El hatching asistido antes de la transferencia embrionaria

Por (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 28/08/2018

El hatching asistido, también llamado eclosión asistida o assisted hatching en inglés, es una técnica complementaria que puede hacerse a los embriones en cultivo durante un tratamiento de fecundación in vitro (FIV).

Consiste en la realización de un pequeño orificio en la zona pelúcida del embrión con la finalidad de facilitar la salida del blastocisto expandido, fenómeno conocido como eclosión, y mejorar así las tasas de implantación.

La eclosión asistida no se utiliza de forma rutinaria en los laboratorios de reproducción asistida, pero está indicada en algunos casos de embriones congelados antes de su transferencia.

¿Qué es la eclosión?

Le eclosión del embrión es un proceso natural que tiene lugar sobre el 6º día de desarrollo embrionario, mediante el cual el embrión en estado de blastocisto se libera de la capa proteica que lo envuelve, llamada zona pelúcida, y sale al exterior.

La zona pelúcida es la membrana externa del embrión que lo protege hasta que, finalmente, éste consigue eclosionar e implantarse en el útero.

Los óvulos fecundados presentan una zona pelúcida de unos 0.015-0.020 mm de espesor en sus primeros días de desarrollo, ya que en este estadio el embrión va multiplicando sus células pero no aumenta de tamaño.

A medida que avanza el crecimiento y volumen embrionario, esta capa externa proteica va adelgazando hasta que llega a romperse porque el contenido celular ya no cabe en su interior.

En función de si la eclosión ya ha tenido o no lugar, se diferencian 3 tipos de blastocistos:

Blastocisto expandido
el embrión presenta un gran tamaño y la zona pelúcida está más fina.
Blastocisto eclosionando o hatching
la zona pelúcida se ha roto y el embrión está saliendo.
Blastocisto eclosionado o hatched
el embrión ya se ha desprendido completamente de la zona pelúcida.

Puedes seguir leyendo sobre este tema en el siguiente artículo: La clasificación de blastocistos.

Assisted hatching

En ocasiones, algunos embriones presentan una zona pelúcida engrosada o deforme que dificulta su salida y, por tanto, pueden dar lugar a fallos de implantación.

Para solucionar este problema, la reproducción asistida cuenta con la técnica del hatching asistido: hacer un agujero a la capa externa del embrión y facilitar su salida.

A continuación, vamos a comentar varios detalles sobre esta eclosión asistida.

Indicaciones

El hatching asistido no suele hacerse de forma rutinaria en todos los laboratorios. Solamente está indicado en casos concretos como los siguientes:

  • Óvulos fecundados con la zona pelúcida engrosada.
  • Transferencia de embriones descongelados, ya que la vitrificación produce un endurecimiento de la zona pelúcida.
  • Mujeres mayores de 37 años que tienen problemas para quedarse embarazadas.
  • Valores elevados de la FSH basal sérica.
  • Fracasos repetidos tras varios ciclos de FIV.
  • Embriones con desarrollo lento. Por ejemplo, cuando en día 3 presentan menos de 6 células.
  • Embriones con la zona pelúcida de color anormal u obscurecida.
  • Embriones con alto porcentaje de fragmentación. Al hacer el agujero en la zona pelúcida, se aprovecha para aspirar los fragmentos.

Cabe destacar que aquellos embriones biopsiados para hacer un DGP ya tendrán hecho el agujero y, por tanto, eclosionarán con facilidad una vez llegados al estadio de blastocistos expandidos.

¿Cómo se hace?

Normalmente, la eclosión asistida se realiza en el tercer día de desarrollo, cuando el embrión suele presentar unas 8 células y su tamaño todavía no ha aumentado.

En cuanto al modo de hacerla, existen 3 técnicas posibles:

Eclosión mecánica
se atraviesa la zona pelúcida con una aguja y se va horadando mediante fricción contra una pipeta. Es una técnica poco utilizada por el riesgo que tiene de dañar al embrión.
Eclosión química
se utiliza una solución ácida, como el ácido tyrodes, para degradar la zona pelúcida hasta hacer un agujero.
Eclosión con láser
es el método más utilizado hoy en día por su mayor control y seguridad al hacer el agujero, ya que solamente es necesario realizar unos pocos micropulsos de un láser. No obstante, tiene la desventaja de ser la técnica más cara.

Resultados

La eclosión asistida solamente supone una ventaja para los casos que hemos comentado en el apartado anterior. Por ello, no se ofrece a todas las pacientes que van a someterse a una fecundación in vitro.

En casos de fallos repetidos de implantación u ovocitos de mala calidad por zona pelúcida engrosada, el hatching asistido sí que aumenta la posibilidad de embarazo. El hecho de facilitar a estos embriones desprenderse de su zona pelúcida puede ayudarles a adherirse al endometrio e implantar.

Por otra parte, los resultados obtenidos en diferentes clínicas que realizan esta técnica son muy variables y, por tanto, es difícil extraer una conclusión.

Lo que sí está claro es que, si esta técnica no se utiliza para los casos indicados, su aplicación no supone ninguna ventaja para conseguir el embarazo.

Si necesitas someterte a un tratamiento de FIV para poder ser madre, te recomendamos usar esta "herramienta" para ayudarte a elegir la mejor clínica para ti.

Recibirás un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Preguntas de los usuarios

¿Qué es el hatching asistido?

Por Patricia Recuerda Tomás (embrióloga).

El hatching asistido o eclosión asistida es una técnica de reproducción asistida que se aplica sobre los embriones obtenidos en cultivo en el laboratorio de FIV. Esta técnica consiste en realizar una abertura en la zona pelúcida que recubre a los embriones. Para ello se utiliza habitualmente un láser y se realiza en día 3 de desarrollo embrionario.

Mediante esta técnica se busca facilitar la salida del blastocisto de la zona pelúcida para así incrementar la capacidad implantatoria de los embriones. Al ser una técnica invasiva no exenta de riesgos solamente está indicada en los siguientes casos: pacientes de más de 37 años, embriones con la zona pelúcida gruesa, oscura o con otras alteraciones, embriones multinucleados, fallos de implantación previos, ritmos de división embrionaria lentos, niveles basales de FSH elevados, bajas respondedoras.

¿Es recomendable hacer el hatching asistido a los embriones congelados?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La transferencia de embriones congelados es una de las indicaciones para hacer una eclosión asistida, ya que el proceso de vitrificación puede haber endurecido la zona pelúcida de los embriones. No obstante, esta técnica no suele utilizarse de forma rutinaria y, además, la tasa de embarazo de los embriones vitrificados es similar a la de los embriones en fresco.

Puedes leer más sobre esto aquí: Transferencia de embriones congelados.

¿Es recomendable el hatching asistido para la aspiración de fragmentos?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí. Esta es una de las indicaciones para realizar un assisted hatching, ya que hay estudios que indican que los fragmentos celulares impiden la evolución del embrión. Además, esta técnica tiene el curioso nombre de maquillaje embrionario, pues consiste en aspirar los fragmentos a través del agujero realizado para dejar al embrión limpio y lo más bonito posible.

Lectura recomendada

Como hemos comentado, el assisted hatching es una técnica complementaria de la fecundación in vitro. Si quieres saber en qué consiste el tratamiento completo, puedes acceder al siguiente artículo: ¿Qué es la FIV y cuál es su precio?

Por otra parte, los fallos de implantación son una de las principales indicaciones para hacer una eclosión asistida. Te recomendamos leer el siguiente post para más información: Fallos repetidos de implantación embrionaria.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

 Patricia Recuerda Tomás
Patricia Recuerda Tomás
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Alcalá de Henares. Tiene un Máster sobre la Base Teórica y Procedimientos de Laboratorio de Reproducción Asistida por la Universidad de Valencia. Cuenta con una amplia experiencia en varios laboratorios de reproducción asistida. Más sobre Patricia Recuerda Tomás
Número de colegiado: 19882M
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.