¿Cuándo hacer un test de embarazo para que sea fiable?

Por (embrióloga), (ginecólogo), (ginecóloga), (ginecólogo) y (embrióloga).
Actualizado el 30/09/2021

El test de embarazo es una prueba que permite a la mujer saber si está embarazada o no. Este tipo de test puede ser cualitativo, cuando simplemente indica o no, o cuantitativo, si da el nivel exacto de hormona.

En ambos casos, la hormona analizada es la conocida como beta-hCG (gonadotropina coriónica humana), liberada por el embrión desde su implantación en el útero.

Durante el primer trimestre de gestación, el nivel de hormona hCG va aumentando progresivamente. Por ello, se recomienda esperar unas dos semanas desde la concepción para hacer el test de embarazo. Por el contrario, si la mujer se realiza antes la prueba, el resultado puede no ser fiable.

A continuación tienes un índice con los 7 puntos que vamos a tratar en este artículo.

Tipos de pruebas de embarazo

En función del fluido en el que analicemos la beta-hCG, hablamos de test de embarazo en orina o en sangre. Los primeros son generalmente cualitativos y pueden hacerse en casa. Por su parte, los test sanguíneos requieren la intervención médica y pueden ser cualitativos o cuantitativos.

Prueba de embarazo casera

Las pruebas de embarazo caseras, coloquialmente llamadas predictor, se compran en farmacias y permiten a la mujer conocer si está embarazada sin necesidad de acudir al médico. Por tanto, es la manera más fácil, discreta y rápida que la mujer encuentra para saber si se ha quedado embarazada.

Este tipo de test de embarazo detecta la beta-hCG en orina. Así, si esta hormona está presente, el test mostrará una línea o cruz de color indicando un resultado positivo.

Pese a ello, hay que tener en cuenta que la línea de control siempre debe aparecer, aun siendo un test de embarazo negativo. Si esta línea no aparece, significa que la prueba no ha funcionado correctamente, su resultado no es fiable y será necesario repetirla usando un nuevo test.

No obstante, actualmente hay test de embarazo digitales que indican directamente en la pantalla si la mujer está embarazada e, incluso, el tiempo de gestación en caso de estarlo.

Las pruebas de embarazo en orina son test cualitativos con una sensibilidad, generalmente, entre 25 y 50 mUI/ml. Por tanto, estos test detectan niveles de hormona hCG cuando esta se encuentra por encima de este valor.

Prueba de embarazo en sangre

El fundamento básico de la prueba de embarazo en sangre es el mismo que el del test de orina: detectar la hormona hCG. Pese a ello, las diferencias principales entre ambas pruebas son:

  • El fluido analizado.
  • La sensibilidad o límite de detección, siendo más sensibles las pruebas sanguíneas, es decir, detectan niveles más bajos de hCG.
  • La posibilidad de obtener un valor hormonal determinado.

La prueba sanguínea puede hacerse de dos maneras: cuantitativa o cualitativamente. La última, al igual que el test de orina, simplemente indica un positivo o negativo, pero no un valor exacto de hormona.

Por su parte, el resultado del test de embarazo cuantitativo es un valor concreto que indica la concentración de hormona beta-hCG en sangre. Por ello, debe ser un especialista el que determine si dicho resultado corresponde al embarazo.

Existe cierta controversia en relación al nivel de hormona hCG tomado como límite para indicar que hay o no gestación. En cualquier caso, generalmente se considera que valores inferiores a 10 mUI/ml son dudosos.

En caso de resultado dudoso, se recomienda repetir la prueba 2-3 días después y analizar la evolución de la beta-hCG: si el valor se duplica, aproximadamente, cada 48-72 horas, es indicativo de que el embarazo evoluciona favorablemente. Si, por el contrario, el valor se detiene o disminuye, se considera que la gestación no es evolutiva.

¿Cuándo hacer el test de embarazo?

Para que un test de embarazo (ya sea casero en orina o los realizados en sangre) tenga un resultado fiable, lo ideal es esperar, como mínimo, 15 días desde la concepción para hacer la prueba de embarazo. No obstante, cuando se está buscando un bebé y se mantienen relaciones sexuales frecuentes, es habitual que la mujer no sepa qué día exactamente pudo quedarse embarazada. En este caso, el test de embarazo debería hacerse una vez que la mujer ha tenido, al menos, un día de retraso en su menstruación.

Por otro lado, si la mujer se ha quedado embarazada gracias a un tratamiento de reproducción asistida, también deberá esperar para realizarse la prueba de embarazo. Este periodo es conocido como betaespera y es, indudablemente, muy angustioso para todas las pacientes.

Si el tratamiento ha sido una inseminación artificial (IA), la mujer deberá esperar 15 días desde la inseminación hasta confirmar con la prueba si está o no embarazada.

Por su parte, si la mujer se ha sometido a una fecundación in vitro (FIV), ya sea una FIV convencional o mediante inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), la betaespera será de unos 12 días a contar desde la transferencia embrionaria. Sin embargo, este periodo podrá variar ligeramente en función del día de desarrollo del embrión en el momento de la transferencia (día 3 o día 5).

Es importante mencionar que, tras una técnica de reproducción asistida, generalmente el ginecólogo indicará a la paciente realizarse una prueba de embarazo cuantitativa en sangre.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas. Evidentemente, no todos son iguales.

Por ello, esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con toda la información detallada de las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Falso negativo en el test de embarazo

Es importante esperar, como mínimo, los días indicados previamente para que el test de embarazo ofrezca un resultado fiable. Como hemos comentado, la cantidad de beta-hCG va aumentando desde el momento en que el embrión implanta en la cavidad uterina hasta, aproximadamente, el final del primer trimestre.

Durante los primeros días de desarrollo, el nivel de beta-hCG es bajo. Por ello, si la prueba de embarazo se realiza antes de tiempo, esta puede ofrecer un resultado falso negativo a pesar de sí estar embarazada, debido a que los niveles de hormona aún no han alcanzado los niveles necesarios para que pueda ser detectada por el test.

Por el mismo motivo, si la prueba de embarazo es negativa, pero la mujer tiene sospechas de estar embarazada porque presenta algún síntoma, lo recomendable es esperar unos días hasta volver a repetir el test. Es posible, sobre todo si se tienen ciclos menstruales irregulares, que la mujer se haya quedado embarazada más tarde de lo estimado y, de esta manera, se dará tiempo a que los niveles de hCG aumenten a niveles detectables por la prueba en caso de estar finalmente embarazada.

Por otro lado, suele ser recomendable hacer el test de embarazo con la primera orina del día. Además, se aconseja no beber mucho líquido antes de realizar la prueba, para no diluir los niveles hormonales en la orina. De este modo, se asegura también una mayor fiabilidad en el resultado del test.

Si se realizan bien, siguiendo expresamente las instrucciones del fabricante y en el día adecuado, los test de embarazo caseros o de orina tienen una fiabilidad del 95-97% o, incluso, superior.

Puedes leer más información sobre los falsos negativos en el siguiente enlace: Síntomas de embarazo, pero test negativo, ¿posible falso negativo?

Falso positivo en el test de embarazo

Generalmente, cuando el test de embarazo da positivo, no hay duda de que la mujer está embarazada. No obstante, existen situaciones concretas que pueden dar lugar a un aumento de los niveles de hCG sin que haya embarazo o siendo este anómalo. En este caso, estaríamos ante un falso positivo.

Los supuestos más comunes que pueden dar lugar a un resultado falso positivo son los siguientes:

Embarazo ectópico
la implantación embrionaria se ha producido fuera del útero, por lo que la gestación no es viable.
Embarazo anembrionado
solo se desarrolla el saco gestacional, sin embrión en su interior.
Embarazo bioquímico
se trata de un aborto en un estadio muy temprano. Hay implantación y, por ello, liberación de beta-hCG, pero el embarazo se pierde a los pocos días de haber implantado.
Ciertas enfermedades y tumores
un valor elevado de hormona beta-hCG en ausencia de embarazo puede indicar el crecimiento anómalo de células cancerígenas.
Tratamientos de reproducción asistida
en este tipo de tratamientos, es común que la mujer se inyecte fármacos que contienen hCG para desencadenar la ovulación. De este modo, los restos de esta hormona pueden ser detectados por el test de embarazo y resultar en un falso positivo.

Por tanto, ante un resultado positivo en el test de embarazo, lo recomendable es contactar con el ginecólogo. De esta manera, la mujer podrá realizarse las pruebas necesarias y, así, comprobar que la gestación se está desarrollando correctamente.

