Congelación de esperma: indicaciones, proceso, resultado y precio

Por (embriólogo senior), (ginecólogo), (embrióloga), (ginecóloga), (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 09/07/2021

La congelación de semen es una técnica muy utilizada actualmente en los centros de reproducción asistida. Se trata de un procedimiento sencillo que permite preservar la fertilidad en el hombre.

Gracias a la criopreservación espermática, los espermatozoides que son congelados y almacenados en bancos de esperma podrán usarse mediante técnicas de reproducción asistida en un futuro. Además, estos espermatozoides no verán afectada su calidad ni tendrán un tiempo límite de conservación.

A continuación tienes un índice con los 9 puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Cuáles son sus indicaciones?

La congelación de esperma ayuda a muchos pacientes que, sin esta técnica, no podrían ser padres en un futuro. Por esto, la criopreservación de semen se realiza en casos como los mencionados a continuación.

Pacientes oncológicos

La congelación de espermatozoides permite preservar la fertilidad en pacientes que, previsiblemente, van a perderla debido a tratamientos de quimioterapia o radioterapia. En estos pacientes, es necesario que las muestras sean congeladas antes de iniciar el tratamiento, ya que, una vez iniciado, la calidad seminal puede verse alterada y comportar peligros para la descendencia.

Por tanto, la capacidad reproductiva del paciente puede verse reducida después del tratamiento oncológico. En estos casos, las muestras de semen congeladas previamente podrán utilizarse en técnicas de reproducción asistida para buscar una gestación. De esta manera, estos varones podrán ser padres una vez superada la enfermedad, pese a los efectos que el tratamiento oncológico haya podido tener sobre su fertilidad.

Puedes seguir leyendo más información sobre este tema en el siguiente artículo: ¿Cómo afecta el cáncer a la fertilidad de los hombres y las mujeres?

Pacientes con dificultades para obtener la muestra

Algunos hombres presentan limitaciones a la hora de entregar la muestra seminal el día de la inseminación artificial (IA) o de la fecundación in vitro (FIV). Congelar esperma con anterioridad permite manejar con mayor comodidad los tratamientos de reproducción asistida cuando ocurre este tipo de situación.

Por ejemplo, la congelación de semen sería útil en aquellos pacientes con dificultades para eyacular por bloqueo psicológico. Esta técnica sería también de gran utilidad para aquellos pacientes que no pueden asistir a la clínica de fertilidad debido a que su lugar de residencia está lejos (especialmente, en los casos de ovodonación).

Además, la criopreservación espermática también permite optimizar el uso de muestras seminales valiosas. Este tipo de muestras son las obtenidas mediante biopsia testicular o aspiración de epidídimo, los lavados de semen de varones seropositivos o las muestras de pacientes oncológicos. De esta manera, se pueden dosificar las muestras seminales y utilizarlas poco a poco, según se requiera.

Otras indicaciones

Congelar algunas muestras de semen está muy recomendado para los pacientes que se vayan a realizar una vasectomía. Disponer de semen congelado será útil si en el futuro estos pacientes desearan ser padres, ya que se evitaría pasar por una biopsia de testículo o por una nueva intervención para tener descendencia con esperma propio.

Por otro lado, en pacientes con una calidad espermática muy baja, es aconsejable congelar muestras de semen de manera previa al inicio del tratamiento de reproducción asistida. En estos casos, la finalidad de congelar el semen es asegurar que el día de la punción folicular habrá espermatozoides disponibles para fecundar los óvulos obtenidos.

En cuanto a los donantes de semen, es imprescindible que se congelen las muestras seminales. La legislación española obliga a que se realicen una serie de análisis antes de ser utilizadas, para asegurar que no transmiten ninguna enfermedad. De esta manera, la criopreservación espermática permite que dé tiempo a confirmar la ausencia de infección por VIH en las muestras donadas.

Finalmente, transexuales que vayan a someterse a la cirugía de transición de sexo también pueden criopreservar su esperma por si deciden utilizarlo en el futuro.

Congelación de semen

La congelación espermática es una técnica rutinaria y sencilla que se realiza en cualquier laboratorio de reproducción asistida. No obstante, es necesario que antes de congelar el semen el paciente aporte serologías actualizadas. De esta manera, se garantiza que la seguridad del resto de muestras del laboratorio no se ve comprometida.

Además, también es fundamental valorar la calidad seminal mediante un seminograma antes de realizar esta técnica. La calidad seminal será el factor principal que determinará la viabilidad de la muestra una vez sea descongelada.

Sin embargo, el único requisito imprescindible para realizar la congelación de semen es que se encuentren espermatozoides móviles en el eyaculado.

Proceso de la congelación de esperma

Generalmente, la criopreservación espermática se lleva a cabo mediante un proceso de congelación lenta que consiste en:

  • Adición de agentes crioprotectores a la muestra seminal, para evitar que se produzcan daños celulares en los espermatozoides.
  • Introducción de la muestra seminal en criotubos o en pajuelas.
  • Descenso paulatino de la temperatura.
  • Almacenaje de los criotubos o pajuelas en nitrógeno líquido, a -196ºC.

Es importante destacar que es durante los procesos de congelación y descongelación cuando los espermatozoides pueden sufrir daños. Durante el almacenaje, la calidad seminal no varía.

En el caso de las muestras seminales valiosas, la congelación de semen se puede realizar en pequeñas perlas. De este modo se optimiza la utilización de estas, ya que es posible descongelar solo una pequeña cantidad de muestra seminal cada vez que sea necesario.

Resultados obtenidos con semen congelado

En las muestras seminales de buena calidad, algunos parámetros de los espermatozoides pueden verse alterados tras la descongelación (como el número de espermatozoides vivos o la movilidad espermática). Pese a ello, la congelación de semen no disminuirá las probabilidades de éxito del tratamiento.

Sin embargo, si la calidad de la muestra de semen es mala, las alteraciones en los parámetros espermáticos serán más acusadas. Por tanto, para aquellas técnicas de reproducción asistida en las que se necesite una concentración determinada de espermatozoides móviles (como la inseminación artificial o IA), los resultados pueden verse comprometidos con la congelación espermática.

No obstante, con la técnica de microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), en la que solo se requiere un espermatozoide para cada óvulo a fecundar, se podrá ayudar a estos pacientes a buscar la gestación.

Precios

La preservación de la fertilidad masculina tiene un coste más asequible que en el caso de las mujeres. Esto se debe, principalmente, a que la técnica de vitrificación de óvulos es un proceso con mayor complejidad. Como hemos dicho anteriormente, la congelación espermática es un procedimiento mucho más sencillo.

El coste de la congelación de semen varía entre diferentes clínicas, pero suele oscilar alrededor de los 200-700€.

Hay que tener en cuenta que este precio incluye, normalmente, el mantenimiento del semen congelado durante 2 años. A partir de esta fecha, será necesario que el paciente haga pago de las renovaciones que sean necesarias.

Si estás pensando en preservar tu fertilidad para tener un bebé en el futuro, te recomendamos obtener este informe de fertilidad personalizado, con información detallada de las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Entrevista al Dr. Antonio Alcaide

En el siguiente vídeo, el embriólogo Antonio Alcaide nos explica todas las particularidades de la congelación de semen y los posibles efectos sobre el tratamiento.

Preguntas de los usuarios

¿Es recomendable que los hombres congelemos esperma para preservar nuestra fertilidad?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

En principio sí, aunque no existe una relación clara entre la edad del varón y la disminución de su capacidad reproductiva.

La producción de espermatozoides en el testículo se realiza de forma continua, al contrario que ocurre con la formación de los óvulos en la mujer. Por esta razón, la congelación de semen de forma preventiva no tiene tanto sentido como en el caso de la mujer, en la cual, a partir de los 35 años disminuye el número y calidad de los ovocitos.

A no ser que exista una patología que vaya a afectar la producción espermática, el varón vaya a someterse a quimio o radioterapia, o a una cirugía (como en el caso más común de las vasectomías), no es necesario congelar el semen para el futuro.

Existen diversas opciones para preservar la fertilidad en hombres diagnosticados de cáncer. ¿Qué método se está utilizando actualmente antes de someterse a terapia para tratar el cáncer?

Por Dr. Juan Antonio García Velasco (ginecólogo).

En el varón, y a diferencia de la mujer, es relativamente sencillo, y consiste en recoger una o dos muestras de semen. Es muy importante que esto se realice antes de recibir la primera dosis de quimio o radioterapia, si no, la calidad va a estar muy deteriorada. En el caso de niños prepúberes se podría plantear realizar una biopsia testicular, pero esto es algo aún muy controvertido.

¿Es posible utilizar semen de un banco de esperma internacional?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

Sí, siempre que sea donante anónimo y que el donante haya pasado por los test que establece la legislación española.

¿Utilizar semen congelado afecta al resultado del tratamiento de reproducción asistida?

Por Dra. Mónica Aura Masip (ginecóloga).

Si hablamos de si afectará a los resultados el uso de muestra de semen congelada, dependerá de qué tratamiento se va a realizar y de cuál es el motivo por el que se decide utilizar una muestra previamente congelada y no una muestra fresca.

Sí que se ha observado que la congelación afecta, en mayor o menor medida, la movilidad de los espermatozoides, por lo que en casos de factor masculino severo la recomendación sería usar semen fresco.

Además, las muestras de semen de donante son congeladas (la ley española no permite el uso de un donante en fresco), por lo que el uso de semen congelado no tiene por qué empeorar los resultados salvo en determinados casos particulares.

Por otro lado, el uso de muestras congeladas nos permite tener más flexibilidad a la hora de organizar los tratamientos tanto por las necesidades de nuestros pacientes como por la gestión del trabajo diario en nuestras clínicas.

¿Durante cuánto tiempo se puede guardar esperma congelado?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

El tiempo durante el que la muestra está criopreservada no influye en la calidad espermática, por tanto, podemos tener las muestras congeladas el tiempo que sea necesario. De hecho, se conocen casos en que muestras que llevaban hasta 22 años congeladas han conseguido dar lugar a embarazo, sin causar ninguna consecuencia para la descendencia.

¿Hay algún límite de edad para congelar esperma?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

La edad no influye en los resultados de la criopreservación espermática. Como ya hemos comentado, el factor que mejor permite prever el resultado de la congelación es la calidad espermática previa.

¿La congelación de esperma entra por la Seguridad Social?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

Sí, siempre y cuando sea por motivos médicos. Por ejemplo, en el caso de pacientes oncológicos sí que sería posible realizar el tratamiento en la Seguridad Social, ya que la criopreservación espermática se haría por indicación médica.

Lecturas recomendadas

Como hemos visto, antes de congelar una muestra de semen se realiza un seminograma. Si quieres obtener más información acerca de esta prueba, te recomendamos leer el siguiente artículo: ¿Qué es un seminograma básico y cómo se hace paso a paso?

Si deseas informarte acerca del proceso de vitrificación de óvulos, no dudes en visitar el siguiente enlace: ¿Qué es la vitrificación de óvulos y cuáles son sus ventajas?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Hezavehei M, Sharafi M, Kouchesfahani HM, Henkel R, Agarwal A, Esmaeili V, Shahverdi A. Sperm cryopreservation: A review on current molecular cryobiology and advanced approaches. Reprod Biomed Online. 2018 Sep;37(3):327-339.

Kvist U, Björndahl L. ESHRE Monographs: Manual on Basic Semen Analysis. Oxford: Oxford University Press, 2002.

Sigman M, Zini A. (2009). Semen analysis and sperm function assays: what do they mean? Semin Reprod Med; 27: 115-123

Sociedad Española de Fertilidad (SEF) (2011). Manual de Andrología. Coordinador: Mario Brassesco. EdikaMed, S.L. ISBN: 978-84-7877.

Sociedad Española de Fertilidad (SEF) (febrero de 2012). “Saber más sobre fertilidad y reproducción asistida”. En colaboración con el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad del Gobierno de España y el Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud.

WHO Manual for standardized investigation and diagnosis and management of the infertile male. Cambridge: Cambridge University Press, 2000.

Preguntas de los usuarios: '¿Es recomendable que los hombres congelemos esperma para preservar nuestra fertilidad?', 'Existen diversas opciones para preservar la fertilidad en hombres diagnosticados de cáncer. ¿Qué método se está utilizando actualmente antes de someterse a terapia para tratar el cáncer?', '¿Es posible utilizar semen de un banco de esperma internacional?', '¿Utilizar semen congelado afecta al resultado del tratamiento de reproducción asistida?', '¿Durante cuánto tiempo se puede guardar esperma congelado?', '¿Hay algún límite de edad para congelar esperma?' y '¿La congelación de esperma entra por la Seguridad Social?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dr. Antonio Alcaide Raya
Dr. Antonio Alcaide Raya
Embriólogo Senior
Licenciado en Biología y Experto en Genética Médica. Máster en Biología y Embriología del Desarrollo por la Universidad de Valencia (UV). Miembro de la junta directiva de ASEBIR y director de laboratorio en ReproFiv. Más sobre Dr. Antonio Alcaide Raya
Dr. Juan Antonio García Velasco
Dr. Juan Antonio García Velasco
Ginecólogo
Licenciado en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid. Especialista MIR en Obstetricia y Ginecología en el Hospital La Paz. Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid, con subespecialidad en Reproducción por la Universidad de Yale (EE. UU.). Profesor Titular de Ginecología en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Más sobre Dr. Juan Antonio García Velasco
Número de colegiado: 282842556
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV
Dra. Mónica  Aura Masip
Dra. Mónica Aura Masip
Ginecóloga
La Dra. Mónica Aura es licenciada en Medicina y Cirugía General por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Además, es especialista en Ginecología y obstetricia por el Hospital de Santa Creu y Sant Pau y posee un Máster en Reproducción Asistida Humana por la Universidad Juan Carlos I de Madrid y otro en Gestión de centros sanitarios por la UB. Más sobre Dra. Mónica Aura Masip
Número de colegiado: 31588
 Rebeca Reus
Rebeca Reus
Embrióloga
Graduada en Biología Humana (Biomedicina) por la Universitat Pompeu Fabra (UPF), con Máster Oficial en Laboratorio de Análisis Clínicos por la UPF y Máster sobre la Base Teórica y Procedimientos de Laboratorio de Reproducción Asistida por la Universidad de Valencia (UV). Más sobre Rebeca Reus
 Silvia Azaña Gutiérrez
Silvia Azaña Gutiérrez
Embrióloga
Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Silvia Azaña Gutiérrez
Número de colegiada: 3435-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.