¿Cuándo hacer un test de embarazo? – Fiabilidad según la fecha

Por (embrióloga), (ginecólogo), (ginecóloga) y (ginecólogo).
Actualizado el 11/12/2018

El test de embarazo es una prueba que permite a la mujer saber si está embarazada. Puede ser cualitativo, cuando simplemente indica o no, o cuantitativo, si da el nivel exacto de hormona. En ambos casos, la hormona analizada es la conocida como beta-hCG (gonadotropina coriónica humana), liberada por el embrión desde su implantación en el útero.

Durante el primer trimestre de embarazo, el nivel de dicha hormona va aumentando progresivamente. Por ello, se recomienda esperar unas dos semanas desde la concepción para hacer el test. Si se hace antes, el resultado puede no ser fiable.

Tipos de pruebas de embarazo

En función del fluido sobre el que analicemos la concentración de beta-hCG, hablamos de test de embarazo en orina o en sangre. Los primeros son generalmente cualitativos y pueden hacerse en casa. Por su parte, los test sanguíneos requieren la intervención médica y pueden ser cualitativos o cuantitativos.

Prueba de embarazo casera

Las pruebas de embarazo compradas en farmacias, coloquialmente llamadas predictor, permiten conocer el estado gestacional sin necesidad de acudir al médico. Por tanto, es la manera más fácil, discreta y rápida que la mujer encuentra para saber si está embarazada.

Miden el nivel de hormona beta-hCG en orina. Así, si esta hormona está en la orina, reaccionará con los anticuerpos del test y aparecerá una línea o cruz de color. Actualmente, hay test de orina digitales que indican en la pantalla si hay embarazo y el tiempo de gestación.

Se trata de test cualitativos con una sensibilidad de entre 25 y 50 mUI/ml, es decir, detectan niveles de hormona beta-hCG por encima de este valor.

Se recomienda hacer el test con la primera orina de la mañana porque es el momento en que la concentración de hormona es más alta y, por tanto, es fácilmente detectable. Además, se aconseja no beber mucho líquido antes de realizar el test para no diluir los niveles hormonales en la orina.

Los test de orina, si se realizan bien, tienen una fiabilidad del 95-97%.

Prueba de embarazo en sangre

El funcionamiento básico de la prueba en sangre es el mismo que el de la prueba en orina. La diferencias principales son:

  • El fluido analizado
  • La sensibilidad o límite de detección
  • Permiten obtener un valor hormonal determinado

La prueba sanguínea puede hacerse de dos maneras: cuantitativa o cualitativamente. La última, al igual que el test de orina, simplemente indica un positivo o negativo, pero no un valor exacto.

Por su parte, el resultado del test de embarazo cuantitativo es un valor concreto que indica la concentración de hormona beta-hCG en sangre. Debe ser un especialista el que determine si dicho valor corresponde al embarazo.

Existe controversia en relación al nivel de hormona tomado como límite para marcar que hay o no gestación. En cualquier caso, generalmente se considera que valores inferiores a 10 mUI/ml son dudosos.

En este caso, se recomienda repetir el test y analizar la evolución de la beta-hCG: si el valor se duplica aproximadamente cada 48 horas, podemos decir que el embarazo evoluciona favorablemente. Si, por el contrario, el valor se detiene o disminuye, consideramos que no hay gestación evolutiva.

Falso negativo en el test de embarazo

Como hemos comentado, la cantidad de beta-hCG va aumentando desde el momento en que el embrión implanta en la cavidad uterina hasta aproximadamente el final del primer trimestre, momento en el que se estabiliza.

En el siguiente vídeo, la ginecóloga Marta Lafont nos comenta que:

Durante todo el primer trimestre, el nivel de beta-hCG va aumentando, llegando a un pico máximo hacia la semana 12-14 de gestación, lo que correspondería al tercer mes de embarazo.

Durante los primeros días de desarrollo, el nivel de beta-hCG es bajo. Por ello, existe la posibilidad de que el test de embarazo no lo detecte, pues su sensibilidad es mayor a la cantidad de beta-hCG que hay en este momento.

Por esta razón, se recomienda esperar aproximadamente 15 días desde la relación sexual o el tratamiento de reproducción asistida. Pasado este tiempo, si se ha producido el embarazo, el nivel de beta-hCG ya habrá aumentado lo suficiente como para ser detectado por el test y que el resultado obtenido sea fiable.

Si hacemos el test antes del día recomendado, corremos el riesgo de obtener un resultado “falso negativo”. Esto significa que, aunque se haya producido la gestación, el nivel de hormona beta-hCG es menor al límite de detección del test. Por tanto, obtenemos un resultado negativo cuando realmente es positivo.

En el caso del embarazo natural, no siempre es posible saber exactamente el día que tuvo lugar la fecundación, por lo que otra opción es esperar a que baje la regla. Si la regla no baja el día que esperabas, es decir, si tenemos un retraso, podemos hacer la prueba de embarazo y fiarnos del resultado. No obstante, hay ginecólogos que recomiendan esperar unos 7 días de retraso de la menstruación.

Si quieres más información sobre los falsos negativos en las pruebas de embarazo, te recomiendo consultar este enlace: ¿Por qué tengo síntomas de embarazo si el test es negativo?

Prueba de embarazo positiva

Generalmente, cuando el test da positivo, no hay duda de que estás embarazada. No obstante, existen situaciones concretas que pueden dar lugar a un aumento de los niveles de hCG sin que haya embarazo o siendo éste anómalo. Estaríamos ante un "falso positivo".

Los casos más comunes que pueden dar lugar a un resultado falso positivo son los siguientes:

Embarazo ectópico
existe implantación embrionaria, pero fuera del útero. Se trata de un embarazo extraembrionario que puede dar lugar a complicaciones graves de la salud materna. Por tanto, se debe poner fin al desarrollo embrionario eliminando el embrión.
Embarazo anembrionado
sólo se desarrolla el saco embrionario, sin embrión en su interior.
Embarazo bioquímico
se trata de un aborto en un estadio muy temprano. Hay implantación y, por ello, liberación de beta-hCG, pero el embrión se pierde a los pocos días de haber implantado.
Tratamientos de reproducción asistida
en tratamientos de reproducción asistida, es común que la mujer se inyecte fármacos que contienen hCG para desencadenar la ovulación. Los restos de esta hormona pueden ser detectados por el test de embarazo y resultar en un falso positivo.
Tumores ováricos
un valor elevado de hormona beta-hCG en ausencia de embarazo puede indicar el crecimiento anómalo de células cancerígenas.

En el siguiente enlace puedes encontrar más información sobre los falsos positivos: Falsos resultados en el test de embarazo.

Preguntas de los usuarios

¿Los nervios durante la beta-espera pueden afectar al éxito de la FIV?

Por Dr. Sergio Rogel Cayetano (ginecólogo).

Existen estudios serios en los que se ha medido la concentración de corticoides, la llamada hormona del estrés, en la saliva de mujeres que se someten a tratamientos de fertilidad que sugieren que el estrés afecta directamente a la probabilidad de embarazo.

Sin embargo, debo recordar que el tratamiento, y aún más el llamado periodo de la beta espera es francamente estresante para todas y cada una de las mujeres, por lo que el posible efecto del estrés sobre el éxito del tratamiento ya ha sido descontado.

En resumen, sí afecta el estrés en el tratamiento, pero este efecto ya ha sido calculado por su médico cuando en consulta se habló de la probabilidad de éxito del tratamiento.

¿Cómo se evita en reproducción asistida los falsos positivos por la hormona hCG que se da durante el tratamiento?

Por Dr. José Antonio Duque Gallo (ginecólogo).

El empleo de hCG, para desencadenar la ovulación, o como apoyo de la fase lútea, no debe enmascarar falsos positivos.

¿Cómo puedo saber si estoy embarazada?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

El retraso de la menstruación y otros síntomas del embarazo como las náuseas pueden hacer sospechar que estás embarazada. No obstante, para asegurarte, deberás realizarte un test de embarazo y, en caso de que éste resulte positivo, hacerte una ecografía abdominal para poder confirmar con mayor seguridad que el desarrollo embrionario se está produciendo con normalidad.

¿Cuánto cuesta una prueba de embarazo casera?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

El precio de las pruebas caseras varía entre 6 y 16 euros, dependiendo de la marca comercial. En cuanto a los test sanguíneos, se trata de un análisis de sangre, por lo que el precio puede variar mucho en función del laboratorio o clínica donde lo realicemos. En cualquier caso, lo habitual es que no supere los 40-50 euros.

¿Cómo se debe hacer la prueba de embarazo de orina?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Se recomienda hacerla con la primera orina de la mañana y pasadas unas dos semanas desde la relación sexual, la inseminación artificial o la transferencia embrionaria en los casos de FIV (fecundación in vitro).

Los pasos a seguir son: quitar la tapa protectora del test (donde está la tira reactiva) y colocarlo durante unos 5 segundos bajo el chorrito de orina. A continuación, se debe poner de nuevo la tapa del test para evitar interferencias con otras sustancias y esperar unos 5-10 minutos a que aparezca el resultado.

¿Es posible que el predictor resulte negativo y la prueba de embarazo en sangre positiva?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Sí, es posible debido a la diferente sensibilidad de ambas pruebas. Los test en orina detectan niveles hormonales superiores a los 20 o 50 mUI/ml, dependiendo del tipo de test que compremos. Por el contrario, en el análisis de sangre, podemos detectar valores menores. Por tanto, si utilizamos un predictor de sensibilidad 50 y la concentración de hormona beta-hCG en nuestro organismo es de 30, el predictor resultará negativo y, el test de embarazo en sangre, positivo.

Lectura recomendada

En este artículo hemos hablado sobre la hormona beta-hCG y su evolución durante el embarazo, pero no hemos especificado cuál es la función de esta hormona ni tampoco cuáles son los valores normales. Si te interesa, puedes consultar esta información en este enlace: Beta-hCG o la hormona del embarazo.

Por otra parte, aunque obtengamos un resultado positivo en el test, la confirmación del estado gestacional solo la obtendremos a las 6 semanas de desarrollo embrionario, cuando hagamos la primera ecografía y veamos en ella el saco gestacional. ¿Quieres saber más sobre esta prueba? Pincha en este enlace: Ecografía fetal.

Por último, recomendamos tener paciencia y esperar el momento adecuado para hacer la prueba, especialmente en los tratamientos de reproducción asistida. En el siguiente enlace te damos algunos consejos para sobrellevar lo que conocemos como betaespera, es decir, el tiempo hasta poder hacer la prueba de embarazo: Trucos para la betaespera.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
Dr. José Antonio  Duque Gallo
Dr. José Antonio Duque Gallo
Ginecólogo
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia, con la especialidad en Obstetricia y Ginecología. Cuenta con una amplia experiencia en el campo de la reproducción asistida. Ha sido Jefe del Servicio de Reproducción Humana Asistida del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza y, actualmente, es el Director Médico de la Clínica GOBEST en Zaragoza. Más sobre Dr. José Antonio Duque Gallo
Nº de colegiado: 505005367
Dra. Marta Lafont Piñas
Dra. Marta Lafont Piñas
Ginecóloga
Licenciada en Medicina por la Universidad de Barcelona, con la especialidad de Obstetricia y Ginecología. Cuenta con el Máster en Reproducción Humana por la Universidad Rey Juan Carlos y IVI. Ejerce como ginecóloga especializada en reproducción asistida en Institut Riera Bartra en la Clínica Sagrada Familia. Más sobre Dra. Marta Lafont Piñas
Número de colegiada: 30659
Dr. Sergio  Rogel Cayetano
Dr. Sergio Rogel Cayetano
Ginecólogo
Licenciado en Medicina por la Universidad Miguel Hernández en Alicante con la especialidad de Ginecología y Obstetricia en el Hospital General de Alicante. Amplió su experiencia en reproducción asistida mientras trabajaba en diferentes clínicas de Alicante y Murcia, hasta que en el año 2011 se unió al equipo médico de IVF Spain.

Más sobre Dr. Sergio Rogel Cayetano
Número de colegiado: 03-0309100

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.