Semana 11 de embarazo: los síntomas molestos disminuyen

Por (embrióloga).
Actualizado el 02/03/2018

A partir de la semana 11 de embarazo, las hormonas empiezan a equilibrarse en el cuerpo de la mujer y, por tanto, disminuyen las molestias matinales de las primeras semanas.

La mujer se sentirá mucho mejor, aunque ya note el aumento de peso y molestias en el bajo vientre por el crecimiento del útero.

El feto se parece más a un bebé humano en la semana 11 de gestación, pues su cuello se ha estirado y su desarrollo sigue de manera muy rápida.

Crecimiento del feto

En la semana once de embarazo, el feto mide unos 4-5 cm y su peso es aproximadamente de 7-8 g. Es aún muy pequeño, pero muchos de sus órganos más importantes ya están formados y empiezan a funcionar.

Los cambios más destacados en el feto durante esta semana 11 son los siguientes:

  • La cabeza se estira y las orejas van migrando a su posición definitiva. Ahora se asemeja más a la de un bebé.
  • Formación de riñones que producirán la orina del feto, principal componente del líquido amniótico.
  • Formación de vasos sanguíneos, cartílagos y músculos.
  • El feto empieza a generar sus propios glóbulos rojos.
  • Desarrollo del diafragma y aparición de hipo. Esto es algo normal, ya que el feto empieza a deglutir y a realizar movimientos respiratorios, lo cual le lleva a aspirar líquido amniótico.
  • Formación de los dientes dentro de las encías.
  • Desarrollo del sistema reproductor: aparecen los testículos u ovarios en función del sexo, aunque aún no se detectan por ecografía.

Además, debido al crecimiento del feto, el desarrollo de sus músculos y el fortalecimiento de sus huesos, éste puede moverse libremente por el líquido amniótico: se estira, da patadas y mueve la cabeza.

La alimentación del feto depende únicamente de la placenta, que proporciona todos los nutrientes y vitaminas necesarios para su desarrollo a través de la sangre que llega por el cordón umbilical.

La placenta también se encarga de la producción de diversas hormonas, entre ellas los estrógenos y la progesterona, durante toda la gestación. Ésta ya ha adquirido su forma definitiva, pero seguirá creciendo y engrosando en la pared uterina.

Síntomas en la madre

Los cambios que experimenta la madre en esta semana del embarazo son positivos. A partir de ahora, las náuseas matutinas y vómitos desaparecen, aunque algunas mamás pueden tardar un poco más en quitarse de encima este malestar.

El volumen de sangre circulando por el cuerpo aumenta. Esto puede hacer que la mujer sienta fatiga, se canse rápidamente o tenga ligeros mareos.

Además, otros síntomas que puede tener la mujer en la semana 11 de embarazo son los siguientes:

  • Cambios en las uñas o en el pelo. Algunas lo notan más fuerte y otras más débil.
  • El olfato se agudiza y también hay una mayor salivación.
  • Aparición de manchas solares en la piel (cloasma gravídico).
  • Encías sensibles que pueden sangrar. Esto es un efecto de la hormona progesterona.
  • Molestias gastrointestinales: acidez, gases y/o estreñimiento.
  • Calambres en las piernas debido a la compresión del útero en las venas que dificulta el retorno venoso.

El útero aumenta de tamaño y algunas mujeres ya empiezan a notarse la barriga. El estiramiento de los ligamentos y músculos de la pelvis para adaptarse al embarazo pueden provocar molestias en esta zona. También puede aparecer dolor abdominal debido a la compresión y distensión de los ligamentos redondos.

Cuidados

Es muy importante empezar a cuidar de la salud materna desde el momento que se descubre el embarazo. Las primeras medidas a adoptar, como ya comentamos en post anteriores, son dejar de fumar y de beber alcohol, ya que son hábitos perjudiciales para el feto.

Otras recomendaciones que pueden tenerse en cuenta en el tercer mes de embarazo tienen como objetivo reducir los síntomas molestos. Por ejemplo, cuidar de la higiene bucal y visitar al dentista.

En cuanto a las manchas que pueden aparecer en la cara debido a los rayos del sol, es conveniente utilizar una crema solar con un factor de protección alto o pantalla total durante todo el embarazo, sobre todo si es verano.

No existe ninguna contraindicación para teñirse el pelo o hacerse una permanente durante el embarazo. No obstante, el pelo puede estar mucho más sensible en esta etapa y podría debilitarse aún más.

Todavía no es necesario comprar ropa premamá, pero sí convendría empezar a usar ropa más holgada para estar más cómodas y que no apriete la panza.

Por último, los cuidados especiales durante todo el embarazo se basan en llevar una dieta saludable y realizar ejercicio diariamente. Estos apartados los comentaremos a continuación.

Alimentación

La alimentación es algo que debe cuidarse durante todo el embarazo para asegurar el desarrollo de un bebé sano y fuerte.

En general, las mujeres embarazadas deben llevar una dieta equilibrada a base de frutas, verduras, legumbres, hortalizas y cereales.

Las grasas saturadas o alimentos muy calóricos deben consumirse con moderación para no ganar un exceso de peso.

Lo más importante es el aporte de vitaminas y minerales necesarios para el correcto desarrollo fetal, como son los siguientes: ácido fólico, vitamina C, calcio, magnesio y potasio. Si éstos no se consumen en las cantidades suficientes a través de la alimentación, será necesario tomar suplementos prenatales.

Fortalecer el suelo pélvico

Practicar deporte es algo muy beneficioso para la salud, pero más aún durante el embarazo. El ejercicio mejorará la fuerza y la resistencia de la mujer y la preparará para el parto. El pilates y la natación son algunas de las actividades más recomendadas.

También es muy importante caminar todos los días para reducir la fatiga, el insomnio y los calambres.

Además, el ejercicio ayuda a las embarazadas a fortalecer el suelo pélvico. Esto son el conjunto de músculos y ligamentos que sirven de apoyo y sostén a los órganos pélvicos: la vejiga, el útero y el recto.

El suelo pélvico tiene que soportar mucho peso durante el embarazo y, por tanto, tiende a debilitarse a medida que avanzan las semanas de gestación. Las consecuencias de esto son la incontinencia urinaria, las disfunciones sexuales y el prolapso (caída de algún órgano intrabdominal), lo cual supone un riesgo de parto prematuro.

Para ejercitar los músculos del suelo pélvico, las embarazadas pueden hacer los ejercicios de Kegel diariamente: contraer y relajar los músculos de la vagina.

Si quieres obtener información más detallada sobre esto, te recomendamos entrar en el siguiente post: ¿Qué son los ejercicios de Kegel?

Preguntas de los usuarios

¿Cuántos meses son 11 semanas de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La undécima semana de gestación se corresponde con el tercer mes. Por tanto, está apunto de terminar el primer trimestre.

¿Tengo que hacerme una ecografía con 11 semanas de gestación?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Si estás embarazada y aún no te has hecho ninguna ecografía, sí que deberías visitar a tu ginecólogo para comprobar que todo va bien y seguir sus indicaciones.

Si ya te hiciste la primera ecografía en alguna semana anterior, lo recomendable es esperar hasta la semana 12 para hacer la ecografía del primer trimestre, en la que se mide la translucencia nucal del feto y se hace el cribado combinado.

¿Pueden detectarme un embarazo gemelar con 11 semanas?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí. Al hacer una ecografía podrán verse a los dos bebés dentro del útero. Además, la barriga habrá crecido más y ya podrá notarse con 11 semanas de gestación.

Lectura recomendada

Si estás en la semana 11, es probable que te interese seguir leyendo sobre cómo va a ser la evolución del embarazo. Te recomendamos entrar en el siguiente artículo: Semana 12 de embarazo.

A partir de la semana 11 de embarazo también puede hacerse el test de detección de ADN fetal en sangre materna para detectar algunas alteraciones genéticas. Si quieres saber en qué consiste esto, puedes visitar el siguiente artículo: Test de ADN fetal en sangre materna.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.