Conoce el sexo de tu bebé

Muchas parejas consideran ventajoso conocer el sexo del bebé antes de que este nazca, ya que que creen que pueden establecer una mayor conexión al darle un nombre, planear la decoración de la habitación, etc.

Antes del desarrollo de un método científico de predicción del sexo del bebé, las diferentes culturas disponían ya de sus métodos caseros de predicción.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Actualmente, se suelen recurrir a los métodos científicos como la ecografía, aunque en algunas culturas se siguen utilizando los métodos populares. Los métodos que son más efectivos son aquellos que examinan los cromosomas del feto, como la amniocentesis.

Métodos populares de predicción del sexo

Existen diferentes mitos sobre la predicción del sexo del bebé. Estos no tienen ninguna base científica, por lo que su probabilidad de acierto será del 50%.

Algunas creencias están relacionadas con la embarazada, entre ellas están:

  • La forma del vientre: si es puntiagudo se cree que será niño y si es redondeado o achatado será niña.
  • La prueba del aceite: al echar unas gotas de aceite sobre la barriga, si éste avanza rápido será niño y, si lo hace lentamente, será niña.
  • Los antojos: si a la madre le apetecen dulces esperará una niña, mientras que si prefiere alimentos ácidos o salados será un varón.
  • Los sueños: si sueña con círculos será niña, mientras que si sueña con formas puntiagudas será niño.

Otros creen que diferentes aspectos del día de la concepción influyen sobre el sexo, como por ejemplo si fue un día par o impar o la fase en la que se encontraba la luna.

También existe la Tabla China, que es un calendario basado en la edad que tiene la mujer al momento de quedarse embarazada y en el mes en el que el bebé es concebido.

Hay parejas que utilizan el calendario de ovulación, que suele utilizarse tanto para intentar planificar el sexo del bebé como para tratar de averiguarlo una vez ha sido concebido.

Este método se basa en el conocimiento de que los espermatozoides Y (darán un varón) son más rápidos que los X (darán una niña), pero también viven menos tiempo.

Teniendo esto presente, habrá más posibilidades de tener un niño si se tienen relaciones el mismo día de la ovulación y para tener una niña las relaciones deberían mantenerse 2 o 3 días antes de la ovulación.

Análisis de orina casero para predecir el sexo

Actualmente en España es posible predecir con un 90% de posibilidades de acierto el sexo del feto con un simple análisis de orina en casa.

Se trata de un aparato que puede comprarse sin receta a la semana 10 de gestación y que da los resultados en unos minutos.

Sin embargo, no es fiable si se trata de un embarazo múltiple ni si se la madre está empleando hormonas como progesterona.

Análisis de sangre para predecir el sexo

El análisis de sangre permite conocer el sexo del bebé en la semana 8 de gestación.

La muestra se envía al laboratorio de análisis genético, donde se busca la presencia del cromosoma Y para determinar si se trata o no de un varón.

Ecografía

La ecografía es la forma menos invasiva, segura y habitual de averiguar el sexo del bebé. Se puede realizar a partir de la semana 13 del embarazo, pero si se realiza de la semana 16 en adelante hay más probabilidades de que el médico acierte en su previsión.

Para determinar el sexo, se buscan los genitales del feto para ver si se puede distinguir alguna protuberancia que sugiera la presencia de un pene.

Muchas veces la posición del feto no es la más adecuada para distinguir el aparato genital, además de que si se trata de una niña es más difícil reconocerlo en el ultrasonido.

Amniocentesis

Se trata de una prueba invasiva que se utiliza para determinar la presencia de anomalías genéticas en el feto. En esta prueba se determina también el sexo del bebé, ya que se analizan los cromosomas, pero, puesto que al realizarla se puede poner en peligro al feto y al propio embarazo, no se puede emplear para saber si el feto es niño o niña.

Se realiza primeramente una ecografía para determinar la posición del feto y después se introduce una aguja delgada, generalmente a través del ombligo, para extraer la muestra que contiene el ADN fetal del bebé.

Este procedimiento puede llevarse a cabo a partir de la semana 15 de embarazo.

2 comentarios

  1. usuario
    erika

    Tengo37 años estoy con 20 semanas de embarazo mi último periodo en marzo 27 ya tengo 2 niñas y un niño gracias por ayudarme

  2. usuario
    dolores

    En qué consiste la Tabla China???

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar