Análisis del volumen de esperma eyaculado – ¿Se puede aumentar?

Por (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 11/09/2018

Uno de los primeros parámetros que se estudian en el seminograma es el volumen de semen eyaculado. Aunque este valor no haga referencia directa a la cantidad de espermatozoides presentes en la eyaculación, es importante comprobar que la cantidad de esperma eyaculado es suficiente para que llegue alguno al útero y que, por tanto, sea posible conseguir la fecundación y el embarazo de manera natural.

¿Cómo se analiza?

El volumen de esperma eyaculado se mide en mililitros con una pipeta de laboratorio. La cantidad promedio de semen por eyaculado en el hombre es de entre 2 y 4 ml, aunque es un valor que puede variar en función de diferentes aspectos, como la abstinencia sexual, el estrés, etc.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se considera un volumen de eyaculado normal a partir de 1,5 ml. Los resultados por encima del valor de referencia no indican alteraciones que afecten a la fertilidad. Sin embargo, un volumen de semen eyaculado menor a este valor da lugar a la patología conocida como hipospermia.

Alteraciones en la fertilidad masculina

Como veremos a continuación, existen algunas alteraciones relacionadas con el volumen de la eyaculación que pueden comprometer la capacidad reproductora del hombre.

Hipospermia

La hipospermia o poca cantidad de semen produce infertilidad masculina, ya que si se expulsa menos de 1.5 ml de volumen de eyaculado es complicado que los espermatozoides puedan recorrer todo el largo camino hasta llegar a la zona del ámpula, en las trompas de Falopio, donde se encuentra el óvulo.

Mediante el empleo de técnicas de reproducción asistida, como la ICSI, donde se necesitan pocos espermatozoides, los hombres que tienen hipospermia tienen muchas posibilidades de ser padres, puesto que aunque el volumen de eyaculado sea menor a 1,5 ml, se requiere que haya una muy baja cantidad de espermatozoides para realizar esta técnica.

Si quieres más información de esta patología, puedes encontrarla en este artículo: Hipospermia.

Cabe destacar que antes de diagnosticar una hipospermia, es recomendable asegurarse de que la muestra ha sido obtenida correctamente y se ha recogido la totalidad del eyaculado. Para ello, se le preguntará al paciente específicamente si ha proporcionado toda la muestra o solo parcialmente. En el caso de que únicamente se hubiera entregado una parte, el diagnóstico podría ser erróneo. También deberán tenerse en cuenta los días de abstinencia que refiera el paciente.

Aspermia

Otra complicación relacionada con el volumen y que presenta mayor gravedad es la aspermia, donde el hombre no es capaz de expulsar ningún fluido en la eyaculación. En este caso, se debería encontrar la causa de esta alteración y comprobar si existe producción de espermatozoides en los testículos.

Sus causas principales son dos:

  • Eyaculación retrógrada: el eyaculado no es expulsado al exterior, sino que fluye hacia la vejiga.
  • Obstrucción o ausencia de alguno de los conductos eyaculadores.

Hiperespermia

Por último, se puede producir una cantidad de semen mayor a la cantidad de eyaculado normal para un hombre. Esto es lo que se conoce como hiperespermia. Al contrario de lo que ocurre con la baja cantidad de semen, un volumen seminal elevado no se asocia a ninguna patología o alteración de la fertilidad.

Consideramos que un hombre presenta hiperespermia cuando la cantidad de líquido seminal eyaculado es superior a 6 ml. Como hemos comentado, no es causa de infertilidad pero suele relacionarse con un tamaño grande de las vesículas seminales, puesto que estas formaciones son las responsables de más del 70% del volumen de eyaculado.

También puede deberse a un exceso de días de abstinencia o a la inflamación de estos órganos.

¿Cómo aumentar el volumen de eyaculación?

La expulsión de poca cantidad de eyaculado puede ser resultado de diferentes aspectos, tanto a nivel hormonal como anatómico. La obstrucción de los conductos eyaculadores o la insuficiencia de andrógenos son algunas de las causas principales.

En función de la razón de la hipospermia, se actuará de una u otra manera para buscar la solución y lograr aumentar el volumen de eyaculado. Por tanto, no existe un tratamiento definitivo o único.

Si quieres saber más sobre cómo se puede aumentar la calidad seminal, te recomendamos que accedas al siguiente artículo: ¿Cómo se analiza la calidad espermática y qué podemos hacer para mejorarla?

Existen medicamentos que pueden ayudar, pero generalmente se recomienda evitar el abuso de tóxicos, como el tabaco o el alcohol, y llevar una alimentación sana y equilibrada. Beber mucha agua y zumos naturales es recomendable, así como consumir frutas y verduras frescas, debido a su alto contenido en vitamina C y antioxidantes.

El zinc también es un mineral muy aconsejado debido a sus propiedades antioxidantes, por lo que debe estar presente en la dieta. Algunos de los alimentos ricos en zinc que pueden ayudar a aumentar la cantidad de eyaculado son las ostras, los frijoles, la carne de res o las nueces.

Cabe destacar que estos hábitos saludables pueden ayudar en algunos hombres, pero difícilmente tendrán efecto en los casos más severos. Es recomendable acudir a una clínica especializada en reproducción asistida si tras un año de relaciones sexuales sin protección no se consigue el embarazo.

Preguntas de los usuarios

¿Cómo se puede aumentar el volumen de espermatozoides?

Por Carolina Cordero Rosales (embrióloga).

No hay acciones concretas para aumentar el volumen de espermatozoides. Lo correcto sería reconducir la pregunta hacia ¿Cómo se puede mejorar la calidad seminal?

Las características seminales son propias de cada varón. Sin embargo, hay ciertos factores que pueden modificar la calidad seminal haciendo que esta aumente o disminuya.

Factores que disminuyen la calidad seminal son: el tabaco, el alcohol, las drogas, una mala alimentación, un ritmo de vida muy estresante, la exposición continuada y directa a radiación ó a agentes químicos perniciosos para la salud .

Para mejorar la calidad seminal lo correcto es llevar una forma de vida sana:

  • Alimentación equilibrada y saludable (favorecer el consumo habitual de alimentos ricos en antioxidantes)
  • Mantener un peso adecuado (el exceso de peso es negativo para la calidad seminal)
  • Mantener un nivel de estrés bajo-moderado

No obstante, existen patologías como la agenesia de conductos deferentes, infecciones en glándulas como las vesículas seminales o próstata, etc. que pueden hacer disminuir el volumen de un eyaculado, y por ello es muy importante la consulta con un especialista.

¿Es grave si hay un descenso del volumen de eyaculación y no se consigue la restauración de los valores normales tras una abstinencia prolongada?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

En los casos en que el descenso sea muy drástico, lo más recomendable es acudir al especialista para descartar que haya alguna alteración en los conductos eyaculadores.

Habrá que valorar si todas las glándulas que participan en la producción seminal están bien o si por el contrario simplemente las características seminales han cambiado sin implicar alteraciones.

¿El volumen de una eyaculación siempre es el mismo?

Por Rebeca Reus (embrióloga).

No. Aunque sea de un volumen aproximadamente igual, varía entre diferentes hombres e incluso en un mismo varón. Por ejemplo, factores como los días de abstinencia pueden hacer que haya modificaciones en el volumen seminal.

El hecho de que un día puntual el eyaculado sea de poco volumen no debe ser motivo de preocupación.

Lectura recomendada

Como hemos visto, el volumen seminal se analiza mediante el seminograma. Si deseas saber más sobre esta prueba, te recomendamos que leas el siguiente artículo: ¿Qué es un seminograma básico y cómo se hace paso a paso?

Si quieres saber cómo interpretar los resultados correctamente, encontrarás más información aquí: Cómo interpretar los resultados del seminograma y sus valores normales.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

 Carolina Cordero Rosales
Carolina Cordero Rosales
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Alcalá. Cuenta con varios años de experiencia como embrióloga y actualmente ejerce sus funciones en la clínica Tambre. Más sobre Carolina Cordero Rosales
Número de colegiado: 18942-M
 Rebeca Reus
Rebeca Reus
Embrióloga
Graduada en Biología Humana (Biomedicina) por la Universitat Pompeu Fabra (UPF), con Máster Oficial en Laboratorio de Análisis Clínicos por la UPF y Máster sobre la Base Teórica y Procedimientos de Laboratorio de Reproducción Asistida por la Universidad de Valencia (UV). Más sobre Rebeca Reus

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.