¿Cómo afecta la abstinencia sexual en la calidad del esperma?

Por (ginecóloga) y (embrióloga).
Actualizado el 28/08/2018

Una de las dudas más frecuentes en los tratamientos de reproducción asistida es cómo influye la abstinencia sexual en la calidad seminal. La creencia generalizada es que los períodos largos de abstinencia pueden mejorar la calidad del esperma. Sin embargo, esta teoría está muy lejos de la realidad.

En este artículo trataremos este tema y otros relacionados, como si la abstinencia puede ayudar a conseguir el embarazo, qué cambios se pueden detectar en el espermograma o si las relaciones sexuales diarias son beneficiosas.

Abstinencia sexual y reproducción asistida

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece un período de entre 2 y 7 días de abstinencia como óptimo para conseguir un embarazo. Cuantos más días de abstinencia, peor será la calidad del esperma.

En las clínicas de reproducción asistida, habitualmente, se recomienda una abstinencia de 2 a 5 días antes de:

  • Congelar muestras seminales
  • Realizar un espermograma
  • Someterse a tratamientos de reproducción asistida, tanto de inseminación artificial como de fecundación in vitro (FIV)

Con ello, se pretende que tanto la calidad como la cantidad seminal sean las idóneas.

Cambios en el espermograma

En el caso de que la abstinencia de eyaculación sea prolongada, se pueden observar una serie de cambios en el seminograma o espermograma básico, que es la prueba que se utiliza para analizar la calidad seminal rutinariamente. Algunas de estas modificaciones son:

Recuento espermático
aumenta la cantidad de espermatozoides en el eyaculado.
Volumen
aumenta si se está más días sin eyacular.
Morfología
no varía con la abstinencia.
Movilidad
empeora con la abstinencia sexual.
Vitalidad
con la abstinencia prolongada, el porcentaje de espermatozoides vivos disminuye.

A pesar de que pueda parecer que un aumento en el recuento espermático es beneficioso, un exceso de espermatozoides es perjudicial para la movilidad. Para lograr el embarazo, es necesario que un espermatozoide sea capaz de llegar al óvulo: aunque haya muchos, si ninguno consigue alcanzar el gameto femenino, no podrá ocurrir la fecundación.

Por tanto, la movilidad y el porcentaje de espermatozoides vivos son fundamentales para conseguir la gestación y una disminución en estos parámetros puede afectar negativamente a la fertilidad.

Además, mediante pruebas más complejas, se ha determinado que la fragmentación del ADN espermático también aumenta cuanto más largo sea el tiempo de almacenamiento. Esto significa que el material genético de los espermatozoides se rompe, cosa que afecta negativamente a la fecundación y al desarrollo embrionario.

En estudios recientes, se ha comprobado que, si solamente se tiene un día de abstinencia, la fragmentación del ADN disminuye significativamente, por lo que, para algunos pacientes, puede ser beneficioso disminuir a un día la abstinencia eyaculatoria.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas, ya que, evidentemente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Importancia de la abstinencia

Manteniendo los días de abstinencia adecuados, se consigue que la calidad seminal sea lo mejor posible en cada paciente. Esto puede aumentar la probabilidad de que:

  • Ocurra la fecundación
  • Haya un buen desarrollo embrionario
  • Se consiga el embarazo y se lleve a término correctamente

Por tanto, vemos que los días de abstinencia son uno de los factores que influyen a la hora de conseguir el embarazo exitosamente. Mientras que periodos prolongados sin sexo pueden empeorar la calidad seminal, mantener relaciones sexuales frecuentes (cada 1-3 días) contribuye a mantenerla estable y aumenta la probabilidad de conseguir la gestación.

No obstante, tampoco hay que obsesionarse con estas recomendaciones. Tanto para la salud de la relación sentimental como para conseguir el embarazo, es más importante que se mantengan relaciones sexuales cuando apetezca que seguir un calendario estrictamente.

Por ejemplo, algunos estudios han relacionado el hecho de llegar al orgasmo con un aumento de las probabilidades de quedarse embarazada. Por tanto, las relaciones sexuales placenteras pueden ser más efectivas a la hora de conseguir la gestación.

También hay que tener en cuenta que, además de los días de abstinencia sexual, hay otros factores de nuestro día a día que pueden influir en la calidad espermática.

Hábitos de vida y calidad seminal

Una de las mayores preocupaciones de los hombres cuando desean ser padres es el modo en que los hábitos de vida pueden afectar a su fertilidad y cómo mejorarla.

El deporte es uno de los aspectos más consultados. Son muchos los varones que se plantean si practicar con frecuencia algún deporte puede repercutir negativamente sobre la calidad de sus espermatozoides. Esto no es así, ya que la práctica regular de ejercicio, en general, beneficia. No obstante, en los casos de alta competición, sí que puede ser perjudicial, ya que se trata de entrenamientos duros y, normalmente, van asociados a dietas muy restrictivas.

Por otra parte, la ropa demasiado ajustada puede afectar a la producción de espermatozoides debido a que acerca el testículo al cuerpo y esto hace aumentar la temperatura que, en condiciones normales, debe ser inferior a la del resto del organismo.

Lo mismo ocurre con la habitual práctica de apoyar el ordenador portátil en la zona genital: el aumento de temperatura puede afectar a la calidad de los espermatozoides.

Otro hábito que puede disminuir la fertilidad del varón es el consumo de tóxicos, como el tabaco y el alcohol. Además, la administración de algunos tipos de medicamentos y anabolizantes también puede afectar negativamente.

Por último, la dieta mediterránea y, en particular, el consumo de cítricos pueden influir positivamente por su conocida función antioxidante, así como la ingesta de alimentos ricos en componentes con esta función. Por tanto, la alimentación es otro factor relevante para la calidad seminal. En los siguientes enlaces, puedes encontrar más información sobre cómo puede influir la dieta en ella:

Preguntas de los usuarios

¿La abstinencia sexual tiene beneficios?

Por Dra. Carmen Ochoa Marieta (ginecóloga).

La abstinencia de 3-5 días previo la realización de un análisis de semen sirve para homogeneizar los resultados de acuerdo a unas características de normalidad.

La abstinencia sexual de larga duración no aporta beneficios al espermatozoide.

¿Se recomiendan los mismos días de abstinencia sexual para los tratamientos de fecundación in vitro (FIV) que para los de inseminación artificial?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

Sí, puesto que en ambos tratamientos se necesita que los espermatozoides sean de la mejor calidad posible. Además, tampoco se sabe con exactitud cuántos días son los ideales en cada caso ni para cada paciente, ya que pueden variar ligeramente de uno a otro.

Por ejemplo, en los pacientes con pocos espermatozoides en el eyaculado (oligozoospermia), para que aumente la concentración de espermatozoides, puede ser beneficioso tener uno o dos días más de abstinencia en comparación con los normozoospérmicos (sin ninguna alteración seminal), quienes basta con que estén un día sin relaciones sexuales.

¿Por qué es necesaria la abstinencia sexual para un espermograma si las muestras no se utilizarán para ningún tratamiento?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

Mantener los días de abstinencia adecuados antes de realizar el seminograma permite que los resultados de la prueba sean fiables. Por ejemplo, si un hombre eyacula dos horas antes de obtener la muestra para analizar, tanto el volumen como la concentración espermática serán inferiores a los que se tendrían si se mantuviera un periodo más largo de abstinencia.

Por tanto, si los días de abstinencia son demasiados o insuficientes antes de realizar el espermiograma, se puede diagnosticar alguna alteración seminal erróneamente e indicar un tratamiento de reproducción asistida inadecuado.

Lectura recomendada

Como hemos visto, la calidad seminal es uno de los factores que pueden influir a la hora de conseguir el embarazo. Para descubrir más sobre cómo se examina o qué le puede afectar negativamente, te recomendamos que visites el siguiente enlace: Calidad seminal.

La prueba utilizada para evaluar la fertilidad masculina es el seminograma, también conocido como espermograma o espermiograma. ¿Quieres saber cómo se analiza el semen? Descúbrelo aquí: ¿En qué consiste un seminograma?

Una de las preguntas que más se plantean los hombres que se someten a tratamientos de reproducción asistida es cómo pueden aumentar la calidad seminal. En el siguiente artículo, te damos algunas recomendaciones para conseguir mejorarla: ¿Cómo puedo aumentar mi calidad espermática?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

Dra. Carmen Ochoa Marieta
Dra. Carmen Ochoa Marieta
Ginecóloga
Licenciada en Medicina por la Universidad del País Vasco, con doctorado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Murcia. Actualmente dirige la Unidad de Reproducción Asistida del Centro de Estudios para la Reproducción (CER SANTANDER) en Santander y la Unidad diagnóstica de Medicina de la Reproducción en Bilbao. Más sobre Dra. Carmen Ochoa Marieta
Número de colegiado: 484805626
 Rebeca Reus
Rebeca Reus
Embrióloga
Graduada en Biología Humana (Biomedicina) por la Universitat Pompeu Fabra (UPF), con Máster Oficial en Laboratorio de Análisis Clínicos por la UPF y Máster sobre la Base Teórica y Procedimientos de Laboratorio de Reproducción Asistida por la Universidad de Valencia (UV). Más sobre Rebeca Reus

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.