FISH en espermatozoides

La calidad del semen juega un papel esencial en el éxito reproductivo, ya que el espermatozoide aporta el 50% del material genético del nuevo ser.

De la fusión de los gametos (óvulos y espermatozoides) se origina un embrión, si no existe ninguna alteración, el embrión humano posee 46 cromosomas, 23 de ellos de origen materno (óvulo) y los otros 23 provienen del padre y se encuentran en el espermatozoide.

Para que un espermatozoide sea normal debe poseer una copia de los 23 cromosomas, 22 autosómicos y uno sexual que puede ser X, dando lugar a una niña o Y que produce un embrión de sexo masculino.

Durante la formación de los espermatozoides (espermatogénesis), se realiza una meiosis (proceso de división que divide el contenido genético de las células a la mitad) y puede existir alguna alteración dando lugar a espermatozoides anormales. Mediante el FISH en espermatozoides se analiza el contenido genético de los espermatozoides, en concreto se comprueba la presencia/ausencia de ciertos cromosomas.

Es común que algunos espermatozoides no se formen de forma correcta, el 100% no se sintetiza sin ninguna alteración, como en todo proceso biológico puede haber algunos errores. Los espermatozoides normales, puesto que tienen una mejor calidad tienen más probabilidades de llegar al óvulo y fecundarlo. Pero hay hombres que tienen un mayor porcentaje de espermatozoides anormales, por lo que los alterados podrían alcanzar el óvulo con mayor facilidad.

Diagnóstico con FISH espermático

Esta prueba consiste en una Hibridación In Situ Fluorescente de los espermatozoides, a través de una sonda fluorescente se marcan ciertos cromosomas, los cromosomas más analizados, puesto que son los que tienen más probabilidades de estar alterados, son estos cinco cromosomas: 13, 18, 21, X e Y.

En análisis más completos si existen abortos de repetición previos, se puede añadir el estudio de los cromosomas 16 y 22.

Es importante aclarar que se trata de una prueba diagnóstica, permite conocer si el varón tiene una mayor fracción de espermatozoides con alteraciones cromosómicas. Para realizar la técnica de FISH la sonda marcada con fluorescencia debe hibridar con el ADN espermático, para que se produzca la hibridación, es necesario acceder al núcleo celular, con lo que la célula pasa a ser inviable.

Los espermatozoides empleados en el FISH se desechan, no pueden utilizarse posteriormente. Así que esta prueba aporta información importante sobre la calidad seminal del varón, más allá de la concentración, movilidad y morfología de los espermatozoides, analiza su contenido genético.

¿Cuándo realizar un FISH en espermatozoides?

En un estudio de fertilidad masculino no suele realizarse el FISH en espermatozoides de rutina, esta prueba se pide cuando existen fallos previos de implantación, abortos de repetición o al tener una sospecha de que el contenido genético de los espermatozoides está alterado.

Si en el seminograma se observa alguna alteración muy acusada, como un muy bajo recuento como sería el caso de criptozoospermia (concentración inferior a 100.000 espermatozoides/ml), espermatozoides con una movilidad muy reducida o una alteración morfológica determinada, ante cualquier indicio de problemas en el ADN espermático.

El paciente debe recoger la muestra como lo haría para un seminograma, con unos días (de 3 a 5 días) de abstinencia y en el laboratorio ya se encargaran de procesar la muestra y realizar la técnica.

Resultado del FISH espermático

Una vez se obtiene el resultado, se da al paciente unos índices de error en la meiosis de sus espermatozoides, si están dentro de la normalidad, indica que ese hombre presenta espermatozoides con un contenido genético normal en su eyaculado.

Si por el contrario se observa alguna alteración que indique una mayor proporción de espermatozoides con una alteración cromosómica determinada sería recomendable realizar un diagnóstico genético preimplantacional (DGP) para comprobar que el embrión no presenta alteraciones y realizar la transferencia embrionaria con aquellos que tienen una mayor probabilidad de implantarse y evolucionar, puesto que genéticamente son normales.

Un comentario

  1. usuario
    Cpat

    Hola, mi esposo tiene oligoastenoteratozoospermia moderada (10 mill de espermatozoides, 4% normales, 48% movilidad A+B) hemos realizdo 2 FIV con transferencia de blastocistos aparentemente de buena calidad. Sera necesario un examen FISH para descartar???

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar