Prueba estreptococo B durante embarazo

El estreptococo del tipo B o Streptococcus agalactiae es una bacteria que muchas mujeres presentan en la vagina, recto o áreas circundantes. Se calcula que entre un 10% y un 30% de mujeres es portadora de la bacteria durante el embarazo. Generalmente es inofensiva para los adultos, pero puede causar infecciones severas en los recién nacidos o bebés que nazcan muertos.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice

Prueba estreptococo B durante embarazo

El estreptococo del grupo B puede causar septicemia, meningitis y neumonía en los neonatos. Algunos de estos bebés, especialmente aquellos que contraen meningitis, tendrán problemas de salud a largo plazo, como pérdida de la audición o de la visión, parálisis cerebral o discapacidades en el desarrollo. Alrededor del 5% no sobrevivirá.

Los bebés prematuros tienen un índice de supervivencia menor que los bebés que nacen a término, y aquellos que sobreviven tienen mayor riesgo de padecer problemas a largo plazo a causa de la enfermedad.

Por todo esto, es importante realizarse la prueba para detectar la presencia de esta bacteria en el momento adecuado, en cada embarazo que tengamos, incluso aunque haya dado negativa anteriormente.

¿En qué consiste la prueba del estreptococo B?

Se toma una pequeña muestra de la vagina y del recto de la mujer durante las etapas finales del embarazo (35-37 semanas), el procedimiento no causa dolor. La muestra se envía a un laboratorio donde se deposita en un medio de cultivo favorable al crecimiento de estos microorganismos. Los resultados se obtendrán un par de días después.

Si el cultivo es positivo seguramente se recibirá tratamiento antibiótico por vía intravenosa durante el parto para reducir el riesgo de transmitirle la bacteria al bebé. El tratamiento no suele administrarse antes porque la bacteria podría volver a proliferar.

El antimicrobiano que suele emplearse es penicilina, si se presentase alergia a la misma debe comunicarse al médico, en ese caso se recibe un tratamiento alternativo, como la cafazolina.

Excepciones

Las mujeres que tienen programado un parto por cesárea, no recibirán tratamiento, si el parto es provocado, no han empezado las contracciones y el saco amniótico no se ha roto.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar