¿Cuáles son los síntomas tras una transferencia embrionaria?

Por (embrióloga), (ginecóloga) y (embrióloga).
Actualizado el 08/08/2018

La transferencia embrionaria es el último paso al que la paciente se enfrenta en el proceso de la fecundación in vitro (FIV). Este procedimiento es sencillo y no requiere sedación, pero necesita realizarse en condiciones de asepsia.

Este proceso consiste en colocar el embrión o los embriones en el útero de la futura madre. Para ello, el ginecólogo usará una cánula de transferencia que introducirá por la vagina para poder llegar al endometrio. Todo ello se llevará a cabo de forma guiada a través de una ecografía para garantizar el éxito de la transferencia embrionaria.

A continuación tienes un índice con los 7 puntos que vamos a tratar en este artículo.

Síntomas post transferencia embrionaria de un ciclo de FIV en fresco

Por lo general, aquellas mujeres que inicia un ciclo de FIV con sus propios óvulos deben de pasar por 4 etapas del tratamiento bien diferenciadas:

  • La estipulación ovárica: a la paciente se le administra diferentes hormonas que tendrán como resultado el aumento de óvulos en sus ovarios.
  • La punción folicular: mediante este procedimiento, a la paciente se le introduce una aguja de aspiración que alcanza los ovarios y recolecta los óvulos que han crecido en su interior
  • La preparación del endometrio: los días previos a la trasferencia embrionaria, la paciente recibe un tratamiento hormonal a base de estrógenos y progesterona para aumentar el grosor de su endometrio uterino y que éste se encuentre en perfecto estado para recibir a los embriones.
  • Trasferencia embrionaria: colocación del embrión en el útero mediante una cánula de trasferencia que el ginecólogo inserta a trasvés del cuello del útero.

Tras la trasferencia embrionaria, la mujer tiene por delante 15 días en los que tendrá que hacer frente a la incertidumbre y la inquietud de no saber si su tratamiento ha dado los resultados esperados hasta realizar el test de embarazo.

Es completamente normal que después de la transferencia, la mujer se encuentre más pendiente de todos los síntomas y cambios que experimenta su cuerpo para intentar predecir con antelación un posible resultado. Sin embargo, la mayoría de estos síntomas están más relacionados con el tratamiento hormonal administrado para preparar su útero y a propia técnica de la transferencia. Además, la medicación tomada durante el proceso de FIV puede causar síntomas como los del embarazo, incluso si la mujer no resulta embarazada.

Es por ello que la mayoría de síntomas que presentan la mujer tienen más que ver con el propio procedimiento de FIV que con un posible resultado positivo o negativo. De hecho, muchas mujeres afirman no haber tenido ningún síntoma después de una transferencia embrionaria exitosa.

Si necesitas hacerte un tratamiento de fecundación in vitro para poder ser madre, en 3 simples pasos, esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Estos síntomas pueden aparecer después de una transferencia de embriones en día 3 de desarrollo, en mórulas o blastocistos en día 5. La técnica usada para inseminación de óvulos, FIV convencional o ICSI, no producirá ninguna variación en los síntomas experimentados. Tampoco influye el número de embriones transferidos, por lo que serían los mismos síntomas si la mujer se queda embarazada de mellizos.

Los principales síntomas a los que se enfrenta una paciente bajo tratamiento de un ciclo de FIV con sus propios óvulos tras la transferencia embrionaria se resumen a continuación:

Flujo vaginal abundante

Las pacientes suelen experimentar cambios en su flujo vaginal, entre ellos se suele dar con mayor frecuencia el aumento de la cantidad de flujo los días posteriores a la trasferencia embrionaria.

estos cambios se producen a los niveles hormonales de la mujer y a la progesterona administrada por vía vaginal, la cual sirve para mantener el endometrio en estado óptimo para favorecer la implantación de los embriones.

Pequeños sangrados

Muchas mujeres experimentan pequeñas perdidas de sanfre. Estos manchados de poca cantidad de sangre se consideran completamente normales y suelen desaparecer 2 ó 3 días despues de la realización de la trasferencia embrionaria.

