificial conyugal o IAC) como con semen de un donante (inseminación artificial de donante o IAD). Por tanto, esta técnica va a permitir buscar el embarazo a parejas heterosexuales, pero también a mujeres en solitario y a parejas de mujeres.

Si quieres más información sobre esta técnica, puedes acceder al siguiente enlace: La inseminación artificial (IA): ¿Qué es y cuál es su precio?

La siguiente técnica es la fecundación in vitro (FIV) que, en comparación con la IA, se considera una técnica de alta complejidad. Esta técnica va a permitir que se produzca la fecundación en el laboratorio y, el embrión generado, se va a transferir posteriormente al útero de la mujer.

De manera muy general, los pasos de una FIV serían:

  • Estimulación ovárica para fomentar el desarrollo folicular.
  • Punción folicular, para obtener los ovocitos que se han desarrollado con la estimulación.
  • Preparación de la muestra de semen.
  • Fecundación, ya sea mediante FIV convencional o mediante la técnica de ICSI.
  • Cultivo y desarrollo de los embriones.
  • Transferencia embrionaria al útero de la mujer de uno o varios embriones (máximo de 3 según la legislación española). Lo normal es, como mucho, dos.
Imagen: Tipos de FIV

Si estás interesado en leer más acerca de la FIV, te recomendamos visitar este articulo: La fecundación in vitro (FIV) - ¿Qué es y cuál es su precio?

Esta técnica, al igual que la IA, se puede realizar con semen de la pareja o con semen de un donante, pero también permite que se puedan utilizar los óvulos de la propia mujer o de una donante (en el caso de que sea necesario recurrir a ellos) y, en este caso, el tratamiento se conoce como ovodonación.

Puedes obtener más información sobre este tratamiento en el siguiente artículo: ¿Qué es la ovodonación y cuál es el precio del tratamiento?

También existe una FIV especial, conocida como método ROPA, que es una FIV pensada para las parejas de mujeres, ya que permite que ambas participen el el proceso de buscar a su bebé. Una de las mujeres aportará los óvulos, que se fecundarán en el laboratorio con el semen de un donante, pero ese embrión generado se transferirá al útero de la otra mujer. Por lo tanto, una mujer participará aportando los óvulos y la otra será quien lleve a cabo el embarazo.

Si quieres leer más en profundidad sobre esta técnica, no olvides pinchar en este enlace: ¿Qué es el método ROPA? - FIV con recepción de óvulos de la pareja

Además, existen otro tipo de técnicas como los test genéticos preimplantacionales (PGT), anteriormente conocidos como DGP, que permiten que, en el transcurso de una FIV, se realice un estudio genético a los embriones. Se extraerá una o varias células del embrión, que se enviarán a analizar y, tras obtener los resultados, esto permitirá seleccionar solo los embriones genéticamente sanos para transferir al útero de la mujer.

Imagen: Procedimiento del PGT

En este enlace podrás leer todos los detalles de esta técnica: ¿Qué es el diagnóstico genético preimplantacional o DGP?

Por último, la gestación subrogada, que es un proceso por el que una mujer decide gestar el hijo de otra persona o pareja. Este procedimiento ha levantado grandes debates éticos y morales y, de hecho, actualmente es ilegal en España. Por lo tanto, las mujeres que necesiten recurrir a este método porque no pueden quedarse embarazadas por algún problema uterino o porque tienen desaconsejada la gestación porque podría suponer un peligro para su propia vida, y los hombres o las parejas de hombres que decidan formar una familia y necesitan recurrir a este método, deberán hacerlo en un país donde la legislación les sea más favorable en este aspecto.

Puedes leer el artículo completo en: La reproducción asistida: tipos, precio y Seguridad Social ( 829).
 Silvia Azaña Gutiérrez
Silvia Azaña Gutiérrez
Embrióloga
Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI).
Número de colegiada: 3435-CV
Embrióloga. Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Número de colegiada: 3435-CV.