Doctor / especialista: Rebeca Reus.
Última actualización: 31/08/2017

La azoospermia es la ausencia total de espermatozoides en el eyaculado. Dependiendo de cuál sea la causa, distinguimos entre azoospermia obstructiva o secretora. El pronóstico para conseguir el embarazo en cada caso será diferente: en el primero, pueden conseguirse espermatozoides mediante biopsia testicular y ser utilizados en una ICSI, pero en el segundo será más difícil obtenerlos y puede ser necesario recurrir a esperma de donante para realizar el tratamiento de reproducción asistida.

¿Qué es y cómo se diagnostica?

Para estudiar la fertilidad masculina, la prueba más habitual que se realiza es el seminograma. Consiste en recoger una muestra del eyaculado y examinarla en el laboratorio para comprobar, entre otras cosas, la concentración y movilidad de los espermatozoides.

Una vez obtenido el resultado del espermograma, se compara la concentración con los valores de referencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para realizar el diagnóstico:

Azoospermia
cero espermatozoides en el eyaculado.
Criptozoospermia
menos de 100.000 espermatozoides/ml.
Oligospermia
menos de 15 millones/ml.
Normozoospermia
ningún parámetro seminal alterado.

Por tanto, se clasifica como azoospermia a la ausencia de espermatozoides en el eyaculado. Se calcula que, dentro de los problemas de infertilidad masculina, la azoospermia es la causa de entre el 3% y el 10% de los casos esterilidad.

La azoospermia es un trastorno que no tiene síntomas perceptibles para el hombre, así que para su diagnóstico es necesario realizar un espermograma.

Ahora tienes la opción de conseguir un precio especial para hacerte un seminograma gracias a nuestros acuerdos con clínicas españolas de reproducción asistida.

En nuestra Sección de Descuentos encontrarás toda la información: Ver descuentos en el seminograma.

También puede ser útil determinar los niveles de la hormona FSH. Ésta es producida por el cerebro y es la responsable de que se realice la espermatogénesis (formación de espermatozoides) en los testículos. Si los valores de FSH son altos, significa disminución o ausencia de células madre de los espermatozoides. También se puede analizar la concentración de testosterona y fructosa para conseguir un diagnóstico más exacto.

Causas

El hecho de que no haya espermatozoides en el eyaculado puede deberse principalmente a dos causas:

Azoospermia secretora o no obstructiva
los testículos no son capaces de producir espermatozoides.
Azoospermia obstructiva
se producen espermatozoides, pero no pueden ser expulsados en el eyaculado por una obstrucción en los conductos deferentes.

Para determinar el tipo de azoospermia, es necesario realizar una biopsia testicular, que consiste en obtener un pequeño fragmento de cada testículo y analizar la presencia o ausencia de espermatozoides. De esta manera, se puede saber si se trata de una azoospermia obstructiva o secretora, respectivamente.

Mediante el análisis hormonal también puede determinarse el tipo de azoospermia, ya que, si se encuentran alterados los niveles de las hormonas implicadas en la espermatogénesis, se tratará de azoospermia secretora. No obstante, este método no es tan fiable como la biopsia para saber si existen espermatozoides disponibles para realizar el tratamiento de reproducción asistida.

Azoospermia secretora

La azoospermia secretora o no obstructiva es la más severa y frecuente, y supone el 70% de los casos de azoospermia. Puede ser congénita (desde el nacimiento) o adquirida (por enfermedad o tratamiento con fármacos tóxicos). Sus causas más comunes son:

  • Anomalías del descenso de los testículos.
  • Exposición a sustancias tóxicas: fármacos, radioterapia y quimioterapia.
  • Genéticas: alteraciones en genes relacionados con la espermatogénesis, como mutaciones o deleciones en el factor de azoospermia (AZF), situado en el cromosoma Y.
  • Alteraciones hormonales, como el hipogonadismo hiponadotropo (deficiencia de las hormonas liberadas por la hipófisis y encargadas de estimular la producción espermática en los testículos).
  • Problemas en los testículos: paperas, traumatismo, inflamaciones y varicocele severo.

La recuperación de espermatozoides en la azoospermia secretora es complicada, ya que la espermatogénesis está fuertemente afectada. A pesar de eso, sí que es posible conseguir un embarazo.

En algunos pacientes con esta patología se han hallado pequeños focos de espermatogénesis en los testículos. Por eso, se realizan múltiples y pequeñas biopsias testiculares para encontrar algún espermatozoide. Si se encuentra, se congela la muestra y se emplea posteriormente en una microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).

En función de cuál sea la causa de la azoospermia, en algunos casos también es posible restaurar la espermatogénesis mediante tratamientos hormonales y conseguir así el embarazo.

En los casos en que no sea posible conseguir espermatozoides de ninguna de las maneras explicadas, será necesario recurrir a semen de donante si desean ser padres.

Azoospermia obstructiva

La azoospermia obstructiva se debe a un problema en los conductos que transportan los espermatozoides desde los testículos hasta la uretra, donde se produce el eyaculado. Las causas más comunes de este tipo de trastorno son:

  • Ausencia de conductos deferentes (ya sea desde el nacimiento o debido a una intervención quirúrgica).
  • Inflamaciones o traumatismos en el testículo, epidídimo, conducto deferente o próstata.

En los pacientes con esta alteración es más sencillo obtener espermatozoides. En determinados casos, esta azoospermia puede ser reversible y con diversas técnicas de microcirugía se puede intentar solucionar la obstrucción o unir los conductos separados para que los espermatozoides se encuentren de forma normal en el semen.

Si esto no fuese posible, se obtienen los espermatozoides de los testículos mediante biopsia testicular y se utilizan en un tratamiento de reproducción asistida (ICSI). Con una sola biopsia suele ser suficiente, ya que la espermatogénesis se produce de forma normal.

Azoospermia y varicocele

La relación entre azoospermia y varicocele es bastante común: en un 5% de los casos de varicocele se produce azoospermia. Sin embargo, para que esto suceda el varicocele debe ser muy severo.

Si quieres saber más sobre cómo conseguir el embarazo con varicocele, te recomendamos que leas el siguiente artículo: ¿Se puede lograr el embarazo con varicocele testicular?

El varicocele se define como la dilatación de las venas que forman el cordón espermático y afecta directamente a la espermatogénesis, es decir, a la producción de espermatozoides.

En pacientes azoospérmicos secretores que han corregido su varicocele mediante cirugía (varicocelectomía), se ha llegado a conseguir una recuperación del 50% del tejido testicular y la movilidad espermática en el eyaculado se recupera en un 55% de los casos.

Preguntas de los usuarios

¿Es lo mismo la azoospermia que la aspermia?

No. La azoospermia es la ausencia de espermatozoides en el eyaculado, pero el hombre no tiene problemas para eyacular. En el caso de la aspermia, el problema es la ausencia de eyaculación, no hace referencia a los espermatozoides.

¿Es posible conseguir el embarazo mediante inseminación artificial en los casos de azoospermia?

No. Para conseguir la gestación con una inseminación artificial es necesaria una concentración espermática buena y los pacientes con azoospermia no presentan espermatozoides en el eyaculado.

¿Se puede conseguir el embarazo natural con azoospermia secretora?

La única manera de conseguir el embarazo natural con azoospermia secretora es mediante un tratamiento hormonal, siempre y cuando éste sea capaz de restaurar la espermatogénesis. Sin embargo, en muchos casos es difícil que ocurra, por lo que dependerá de la causa de la azoospermia.

Lectura recomendada

Si deseas saber más sobre la azoospermia, te recomendamos que visites la siguiente página, la cual ésta dedicada íntegramente a esta patología: Azoospermia.

Por otra parte, si te interesa profundizar específicamente en las opciones que existen para ser padres, puedes encontrar más información en este artículo: Azoospermia y descendencia.

Autores y colaboradores

Embrióloga especialista en Medicina Reproductiva
Graduada en Biología Humana (Biomedicina) por la Universitat Pompeu Fabra (UPF), con Máster Oficial en Laboratorio de Análisis Clínicos por la UPF y Máster sobre la Base Teórica y Procedimientos de Laboratorio de Reproducción Asistida por la Universidad de Valencia (UV).
Embrióloga especialista en Medicina Reproductiva. Graduada en Biología Humana (Biomedicina) por la Universitat Pompeu Fabra (UPF), con Máster Oficial en Laboratorio de Análisis Clínicos por la UPF y Máster sobre la Base Teórica y Procedimientos de Laboratorio de Reproducción Asistida por la Universidad de Valencia (UV).
Aviso: La información publicada en Reproducción Asistida ORG es un apoyo general y una base de conocimiento médico que no debe usarse para autodiagnosticar un problema de salud ni reemplazar la consulta a un médico o especialista con licencia.

262 comentarios

Para ver los comentarios, pulsa el botón "Ver comentarios", o si quieres añadir un comentario, pulsa el de botón "Añadir un comentario".