Revista médica certificada por la WMA, ACSA, SEAFORMEC, HON.
FAQs
149
0

¿Cuáles son los síntomas habituales en la semana 37 de embarazo?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).
Última actualización: 26/09/2022

Silvia Azaña, embrióloga en Reproducción Asistida ORG, nos cuenta en este vídeo los síntomas habituales de la semana 37 de gestación. Tal y como nos dice Silvia:

Durante la semana 37 de embarazo, la mujer puede observar en su ropa interior o al limpiarse un flujo vaginal mucoso o pegajoso que puede contener algunas hebras de sangre. Lo más habitual es que se corresponda con la expulsión del tapón mucoso, lo que significa que el momento del parto se acerca. El tapón mucoso es una secreción que, localizada en el cuello uterino, evita el paso de los microorganismos de la vagina al útero. Desde la expulsión del tapón mucoso hasta el parto pueden pasar desde varias horas hasta varios días. Sin embargo, si la mujer tiene un sangrado, deberá acudir cuanto antes al especialista. Por otro lado, también puede producirse un aumento en la frecuencia de las contracciones de Braxton Hicks, las cuales pueden empezar a producirse a partir de la segunda mitad del embarazo. Estas contracciones pueden ser molestas, se producen a intervalos irregulares y sirven como preparación al parto. Por el contrario, si la mujer presenta contracciones regulares y cada vez más frecuentes e intensas, deberá acudir al médico porque puede tratarse de contracciones de parto. Es posible que, a partir del final de la gestación, los movimientos del bebé disminuyan debido al espacio tan limitado que tiene el bebé a estas alturas. Pese a ello, la mujer debe seguir percibiendo movimientos, incluso más intensos debido a esa falta de espacio. Por ello, ante la ausencia de movimientos o la mujer percibe que el bebé está menos activo que de costumbre, se debe acudir al médico para que compruebe que todo está bien. Además, otros síntomas que puede sentir la mujer en la semana 37 de gestación son: barriga más baja, presión pélvica, dolor de espalda, respiración más fatigada, acidez, aumento en la necesidad de micción. Además, también es posible que la mujer presente dificultades para dormir y descansar en estas últimas semanas de embarazo.

Puedes leer el artículo completo en: Semana 37 de embarazo: ¿Qué cambios hay en el bebé y en la madre? ( 89).
 Silvia Azaña Gutiérrez
Silvia Azaña Gutiérrez
Embrióloga
Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI).
Número de colegiada: 3435-CV
Embrióloga. Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Número de colegiada: 3435-CV.