¿Cómo afrontar el aborto espontáneo tras una fecundación in vitro?

Por (ginecólogo), (ginecólogo), (ginecóloga), (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 03/12/2022

Un aborto espontáneo es siempre una mala noticia, pero resulta especialmente dolorosa en aquellas personas que tras varios meses buscando el embarazo, lo logran gracias a un tratamiento de fecundación in vitro (FIV).

La felicidad que siente una pareja ante el esperado resultado positivo en el test de embarazo se ve truncada por la tristeza de la pérdida gestacional. Si lamentablemente ocurriera esta situación, los pacientes se deben tomar el tiempo necesario para recuperarse antes de intentar otro ciclo de fertilidad.

¿Por qué he sufrido un aborto?

Aproximadamente el 85% de los abortos espontáneos o naturales tiene lugar en el primer trimestre de gestación. Si el embarazo llega a la semana 7 de forma normal, la probabilidad de aborto se reduce de forma importante.

La mayor parte de los abortos naturales se producen cuando el embarazo no está evolucionando correctamente. Generalmente, en estos casos ni la mujer ni los médicos pueden hacer nada para evitar la pérdida gestacional.

Causas de los embarazos no evolutivos tras FIV

Las anomalías cromosómicas en el embrión son la causa más frecuente por la que el embrión no puede seguir su desarrollo normal. Esto no implica que necesariamente los padres tengan alteraciones genéticas. Lo que sucede es que el óvulo y/ o el espermatozoide a partir del cual se ha formado el embrión, han experimentado alguna alteración en sus cromosomas que impide la implantación o evolución del embrión.

Uno de los factores que influyen en la aparición de anomalías en el embrión es la edad materna. Sin embargo, no es la única causa de aborto espontáneo tras una FIV. Otras posibles razones por las que se puede producir un aborto espontáneo en los primeros meses son las siguientes:

  • Problemas uterinos o del cérvix.
  • Infecciones.
  • Alteraciones hormonales.
  • Problemas del sistema inmune.
  • Enfermedades sistémicas.
  • Tóxicos ambientales o radiaciones.

Cuando una mujer ha sufrido abortos previos, también aumenta la probabilidad de sufrir una nueva pérdida gestacional. Además, un estilo de vida inadecuado como fumar, beber alcohol o tomar drogar también influye en el riesgo de sufrir un aborto natural.

Si deseas leer más información acerca de los motivos de los abortos espontáneos, te aconsejamos visitar el siguiente enlace: ¿Cuáles son las principales causas del aborto espontáneo?

Aborto natural en fecundación in vitro (FIV)

Los estudios realizados sobre este tema indican que los abortos espontáneos en pacientes que han logrado el embarazo por FIV con sus propios óvulos (independientemente de que sea FIV convencional o ICSI) son ligeramente superiores a la tasa de aborto en embarazos espontáneos.

No obstante, cabe destacar que este aumento en la incidencia de abortos no se debe a la propia técnica de FIV, sino que se asocia a la edad de las mujeres que se someten a los tratamientos de reproducción asistida. Esto afecta sustancialmente a la fertilidad femenina, no solo a la hora de concebir, sino también en relación al riesgo de aborto.

Tasa de aborto de la FIV según la edad materna

Tal y como hemos comentado anteriormente, una de las causas por las que se puede producir un aborto espontáneo después de un tratamiento de reproducción asistida es la edad materna avanzada. En función de la edad de la mujer, la probabilidad de que ocurra un aborto tras una gestación por FIV con óvulos propios es en mujeres:

  • Menores de 35 años: 15,1%
  • Entre 35-39 años: 24%
  • Mayores de 40 años: 40%

En cambio, las tasas de aborto se reducen drásticamente si el embarazo se hubiera producido a través de una FIV con ovodonación. En este caso, la probabilidad de aborto por gestación en mujeres menores de 35 años sería del 17,5%, en mujeres de 35 a 39 años del 18% y en mayores de 40 se habría reducido al 18,5%.

La razón principal de estos valores es que a mayor edad, mayor es el riesgo de concebir embriones con anomalías cromosómicas. Todos estos datos han sido obtenidos del último registro estadístico realizado por la Sociedad Española de Fertilidad y correspondiente al año 2020.

Cómo afrontar la pérdida gestacional

Hacer frente a la tristeza, rabia e impotencia ante un aborto tras mucho tiempo de búsqueda del bebé no es fácil para una mujer o una pareja. Sin embargo, hay que ser fuertes, tomarse el tiempo necesario y, si es necesario, pedir ayuda a profesionales.

En cualquier caso, a continuación, se enumeran algunos consejos de ayuda emocional para afrontar estas situaciones:

  • Los pacientes tienen derecho a estar tristes y no tienen que esconderlo.
  • Hay que darse tiempo para recuperarse de pérdida, pues el aborto es un duelo que tiene sus fases. Los pacientes deberán pasar por casa una de ellas, por lo que es necesario tiempo.
  • Prestar atención para intentar entender y aceptar los sentimientos que se tienen en cada fase. Empatía, tristeza, culpabilidad, depresión o ira son algunas de las sensaciones más comunes.
  • Cuidarse a uno mismo. Se trata de una etapa dura, pero si se descuida será más duro aún. No hay que dejar de comer, ni de dormir ni de cuidarse, en general.
  • Pedir ayudar a un profesional con experiencia en estos temas puede ser de gran ayuda para entender y afrontar la pérdida gestacional.
  • Dejar que el entorno te ayude. Quizás se prefiere estar solo, pero la recuperación de la pérdida del embarazo irá mejor sintiéndose apoyado, bien de tu pareja, familiares o amigos.

Aproximadamente uno o dos meses es el tiempo que necesita el cuerpo de la mujer para recuperarse tras un aborto. No obstante, la recuperación emocional muchas veces es más larga y costosa. Por ello, es fundamental tener paciencia e intentar mantener la actitud positiva en todo momento.

¿Qué esperar después de un aborto?

La mayor parte de mujeres que han tenido un aborto natural no tienen problemas para lograr de nuevo el embarazo ni necesitan tratamientos específicos para poder dar a luz a niños sanos en el futuro.

No obstante, cuando se produce más de un aborto, lo que se conoce como aborto recurrente o de repetición, es recomendable realizar una evaluación médica completa. Así se podrá determinar las causas por las que se producen las pérdidas gestacionales y proponer la mejor alternativa para conseguir que el embarazo llegue a término.

Para realizar un DGP, es necesario llevar a cabo una fecundación in vitro (FIV) como tratamiento base. Si estás buscando una clínica donde iniciarlo, te recomendamos obtener este informe de fertilidad personalizado, con información detallada de las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Cuando se conoce la causa que provoca los abortos recurrente, se permite personalizar el tratamiento y utilizar terapias específicas. En aquellos casos en los que no se descubre el motivo del aborto, el tratamiento genérico basado en administración de aspirina, heparina y progesterona mejora de forma importante los resultados.

Además, si hubiera una causa genética para los abortos de repetición, la reproducción asistida ofrece soluciones alternativas para lograr el embarazo. Por ejemplo, una opción sería recurrir a la FIV con donación de óvulos o hacer un diagnóstico genético preimplantacional (DGP) a los embriones antes de transferirlos.

Preguntas de los usuarios

¿Puede ocurrir un aborto diferido en una FIV con óvulos de donante?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

Sí. Es cierto que el riesgo de aborto puede verse reducido en la ovodonación si la mujer tiene edad materna avanzada, ya que se utilizan óvulos de una donante joven. Sin embargo, el riesgo de aborto estaría en torno al 25%, por lo que sí puede ocurrir.

Aclarar que un aborto diferido o retenido es una pérdida gestacional en la que los restos embrionarios no se expulsan de manera espontánea.
Leer más

¿Cómo se puede afrontar una FIV negativa?

Por Dr. José León Tovar (ginecólogo).

El Dr. José León Tovar, ginecólogo de Ginemed Huelva, nos da las pautas a seguir cuando una FIV no sale bien. Tal y como nos dice el doctor:

Una FIV negativa, en primera instancia, hay que afrontarlo como algo normal. La FIV o la ICSI no tienen un 100% de éxito asegurado, eso es mentir. Dentro de los porcentajes de éxito, que normalmente son similares en todas las clínicas, hay que tomarlo como normal antes un caso de beta negativa. Cuando ya tenemos un fallo de implantación, es decir, varias transferencias de embriones de buena calidad y si son euploides analizados con diagnóstico genético preimplantacional, ya pensaríamos otras estrategias. Hay que hacer un estudio de trombofilias a la paciente ,por supuesto, el cariotipo es determinante, un estudio de receptividad endometrial. En función de los resultados, pues meter heparina, aspirina, inmunosupresores, terapia adyuvante siempre que esté justificado atendiendo a los resultados analíticos.

¿Es normal tener un aborto retenido en ovodonación?

Por Dra. Marta Zermiani (ginecóloga).

Sí, es posible tener un aborto retenido en un tratamiento de FIV con óvulos de donante.

Definimos aborto como la pérdida embrionaria o fetal no inducida antes de la semana 20 de la gestación. El aborto retenido o diferido se caracteriza por la detención de la gestación sin expulsar de forma espontánea el embrión o el feto y que suele ocurrir, generalmente, entre el segundo y tercer trimestre del embarazo.

Como sucede con otro tipo de abortos espontáneos, una de las causas principales es la alteración genética o cromosómica en el desarrollo del feto. Asimismo, las infecciones, las afecciones endocrinas, hormonales o los problemas en el útero o en el cuello uterino pueden provocar también un aborto en las primeras semanas de gestación.

Imagen: Causas del aborto retenido

El riesgo de aborto es de alrededor del 25 % a partir de los 35 años, mientras que este aumenta hasta un 50 % en las mujeres de más de 40 años. Si aplicamos estos porcentajes a la ovodonación sabemos que el riesgo de aborto en ovodonación se sitúa en un 25% porque los ovocitos provienen de mujeres que no superan los 35 años. Así que puede ser normal en un tratamiento de ovodonación tener un aborto retenido.

¿Por qué la FIV con DGP disminuye la tasa de aborto?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Cuando se opta a una FIV con DGP, hay menos probabilidad de que el embarazo no llegue a término. Esto es debido a una de las principales causas del aborto espontáneo es que los embriones estén alterados cromosómicamente debido a una edad materna avanzada.

Imagen: FIV con DGP disminuye la tasa de aborto

Si los embriones son analizados genéticamente, solo se transferirán aquellos que estén sanos y, por tanto, no tengan anomalías genéticas. De este modo, existe una mayor probabilidad de implantación embrionaria y de evolución hasta el parto.

Lecturas recomendadas

Si ya tas recuperado de la pérdida gestacional tras la FIV y estás pensando si puedes volver a quedar embarazada, te recomendamos visitar el siguiente artículo: Fertilidad después del aborto: ¿Es posible el embarazo?

Además, si te interesa saber más datos acerca de las diferentes tasas de éxito de la FIV, puedes acceder a este enlace: ¿Qué porcentajes de éxito tiene la fecundación in vitro (FIV)?

Hacemos un gran esfuerzo para ofrecerte información de máxima calidad.

🙏 Por favor, comparte este artículo si te ha gustado. 💜💜 ¡Nos ayudas a seguir!

Bibliografía

Kai Mee Wong, Madelon van Wely, Femke Mol, Sjoerd Repping, Sebastiaan Mastenbroek. Fresh versus frozen embryo transfers in assisted reproduction. Cochrane Database Syst Rev. 2017 Mar 28;3(3):CD011184 (Ver)

María Del Carmen Nogales, María Cruz, Silvia de Frutos, Eva María Martínez, María Gaytán, Marta Ariza, Fernando Bronet, Juan A Garcia-Velasco. Association between clinical and IVF laboratory parameters and miscarriage after single euploid embryo transfers. Reprod Biol Endocrinol. 2021 Dec 14;19(1):186. doi: 10.1186/s12958-021-00870-6 (Ver)

Maya Sharon-Weiner, Hadar Gluska, Sivan Farladansky-Gershenabel, Hanoch Schreiber, Amir Wiser, Adrian Shulman, Anat Hershko-Klement. Conception after early IVF pregnancy loss: should we wait? Reprod Biomed Online. 2021 Feb;42(2):413-419. doi: 10.1016/j.rbmo.2020.10.019. Epub 2020 Nov 4 (Ver)

Sociedad Española de Fertilidad. Registro Nacional de Actividad 2020-Registro SEF (Ver)

Preguntas de los usuarios: '¿Puede ocurrir un aborto diferido en una FIV con óvulos de donante?', '¿Cómo se puede afrontar una FIV negativa?', '¿Es normal tener un aborto retenido en ovodonación?' y '¿Por qué la FIV con DGP disminuye la tasa de aborto?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dr. José León Tovar
Dr. José León Tovar
Ginecólogo
José León Tovar ha estudiado medicina y se ha especializado en el ámbito de la reproducción humana asistida. Actualmente, el Dr. Tovar es el responsable de la Unidad de Reproducción Asistida en el centro Ginemed Huelva. Más sobre Dr. José León Tovar
Número de colegiado: 414115772
Dr. Luis Rodríguez Tabernero
Dr. Luis Rodríguez Tabernero
Ginecólogo
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Salamanca y Médico Especialista en Obstetricia y Ginecología vía MIR. El Dr. Rodríguez Tabernero es responsable de la Unidad de Reproducción Humana Asistida del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico Universitario de Valladolid desde el año 2013 y, además, lleva trabajando en el campo de la medicina reproductiva desde el año 2000. Más sobre Dr. Luis Rodríguez Tabernero
Nº de colegiado: 474705276
Dra. Marta Zermiani
Dra. Marta Zermiani
Ginecóloga
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Università degli Studi di Padova en Italia, con la especialidad de Ginecología y Obstetricia en el Hospital Universitario de Bellvitge en Barcelona. Médico especialista en Reproducción asistida con 4 años de experiencia y, actualmente, ginecóloga especializada en reproducción asistida en la clínica Vida Fertility de Madrid. Más sobre Dra. Marta Zermiani
Número de colegiado: 280847526
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV
 Silvia Azaña Gutiérrez
Silvia Azaña Gutiérrez
Embrióloga
Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Silvia Azaña Gutiérrez
Número de colegiada: 3435-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.