¿Cuáles son los síntomas tras una transferencia embrionaria?

Doctor / especialista: Zaira Salvador y Aitziber Domingo Bilbao.
Última actualización: 08/08/2018

La transferencia embrionaria es un procedimiento sencillo e indoloro que consiste en la deposición del embrión o de los embriones en el útero de la futura madre después de haberse sometido a un tratamiento de fecundación in vitro (FIV). Esto se realiza a través de una cánula de transferencia que se introduce por la vagina en visión guiada por ecografía.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Síntomas post transferencia embrionaria

Después de la transferencia de los embriones, la mujer está pendiente de todos los síntomas y cambios que experimenta su cuerpo mientras espera los 15 días necesarios para realizar el test de embarazo. La mayoría de estos síntomas tienen que ver con la técnica de la transferencia y no indican nada sobre si ésta ha sido positiva o negativa. De hecho, muchas mujeres afirman no haber tenido ningún síntoma después de una transferencia embrionaria exitosa.

El proceso de FIV o de ICSI requiere que la mujer sea sometida a un tratamiento hormonal que puede causar síntomas como los del embarazo incluso si la mujer no resulta embarazada.

En Reproducción Asistida ORG tenemos acuerdos con clínicas de fertilidad españolas para ayudarte a conseguir el mejor precio en tus tratamientos.

Puedes acceder directamente a nuestra Sección de Descuentos para obtener más información y una primera visita gratuita. Si únicamente deseas promociones de clínicas para la FIV / ICSI puedes acceder a Descuentos FIV/ICSI

Estos síntomas aparecen tanto después de una transferencia de embriones en día 3 de desarrollo, como si son mórulas o blastocistos en día 5. Tampoco influye el número de embriones transferidos, por lo que serían los mismos síntomas si la mujer se queda embarazada de mellizos.

Los principales síntomas se resumen a continuación:

Flujo vaginal abundante

Suele aparecer durante los primeros días después de la transferencia embrionaria debido al nivel hormonal y a la progesterona administrada por vía vaginal, la cual sirve para mantener el endometrio en estado óptimo.

Pequeños sangrados

Es normal que haya un manchado de menor cantidad que una regla en los días posteriores a la transferencia embrionaria. Se debe habitualmente a la canalización a través del cuello uterino y suele empezar a desaparecer en dos o tres días.

En palabras de la embrióloga Aitziber Domingo, en la entrevista concedida por Fertility Madrid:

Después de la transferencia embrionaria, las pacientes pueden notar un manchado marroncito o rosáceo debido a la introducción del catéter, el cual puede rozar las paredes del cérvix.

Cambios en los senos

Días después de la transferencia es normal notar los pechos un poco más duros de lo normal, hinchados y suaves, además de notar un cosquilleo en los pezones y observar que las aureolas se han oscurecido.

Se producen por la administración de hormonas antes de la transferencia embrionaria, esto es, los estrógenos y la progesterona, que pueden causar retención de líquidos y sensación de hinchazón y pesadez.

Fatiga

Se debe al aumento de la hormona progesterona, que en un embarazo natural va incrementando su concentración para mantener el revestimiento del útero que es donde implanta el embrión. Así pues, las pacientes sometidas a una transferencia embrionaria tras una FIV o ICSI deben tomar suplementos de progesterona para mantener este revestimiento.

Con este síntoma, no es posible saber si la paciente está fatigada por el propio embarazo o por los suplementos de dicha hormona.

Náuseas

Las náuseas son el clásico síntoma de embarazo durante el primer trimestre. Éstas son aún más frecuentes después de un tratamiento de reproducción asistida, debido al incremento hormonal que se da en el cuerpo de la mujer. Hay que puntualizar que no todas las mujeres tienen náuseas y, por tanto, el no padecerlas no está indicando nada.

Orinar frecuentemente

Se debe a la hormona hCG, ya que muchas mujeres sometidas a un tratamiento de fecundación se inyectan estímulos de esta hormona después de la transferencia para ayudar a sostener el embarazo si se produce. Así que no se sabrá si ese aumento urinario es debido al embarazo real o a las inyecciones extras.

Ausencia de la menstruación

Tras una transferencia embrionaria, una paciente debe esperar aproximadamente 14 días para que su menstruación llegue en caso de resultado negativo.

Pinchazos, mareos y dolor en la zona abdominal y lumbar

Son molestias habituales tras la transferencia embrionaria. Suelen estar causados por las hormonas de la estimulación ovárica o de la preparación del endometrio. También pueden estar causados por la punción folicular.

La propia ansiedad generada en la betaespera también puede producir la sensación de mareo.

Otros

De forma menos frecuente puede aparecer:

  • Insomnio
  • Pérdida del apetito
  • Estreñimiento
  • Hinchazón en el vientre
  • Tirón hacia las ingles

En caso de que estos síntomas impidan que la paciente pueda realizar su vida habitual, se deberá consultar a un médico especialista para tratarlos de la forma más adecuada.

Transferencia de embriones congelados o de ovodonación

Los síntomas descritos varían un poco si la transferencia de embriones no se ha realizado en el mismo ciclo que la estimulación ovárica, es decir, si los embriones de la paciente estaban congelados o si son embriones obtenidos por ovodonación. En estos casos, se lleva a cabo lo que se conoce como ciclo sustituido o ciclo natural.

Ciclo sustituido

Cuando se realiza un ciclo sustituido, la mujer no pasa por una estimulación ovárica y sus ovarios no están tan inflamados. Esto es porque tenía embriones vitrificados, sobrantes de un anterior ciclo, o porque es receptora de un ciclo de ovodonación.

Estas pacientes solamente reciben un tratamiento hormonal para preparar su endometrio y, por tanto, los síntomas que experimentan son los relacionados con la propia transferencia o con la administración de estrógenos y progesterona. Las molestias abdominales, pinchazos y náuseas son menores en general, aunque esto no se cumple siempre.

Ciclo natural

También existe la opción de transferencia de embriones criopreservados o donados en un ciclo natural, donde se aprovechan las hormonas naturales del ciclo menstrual de la paciente y se controla mediante ecografías la evolución del endometrio. En este caso solamente se administra progesterona en la fase lútea del ciclo, próxima a la transferencia embrionaria. Por tanto los síntomas que padece la paciente son aún menores.

Puedes encontrar más información sobre estas prácticas en el siguiente enlace: Transferencia de embriones congelados.

Cuándo consultar a un médico tras la transferencia

La sospecha del mínimo síntoma postransferencia produce cierta inquietud y que la mujer se haga preguntas como “¿es normal lo que me pasa?”, “¿debo consultar con el médico?” o “¿esto significa que estoy embarazada?” Se recomienda mantener la calma y sobre todo tener claro que no existe ningún síntoma específico de algo, a no ser que se produzca un sangrado abundante.

Si en los 15 días después de la transferencia de embriones aparece un sangrado incontrolable parecido al de una menstruación, habrá que acudir o llamar al centro de reproducción en el que se haya hecho el tratamiento. Es importante no confundir este sangrado abundante con el sangrado de implantación, el cuál es un manchado más ligero que la regla.

En caso de aparecer un dolor agudo y persistente en el abdomen, o un malestar general con dolores, cefaleas, fiebre y otros síntomas que sean anormales en la mujer, es imprescindible consultar con el personal de la clínica.

En la consulta del centro reproductivo realizarán las pruebas pertinentes para determinar la causa de estos síntomas inusuales tras la transferencia y poder dar así la mejor solución mediante el tratamiento más adecuado.

Preguntas de los usuarios

¿Es normal que tenga lugar una transferencia embrionaria sin síntomas?

Sí. Después de la transferencia embrionaria se pueden tener algunos de los síntomas comentados o no tener ninguno, esto depende de cómo afecta a cada mujer. Hay algunas que afirman no haber tenido ninguno, incluso hasta varias semanas después del resultado positivo de la beta-hCG.

¿Se tienen los mismos síntomas tras una transferencia embrionaria de ovodonación?

Los síntomas de la transferencia de embriones obtenidos por ovodonación varían un poco debido a que la mujer receptora no ha sido sometida a la estimulación ovárica. Sus ovarios no están inflamados y los pinchazos y dolores abdominales son menores. En cuanto al sangrado leve y resto de síntomas, pueden producirse por igual. Los cambios que sufre el cuerpo de la mujer durante el embarazo también son los mismos que en un embarazo natural.

¿Me puedo tomar algún analgésico si siento dolores abdominales o cefalea?

En principio sí que se pueden tomar analgésicos para este tipo de síntomas, como por ejemplo el Paracetamol. Sin embargo, si el dolor es fuerte y persistente, se recomienda acudir al especialista del centro en primer lugar.

Lectura recomendada

Para saber en qué consiste la técnica de la transferencia embrionaria, puedes seguir leyendo el siguiente artículo: La transferencia de embriones.

La betaespera es un momento muy duro después de la transferencia embrionaria. Si quieres saber algunos consejos para superarla pincha aquí: ¿Qué es la betaespera?

En el siguiente post encontrarás recomendaciones para seguir después de una transferencias embrionaria: Recomendaciones y cuidados postransferencia.

Autores y colaboradores

Embrióloga especialista en Medicina Reproductiva
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI).
Embrióloga especialista en Medicina Reproductiva. Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI).
Embrióloga especialista en Medicina Reproductiva
Licenciada en Biología por la Universidad del País Vasco. Tiene un Máster en Reproducción Humana por la Universidad Complutense de Madrid y otro en Investigación Biomédica por la Universidad del País Vasco. Cuenta con una amplia experiencia como embrióloga especializada en Medicina Reproductiva.
Embrióloga especialista en Medicina Reproductiva. Licenciada en Biología por la Universidad del País Vasco. Tiene un Máster en Reproducción Humana por la Universidad Complutense de Madrid y otro en Investigación Biomédica por la Universidad del País Vasco. Cuenta con una amplia experiencia como embrióloga especializada en Medicina Reproductiva.
Aviso: La información publicada en Reproducción Asistida ORG es un apoyo general y una base de conocimiento médico que no debe usarse para autodiagnosticar un problema de salud ni reemplazar la consulta a un médico o especialista con licencia.

655 comentarios

Para ver los comentarios, pulsa el botón "Ver comentarios", o si quieres añadir un comentario, pulsa el de botón "Añadir un comentario".
Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies