Esterilidad masculina por factor espermático: causas y tratamientos

Por (ginecóloga), (embriólogo), (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 04/05/2020

La esterilidad masculina es la incapacidad de los espermatozoides del varón para fecundar un óvulo. Por tanto, el embarazo será difícil que se produzca. Existen varios factores que pueden llevar al hombre a padecer infertilidad.

En concreto, la infertilidad masculina por una causa espermática es el motivo más común entre los hombres que presentan problemas para concebir.

En este caso, el origen de la infertilidad se encuentra en alteraciones de la calidad seminal, es decir, de los espermatozoides. Estas alteraciones se pueden diagnosticar mediante un seminograma y algunas de las más frecuentes son la astenozoospermia, la teratozoospermia y la azoospermia.

Causas

Durante la espermatogénesis (proceso de formación de los espermatozoides), se pueden producir una serie de fallos o errores que llevan a la producción de espermatozoides alterados, ya sea en su morfología, concentración o movilidad.

Cualquier fallo en la calidad del semen puede dificultar o impedir que ocurra la fecundación del óvulo, lo que llevaría a no conseguir el embarazo de forma natural. Por tanto, estas alteraciones en el esperma son una causa de esterilidad masculina.

No obstante, gracias a las técnicas de reproducción asistida, los hombres con problemas de fertilidad pueden ser padres biológicos. Con el avance de estos tratamientos, el número de espermatozoides requeridos y la movilidad de los mismos ya no son factores determinantes para lograr una gestación.

Gracias a la aparición de la microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), muchos hombres con infertilidad por factor espermático severo pueden ser padres hoy en día.

Los parámetros seminales que se tienen de referencia para diagnosticar estas alteraciones son los que la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó en el año 2010. La prueba utilizada para analizarlos es el seminograma, también denominado espermograma.

Cuando no hay ninguna alteración en los parámetros seminales, hablaremos de normozoospermia. En el caso contrario, se diagnosticará alguna de las patologías que se mencionan en los siguientes apartados.

Alteraciones en el número de espermatozoides

Una de las causas de infertilidad masculina por factor espermático es tener una cantidad insuficiente de espermatozoides en el eyaculado. Cuando hay un bajo recuento de espermatozoides se reduce las posibilidades de que uno de ellos fecunde el óvulo y se produzca un embarazo.

Dependiendo de la severidad de la alteración en la concentración espermática, pueden darse diferentes situaciones: oligozoospermia, criptozoospermia y azoospermia.

Oligozoospermia

La oligozoospermia, también denominada oligospermia, consiste en una baja concentración de espermatozoides en la muestra de semen.

Según los valores de referencia de la OMS, una muestra de semen es normal cuando presenta al menos 15 millones de espermatozoides por mL de eyaculado. Sin embargo, cuando el esperma contiene una cantidad inferior a este valor pero superior a 100.000 espermatozoides por mL de eyaculado se dice que se trata de una muestra oligozoospérmica.

Si quieres seguir leyendo sobre esto, puedes acceder a este enlace: ¿Qué es la oligospermia? - Causas, tipos y tratamientos.

Criptozoospermia

La criptozoospermia hace referencia a una concentración demasiado baja de espermatozoides en el semen. En concreto, un hombre padecerá esta alteración espermática cuando el seminograma muestre un valor inferior a 100.000 espermatozoides por mL de eyaculado. Por tanto, la criptozoospermia es una variante de la oligozoospermia.

Esta alteración espermática se puede confundir con la azoospermia o ausencia de espermatozoides en el eyaculado. En estos casos, si se diagnostica de manera errónea como azoospermia, se indicará que se realice una biopsia testicular innecesariamente.

Si te interesa leer más sobre este tema, te animamos a visitar el siguiente artículo: La criptorquidia: un transtorno testicular que causa esterilidad.

Azoospermia

La azoospermia se define como un problema seminal caracterizado por la ausencia de espermatozoides en el eyaculado. Estos hombres son capaces de eyacular, pero al analizar la muestra, no se observan espermatozoides.

Según el motivo por el que se produce esta alteración seminal, existen dos tipos de azoospermia:

Azoospermia obstructiva
provocada por alteraciones en el transporte de los espermatozoides hasta la uretra.
Azoospermia secretora
como consecuencia de problemas en la formación de los espermatozoides. Este tipo de azoospermia también se conoce como azoospermia no obstructiva.

Cabe destacar que si el hombre ha sido sometido a una vasectomía, también debería detectarse azoospermía al analizar la muestra seminal. En caso contrario, significaría que la vasectomía no ha resultado efectiva.

Para más información sobre esta alteración seminal, te recomendamos leer el siguiente artículo: ¿Qué es la azoospermia? - Causas, diagnóstico y tratamiento.

Astenozoospermia

El término astenozoospermia es la palabra empleada para referirse a aquellos casos en que la movilidad de los espermatozoides está alterada. Según los parámetros de referencia de la OMS, se deben tener en cuenta dos tipos de movilidad a la hora de evaluar la calidad seminal:

Movilidad total
cuántos espermatozoides se mueven.
Movilidad progresiva
cuántos espermatozoides son capaces de moverse y desplazarse.

De modo que, para considerar una muestra de semen normal, al menos un 40% de los espermatozoides deben presentar movilidad y un 32% deben conseguir moverse de forma progresiva. En caso contrario, el resultado seminal sería astenozoospermia.

Dependiendo de la gravedad de esta alteración, se distingue entre astenozoospermia severa, moderada o leve.

Si deseas obtener más información acerca de esta alteración seminal, puedes visitar el siguiente artículo: ¿Qué es la astenozoospermia? - Definición, causas y tratamiento.

Teratozoospermia

La teratozoospermia es una alteración seminal que hace referencia a la forma de los espermatozoides. La morfología normal de un espermatozoide es:

  • Cabeza ovalada.
  • Pieza media o cuello ligeramente engrosado.
  • Cola larga y delgada.

Cuando se estudia una muestra seminal de un varón, al menos, el 4% de los espermatozoides deben presentar estas características para que se considere una muestra normal.

Cuando existe menos de un 4% de los espermatozoides en el eyaculado con morfología normal, esa muestra espermática será diagnosticada de teratozoospermia.

Entrevista al embriólogo José Antonio Sánchez Férez

En el vídeo del Dr. Jose Sánchez nos habla sobre la teratozoospermia y nos aclara que:

No existen estudios concluyentes que relacionen de forma directa la teratozoospermia con las malformaciones fetales.

Hipospermia

El concepto de hipospermia se define como un volumen de semen inferior a 1,5 ml tras la eyaculación. Según los parámetros de referencia de la OMS, el volumen de una eyaculación normal debe encontrarse entre 1,5 y 6 ml.

Entre las causas que provocan volúmenes anormales de eyaculado se encuentran alteraciones en las vesículas seminales o en los conductos eyaculadores.

Aunque la hipospermia puede ser una causa de esterilidad masculina, no siempre ocurre así. La razón principal de ello es que si la concentración y calidad de los espermatozoides es adecuada, el varón podrá concebir sin problema.

Si estás interesado en este tema, puedes obtener información más completa en el siguiente artículo: La hipospermia: poca eyaculación de semen en el hombre.

Necrospermia

Este término se refiere a una cantidad elevada de espermatozoides muertos. Para que no se considere esterilidad masculina por esta causa, es necesario que al menos el 58% de los espermatozoides presentes en el eyaculado estén vivos.

Por tanto, si al analizar el semen se encuentra un índice de mortalidad superior al 58%, se diagnosticará necrospermia.

Combinación de alteraciones seminales

En numerosas ocasiones lo que ocurre es que un hombre padece varias alteraciones seminales de forma simultánea debido a una mala producción espermática. A continuación, se muestran algunos ejemplos.

Oligoastenozoospermia

La oligoastenozoospermia se produce cuando en un mismo varón existen problemas de baja concentración y mala movilidad de los espermatozoides. Por tanto, la oligoastenozoospermia es la combinación de oligospermia y astenospermia.

Estas muestras seminales presentan una concentración espermática inferior a 15 millones/ml y una movilidad progresiva de los espermatozoides menor al 32%.

Los varones con oligoastenozoospermia tendrán dificultad para lograr un embarazo de forma natural, ya que la posibilidad de que los espermatozoides fecunden al óvulo son menores.

Si deseas obtener más información sobre esta alteración seminal, no olvides visitar el siguiente enlace: ¿Qué es la oligoastenozoospermia? - Causas y tratamientos.

Oligoastenoteratozoospermia

En los casos de oligoastenoteratozoospermia, se presenta la combinación de las siguientes alteraciones espermáticas.:

  • Baja concentración de espermatozoides: menos de 15 millones/ml de eyaculado.
  • Mala movilidad espermática: menos del 32% de los espermatozoides se mueven y desplazan.
  • Mala morfología de los espermatozoides: menos del 4% de los espermatozoides tienen una formas normales.

La posibilidad de lograr el embarazo cuando existe esta alteración seminal dependerá de la gravedad de la misma. Por ello, es esencial realizar un buen diagnóstico para poder establecer el mejor tratamiento.

Si quieres seguir leyendo sobre ello, puedes visitar el siguiente artículo: Oligoastenoteratospermia: tratamiento y cómo conseguir el embarazo.

Tratamiento

La calidad espermática es uno de los factores determinantes a la hora de indicar los tratamientos de reproducción asistida. Por tanto, dependiendo de ésta y en ausencia de otras alteraciones que dificulten conseguir el embarazo, se indicará:

Inseminación artificial
cuando la calidad seminal es buena según los parámetros comentados pero no se consigue el embarazo naturalmente.
Fecundación in vitro (FIV)
en los casos en que la calidad seminal está alterada. Aquellos pacientes que tengan alteraciones severas, la ICSI será su única opción.
Biopsia testicular
será necesario si se diagnostica azoospermia por ejemplo.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas. Lógicamente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" seleccionará las clínicas más cercanas a ti que cumplen nuestros rigurosos criterios de calidad. Además, el sistema realizará una comparativa de presupuestos y condiciones que ofrecen las diferentes clínicas para que te resulte más sencillo tomar una decisión.

No obstante, hay que tener en cuenta que cada caso deberá valorarse de forma individual, ya que existen otros factores como el historial clínico de la pareja o la fertilidad de la mujer que pueden influir a la hora de elegir un tratamiento u otro.

Preguntas de los usuarios

Si tengo oligozoospermia leve, ¿podemos realizar una inseminación artificial?

Por Dra. Concha Leal Cariñena (ginecóloga).

Sí, siempre que el número de espermatozoides móviles (REM) sea superior a 5x106 espermatozoides/ml, pero también dependerá de otros factores como la edad de la mujer o el tiempo de esterilidad.

¿Se puede conseguir el embarazo natural teniendo azoospermia?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

En el caso de tener esta alteración, lamentablemente, no se puede lograr el embarazo de manera natural, ya que no existen espermatozoides en el eyaculado.

No obstante, si se trata de azoospermia obstructiva, pueden obtenerse espermatozoides mediante una biopsia testicular y conseguir ser padres gracias a las técnicas de reproducción asistida.

¿Cómo puedo saber si tengo algún problema en mis espermatozoides?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

La única manera de diagnosticar estas alteraciones es mediante un seminograma. Éste debe ser realizado por profesionales especializados, ya sea en una clínica de reproducción asistida o en un laboratorio de análisis clínicos.

Lectura recomendada

Tal y como hemos visto, el seminograma es una prueba fundamental a la hora de diagnosticar la esterilidad por factor espermático. Si quieres saber qué parámetros se analizan o cómo se realiza, te recomendamos que leas este artículo: ¿Qué es el seminograma y cómo se hace paso a paso?

Por otra parte, ¿sabías que existen algunos tratamientos naturales que pueden ayudar en la esterilidad? Puedes profundizar más sobre las técnicas disponibles para solucionar estos problemas en el siguiente enlace: ¿Qué tratamientos existen ante la infertilidad masculina?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Adamopoulos DA. Medical treatment of idiopathic oligozoospermia and male factor subfertility. Asian J Androl. 2000;2(1):25-32.

Aitken RJ, Buckingham DW, Brindle, J, Gomez E, Baker HWG, Irvine DS (1995): Analysis of sperm movement in relation to the oxidative stress created by leukocytes in washed sperm preparations and seminal plasma. Hum Reprod 10:2061–2070.

Auger J, Jouannet P, Eustache F. Another look at human sperm morphology. Hum Reprod. 2016;31(1):10-23.

Bollendorf A, Check JH, Lurie D. Evaluation of the effect of the absence of sperm with rapid and linear progressive motility on subsequent pregnancy rates following intrauterine insemination or in vitro fertilization. J Androl 1996; 17550-7.

Dahlberg B (1988): Sperm motility in fertile men and males in infertile units: In vitro test. Arch Androl 20:31-34.

Francavilla F, Romano R, Santucci R, Poccia G. Effect of sperm morphology and motile sperm count on outcome of intrauterine insemination in oligozoospermia and/or asthenozoospermia. Fertil Steril. 1990;53(5):892-7.

Shabtaie SA, Gerkowicz SA, Kohn TP, Ramasamy R. Role of Abnormal Sperm Morphology in Predicting Pregnancy Outcomes. Curr Urol Rep. 2016;17(9):67.

World Health Organization (WHO) (2010). WHO laboratory Manual for the examination of human semen and sperm-cervical mucus interaction. Cambridge Academic Press.

Preguntas de los usuarios: 'Si tengo oligozoospermia leve, ¿podemos realizar una inseminación artificial?', '¿Se puede conseguir el embarazo natural teniendo azoospermia?' y '¿Cómo puedo saber si tengo algún problema en mis espermatozoides?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dra. Concha  Leal Cariñena
Dra. Concha Leal Cariñena
Ginecóloga
Licenciada en Medicina por la Universidad de Zaragoza. Cuenta con una extensa carrera como ginecóloga especialista en reproducción asistida y, además, es profesora asociada al departamento de Cirugía, Ginecología y Obstetricia de la Universidad de Zaragoza. Más sobre Dra. Concha Leal Cariñena
Nº de colegiado: 5008547
Dr. José Antonio Sánchez Férez
Dr. José Antonio Sánchez Férez
Embriólogo
Licenciado en Biología por la Universidad de Murcia. Amplia experiencia como biólogo, embriólogo e investigador. Actualmente es embriólogo clínico en el Instituto Murciano de Fertilidad (IMFER). Más sobre Dr. José Antonio Sánchez Férez
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV
 Rebeca Reus
Rebeca Reus
Embrióloga
Graduada en Biología Humana (Biomedicina) por la Universitat Pompeu Fabra (UPF), con Máster Oficial en Laboratorio de Análisis Clínicos por la UPF y Máster sobre la Base Teórica y Procedimientos de Laboratorio de Reproducción Asistida por la Universidad de Valencia (UV). Más sobre Rebeca Reus

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.