Piocitos en el espermograma: la leucospermia y su tratamiento

Por (ginecóloga) y (embrióloga).
Actualizado el 28/08/2018

Los leucocitos o piocitos suelen ser escasos en el líquido seminal o incluso estar ausentes. Sin embargo, si existe un número abundante de estas células, puede ser un indicativo de que hay una infección. A esta presencia elevada de leucocitos se la conoce como leucospermia, leucocitospermia o piospermia.

Leucocitos altos en el seminograma

Los leucocitos o glóbulos blancos son células del sistema inmune que se encuentran en la sangre y su función principal es la de combatir infecciones.

Es habitual observar alguno en las muestras seminales cuando se realizan seminogramas. Sin embargo, cuando se encuentran en una concentración anormalmente elevada, puede comprometer la fertilidad masculina debido a que aumenta el estrés oxidativo y causa un empeoramiento de la calidad seminal, pudiendo afectar a la concentración espermática.

Por tanto, la presencia de leucocitos en el semen puede ser causante de esterilidad temporal, pero raramente será una causa primaria de esterilidad. Por eso, en los casos en que se detecte leucospermia, es necesario un tratamiento específico para solucionar esta esterilidad y evitar que se vuelva permanente.

Para realizar el recuento de leucocitos en el seminograma, se calcula la cantidad de leucocitos por mililitro de semen. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el valor de referencia es de 1 millón de leucocitos por ml de semen. Por tanto, si se sobrepasa este valor, podemos afirmar que el varón padece leucospermia, es decir, que los leucocitos están altos.

En la imagen podemos ver cómo es el aspecto de una muestra seminal con leucocitospermia. Los leucocitos se distinguen de los espermatozoides porque son células redondas de mayor tamaño.

Causas de la leucocitospermia

Las causas principales de la piospermia son las infecciones o inflamaciones de las vías urinarias y, sobre todo, la prostatitis.

En muchas ocasiones, estas infecciones no ocasionan síntomas y se detectan mediante un espermograma cuando se inician tratamientos de fertilidad o al someterse a las pruebas para ser donante de semen.

Existen otras causas que pueden producir el aumento de leucocitos en el semen. Se ha estudiado que la abstinencia sexual puede influir, ya que a mayor tiempo de permanencia de los espermatozoides en el epidídimo, más macrófagos y granulocitos serán atraídos por los espermatozoides envejecidos, pudiendo causar un aumento de la presencia de leucocitos en el eyaculado.

Respecto a la vasectomía, se ha demostrado que los hombres que se han sometido a esta intervención manifiestan presencia leucocitaria menor en comparación con hombres no vasectomizados.

Puedes encontrar más información sobre la vasectomía aquí: Procedimiento, ventajas y desventajas de la vasectomía.

No obstante, los pacientes que se han realizado la vasovasostomía o reversión de la vasectomía muestran a menudo parámetros anormales en el espermatograma y disfunción espermática, principalmente causada por altos niveles de especies reactivas del oxígeno (ROS). Existe una relación entre el incremento de ROS y la presencia de leucocitos en el semen, aunque esta asociación no es absoluta.

Infección de las vías espermáticas

La inflamación del tracto genital supone entre el 4 y 10% de los casos de esterilidad masculina. La inflamación provoca que en el líquido seminal se infiltren leucocitos, lo cual disminuye su motilidad, desencadena la reacción acrosómica y disminuye la capacidad fecundante del espermatozoide. Todo esto afectará a la búsqueda del embarazo.

Si quieres saber más sobre el proceso de la fecundación, te recomendamos que leas el siguiente artículo: Las etapas de la fecundación paso a paso.

Alrededor del 50% de los leucocitos que se infiltran el líquido seminal provienen de la próstata y de las vesículas seminales cuando hay prostatitis (infección de próstata) o vesiculitis seminal (infección de vesícula seminal). Por lo tanto, las infecciones de estas glándulas accesorias dan lugar a un aumento de leucocitos inflamatorios en el eyaculado.

Algunos de los microorganismos causantes de infección más comunes en estos casos son:

  • Escherichia coli
  • Klebsiella pneumonia
  • Ureaplasma urealyticum
  • Proteus mirabilis
  • Pseudomona aeruginosa
  • Staphilococcus aureus
  • Mycoplasma hominis
  • Enterococcus faecalis
  • Morganella morganii
  • Chlamydia trachomatis y otras enfermedades de transmisión sexual.

Las bacterias y otros gérmenes pueden anidar en cualquier órgano de las vías seminales, pudiendo causar inflamación en las gónadas, conductos seminales y glándulas accesorias. Dependiendo de dónde se encuentre la infección, ocasionará:

Orquitis
infección testicular.
Epididimitis
infección del epidídimo.
Orquiepididimitis
están afectados tanto los testículos como el epidídimo.

Espermocultivo

Cuando se detectan valores superiores a 1 millón de leucocitos/ml en el seminograma, se realiza un estudio bacteriológico que consiste en un cultivo seminal o espermocultivo.

Las muestras se incuban a la temperatura adecuada para cada medio y posteriormente se observa si el espermocultivo es positivo, es decir, si está presente alguno de los microorganismos analizados.

En caso de ser positivo, se realiza una observación de la placa y un recuento de colonias. El color de la colonia es indicativo del microorganismo que la forma.

Además, se pueden realizar tinciones y observación al microscopio para determinar el microorganismo causante de la infección.

Los valores normales del espermocultivo deben ser nulos, ya que no debería haber bacterias, hongos o cualquier otro microorganismo infeccioso en el semen.

Este estudio se aconseja también en caso de que aparezcan síntomas como dolor e inflamación en los testículos, se observe sangre en esperma (hematospermia) o haya algún cambio en el color y olor del semen.

La presencia de sangre en el líquido seminal suele ser consecuencia de la rotura de algún vaso sanguíneo pequeño en un punto del recorrido del esperma, generalmente debido a una infección urinaria o a un traumatismo.

Tratamiento de la leucospermia

En el caso de detectar la presencia de algún microorganismo, el especialista dará un tratamiento para erradicar la infección, generalmente a base de antibióticos.

El tipo de antibióticos a utilizar en el tratamiento y el tiempo de éste dependerán del patógeno que se haya identificado en el cultivo como causante de la infección.

Además de los antibióticos, en ocasiones también se administran antiinflamatorios o antioxidantes para disminuir el estrés oxidativo que causa la inflamación. Este tratamiento también puede prescribirse en los casos en que hay leucospermia pero no ha sido posible encontrar el patógeno causante de la infección.

Tras el tiempo de tratamiento indicado, será necesario repetir la espermatobioscopia y realizar de nuevo el recuento de leucocitos. Si el antibiótico ha sido efectivo, el número de leucocitos en la muestra de semen habrá disminuido. Debido a ello, generalmente el resto de parámetros mejoran. Por tanto, aumenta la calidad del semen.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas, ya que, evidentemente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Preguntas de los usuarios

Si tengo leucocitospermia, ¿qué tratamiento tengo que seguir?

Por Dra. Carmen Ochoa Marieta (ginecóloga).

Lo primero sería filiar el origen de la leucospermia. Si es infecciosa, lo que se demuestra por un cultivo de semen, orina y antibiograma, habrá que poner un tratamiento antibiótico y si es de origen inflamatorio, se tratará con anti inflamatorios.

¿Qué precio tiene realizar un espermocultivo?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

El coste de este análisis está entre los 30-40€, dependiendo del centro en el que se haga.

¿La leucocitospermia está relacionada con la teratozoospermia?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

Sí, algunos estudios han relacionado la leucospermia con una mayor incidencia de teratospermia, es decir, con un mayor número de espermatozoides con la morfología alterada.

Sin embargo, esta asociación no está del todo clara, ya que no siempre aumenta el porcentaje de espermatozoides con formas anormales o no lo hace tan acusadamente como para que se diagnostique teratozoospermia.

Por otra parte, también se ha relacionado la piospermia con bajas concentraciones de espermatozoides (oligospermia) y alteraciones de la movilidad espermática (astenospermia)

¿La leucocitospermia tiene cura?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

Sí. En la mayoría de los casos, es posible revertir esta situación mediante antibióticos. El tipo de tratamiento antibiótico administrado dependerá de cuál sea el agente patógeno causante de la infección.

En los casos en los que no se trate de una infección y únicamente haya inflamación, puede ser suficiente con antiinflamatorios.

Lectura recomendada

Como hemos visto, la leucospermia se diagnostica a través del seminograma. En este artículo te explicamos en qué consiste detalladamente: ¿Qué es el seminograma y cómo se hace paso a paso?

Además, si quieres profundizar en las causas de esta alteración, puedes consultar más información sobre las infecciones del aparato genital masculino, como la prostatitis, en este enlace: Infecciones seminales.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

Dra. Carmen Ochoa Marieta
Dra. Carmen Ochoa Marieta
Ginecóloga
Licenciada en Medicina por la Universidad del País Vasco, con doctorado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Murcia. Actualmente dirige la Unidad de Reproducción Asistida del Centro de Estudios para la Reproducción (CER SANTANDER) en Santander y la Unidad diagnóstica de Medicina de la Reproducción en Bilbao. Más sobre Dra. Carmen Ochoa Marieta
Número de colegiado: 484805626
 Rebeca Reus
Rebeca Reus
Embrióloga
Graduada en Biología Humana (Biomedicina) por la Universitat Pompeu Fabra (UPF), con Máster Oficial en Laboratorio de Análisis Clínicos por la UPF y Máster sobre la Base Teórica y Procedimientos de Laboratorio de Reproducción Asistida por la Universidad de Valencia (UV). Más sobre Rebeca Reus

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.