Tercer mes de embarazo: desarrollo del feto y síntomas en la mujer

Última actualización: 04/05/2018

El tercer mes de embarazo supone el final del primer trimestre. Abarca de la semana 9 a la 12 de gestación y es una etapa de grandes cambios.

Los síntomas en la madre son más visibles, pues comienza a notarse el aumento del vientre y de los senos. Por otra parte, el feto ya casi ha completado todo su desarrollo y ahora empieza a crecer.

Hay varios controles del embarazo que deben hacerse durante este mes, los cuales aportan información sobre la salud del futuro bebé. Además, una vez pasada la barrera de los 3 meses, la posibilidad de aborto espontáneo se reduce y la mujer empieza a disfrutar del embarazo.

¿Cómo cambia el bebé?

Durante el tercer mes de embarazo, finaliza el periodo embrionario y comienza el periodo fetal, por lo que el embrión pasa a denominarse feto.

El feto acaba de formar todos sus órganos en estas 4 semanas y algunos de ellos empiezan a funcionar. No obstante, la especialización y diferenciación de todos los sistemas continuará en las próximas semanas.

Los cambios más destacados durante este periodo son los siguientes:

  • El feto crece desde los 1,5-2 cm al final del segundo mes de embarazo hasta unos 5-7 cm al final del tercer mes.
  • Su peso varía de los 3 a los 14 gramos aproximadamente a medida que avanza el desarrollo fetal.
  • Empiezan a formarse los genitales masculinos o femeninos, aunque todavía no se aprecia con claridad el sexo del feto por ecografía.
  • El feto ya se parece mucho a un ser humano: los rasgos faciales son más evidentes, los miembros se alargan, se definen las manos y los pies, y se separan los dedos.

A continuación, vamos a comentar los principales cambios del bebé en cada una de las semanas que abarca este tercer mes.

Es importante resaltar que el desarrollo fetal no es algo matemático y que, por tanto, los cambios que aquí se comentan son generales. Puede haber ligeras variaciones a lo largo de las diferentes semanas en función de la mujer y el embarazo.

Semana 9 de embarazo

Al inicio del tercer mes de gestación, el embrión mide unos 2,5-3 cm. Es todavía muy pequeño, pero ya tiene un aspecto más humano que en el segundo mes.

Su evolución a partir de ahora es muy rápida: las piernas y brazos se alargan, aparecen las manos y los pies con todos los dedos formados, la cabeza va tomando forma con la aparición de la nariz y las orejas, etc.

También se desarrollan los ojos, los cuales han migrado a la parte frontal de la cara, y los párpados, que permanecerán cerrados hasta más adelante.

Esta será la última semana del periodo embrionario. Si quieres más información sobre ella, puede seguir leyendo aquí: Semana 9 de gestación.

Semana 10 de embarazo

En esta semana el feto ya ha alcanzado los 3-4 cm y su peso es de unos 5 gramos. Este rápido crecimiento fetal provoca la expansión del útero y hace que la mujer ya sienta su barriga más hinchada.

Un gran cambio que sucede en la semana 10 es que el feto empieza a moverse: abre y cierra la boca, las manos y los pies. También mueve las piernas dando patadas, lo que se conoce como reflejo patelar o rotuliano, un recurso biológico que nos programa para andar.

Otros cambios son los siguientes: se forman la lengua y el paladar, aparecen los codos y las rodillas, en el cerebro crecen unas 250.000 neuronas nuevas cada minuto, aparece el lanugo (vello fetal), se forma el ano, etc.

Además, el saco vitelino se va encogiendo porque la alimentación del bebé ya depende totalmente de la placenta.

En este enlace puedes obtener información detallada sobre este periodo: Semana 10 de embarazo.

Semana 11 de embarazo

El tamaño del feto con once semanas es de unos 4-5 cm y su peso de 7-8 g aproximadamente. Su piel todavía es fina y transparente, pero el cuerpo ya se encuentra más alargado.

En estos momentos el feto ya tiene formados órganos muy importantes, como hígado, riñones y estómago, algunos de los cuales ya han empezado a funcionar.

Por ejemplo, el feto ya ha empezado a generar sus propios glóbulos rojos, así como la orina que se expulsa y pasa a formar parte del líquido amniótico. Los fetos varones también empiezan a segregar la hormona testosterona, la cual contribuye a la diferenciación sexual.

Por otra parte, se desarrolla el diafragma, por lo que es posible que el feto tenga hipo. Se trata de una preparación para la respiración del bebé fuera del cuerpo materno.

En este artículo puedes obtener más información sobre este tema: Semana 11 de embarazo.

Semana 12 de embarazo

La cabeza del feto va adquiriendo forma redondeada y el tamaño esperado. El cuello está más estirado y las orejas se sitúan en la posición adecuada a ambos lados de la cara.

Las medidas del feto en la duodécima semana de embarazo son de unos 5-6 cm y su peso alcanza los 8-14 g.

Por otra parte, los órganos y sistemas principales del feto están formados y en su sitio (estómago, hígado, pulmones, páncreas e intestinos). No obstante, todavía necesitan más especialización y desarrollo.

Uno de los cambios más importantes en la semana 12 es que terminan de formarse los genitales del feto. A pesar de ello, es difícil apreciarlos en una ecografía.

Además de todo esto, el feto se mueve con mucha energía y seguirá desarrollando sus reflejos. La madre no lo puede notar aún, pero el feto responde a estímulos como golpecitos en el vientre.

Otro reflejo que aparece es el de chupar. El feto se mete el dedo en la boca y aprende a succionar, lo que le servirá, una vez nazca, para poder alimentarse de la leche de su madre.

Si te interesa seguir leyendo sobre esto, puedes consultar este artículo: Semana 12 de embarazo.

Síntomas de la madre

En el tercer mes de embarazo, los síntomas molestos de embarazo empiezan a desaparecer poco a poco, como las náuseas y los vómitos. No obstante, éstos todavía estarán presentes hasta desaparecer por completo en el cuarto mes de gestación.

Los síntomas más característicos en la madre con 3 meses de embarazo son los siguientes:

  • Los pechos aumentan de volumen. La aureola empieza a endurecerse y adquirir un color más amoratado. También las venas de alrededor del seno se vuelven más marcadas.
  • La barriga empieza a abultarse. El útero aumenta de tamaño y empieza a sobresalir de su localización en la cavidad pélvica. Al final del tercer mes, el embarazo ya puede apreciarse a simple vista en la mayoría de mujeres.
  • Es normal tener un aumento de peso entre 1 y 2 kg aproximadamente, por lo que puede que sea necesario comenzar a usar ropa premamá.
  • Molestias abdominales por el estiramiento de la placenta y de los músculos de la pelvis.
  • La piel se vuelve suave y brillante debido al aumento de sangre y a las hormonas. También es posible que aparezca acné.
  • Hay riesgo de sufrir cloasma gravídico (manchas solares en la piel). Por tanto, es recomendable aplicar una crema solar con alta protección.
  • El aumento de flujo sanguíneo y la dilatación de los capilares pueden provocar la aparición de arañas vasculares o nevo arácneo en el pecho y las piernas.
  • Las uñas y el pelo crecen más rápidamente y se fortalecen.
  • Molestias gastrointestinales: acidez, ardor, gases y/o estreñimiento.
  • Calambres en las piernas debido a la compresión del útero en las venas.

Por lo que respecta a las emociones, es posible que, debido a los cambios hormonales, la embarazada esté más sensible de lo habitual. Es frecuente que la mujer tenga cambios repentinos de humor, rompa a llorar sin motivo, esté más cansada o tenga más sueño que antes del embarazo.

Además, la futura madre siente con mayor intensidad la presencia de su bebé en su interior, aunque todavía no note sus movimientos.

Pruebas y control del embarazo

Durante el tercer mes, la mujer embarazada debe hacer una primera visita al ginecólogo para empezar a controlar su nuevo estado de gestación.

Es posible que esta primera visita se haya hecho ya en el segundo mes de embarazo. No obstante, algunas mujeres no descubren que están esperando un bebé hasta pasadas las ocho semanas.

En cualquier caso, el médico tomará las medidas del peso y la presión arterial para iniciar el control del embarazo. También realizará una exploración vaginal y de mamas, así como una citología si hace más de un año de la última.

En esta misma consulta, el médico hace un interrogatorio para incluir todos los antecedentes de la mujer en su historia clínica: fecha de última regla, embarazos previos, posibles abortos, síntomas destacados, etc.

Por último, el ginecólogo mandará a la mujer realizarse una serie de pruebas que se comentan a continuación.

Análisis de orina y sangre

El análisis de orina durante el embarazo sirve para detectar una posible infección de las vías urinarias. Por otra parte, también permite diagnosticar algunas complicaciones obstétricas, como la diabetes gestacional y la preeclampsia.

En cuanto al análisis de sangre, éste aporta información sobre los siguientes parámetros:

  • Grupo sanguíneo y Rh de la madre.
  • Anticuerpos de virus como la hepatitis, la toxoplasmosis y la rubeola, enfermedades infecciosas que pueden dar lugar a complicaciones.
  • Nivel de hierro para detectar una posible anemia.
  • Valor de la beta-hCG y la proteína PAPP-A para hacer el cribado combinado del primer trimestre.

Los análisis de orina y sangre durante el embarazo se repiten cada 3 meses.

Ecografía

La ecografía de las 12 semanas es una de las más importantes de la gestación, ya que aporta información relevante sobre el estado de salud del bebé y da tranquilidad a los futuros padres.

Entre la multitud de parámetros que permite valorar esta ecografía, destacamos los siguientes:

  • Escuchar el latido cardíaco del feto.
  • Visualizar el número de fetos y sacos gestacionales, lo que confirma si se trata de un embarazo único o múltiple.
  • Tomar las medidas del feto y visualizar las diferentes estructuras de su anatomía.
  • Medir la translucencia nucal y el hueso nasal del feto, fundamentales para descartar alteraciones genéticas.

La translucencia nucal o pliegue nucal es la acumulación de líquido debajo de la piel en la parte posterior del cuello del feto, la cual deber ser inferior a los 3 mm.

Si estás embarazada, ahora puedes hacerte las primeras ecografías a precios más económicos gracias a los convenios que Reproducción Asistida ORG tiene con varias clínicas españolas.

En la Sección de Descuentos puedes encontrar más información y beneficiarte de descuentos como este: Ver descuentos en ecografías del primer trimestre.

Triple screening

El cribado combinado del primer trimestre, también conocido como triple screening, es una prueba específica para estimar el riesgo de alteraciones cromosómicas en el feto.

Para realizar este estudio, es necesario obtener los siguientes parámetros a través de las pruebas que ya hemos comentado:

  • PAPP-A: proteína plasmática asociada al embarazo
  • Fracción libre de la hormona β-hCG
  • Translucencia nucal determinada por ecografía

En base a la combinación de estos valores, junto con la edad y el peso de la madre, se determina el riesgo que presenta el feto de tener una cromosomopatía como el síndrome de Down, el síndrome de Edwards o el síndrome de Patau.

Si el valor obtenido es elevado, existe un riesgo alto de anomalías en el bebé y, por tanto, se recomendará realizar una amniocentesis, una biopsia coriónica o un test prenatal en sangre materna para confirmar el diagnóstico.

Preguntas de los usuarios

¿Los 3 meses de embarazo a cuántas semanas equivalen?

Un embarazo de 3 meses equivale a las 12 semanas de las 40 que hay en total. Concretamente, el tercer mes de embarazo abarca las semanas 9, 10, 11 y 12. Además, el tercer mes de embarazo supone el final del primer trimestre, una etapa con mayor riesgo de aborto espontáneo que todas las mujeres desean superar pronto.

¿Me puedo acostar boca abajo si estoy embarazada de 3 meses?

Sí, puesto que en este momento del embarazo el vientre todavía no ha crecido demasiado no te será incómodo dormir en esa posición. No obstante, es recomendable que te acostumbres a dormir de lado o boca arriba para mayor comodidad en estadios más avanzados del embarazo.

¿Al tercer mes de embarazo se siente el bebé?

A los 3 meses de embarazo, el feto ya tiene un movimiento muy activo en el vientre: patalea, gira los tobillos y muñecas, cierra los puños, extiende los brazos, dobla los dedos de los pies hacia arriba y abajo, frunce la frente, aprieta los labios y realiza otros movimientos faciales.

No obstante, aunque la futura mamá sí experimenta todos los síntomas del embarazo, físicamente no sentirá al bebé hasta más adelante.

¿Puedo pintarme el pelo en el tercer mes de gestación?

La gran mayoría de estudios indican que los colorantes y tintes del cabello no dañan al feto ni afectan a su desarrollo. No obstante, por precaución, muchas mujeres prefieren teñirse el pelo con tintes vegetales o hacerse baños de color, que penetran en menor proporción. También hay mujeres que, aunque el médico no se lo indique expresamente, deciden esperar a pasar el primer trimestre de embarazo para teñirse el pelo, pues es el periodo más vulnerable del crecimiento fetal.

Lectura recomendada

Próximamente llegarás al cuarto mes de embarazo y con este al segundo trimestre, una etapa muy emocionante para los futuros padres. Puedes obtener más información sobre esto en el siguiente post: Los 4 meses de embarazo.

Llegados a este punto del embarazo, es recomendable que la mujer empiece a cuidar de su salud y realice algún tipo de ejercicio físico. En el siguiente artículo, encontrarás consejos sobre esto y los deportes más recomendados para embarazadas: Ejercicio físico en el embarazo.

Autores y colaboradores

Embrióloga especialista en Medicina Reproductiva
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI).
Embrióloga especialista en Medicina Reproductiva. Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI).

397 comentarios

  1. Destacado
    avatar
    Mela

    Tengo 14 semanas, es mi primer bebe. Me preocupa que sigo igual de delgada como si no lo estuviera. Esto es normal ? Si he tenido muchos malestares, me da mucho dolor en la Pete baja pero me preocupa que el bebe este mal ya que casi tengo 4 meses y aún no siento nada así del bebe o noto crecimiento de mi barriga

    • avatar
      Victoria MolinerEmbióloga especialista en Medicina reproductiva

      Hola Mela,

      no te preocupes, cada embarazo es diferente. Hay mujeres en las que por su complexión física, no se nota tanto la gestación o al revés, eso no influye en que el embarazo sea mejor o peor o la saludo de tu bebé esté en riesgo. Lo importante es que cuando te realicen las revisiones de tu embarazo tu médico te diga que está todo bien.

      Un saludo.

  2. Destacado
    avatar
    Daniela

    Buenas. ¿En el tercer mes de embarazo el embrión ya puede oir?

    • avatar
      Victoria MolinerEmbióloga especialista en Medicina reproductiva

      Hola Daniela,

      en este periodo de la gestación, el embrión ya pasa a llamarse feto. De momento su capacidad auditiva aún no se ha desarrollado pues no es hasta el quinto mes de embarazo cuando el feto es sensible a los sonidos.

      Un saludo.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies