Infertilidad masculina y abortos

Por (embrióloga).
Actualizado el 02/12/2014

El aborto espontáneo es una de las causas de infertilidad que más puede frustrar a una pareja y, todavía más, cuando se convierte en un hecho repetido. Se considera aborto de repetición o aborto recurrente cuando existen 3 o más abortos seguidos, siempre que previamente se haya confirmado la gestación clínica.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Causas de los abortos

Aunque no se conocen todas las causas que pueden provocar un aborto, existen diferentes conocidas como son los factores genéticos, factores ambientales, causas anatómicas, trombofilias hereditarias, alteraciones endocrinas, enfermedades autoinmunes, el síndrome antifosfolipídico, hábitos de vida poco saludables (tabaco, alcohol, estrés, obesidad…), etc.

Importancia del factor masculino

La mayoría de estas causas están relacionadas con la mujer y, aunque se conoce como el varón puede contribuir a la esterilidad de la pareja, no se sabe cómo puede contribuir a la pérdida gestacional.

Los parámetros seminales como movilidad, concentración y morfología que, normalmente se estudian en un varón para comprobar su calidad seminal, no se llegan a relacionar con el riesgo de aborto y no son una prueba determinante para saber si un varón es fértil.

Últimamente, se están haciendo estudios más a fondo para comprobar que la población de espermatozoides de un varón tiene una dotación cromosómicamente normal, ya que, aquellos espermatozoides que han tenido errores meióticos en su producción, los transmitirán al embrión, creando embriones cromosómicamente anormales y generando un alto riesgo de aborto.

Estos nuevos estudios se centran en el análisis de los espermatozoides sobre la fragmentación y oxidación del ADN y en el análisis de microdelecciones del cromosoma Y.

Los resultados obtenidos en muchos de estos estudios muestran una gran controversia sobre el tema, ya que encontramos autores que creen que estas alteraciones sí están relacionadas con abortos y otros autores, por el contrario, no han encontrado una correlación clara.

Veremos, a continuación, de qué forma pueden influir estas alteraciones masculinas en la fertilidad del varón y cómo pueden generar abortos espontáneos.

Fragmentación de ADN espermático

El término fragmentación hace referencia a pequeñas roturas que puede tener el material genético de los espermatozoides, comprometiendo la integridad del ADN.

Existen diversos estudios que muestran que un porcentaje alto de fragmentación del ADN está relacionado con subfertiliad en el varón y puede ser una de las causas por las cuales disminuya la probabilidad de embarazo y aumente la tasa de abortos.

Daños espermáticos

Las causas que producen esta fragmentación son diversas, puede influir la exposición testicular a altas temperaturas, oxidación del ADN, maduración incompleta de los espermatozoides, tratamientos con radio y quimioterapia, varicocele, factores tóxicos, fiebre alta, etc.

Diversos estudios muestran que los sémenes que presentan mayor porcentaje de fragmentación son aquellos con oligozoospermia severa.

A nivel de fecundación, estas lesiones del ADN pueden ser reparadas en algunos casos por el ovocito, dependerá del tipo de lesión y la calidad del mismo. También se ha observado que los niveles de fragmentación del ADN espermático se pueden mejorar en el varón mediante el tratamiento oral con antioxidantes como la vitamina E o C, selenio, zinc, etc.

Estrés oxidativo

El ADN espermático puede dañarse por oxidación en el camino que recorren los espermatozoides desde los testículos hasta ser eyaculados.

Los principales causantes de este daño oxidativo son los radicales libres de oxígeno que se generan en determinadas circunstancias como en tratamientos de quimio o radioterapia, exposición a pesticidas o metales pesados, tabaco, alcohol, drogas o la oxidación del ADN que generan los propios espermatozoides debido a su capacidad de producir sustancias oxigeno reactivas (ROS) y que tienen un efecto tóxico sobre ellos mismos alterando su función espermática.

Alteración espermática

Según datos publicados, más del 40% de las muestras seminales de varones infértiles presentan un porcentaje alto de ROS provocando envejecimiento y muerte celular de los espermatozoides.

El estrés oxidativo es indirectamente una de las causas de fragmentación del ADN espermático. Una deficiencia en el sistema antioxidante podría estar relacionada con errores durante la condensación de la cromatina.

Microdeleciones del cromosoma Y

Se piensa que entre un 10 y un 25% de la infertilidad masculina es debida a defectos o pérdidas en pequeñas regiones del cromosoma Y. La ausencia de estas regiones afecta a genes que regulan la formación de espermatozoides.

Se ha observado que estas microdelecciones en el brazo largo del cromosoma Y se relacionan con defectos graves en la espermatogénesis y están presentes, sobre todo, en aquellos casos que existe un factor masculino severo como en las oligospermias severas y las azoospermias de origen no obstructivo.

Aunque se sabe de que forma estas microdelecciones afectan a la fertilidad del varón, la relación que tienen con los abortos de repetición todavía no está del todo clara. Existen estudios que han puesto de manifiesto que no existe relación entre ambos, ya que, después de estudiar a dos poblaciones masculinas con abortos y sin abortos, no se detectaron diferencias significativas entre ellas.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

 Teresa Rubio Asensio
Teresa Rubio Asensio
Embrióloga
Máster Universitario en Medicina y Genética Reproductivas por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM). Profesora de cursos de Embriología Clínica en la UHM. Miembro y redactora de contenidos científicos en ASEBIR y ASPROIN. Embrióloga especialista en Medicina Reproductiva en UR Virgen de la Vega. Más sobre Teresa Rubio Asensio

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.