Semana 36 de embarazo

Por (embrióloga).
Actualizado el 13/01/2015

En la semana 36 de embarazo, el bebé ya mide en torno a 46 cm de largo, con un peso que puede alcanzar los 2,8 kg. Notarás que sus movimientos se reducen por una simple razón: le queda poco espacio.

Si el parto tuviera lugar en este momento, todos sus órganos funcionarían a la perfección fuera del vientre de la madre y, en principio, su salud no tendría por qué correr peligro alguno.

Veamos en las siguientes secciones cuáles son los síntomas en la madre y cambios en el feto durante esta semana de embarazo.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Síntomas en la madre

Los síntomas que corresponden a esta semana son molestias relacionadas con el tamaño que tiene ya la barriga, tales como pesadez o sensación de falta de oxígeno. Veamos los detalles y causas de estos síntomas a continuación:

Cansancio y pesadez

Durante esta semana, es normal que te sientas pesada y cansada. Entre los kilos de más y el volumen puedes sentir dificultades al caminar. En cuanto a la comida, es normal que ya no sientas tanta hambre y lo más recomendable es comer varias veces al día, pero poca cantidad.

Sensación de ahogo

Otra de las quejas más comunes de las embarazadas es la sensación de ahogo. Aunque respires profundamente, sientes que no tienes suficiente oxígeno.

No te preocupes por el bebé, él recibe la suficiente cantidad de oxígeno. Tienes esta sensación porque el útero ha alcanzado tal tamaño que se encuentra debajo de las costillas y comprime los pulmones.

El encajamiento del bebé

Puede que sea en esta semana o en las siguientes cuando el bebé encaje la cabeza en la pelvis. Cuando esto pase, sentirás menos acidez y puede que mejore tu capacidad de respirar, disminuyendo la sensación de ahogo.

Esta es la forma que el bebé tiene de prepararse para el momento del parto. Si eres primeriza, el encajamiento del bebé aumentará la presión en la parte baja del abdomen, llegando a la vagina. Puede que te resulte muy incómodo caminar y debas orinar con una mayor frecuencia.

¿Cómo está el feto?

En la semana 36 de gestación tu hijo está casi desarrollado por completo, sus pulmones prácticamente ya están maduros. Las uñas de sus manos y pies han crecido hasta llegar al final de los dedos.

Otro de los procesos que ocurre en estas semanas para preparar al bebé para el alumbramiento es la aparición de cúmulos de grasa alrededor de su cuerpo. Esta grasa actúa como amortiguador de la temperatura, para que no se note tanto el descenso del interior del vientre materno. Por otra parte, también facilita el nacimiento del bebé, siendo más sencillo su paso a través de la vagina.

Al final de esta semana mide alrededor de 46 cm de longitud y pesa unos 2.730 gramos de media. Si el peso de tu hijo está entre 2.320 y 3.520 gramos no debes preocuparte, ya que se encuentra dentro de los valores considerados normales.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.