Estos sangrados se deben generalmente a la canalización a través del cuello uterino que se realiza en el proceso de transferencia embrionaria al insertar el la cánula a través del cérvix. .

En palabras de la embrióloga Aitziber Domingo:

Después de la transferencia embrionaria, las pacientes pueden notar un manchado marroncito o rosáceo debido a la introducción del catéter, el cual puede rozar las paredes del cérvix.

Cambios en los senos

Días después de la transferencia es normal notar cambios en los pechos. Estos pueden estar un poco más duros de lo normal, hinchados y suaves, además también se puede notar cierto cosquilleo en los pezones y el oscurecimiento de las aureolas.

Estos cambios en los pechos se tarta de un síntoma frecuente debido a la administración de hormonas antes de la transferencia embrionaria, esto es, los estrógenos y la progesterona, que pueden causar retención de líquidos y sensación de hinchazón y pesadez.

Fatiga

El aumento de la sensación de cansancio se debe al incremento de la hormona progesterona, que en un embarazo natural va creciendo su concentración para mantener el revestimiento del útero donde implanta el embrión. Así pues, las pacientes sometidas a una transferencia embrionaria tras una FIV o ICSI deben tomar suplementos de progesterona para mantener este revestimiento.

Este síntoma, que se da por igual en mujeres embarazadas como en pacientes que están bajo tratamiento de reproducción asistida, no nos permite predecir si la fatiga se debe a un embarazo o por los suplementos de progesterona.

Náuseas

Las náuseas son el clásico síntoma de embarazo durante el primer trimestre. Pero cabe destacar que también son muy frecuentes tras la administración de las hormonas de un tratamiento de reproducción asistida. Debido al incremento hormonal que se da en el cuerpo de la mujer, ésta puede presentar nauseas y mareas con mayor frecuencias.

Es por ello que este síntoma tan habitual en reproducción asistida puede ser confundido con mucha frecuencia como un síntoma de embarazo.

Sin embargo, hay que puntualizar que no todas las mujeres que quedan embarazadas, ni todas las que se han sometido a un tratamiento de reproducción asistida tienen náuseas y, por tanto, el no padecerlas no indica el fracaso del tratamiento.

Orinar frecuentemente

Muchas mujeres sometidas a un tratamiento de reproducción asistida se inyectan la hormona hCG, la hormona del embarazo. En un embarazo normal normales, la hCG es producida por el saco gestacional y ayuda al mantenimiento y el progreso de la gestación.

A muchas pacientes se les administra esta hormona después de la transferencia, ya que puede ayudar a sostener el embarazo si este se produce.

Uno de los efectos secundarios de la hCG es el aumento de la frecuencia de la micción. Sin embrago, no se sabrá si ese aumento urinario es debido a un embarazo real o a las inyecciones extras que la mujer se está administrando.

Ausencia de la menstruación

Uno de los síntomas más esperados por parte de las mujeres que desean quedarse embarazas es la ausencia de menstruación. Sin duda, este síntoma es uno de los primeros que puede hacer sospechar de un posible embarazo. En caso de quedar embarazada, las propias hormonas segregadas por el embarazo hacen que la mujer no pueda menstruar.

Sin embargo, cabe destacar que tras una transferencia embrionaria, una paciente debe esperar aproximadamente 14 días para que su menstruación llegue en caso de resultado negativo. Esto produce que, según el ciclo menstrual de la paciente, se pueda confundir el retraso de la menstruación como un signo de embarazo.

Pinchazos, mareos y dolor en la zona abdominal y lumbar

Son molestias habituales tras la transferencia embrionaria. Suelen estar causados por las hormonas de la estimulación ovárica o de la preparación del endometrio.

Además ciertas molestias y dolores también pueden estar causados por el propio proceso de punción folicular.

La propia ansiedad generada en la betaespera también puede producir la sensación de mareo.

Otros

De forma menos frecuente puede aparecer:

  • Insomnio
  • Pérdida del apetito
  • Estreñimiento
  • Hinchazón en el vientre
  • Tirón hacia las ingles

Se debe remarcar que en aquellos caso que los síntomas impidan que la paciente pueda realizar su vida con normalidad, se debe consultar a un médico especialista para tratarlos de la forma adecuada.

Transferencia de embriones congelados o de ovodonación

Hasta ahora habíamos hablado de los síntomas que una paciente sometida a un ciclo de FIV experimentada debido a los procesos estimulación ovárica, punción, preparación endometrial y transferencia embrionaria.

Sin embargo, los síntomas descritos para aquellas mujeres que se han sometido a una transferencia de embrión congelado varían un poco, ya que la transferencia de embriones no se ha realizado en el mismo ciclo que la estimulación ovárica.

Aquellas pacientes que se hayan sometido a un tratamiento de ovodonación no hablaran sido sometidas a un proceso de estimulación ovárica y de punción folicular.

Por tanto, las pacientes con trasferencia de embrión congelado y de ovocitos donados, sólo tendrán que someterse a la estimulación endometrial y a la trasferencia embrionaria. En estos casos, se lleva a cabo lo que se conoce como ciclo sustituido o ciclo natural.

Ciclo sustituido

Cuando se realiza un ciclo sustituido, la mujer no pasa por una estimulación ovárica y sus ovarios no están tan inflamados. Esto es porque tenía embriones vitrificados, sobrantes de un anterior ciclo, o porque es receptora de un ciclo de ovodonación.

Estas pacientes solamente reciben un tratamiento hormonal para preparar su endometrio y, por tanto, los síntomas que experimentan son los relacionados con la propia transferencia o con la administración de estrógenos y progesterona. Las molestias abdominales, pinchazos y náuseas son menores en general, aunque esto no se cumple siempre.

Ciclo natural

También existe la opción de transferencia de embriones criopreservados o donados en un ciclo natural, donde se aprovechan las hormonas naturales del ciclo menstrual de la paciente y se controla mediante ecografías la evolución del endometrio. En este caso solamente se administra progesterona en la fase lútea del ciclo, próxima a la transferencia embrionaria. Por tanto los síntomas que padece la paciente son aún menores.

Puedes encontrar más información sobre estas prácticas en el siguiente enlace: Transferencia de embriones congelados.

Cuándo consultar a un médico tras la transferencia

La sospecha del mínimo síntoma postransferencia produce cierta inquietud y que la mujer se haga preguntas como "¿es normal lo que me pasa?", "¿debo consultar con el médico?" o "¿esto significa que estoy embarazada?" Se recomienda mantener la calma y sobre todo tener claro que no existe ningún síntoma específico de algo, a no ser que se produzca un sangrado abundante.

Si en los 15 días después de la transferencia de embriones aparece un sangrado incontrolable parecido al de una menstruación, habrá que acudir o llamar al centro de reproducción en el que se haya hecho el tratamiento. Es importante no confundir este sangrado abundante con el sangrado de implantación, el cuál es un manchado más ligero que la regla.

En caso de aparecer un dolor agudo y persistente en el abdomen, o un malestar general con dolores, cefaleas, fiebre y otros síntomas que sean anormales en la mujer, es imprescindible consultar con el personal de la clínica.

En la consulta del centro reproductivo realizarán las pruebas pertinentes para determinar la causa de estos síntomas inusuales tras la transferencia y poder dar así la mejor solución mediante el tratamiento más adecuado.

Preguntas de los usuarios

¿Qué síntomas se puede tener después de la transferencia embrionaria?

Por Dra. Rut Gómez de Segura (ginecóloga).

Después de un tratamiento de reproducción asistida es natural intentar adivinar algunos síntomas que nos indiques si el tratamiento ha sido exitoso.

Sin embargo, lo más normal es que durante este periodo de betaespera no se sienta ningún dolor, sangrado o síntoma que nos haga indicar si se ha conseguido el embarazo.

Además, cada paciente es diferente y puede tener diversos síntomas de embarazo en función de su tratamiento.
Leer más

¿Es normal que tenga lugar una transferencia embrionaria sin síntomas?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí. Después de la transferencia embrionaria se pueden tener algunos de los síntomas comentados o no tener ninguno, esto depende de cómo afecta a cada mujer. Hay algunas que afirman no haber tenido ninguno, incluso hasta varias semanas después del resultado positivo de la beta-hCG.

¿Se tienen los mismos síntomas tras una transferencia embrionaria de ovodonación?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Los síntomas de la transferencia de embriones obtenidos por ovodonación varían un poco debido a que la mujer receptora no ha sido sometida a la estimulación ovárica. Sus ovarios no están inflamados y los pinchazos y dolores abdominales son menores. En cuanto al sangrado leve y resto de síntomas, pueden producirse por igual. Los cambios que sufre el cuerpo de la mujer durante el embarazo también son los mismos que en un embarazo natural.

¿Me puedo tomar algún analgésico si siento dolores abdominales o cefalea?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

En principio sí que se pueden tomar analgésicos para este tipo de síntomas, como por ejemplo el Paracetamol. Sin embargo, si el dolor es fuerte y persistente, se recomienda acudir al especialista del centro en primer lugar.

Lectura recomendada

Para saber en qué consiste la técnica de la transferencia embrionaria, puedes seguir leyendo el siguiente artículo: La transferencia de embriones.

La betaespera es un momento muy duro después de la transferencia embrionaria. Si quieres saber algunos consejos para superarla pincha aquí: ¿Qué es la betaespera?

En el siguiente post encontrarás recomendaciones para seguir después de una transferencias embrionaria: Recomendaciones y cuidados postransferencia.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Roseboom, T.J., Vermeden, J.P.W., Schoute, E. et al. (1995) The probability of pregnancy after embryo transfer. Hum. Reprod., 10, 3035-3041.

Watters M1, Noble M2, Child T3, Nelson S4 Short versus extended progesterone supplementation for luteal phase support in fresh IVF cycles: a systematic review and meta-analysis. Reprod Biomed Online. 2019 Oct 24. pii: S1472-6483(19)30785-0. doi: 10.1016/j.rbmo.2019.10.009.

William B. Schoolcraft, M.D., for the ASRM American Society for Reproductive Medicine (April 2016). Importance of embryo transfer technique in maximizing assisted reproductive outcomes. Vol. 105, No. 4. Colorado Center for Reproductive Medicine, Lone Tree, Colorado

Forman EJ, Hong KH, Ferry KM, Tao X, Taylor D, Levy B, et al. In vitro fertilization with single euploid blastocyst transfer: a randomized controlled trial. Fertil Steril 2013;100:100–7.e1.

Preguntas de los usuarios: '¿Qué síntomas se puede tener después de la transferencia embrionaria?', '¿Es normal sentir dolor después de la transferencia embrionaria?', '¿Me debería asustar si no tengo síntomas de embarazo después de la transferencia embrionaria?', '¿Es normal que tenga lugar una transferencia embrionaria sin síntomas?', '¿Se tienen los mismos síntomas tras una transferencia embrionaria de ovodonación?' y '¿Me puedo tomar algún analgésico si siento dolores abdominales o cefalea?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Aitziber Domingo Bilbao
Aitziber Domingo Bilbao
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad del País Vasco. Tiene un Máster en Reproducción Humana por la Universidad Complutense de Madrid y otro en Investigación Biomédica por la Universidad del País Vasco. Cuenta con una amplia experiencia como embrióloga especializada en Medicina Reproductiva. Más sobre Aitziber Domingo Bilbao
Dra. Rut Gómez de Segura
Dra. Rut Gómez de Segura
Ginecóloga
La Dra. Rut Gómez de Segura es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Alcalá de Henares. Desarrolló la Especialidad de Obstetricia y Ginecología en el Hospital Costa del Sol de Marbella. Actualmente, es la directora médica de la clínica de reproducción asistida ProcreaTec en Madrid. Más sobre Dra. Rut Gómez de Segura
Número de colegiado: 28/2908776
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.