Uno de los rasgos más destacados con 9 semanas de gestación es que el embrión comienza a definir sus dedos, los cuales se separan entre sí formando la manita del bebé. Lo mismo ocurre con las piernas y los pies.

En los ojos aparecen los párpados, que por ahora permanecerán cerrados. La nariz y las orejas también empiezan a tomar forma normal.

Puedes leer el artículo completo en:    304
Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies