Análisis de la aglutinación de los espermatozoides

Por (embrióloga).
Actualizado el 24/08/2016

Además de parámetros seminales básicos como la concentración, movilidad y morfología de los espermatozoides, en el seminograma se estudian otras características que puedan influir en la fertilidad masculina como la aglutinación espermática.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué es la aglutinación espermática?

Durante el análisis microscópico del espermiograma se observa si existen espermatozoides móviles adheridos entre sí.

En función de este parámetro seminal, en el informe del estudio del semen se debe indicar si la muestra presenta:

  • Aglutinación positiva
  • Aglutinación negativa

Lo más usual es que la unión se produzca en la cabeza o el cuello (pieza media) pero puede producirse también aglutinación en la cola. También existen las aglutinaciones mixtas, uniones cabeza-cola, cabeza-cuello o cuello-cola.

Grados de aglutinación

Hay otros profesionales que son más específicos y distinguen entre diferentes grados de aglutinación dependiendo del porcentaje de espermatozoides adheridos que observemos durante el seminograma:

Grado 0
no se encuentran grupos de espermatozoides adheridos.
Grado 1
existe ciertos grupos con aglutinación pero no representan más del 10% del total de espermatozoides de la muestra de semen.
Grado 2
más del 30% de los espermatozoides se encuentran formando aglutinación espermática.
Grado 3
más del 50% de los espermatozoides se encuentran adheridos.

Un porcentaje elevado de aglutinación puede ser causa de infertilidad, ya que la adhesión de espermatozoides dificulta su movimiento progresivo y por tanto impide se produzca la fecundación. Si los espermatozoides no avanzan por el tracto reproductor femenino, no podrán encontrarse con el óvulo y el embarazo no se producirá.

¿Aglutinación o agregación?

Es importante diferenciar entre aglutinación y agregación de espermatozoides ya que el efecto sobre la fertilidad no es el mismo.

Cuando el especialista observa un grupo de espermatozoides adheridos, pone especial atención en comprobar si los espermatozoides presentan movimiento.

Si los espermatozoides adheridos se mueven, hablamos de aglutinación espermática. Si por el contrario los espermatozoides unidos entre sí están inmóviles se trata de agregación espermática.

En los casos de agregación espermática es común apreciar otros tipos celulares además de los espermatozoides como células inmaduras, detritos, etc.

Causas

La aglutinación sugiere la presencia de anticuerpos en el eyaculado. Estas moléculas reconocen las membranas de los espermatozoides y se unen a ellos formando los agregados. Esto puedo dar lugar a la llamada esterilidad inmunológica.

A pesar de que ésta suele ser la causa más común existen otras posibilidades:

  • Concentración muy elevada de espermatozoides en el eyaculado.
  • Cambios en el pH del semen por problemas en las glándulas accesorias debido a procesos inflamatorios o infecciosos).
  • Aumento de la temperatura corporal durante procesos febriles.
  • Presencia de gran cantidad de células epiteliales o escamosas.
  • Determinados tipos de bacterias pueden producir la aglutinación en el semen.

Tratamientos y posibles soluciones

En los casos dónde la causa de la aglutinación son procesos febriles o infecciosos, tras tratar la infección y dejar pasar un tiempo prudencial, la aglutinación espermática debería desaparecer por sí sola.

Lo más común es repetir el seminograma tras el tratamiento y analizar con detenimiento si la aglutinación ha sido solucionada.

Los casos de aglutinación leve o moderada se pueden tratar con diversos medicamentos para ver si disminuye o incluso desaparece. Son recomendables los preparados de vitaminas, sobre todo con vitamina C, que activa a la proteína antiaglutinina.

En los casos más severos es posible que no desaparezcan las aglutinaciones, pero pueden realizarse tratamientos de reproducción asistida como la ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides) para conseguir el embarazo.

En el laboratorio de andrología se realizaría la capacitación espermática, donde se separan los espermatozoides móviles que son capaces de desplazarse de forma progresiva del resto (agregaciones y espermatozoides inmóviles). El especialista seleccionará el mejor espermatozoide de entre los obtenidos en esta preparación seminal para introducirlo en el óvulo.

Gracias a esta técnica de reproducción asistida, muchos problemas causados por infertilidad masculina pueden ser solucionados, entre ellos los casos graves de aglutinación.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.