La densidad del semen: ¿cómo afecta a la fertilidad?

Por (embrióloga).
Actualizado el 13/09/2016

Muchos hombres se preguntan si su semen es muy espeso o por el contrario si es demasiado líquido. Cuando el esperma es expulsado en la eyaculación debe tener una consistencia espesa. Sin embargo, un eyaculado muy denso puede afectar a otros parámetros de calidad seminal como la movilidad de los espermatozoides y por tanto derivar en problemas de fertilidad masculina.

La densidad del esperma no solo varía de unos hombres a otros sino también en las diferentes eyaculaciones de un mismo hombre dependiendo de varios factores como el tiempo de abstinencia de eyaculación, el placer experimentado, la alimentación o el nivel de cansancio.

¿Esperma espeso o líquido?

En el momento de la eyaculación el semen es denso porque de esta forma se expulsa mejor y se garantiza la llegada de un mayor número de espermatozoides a la vagina. Es importante recordar que el objetivo final del espermatozoide es fecundar al óvulo por lo que todos los espermatozoides deben recorrer un largo camino hasta llegar a las trompas de Falopio donde se producirá el encuentro con el ovocito.

Para facilitar que el mayor número de espermatozoides alcancen la vagina el semen es expulsado en forma de coágulos, motivo por el cual su consistencia es tan densa. Esto se debe a una sustancia que genera la próstata llamada fosfato de espermina y a las proteínas semenogelinas que se encargan de coagular el esperma.

Para que una vez en la vagina los espermatozoides pueden ascender por el tracto femenino, existen otras proteínas denominadas lisinas cuya función principal es licuar el semen a los 10 minutos aproximadamente de ser expulsado. Así, una vez ya sueltos los espermatozoides puedan avanzar por el costoso camino del tracto reproductor femenino.

Si el semen fuese completamente líquido durante su expulsión se saldría de la vagina con mayor facilidad y sería más difícil conseguir el embarazo.

Viscosidad del eyaculado

La elevada viscosidad de la muestra seminal no suele ser razón única de infertilidad, aunque debe tenerse en cuenta en el espermiograma a la hora de analizar la calidad del semen.

Como hemos comentado más arriba, una muestra seminal muy espesa puede conllevar problemas de movilidad de los espermatozoides, dificultando así la fecundación. Algunas de las razones que pueden ser causa de una mayor viscosidad del semen son:

  • Disfunción de la próstata
  • Eyaculación frecuente
  • Estado psicológico del paciente

La viscosidad de la muestra se analiza en el seminograma. Para ello, se analiza si la muestra forma hilos al hacerla pasar por la pipeta. La formación de hilos se relaciona con un mayor grado de viscosidad o espesor.

En ese caso, se hará pasar el esperma repetidas veces por la pipeta para intentar romper los hilos y dar mayor fluidez a la muestra.

Composición del semen

El semen está formado por un conjunto de sustancias que son las responsables de que adquiera la consistencia y la densidad determinada para conseguir fecundar al ovocito. Aproximadamente el 10% de su contenido son espermatozoides mientras que el líquido seminal confiere más o menos el restante 90% de su consistencia.

En la imagen podemos ver el recorrido de los espermatozoides desde el testículo hasta su salida por el pene. En su camino, los espermatozoides se mezclan con las sustancias del líquido seminal producidas principalmente por la vesícula seminal y la próstata. Así, se va formando el esperma y adquiriendo la consistencia adecuada para la expulsión.

La vesícula seminal aporta entre el 40% y el 60% del volumen del semen y contiene principalmente:

  • Fructosa
  • Prostaglandinas (E2, A, B)
  • Aminoácidos
  • Fósforo
  • Potasio
  • Hormonas

La próstata por su parte aporta del 15% a 30% del plasma seminal. Libera principalmente:

  • Ácido cítrico
  • Colesterol
  • Fosfolípidos
  • Carnitina
  • Fosfatasa alcalina
  • Calcio, sodio, zinc y potasio

Las glándulas uretrales y bulbouretales también contribuyen a la composición espermática. Aportan el último elemento que se agrega al semen, una proteína clara, espesa y lubricante que representa entre el 3 y el 6% del total del semen.

Preguntas de los usuarios

¿El color del eyaculado indica que es demasiado denso?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

El color del eyaculado puede ser de ayuda a la hora de analizar la calidad seminal. Un semen de color muy transparente puede indicar baja concentración espermática y/o una consistencia más acuosa o líquida.

Por el contrario, un color blanco intenso puede indicar mayor concentración de espermatozoides.

¿Es posible lograr el embarazo con un esperma espeso y grumoso?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Como hemos comentado más arriba, el semen muy viscoso y con grumos puede complicar la búsqueda del embarazo ya que la elevada densidad puede dificultar el correcto movimiento de los espermatozoides y por tanto impedir su llegada al óvulo.

Aunque se necesita cierta densidad y consistencia durante la eyaculación, una vez en la vagina, el semen debe licuarse para que los espermatozoides puedan nadar» hasta el óvulo y fecundarlo.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.