En el siguiente enlace puedes encontrar más información sobre los falsos positivos: ¿Pueden fallar los test de embarazo? Falsos positivos y negativos

Pruebas de detección temprana del embarazo

Hoy en día, es posible encontrar test de orina ultrasensibles que pueden detectar cantidades muy pequeñas de hCG. Por tanto, su alta sensibilidad permite que este tipo de test pueda ser realizado de manera anticipada, antes de tener el retraso en la menstruación.

No obstante, hay que tener cuidado a la hora de interpretar el resultado de este tipo de test:

  • Si el resultado es positivo, la mujer está embarazada, independientemente de que haya realizado la prueba de manera precoz. No obstante, puede ser conveniente que la mujer repita el test pasados unos días (mejor si espera hasta el retraso en la menstruación) para confirmar el resultado, ya que el test ha podido detectar tempranamente un embarazo bioquímico.
  • Si el resultado es negativo, puede tratarse de un falso negativo por la realización temprana del test. En este caso, la mujer deberá esperar a tener el retraso en la menstruación para volver a repetir la prueba de manera fiable.

Por tanto, el mejor momento para realizarse un test de embarazo es esperar siempre, como mínimo, a tener un día de retraso en la menstruación.

Preguntas de los usuarios

¿Cuándo hacer un test de embarazo si el periodo es irregular?

Por Dra. Mónica Aura Masip (ginecóloga).

Los test de embarazo detectan la presencia de la hormona del embarazo (HCG) tanto en sangre como en orina. La HCG empieza a segregarse por el trofoectodermo del embrión cuando ha habido implantación y pasa a la sangre y a la orina.

Las concentraciones de esta hormona en orina son un poco más bajas que en sangre, sobre todo, los primeros días de su posible detección, por lo que si realizamos un test demasiado pronto es más fácil detectarlo en sangre que en orina.

Hoy en día hay test de orina en farmacia muy sensibles que detectan ya cantidades muy bajas de HCG alrededor de 12-25UI de HCG. Aunque el ciclo de una mujer sea irregular, la HCG empieza a detectarse entre los 10 y 15 días después de la posible concepción, por tanto, si se sabe aproximadamente cuando ha sido la posible concepción, el test puede realizarse unos 15 días después.

¿Los nervios durante la beta-espera pueden afectar al éxito de la FIV?

Por Dr. Sergio Rogel Cayetano (ginecólogo).

Existen estudios serios en los que se ha medido la concentración de corticoides, la llamada hormona del estrés, en la saliva de mujeres que se someten a tratamientos de fertilidad que sugieren que el estrés afecta directamente a la probabilidad de embarazo.

Sin embargo, debo recordar que el tratamiento, y aún más el llamado periodo de la beta espera es francamente estresante para todas y cada una de las mujeres, por lo que el posible efecto del estrés sobre el éxito del tratamiento ya ha sido descontado.

En resumen, sí afecta el estrés en el tratamiento, pero este efecto ya ha sido calculado por su médico cuando en consulta se habló de la probabilidad de éxito del tratamiento.

¿Cómo se evita en reproducción asistida los falsos positivos por la hormona hCG que se da durante el tratamiento?

Por Dr. José Antonio Duque Gallo (ginecólogo).

El empleo de hCG, para desencadenar la ovulación, o como apoyo de la fase lútea, no debe enmascarar falsos positivos.

¿Cómo puedo saber si estoy embarazada?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

El retraso de la menstruación y otros síntomas del embarazo como las náuseas pueden hacer sospechar que estás embarazada. No obstante, para asegurarte, deberás realizarte un test de embarazo y, en caso de que éste resulte positivo, hacerte una ecografía abdominal para poder confirmar con mayor seguridad que el desarrollo embrionario se está produciendo con normalidad.

¿Cuánto cuesta una prueba de embarazo casera?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

El precio de las pruebas caseras varía entre 6 y 16 euros, dependiendo de la marca comercial. En cuanto a los test sanguíneos, se trata de un análisis de sangre, por lo que el precio puede variar mucho en función del laboratorio o clínica donde lo realicemos. En cualquier caso, lo habitual es que no supere los 40-50 euros.

¿Cómo se debe hacer la prueba de embarazo de orina?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Se recomienda hacerla con la primera orina de la mañana y pasadas unas dos semanas desde la relación sexual, la inseminación artificial o la transferencia embrionaria en los casos de FIV (fecundación in vitro).

Los pasos a seguir son: quitar la tapa protectora del test (donde está la tira reactiva) y colocarlo durante unos 5 segundos bajo el chorrito de orina. A continuación, se debe poner de nuevo la tapa del test para evitar interferencias con otras sustancias y esperar unos 5-10 minutos a que aparezca el resultado.

¿Es posible que el predictor resulte negativo y la prueba de embarazo en sangre positiva?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Sí, es posible debido a la diferente sensibilidad de ambas pruebas. Los test en orina detectan niveles hormonales superiores a los 20 o 50 mUI/ml, dependiendo del tipo de test que compremos. Por el contrario, en el análisis de sangre, podemos detectar valores menores. Por tanto, si utilizamos un predictor de sensibilidad 50 y la concentración de hormona beta-hCG en nuestro organismo es de 30, el predictor resultará negativo y, el test de embarazo en sangre, positivo.

Lecturas recomendadas

En este artículo hemos hablado sobre la hormona hCG y su evolución durante el embarazo, pero no hemos especificado cuál es la función de esta hormona ni tampoco cuáles son los valores normales. Si te interesa, puedes consultar esta información en este enlace: ¿Cuáles son los valores normales de la hormona beta-hCG?

Por último, recomendamos tener paciencia y esperar el momento adecuado para hacer la prueba de embarazo, especialmente en los tratamientos de reproducción asistida. En el siguiente enlace te damos algunos consejos para sobrellevar la betaespera: ¿Qué es la betaespera? - Síntomas y consejos tras el tratamiento

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Boxer J, Weddell S, Broomhead D, Hogg C, Johnson S. Home pregnancy tests in the hands of the intended user. J Immunoassay Immunochem. 2019;40(6):642-652.

Cole LA. The hCG assay or pregnancy test. Clin Chem Lab Med. 2012 Apr;50(4):617-30.

Gnoth C, Johnson S. Strips of Hope: Accuracy of Home Pregnancy Tests and New Developments. Geburtshilfe Frauenheilkd. 2014 Jul;74(7):661-669.

Minkin MJ. Embryonic development and pregnancy test sensitivity: the importance of earlier pregnancy detection. Womens Health (Lond). 2009 Nov;5(6):659-67.

Robinson JH. What the pregnancy test is testing. Br J Sociol. 2020 Jun;71(3):460-473.

Preguntas de los usuarios: '¿Cuándo hacer un test de embarazo si el periodo es irregular?', '¿Los nervios durante la beta-espera pueden afectar al éxito de la FIV?', '¿Cómo se evita en reproducción asistida los falsos positivos por la hormona hCG que se da durante el tratamiento?', '¿Cómo puedo saber si estoy embarazada?', '¿Cuánto cuesta una prueba de embarazo casera?', '¿Cómo se debe hacer la prueba de embarazo de orina?' y '¿Es posible que el predictor resulte negativo y la prueba de embarazo en sangre positiva?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
Dr. José Antonio  Duque Gallo
Dr. José Antonio Duque Gallo
Ginecólogo
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia, con la especialidad en Obstetricia y Ginecología. Cuenta con una amplia experiencia en el campo de la reproducción asistida. Ha sido Jefe del Servicio de Reproducción Humana Asistida del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza y, actualmente, es el Director Médico de la Clínica GOBEST en Zaragoza. Más sobre Dr. José Antonio Duque Gallo
Nº de colegiado: 505005367
Dra. Mónica  Aura Masip
Dra. Mónica Aura Masip
Ginecóloga
La Dra. Mónica Aura es licenciada en Medicina y Cirugía General por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Además, es especialista en Ginecología y obstetricia por el Hospital de Santa Creu y Sant Pau y posee un Máster en Reproducción Asistida Humana por la Universidad Juan Carlos I de Madrid y otro en Gestión de centros sanitarios por la UB. Más sobre Dra. Mónica Aura Masip
Número de colegiado: 31588
Dr. Sergio  Rogel Cayetano
Dr. Sergio Rogel Cayetano
Ginecólogo
Licenciado en Medicina por la Universidad Miguel Hernández en Alicante con la especialidad de Ginecología y Obstetricia en el Hospital General de Alicante. Amplió su experiencia en reproducción asistida mientras trabajaba en diferentes clínicas de Alicante y Murcia, hasta que en el año 2011 se unió al equipo médico de IVF Spain.

Más sobre Dr. Sergio Rogel Cayetano
Número de colegiado: 03-0309100
 Silvia Azaña Gutiérrez
Silvia Azaña Gutiérrez
Embrióloga
Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Silvia Azaña Gutiérrez
Número de colegiada: 3435-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.