El cultivo largo y la clasificación de los blastocistos según su calidad

En los últimos años está cobrando especial relevancia el cultivo largo en los tratamientos de fecundación in vitro (FIV) debido a que se obtienen mejores tasas de implantación con las transferencias de blastocistos (día 5-6 de desarrollo) que de embriones en estadios más tempranos.

Una de las principales ventajas es que permite mejorar la selección embrionaria. Para ello, se clasifican los blastocistos en función de su calidad morfológica y su grado de expansión, es decir, en qué estadio del desarrollo se encuentran: temprano, cavitado, expandido, eclosionado, etc.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué es el cultivo largo a blastocisto?

El cultivo largo embrionario consiste en mantener a los embriones en el laboratorio hasta el día 5 o 6 de su desarrollo, cuando alcanzan el estadio de blastocisto.

En los blastocistos podemos diferenciar claramente dos estructuras, es decir, es posible distinguir:

Trofoectodermo
son las células del blastocisto que se ponen en contacto con el endometrio y, posteriormente, esta estructura originará la placenta. En el exterior, está protegido por la zona pelúcida.
Masa celular interna
se encuentra en el interior del trofoectodermo y dará lugar al feto.

Cuando el embrión se implanta de forma natural en el endometrio, se encuentra en estadio de blastocisto. Si el desarrollo embrionario se realiza en el laboratorio de FIV, para que el embrión alcance el estadio de blastocisto, deberá ser mantenido en unas condiciones de cultivo óptimas para que sean de buena calidad e implanten al ser transferidos al útero materno.

Tipos de cultivo

El cultivo largo a blastocisto puede realizarse con dos tipos de medios de cultivo:

Cultivo secuencial

Para conseguir que los embriones alcancen el estadio de blastocisto, son cultivados en dos medios con composiciones químicas diferentes que se adaptan a los requisitos nutricionales de los embriones en cada momento de su desarrollo.

Los embriones se cultivarán en el primer medio desde su estadio de cigoto (día 1) hasta el día 3 de desarrollo. En el segundo, desde el día 3 hasta el estadio de blastocisto (día 5-6).

Cultivo con medio global

En este caso, los embriones solamente se cultivan en un tipo de medio donde se encuentran todos los nutrientes que necesitan desde el día 1 de desarrollo hasta que son transferidos o vitrificados en el día 5 o 6, cuando han alcanzado el estadio de blastocisto.

Clasificación de los blastocistos

Para predecir el potencial implantatorio de los blastocistos, uno de los métodos más utilizados actualmente es la valoración morfológica. Gracias a ella, podemos clasificar los embriones en función de su calidad.

Para realizar la clasificación, se evalúan el grado de expansión, la masa celular interna (MCI) y el trofoectodermo. Para que estas dos estructuras se diferencien bien, es necesario que se haya desarrollado el blastocele, la cavidad central llena de líquido característica de los blastocistos.

Según estos tres parámetros, la manera tradicional de clasificar los blastocistos les asigna un número (1-5) y dos letras (A-D), en función del grado de expansión, la calidad de la MCI y del trofoectodermo, respectivamente.

Por ejemplo, siguiendo el criterio que explicaremos a continuación, un blastocisto expandido de buena calidad sería clasificado como 3AA.

Grado de expansión

Las categorías numéricas asignadas según la expansión son las siguientes:

Grado 1 o blastocisto temprano (BT)
el blastocele empieza a visualizarse.
Grado 2 o blastocisto cavitado (BC)
ya es posible distinguir el trofoectodermo y la MCI.
Grado 3 o blastocisto expandido (BE)
el blastocisto ha aumentado su tamaño y la capa que lo recubre, la zona pelúcida, es más fina.
Grado 4 o blastocisto iniciando eclosión (hatching, BHi)
el blastocisto empieza a salir de la zona pelúcida.
Grado 5 o blastocisto eclosionado (hatched, BH)
el blastocisto ya ha abandonado la zona pelúcida por completo.

Masa celular interna (MCI)

A la hora de evaluar la MCI, se tiene en cuenta su tamaño, el grado de compactación de las células y su apariencia:

Categoría A
numerosas células compactadas.
Categoría B
numerosas células no compactadas.
Categoría C
pocas células.
Categoría D
células con signos de degeneración.

Trofoectodermo

En el caso del trofoctodermo, que debe tener una única capa, se evalúa su apariencia:

Categoría A
homogéneo, cohesionado y con muchas células.
Categoría B
homogéneo y con menos células.
Categoría C
pocas células.
Categoría D
células con signos de degeneración.

Indicaciones

El cultivo largo no se realiza en todas las pacientes, ya que depende de varios factores que esté indicado o no en cada caso, principalmente del número de embriones disponibles. Por ejemplo, se puede utilizar en las siguientes situaciones:

  • Ciclos de FIV en los que el número de embriones de buena calidad es alto en el tercer día de desarrollo.
  • Casos de fallos repetidos de implantación.
  • Pacientes en que se realiza diagnóstico genético preimplantacional (DGP).
  • Pacientes de edad materna avanzada.
  • Pacientes con abortos de repetición.
  • Casos en los que deben evitarse especialmente las gestaciones múltiples.
  • Optimización de los ciclos de vitrificación, ya que si se espera hasta el estadio de blastocisto para congelar los embriones, solamente se congelarán los mejores.

Ventajas e inconvenientes

El cultivo a blastocisto va a permitir unas mejores tasas de éxito de los tratamientos de fecundación in vitro (FIV) debido a que:

  • Aumenta la tasa de implantación gracias a que permite una mejor selección embrionaria.
  • Disminuye el riesgo de gestación múltiple porque permite realizar transferencias de un único embrión sin empeorar las tasas de embarazo.
  • Permite una mejor sincronización entre el desarrollo del embrión y la receptividad endometrial.

No obstante, a pesar de que esta metodología ofrezca estas ventajas, no todas las pacientes pueden beneficiarse de ella debido a que presenta una serie de limitaciones:

  • Muchos embriones se bloquean antes de llegar al estadio de blastocisto. Por tanto, existe el riesgo de que el día de la transferencia no haya ningún embrión para transferir.
  • No en todos los laboratorios se consiguen buenos resultados con el cultivo largo.
  • Es necesario un número elevado de óvulos/embriones disponibles para asegurar que el día de la transferencia habrá alguno.

Preguntas de los usuarios

¿Qué diferencia hay entre blastocisto y blastocele?

Un blastocisto es un embrión que ha empezado el proceso de la cavitación, en el día 5-6 de desarrollo. Gracias a esta cavitación, se forma el blastocele, la cavidad central llena de líquido, que es característica de los blastocistos.

¿Un blastocisto de mala calidad también puede implantar?

Sí. Las probabilidades de conseguir el embarazo si se transfiere un blastocisto de mala calidad son más bajas, pero igualmente puede lograrse la gestación.

Lectura recomendada

Si deseas saber más detalles sobre el cultivo embrionario que se lleva a cabo en los laboratorios de fecundación in vitro (FIV), te recomendamos que leas el siguiente artículo: Cultivo de embriones en el laboratorio de fecundación ‘in vitro’ (FIV).

También puedes encontrar más información sobre si es mejor realizar la transferencia embrionaria en día 3 de desarrollo o día 5 si accedes a este enlace: ¿Cuándo hacer la transferencia de embriones? ¿En día 3 o en día 5?

3 comentarios

  1. usuario
    lore

    Hola me hisieron mi transferencia de embriones el 5/5/15 de 2 embriones 4 AA cada uno estaba feliz todo bien me hicieron mi beta el 5/14/15 y fue negativo ya deje el tratamiento y estoy esperando mi regla estoy triste y no se si intentarlo de nuevo tengo 5 embriones mas que me recomiendan

  2. usuario
    Silvana

    Hola buenas tardes. Me hicieron una ICSI con transferencia de dos embriones en el día 3 de ocho células cada uno. Se quedaron 3 embriones en observación y sólo uno llego a Blasto, por lo que lo congelaron. El resultado de esta transferencia ha sido negativo, así que ahora iremos a por el Blasto que nos queda.

    Tengo una hija de 5 años que fue concebida también por ICSI y en este caso use una transferencia de dos embriones calidad B y C. A estos le hicieron el hatching, y como resultado tengo a mi hija.
    El blasto que tengo es un “blasto iniciando eclosion”, es decir iniciando el sólo el hatching.

    Mi pregunta es: ¿haría falta o sería conveniente hacerle el hatching a este blasto para que haya más posibilidades de implantación? O ya lo esta haciendo el solo?

    Muchas gracias y por favor, espero respuesta cuanto antes.

    Un saludo.

  3. usuario
    Sandra

    Buen artículo! ;)

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar