Fertilidad después del aborto: ¿Es posible el embarazo?

Por (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 23/06/2021

Son muchas las mujeres que, tras pasar por un aborto o pérdida gestacional, se cuestionan si podrán volver a lograr el embarazo o si, por el contrario, el aborto habrá afectado a su fertilidad.

En este sentido, debemos hacer una distinción en función del tipo de aborto. El embarazo tras un aborto espontáneo no suele suponer un problema para la mayoría de las mujeres. Sin embargo, el aborto provocado y el aborto involuntario con legrado sí podrían llegar a suponer un riesgo para la fertilidad femenina si no se practican de forma adecuada.

En cualquier caso, no debemos olvidar tampoco que sufrir un aborto espontáneo puede resultar para los pacientes una situación de estrés y afectar a su estado emocional. Por ello, en ocasiones se recomienda solicitar ayuda psicológica antes de volver a intentar una nueva gestación, ya sea de manera natural o mediante técnicas de reproducción asistida.

A continuación tienes un índice con los 7 puntos que vamos a tratar en este artículo.

Tipos de aborto

El aborto es la pérdida del embrión antes de la semana 20 de embarazo. Esto puede ocurrir de forma espontánea (aborto involuntario) o inducida (aborto voluntario). En función de ello, el efecto sobre la fertilidad y el organismo de la mujer será de mayor o menor gravedad.

Aborto involuntario o espontáneo

Este tipo de aborto se produce de manera natural. La paciente es consciente de que está sufriendo un aborto porque empieza a tener sangrado y dolor abdominal intenso. Lo más habitual es que el aborto espontáneo ocurra en las primeras semanas de gestación. Cuanto antes se produzca la pérdida del embarazo, menores serán las posibles consecuencias sobre la fertilidad femenina.

En muchos casos, especialmente en abortos más avanzados, se requiere realizar lo que se conoce como legrado. Se trata de una técnica ginecológica que consiste en practicar un raspado de las paredes uterinas para eliminar posibles tejidos embrionarios que hayan quedado en útero. Al ser una intervención quirúrgica, el legrado uterino podría comprometer la fertilidad de la mujer si no se realiza correctamente.

Si embargo, la necesidad de realizar un legrado no ocurre en todos los casos. Muchas mujeres pasan por un aborto espontáneo sin que ello afecte a futuras concepciones.

Si se producen abortos recurrentes, habrá que analizar la situación de la mujer para determinar la causa y buscar una solución que permita el embarazo evolutivo. Este tipo de abortos están asociados a problemas como alteraciones cromosómicas, edad avanzada, etc.

Aborto voluntario o inducido

El aborto inducido es lo que se conoce como interrupción voluntaria del embarazo, pues es la propia mujer la que decide poner fin a la gestación.

En estas situaciones, el desarrollo embrionario se suele detener mediante pastillas, lo que se llama aborto químico. Sin embargo, si ocurre más allá de las ocho primeras semanas de embarazo, habrá que realizar una cirugía y recibirá el nombre de aborto quirúrgico.

Cuando es necesario una cirugía para detener el embarazo, se pueden aplicar dos métodos:

Aspiración
es lo más común si el aborto se provoca antes de la semana 12. El aborto quirúrgico por aspiración consiste en eliminar el embrión/feto por succión mediante una jeringa o una bomba de vacío. Esta intervención requiere anestesia local o general.
Dilatación y curetaje
se realiza cuando la aspiración no es posible. Se trata de provocar la apertura del cuello uterino y eliminar parte del revestimiento de la cavidad mediante raspado (curetaje o legrado). El procedimiento es muy similar a los casos de legrado tras aborto espontáneo.

Al igual que en el aborto involuntario, cuanto más temprano se realice, menor riesgo supondrá. También es fundamental que lo lleve a cabo un profesional experimentado para evitar posibles consecuencias negativas.

Riesgos del aborto

La mayoría de profesionales sanitarios califican el aborto como un procedimiento de bajo riesgo y sin efecto grave sobre la fertilidad y la consecución de futuros embarazos. De hecho, si el aborto ha sido normal y sin complicaciones, en una exploración ginecológica no debería ni siquiera reconocerse que la mujer ha pasado por esta situación.

A pesar de ello (a excepción del aborto espontáneo temprano), no deja de ser una intervención quirúrgica y, como tal, tiene sus riesgos. Los principales efectos secundarios de un aborto que pueden derivar en infertilidad son:

  • Rasgado de las zonas del aparato reproductor femenino.
  • Hemorragia vaginal.
  • Infección del tracto genital.
  • Daño en el cérvix.
  • Desgarro en el útero.
  • Perforación en el útero.
  • Absceso dentro del abdomen: si no es tratado puede provocar enfermedad inflamatoria pélvica.

En el caso de que se realice un aborto quirúrgico, además del riesgo de lesionar el útero, se podrían causar alteraciones en otros órganos como el intestino y la vejiga. En estos casos, se deberá hacer una cirugía de más para reparar el órgano dañado.

No debemos olvidar que, aunque realizado correctamente es un proceso de bajo riesgo, utilizar métodos no profesionales para provocar el aborto puede tener graves consecuencias en la mujer, no solo respecto a su fertilidad, sino en su salud general.

Aborto y embarazo

Desgraciadamente, el aborto es un hecho más común de lo que nos gustaría. Numerosos embarazos terminan en aborto espontáneo en etapas tempranas del desarrollo embrionario. Muchas veces, incluso antes de que la mujer descubra que estaba embarazada.

La mayoría de estos abortos son casos puntuales y no llegan a impedir un nuevo embarazo. La excepción la encontramos en los abortos recurrentes, cuya principal razón es la malformación cromosómica. También podemos encontrar dificultades para lograr la concepción tras múltiples legrados, ya que esto aumenta la probabilidad de lesiones uterinas.

Otro posible proceso relacionado con el aborto que podría complicar la concepción es la dilatación uterina. Este procedimiento puede debilitar el útero y dar lugar a insuficiencia cervicouterina o cuello incompetente, es decir, un cuello que se dilata antes de tiempo. En muchas ocasiones, esto se soluciona realizando un cerclaje cervical, procedimiento que consiste en mantener el cuello del útero cerrado con un punto de sutura.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas, ya que, evidentemente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Preguntas de los usuarios

¿Puedo buscar el embarazo de nuevo tras un aborto sin esperar la bajada de la regla?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Aunque hay estudios que indican que sí es posible, muchos profesionales recomiendan esperar al menos uno o dos ciclos desde el aborto para iniciar de nuevo la búsqueda del embarazo. En cualquier caso, dependerá del momento en que tuvo lugar el aborto, las cualidades de cada mujer, etc.

¿Lograré el embarazo después de un aborto espontáneo sin legrado?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Lo más común es que sí. Muchas mujeres tienen un aborto espontáneo temprano sin que ello afecte a su fertilidad. Lo preocupante sería que se repitiera esta situación más de tres veces. En este caso, hablaríamos de aborto recurrente y sería necesario hacer pruebas específicas de fertilidad para determinar la causa.

¿Cuál es el tratamiento para que el aborto diferido no afecte a la fertilidad?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Se define como aborto diferido o aborto retenido la detención del desarrollo embrionario sin expulsión del embrión, es decir, cuando el embrión/feto muere, pero el organismo de la mujer no es capaz de expulsarlo.

En este caso, se deberá realizar un aborto inducido, generalmente mediante dilatación y curetaje. También es posible que se lleve a cabo con medicamentos específicos para ello. En cualquier caso, se deberá realizar de una forma adecuada y por parte de un especialista para evitar que ello afecte a la fertilidad de la mujer y que ésta tenga problemas para lograr un nuevo embarazo.

¿Cuánto tiempo después del aborto tengo que esperar para volver a intentar el embarazo?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Aunque la OMS recomienda esperar unos seis meses para buscar de nuevo el embarazo, existen numerosos estudios que indican que cuanto antes se vuelva a gestar, menores serán las probabilidades de sufrir un nuevo aborto u otras complicaciones gestacionales.

Las recomendaciones de la OMS se basan fundamentalmente en aspectos emocionales, pues el aborto es un duro trauma y es conveniente haber superado este duelo y estar preparado para afrontar el nuevo embarazo con ilusión. Por su parte, los estudios que indican que no es necesario esperar para concebir de nuevo tras el aborto se basan en aspectos fisiológicos del cuerpo femenino.

En cualquier caso, es importante consultarlo con el médico. Muchos especialistas recomiendan esperar una media de dos menstruaciones para volver a intentarlo. Sin embargo, esto depende mucho del tipo de aborto espontáneo que haya ocurrido y de las consecuencias del mismo tanto a nivel físico como emocional.

¿Afectará un aborto a mi fertilidad?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

No. En líneas generales, la probabilidad de lograr un embarazo va a ser la misma tras sufrir un aborto. Además, las mujeres que han sufrido algún aborto a lo largo de su vida tienen la misma probabilidad de quedar embarazada que las mujeres que no han tenido abortos.

Únicamente habría que tener especial cuidado en mujeres con varios episodios de abortos, es decir, en situaciones de abortos de repetición. Esto es considerado a partir de 3 o más pérdidas gestacionales. En estos casos se hablaría de problema de fertilidad y sería necesario llevar a cabo un estudio más detallado para valorar el origen del problema.

¿Es recomendable hacer pruebas antes de intentar un nuevo embarazo tras tres abortos?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Sí. A partir de 3 abortos se considera que es una situación de abortos de repetición o recurrentes. Lo ideal sería visitar a un especialista de fertilidad para que valore donde está el origen del problema y encuentre la causa de los abortos.

Por ello, algunas pruebas como cariotipos, ecografías, histeroscopia, histerosalpingografía, etc. pueden ayudar al médico a realizar una mejor orientación terapéutica.

¿Afecta el aborto a los futuros embarazos?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

En principio no. La mayoría de pacientes piensan en si un aborto quirúrgico o químico podría tener consecuencias en su fertilidad y, por tanto, en la probabilidad de lograr un embarazo evolutivo en el futuro. Sin embargo, esto no debe preocuparles puesto que la mayoría de especialistas consideran el aborto como un procedimiento bastante sencillo y sin graves efectos en la fertilidad de la mujer.

Pese a ello, siempre existe un mínimo riesgo como en cualquier otra intervención quirúrgica.

Lectura recomendada

Hemos hablado tanto del aborto provocado como del aborto espontáneo; sin embargo, es éste último el que más preocupa a las mujeres que desean ser madres. Por ello, os dejamos información al respecto: El aborto espontáneo o involuntario.

También hemos comentado que, tanto en casos de aborto natural como en casos de aborto voluntario, es posible que se necesite hacer un raspado del útero para eliminar por completo los posibles restos embrionarios. ¿Quieres saber más sobre este proceso conocido como legrado? Pincha aquí: ¿En qué consiste el legrado o curetaje?

Por ultimo, consideramos que es importante conocer cuáles son los signos de una amenaza de aborto para poder actuar a tiempo y evitar que se produzca. Aquí lo explicamos con detalle: Amenaza de aborto.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

A Kulczycki, M Potts, A Rosenfield. Abortion and fertility regulation. Lancet. 1996 Jun 15;347(9016):1663-8. doi: 10.1016/s0140-6736(96)91491-9.

Elisabeth L Ahman, Iqbal H Shah. Contraceptive use, fertility, and unsafe abortion in developing countries. Eur J Contracept Reprod Health Care. 2006 Jun;11(2):126-31. doi: 10.1080/13625180500279813.

Hendricks, M. S., Chow, Y. H., Bhagavath, B. and Singh, K. (1999), Previous Cesarean Section and Abortion as Risk Factors for Developing Placenta Previa. Journal of Obstetrics and Gynaecology Research, 25: 137-142. doi:10.1111/j.1447 0756.1999.tb01136.x

McCarthy, F. P., Khashan, A. S., North, R. A., Rahma, M. B., Walker, J. J., Baker, P. N., … Kenny, L. C. (2013). Pregnancy loss managed by cervical dilatation and curettage increases the risk of spontaneous preterm birth. Human Reproduction (Oxford, England), 28(12), 3197–3206.

T Frejka. Induced abortion and fertility. Fam Plann Perspect. Sep-Oct 1985;17(5):230-4.

Yao Wang, Yun Sun, Wen Di, Yan-Ping Kuang, Bing Xu. Association between induced abortion history and later in vitro fertilization outcomes. Int J Gynaecol Obstet. 2018 Jun;141(3):321-326. doi: 10.1002/ijgo.12481. Epub 2018 Mar 27.

Preguntas de los usuarios: '¿Puedo buscar el embarazo de nuevo tras un aborto sin esperar la bajada de la regla?', '¿Lograré el embarazo después de un aborto espontáneo sin legrado?', '¿Cuál es el tratamiento para que el aborto diferido no afecte a la fertilidad?', '¿Cuánto tiempo después del aborto tengo que esperar para volver a intentar el embarazo?', '¿Afectará un aborto a mi fertilidad?', '¿Es recomendable hacer pruebas antes de intentar un nuevo embarazo tras tres abortos?' y '¿Afecta el aborto a los futuros embarazos?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.