Semana 37 de embarazo: ¿Qué cambios hay en el bebé y en la madre?

Por (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 26/09/2022

En la semana 37 de embarazo, el bebé seguramente ya se encuentre encajado en la pelvis materna, por lo que la mujer notará la barriga más baja. Los movimientos del bebé pueden sentirse más intensos, debido a la falta de espacio. Además, puede que la embarazada se sienta cada vez más incómoda y le cueste más dormir y caminar.

Por otro lado, es importante mencionar que a partir de la semana 37 de embarazo el parto puede ocurrir en cualquier momento y ya no se consideraría prematuro, sino a término temprano.

El bebé en la semana 37 de embarazo

En la semana 37 de gestación, el bebé mide alrededor de 47-48 cm de longitud y pesa casi 3 kilogramos. Esto significa que el bebé continúa creciendo y ganando peso. Además, durante esta semana seguirá acumulando grasa, lo que le servirá para regular su temperatura corporal una vez que se haya producido el nacimiento.

El lanugo que cubría el cuerpo del bebé ha comenzado a caerse y desaparecer en la semana 37 de embarazo. El lanugo es ese fino vello que recubre su cuerpecito durante la gestación (aproximadamente, desde la mitad del embarazo) para su protección. No obstante, algunos bebés nacen con algo de lanugo aunque el embarazo haya llegado a término, el cual se irá cayendo por sí solo al poco tiempo.

Por otro lado, lo más frecuente es que el bebé esté en posición cefálica en la semana 37 de embarazo, lo que significa que ya ha encajado su cabeza en la pelvis materna. Sin embargo, si el bebé se presenta de nalgas (3-4 % de los casos), es posible que ofrezcan a la madre realizar una versión cefálica externa (VCE) durante esta semana, ya que, de lo contrario, lo más habitual es que los fetos de nalgas nazcan mediante cesárea.

La versión cefálica externa es una maniobra obstétrica que pretende dar la vuelta al bebé para colocarlo en posición cefálica y favorecer el parto vaginal.

No obstante, hay ciertas contraindicaciones para realizar una VCE y, además, es un procedimiento que puede tener algunos riesgos. Sin embargo, las complicaciones más graves son poco frecuentes.

Síntomas habituales en la semana 37

Durante la semana 37 de embarazo, la mujer puede observar en su ropa interior o al limpiarse un flujo vaginal mucoso y pegajoso, que puede tener pequeñas hebras de sangre. Lo más habitual es que se corresponda con la expulsión del tapón mucoso, lo que es indicativo de que el parto se acerca.

El tapón mucoso es una secreción que, localizada en el cuello uterino, evita durante la gestación el paso de microorganismos hacia el útero.

No obstante, desde la expulsión del tapón mucoso hasta el parto pueden pasar desde horas hasta varios días. Sin embargo, si la mujer tiene un sangrado, deberá acudir cuanto antes al especialista que esté llevando la gestación.

Por otro lado, también puede producirse un aumento en la frecuencia de las contracciones de Braxton Hicks, las cuales pueden estar presentes desde la segunda mitad del embarazo. Estas contracciones pueden ser molestas, se presentan a intervalos irregulares y sirven como preparación al parto.

Por el contrario, si la mujer presenta contracciones regulares y cada vez más frecuentes e intensas, puede tratarse de contracciones de parto y deberá acudir al médico.

Otros síntomas en la semana 37 de embarazo

Es posible que, hacia el final de la gestación, los movimientos del bebé disminuyan por el espacio tan limitado que el bebé tiene a estas alturas. Pese a ello, la mujer debe seguir percibiendo movimientos, incluso, más intensos debido igualmente a la escasez de espacio en el útero.

Por ello, en caso de ausencia total de movimiento o si la mujer nota que su bebé está menos activo que de costumbre, se debe acudir al médico para que compruebe que todo está bien.

Además, otros síntomas que puede notar la mujer en la semana 37 de gestación son:

  • Barriga más baja, debido a que el bebé ya se encuentra encajado en la pelvis materna.
  • Presión pélvica y dolor de espalda.
  • Respiración más fatigada.
  • Acidez.
  • Aumento en la necesidad de micción.

Por otro lado, también es posible que la mujer presente dificultades para dormir y descansar en estas últimas semanas de embarazo.

Control médico en la semana 37

En la semana 37 de gestación, es posible que le realicen a la embarazada el cribado del estreptococo del grupo B. Se trata de un cultivo vagino-rectal con el que se determina si la mujer es portadora de este microorganismo (aunque no presente ningún síntoma).

El motivo es que, si el resultado es positivo, el bebé puede contagiarse con este microorganismo durante el parto y presentar complicaciones como neumonía, meningitis o infecciones sanguíneas. Por ello, en caso de resultado positivo, se le administrarían antibióticos a la madre en el momento del parto.

Sin embargo, el cultivo vagino-rectal puede realizarse a partir de la semana 35 de embarazo. Por tanto, es posible que en la semana 37 la gestante reciba los resultados de esta prueba si se realizó con anterioridad.

Por otro lado, en la semana 37 puede realizarse la VCE si el bebé viene de nalgas, como se ha mencionado previamente.

Recomendaciones en la semana 37

Debido a que el parto puede ocurrir en cualquier momento, la semana 37 de embarazo puede ser un buen momento para que la mujer ultime los preparativos y la bolsa que llevará al hospital en el momento del parto.

Para reducir la pesadez y la acidez, puede ser recomendable comer poca cantidad y a menudo. Además, la mujer deberá descansar siempre que pueda, puesto que el sueño nocturno en las semanas finales de gestación estará más dificultado.

Finalmente, será muy importante mantener durante toda la gestación una dieta saludable, hidratarse, así como hacer ejercicio adaptado a la etapa del embarazo.

Vídeo sobre la semana 37 de embarazo

Silvia Azaña, embrióloga de Reproducción Asistida ORG, nos habla en este vídeo sobre la semana 37 de embarazo, los cambios en el bebé, los síntomas más frecuentes, las pruebas médicas que se pueden realizar durante esta semana y, además, sobre algunas recomendaciones.

Silvia nos cuenta que:

En la semana 37 de gestación, el bebé puede medir alrededor de 47-48 cm de longitud y pesa alrededor de 3 kilogramos. Esto significa que el bebé continúa creciendo y ganando peso.

Preguntas de los usuarios

¿El bebé se mueve poco en la semana 37?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

En la semana 37 de gestación el bebé ya ha alcanzado un tamaño considerable, por lo que dispone de menos espacio dentro del útero (a diferencia de cuando era más pequeño). Por este motivo, es posible que se perciban menos movimientos, pero estos quizá se sienten más intensos debido a la falta de espacio.

De cualquier modo, la mujer debe seguir sintiendo los movimientos del bebé en la semana 37 y, si no percibe movimientos o si se nota una disminución en la actividad, la embarazada debe acudir al médico para que puedan comprobar que todo está bien.
Leer más

¿Se pueden tener contracciones de parto en la semana 37?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

Sí, el embarazo está llegado a su recta final y la mujer puede ponerse de parto en la semana 37. Además, a partir de esta semana, ya no se consideraría un parto prematuro, sino a término temprano.

No obstante, es importante distinguir las contracciones de parto de las contracciones de Braxton Hicks que la mujer puede sentir de manera más frecuente al final del embarazo.

Mientras que las contracciones de Braxton Hicks son irregulares y no aumentan en intensidad, las contracciones de parto se producen de manera más rítmica y van aumentando su frecuencia e intensidad.
Leer más

¿Es normal estar agotada en la semana 37 de embarazo?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

En la semana 37 de embarazo, la embarazada puede sentirse cansada. Debido al tamaño que ya tiene el bebé y la barriga, la mujer puede sentirse menos activa. Además, es muy habitual que a estas alturas de la gestación la mujer tenga dificultades para descansar, lo que, sin duda, aumentará el cansancio.

Sin embargo, si la mujer se siente excesivamente cansada y le preocupa que esa sensación no sea normal, lo recomendable es consultar siempre al especialista.

Lecturas recomendadas

Si estás embarazada de 37 semanas y quieres saber más acerca de lo que ocurre en la siguiente semana de gestación, te recomendamos leer el siguiente artículo: Semana 38 de embarazo

Por otro lado, si lo que deseas es conocer más sobre el momento del parto, puedes visitar este enlace: El parto: preparación, tipos y posibles complicaciones

Hacemos un gran esfuerzo para ofrecerte información de máxima calidad.

🙏 Por favor, comparte este artículo si te ha gustado. 💜💜 ¡Nos ayudas a seguir!

Bibliografía

Bicocca MJ, Gupta M, Wagner SM, Mendez-Figueroa H, Chauhan SP. Adverse maternal and neonatal outcomes among low-risk women with obesity at 37-41 weeks gestation. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2020 Nov;254:141-146. (Ver)

Eskes M, Ensing S, Groenendaal F, Abu-Hanna A, Ravelli A. The risk of intrapartum/neonatal mortality and morbidity following birth at 37 weeks of gestation: a nationwide cohort study. BJOG. 2019 Sep;126(10):1252-1257. (Ver)

Fadigas C, Saiid Y, Gonzalez R, Poon LC, Nicolaides KH. Prediction of small-for-gestational-age neonates: screening by fetal biometry at 35-37 weeks. Ultrasound Obstet Gynecol. 2015 May;45(5):559-65. (Ver)

Ficara A, Syngelaki A, Hammami A, Akolekar R, Nicolaides KH. Value of routine ultrasound examination at 35-37 weeks' gestation in diagnosis of fetal abnormalities. Ultrasound Obstet Gynecol. 2020 Jan;55(1):75-80. (Ver)

Khalil MR, Thorsen PB, Møller JK, Uldbjerg N. Number of colony forming units in urine at 35-37 weeks' gestation as predictor of the vaginal load of Group B Streptococci at birth. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2018 Apr;223:68-71. (Ver)

Malin GL, Morris RK, Riley RD, Teune MJ, Khan KS. When is birthweight at term (≥37 weeks' gestation) abnormally low? A systematic review and meta-analysis of the prognostic and predictive ability of current birthweight standards for childhood and adult outcomes. BJOG. 2015 Apr;122(5):634-42. (Ver)

Panaitescu AM, Wright D, Militello A, Akolekar R, Nicolaides KH. Proposed clinical management of pregnancies after combined screening for pre-eclampsia at 35-37 weeks' gestation. Ultrasound Obstet Gynecol. 2017 Sep;50(3):383-387. (Ver)

Robinson M, Whitehouse AJ, Zubrick SR, Pennell CE, Jacoby P, McLean NJ, Oddy WH, Hammond G, Stanley FJ, Newnham JP. Delivery at 37 weeks' gestation is associated with a higher risk for child behavioural problems. Aust N Z J Obstet Gynaecol. 2013 Apr;53(2):143-51. (Ver)

Veglia M, Cavallaro A, Papageorghiou A, Black R, Impey L. Small-for-gestational-age babies after 37 weeks: impact study of risk-stratification protocol. Ultrasound Obstet Gynecol. 2018 Jul;52(1):66-71. (Ver)

Preguntas de los usuarios: '¿Cómo es el bebé en la semana 37 de embarazo?', '¿Cuáles son los síntomas habituales en la semana 37 de embarazo?', '¿El bebé se mueve poco en la semana 37?', '¿Se pueden tener contracciones de parto en la semana 37?', '¿Qué pruebas se realizan en la semana 37 de embarazo?', '¿Qué recomendaciones se deben seguir en la semana 37 de embarazo?' y '¿Es normal estar agotada en la semana 37 de embarazo?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
 Silvia Azaña Gutiérrez
Silvia Azaña Gutiérrez
Embrióloga
Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Silvia Azaña Gutiérrez
Número de colegiada: 3435-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.