Eyaculación retrógrada y posibilidad de embarazo

Por (embrióloga) y (ginecólogo).
Actualizado el 13/01/2021

Los hombres que padecen eyaculación retrógrada no expulsan su semen al exterior a través de la uretra, sino que eyaculan en el interior de la vejiga.

Esta afección no causa dolor en los hombres ni supone un riesgo para la salud masculina. Sin embargo, la eyaculación retrógrada afecta a la fertilidad del hombre y también puede desencadenar alteraciones emocionales.

Por ello, es fundamental visitar a un urólogo cuando un hombre presente problemas en la eyaculación si desea tener descedencia. El especialista solicitará las pruebas diagnósticas pertinentes y establecerá la mejor opción reproductiva.

¿Qué es la eyaculación retrógrada?

La eyaculación retrógrada es una alteración postesticular caracterizada por el regreso del semen a la vejiga. Por tanto, el esperma no sale al exterior a través de la uretra, como ocurre normalmente. Este trastorno afecta a la capacidad reproductiva del varón, pero no tiene efectos adicionales en su salud.

Normalmente, la aparición de eyaculación retrógrada en el hombre se asocia con una cirugía previa en la próstata. Sin embargo, no es el único motivo. Las enfermedades como la diabetes, la esclerosis múltiple, etc. también pueden provocar eyaculación retrógrada.

Por otro lado, la eyaculación retrógrada no se relaciona con el grado de satisfacción sexual. Por ello, los hombres con eyaculación retrógrada seguirán teniendo erecciones y alcanzando el clímax.

Síntomas

La principal manifestación clínica de la eyaculación retrógrada es un volumen de eyaculado inferior a la normalidad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece como valor de referencia un volumen seminal superior a 1,5 mL tras varios días de abstinencia.

Sin embargo, el volumen seminal en aquellos hombres con eyaculación retrógrada puede ser menor a 1 mL o incluso no haber eyaculado después de alcanzar el orgasmo. Cuando no aparece nada de emisión seminal tras el orgasmo es lo que se conoce como orgasmo seco.

El semen que no sale al exterior por la uretra, toma una vía alternativa. Esto significa que el semen viaja hacia la vejiga y se mezcla con la orina, por lo que será expulsado en la micción.

En resumen, los síntomas más habituales de la eyaculación retrógrada son los siguientes:

  • Orgasmos secos.
  • Orina con color turbio debido a la presencia de espermatozoides.
  • Infertilidad en el varón.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas, ya que, evidentemente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Aparte de estos síntomas, la eyaculación retrógrada no causará ningún otro problema en la salud del hombre ni en la capacidad de tener una erección y un orgasmo.

Causas de la eyaculación retrógrada

Cuando el hombre llega a la mayor satisfacción en una relación sexual y alcanza el orgasmo, es necesario que se cierre el esfínter de la vejiga una vez el semen la ha atravesado.

Los varones con eyaculación retrógrada padecen un problema en el esfínter de la vejiga. Este esfínter no se cierra correctamente, por lo que el semen no es capaz de pasar a través de la uretra y tiene que retroceder hasta la vejiga.

A continuación, se enumeran los motivos por los que se puede producir eyaculación retrógrada en los hombres:

  • Daños en los nervios provocados por la diabetes, la esclerosis múltiple o una lesión en la médula espinal.
  • Efectos secundarios de la administración de determinados medicamentos utilizados para la hipertensión y la depresión.
  • Cirugía en la próstata o la uretra.

En cualquier caso, lo mejor será consultas con tu médico si tomas algunos de estos tipos de medicamentos o tienes problemas de salud para reducir el riesgo de sufrir eyaculación retrógrada.

Diagnóstico

Cuando el varón se da cuenta de que padece orgasmos secos o que presenta poco volumen seminal en las eyaculaciones es conveniente visitar a un especialista. La realización de una historia clínica completa donde se incluyan los antecedentes y los síntomas que describe el paciente es el primer paso para un diagnóstico. A continuación, el médico hará una exploración física del pene y los testículos.

Además, otras pruebas complementarias pueden ser análisis de la función neuronal para valorar la sensibilidad, la motricidad y la respuesta sexual. También estudiará la orina para detectar espermatozoides después de un orgasmo.

En función del conjunto de resultados de todas las pruebas médicas, los especialistas podrán establecer si el paciente presenta eyaculación retrógrada.

Tratamiento

De manera general, los hombres con eyaculación retrógrada no necesitan un tratamiento específico para esta alteración. Sin embargo, será importante valorar si la afección es debida como consecuencia de la administración de fármacos. En este caso, el médico podría indicar su retirada o cambiar la medicación para evitar el efecto colateral de eyaculación retrógrada.

Cuando existen lesiones medulares y nerviosas, los especialistas pueden recetar fármacos como la imipramina o la pseudoefedrina. El objetivo de estos medicamentos es mantener el tono del musculo esfinteriano de la vejiga.

Embarazo con eyaculación retrograda

La eyaculación retrógrada no se considera una enfermedad, sino una alteración con consecuencias en la fertilidad masculina. Es complicado que estos hombres consigan embarazar a su pareja de forma natural, ya que la mayoría o todos sus espermatozoides se encuentran en la orina.

Existen varias opciones de tratamiento para conseguir el embarazo. La más empleada en la clínica de fertilidad consiste en que el hombre, tras unos días de abstinencia (de 2 a 4 días) y con la vejiga vacía, se masturbe para ver si consigue recoger algo de eyaculado en un bote. En caso de que lo consiga, se analizará la muestra seminal en el laboratorio.

Además, se recomienda que el hombre consuma bicarbonato (unos 4 gramos) unos días antes de la recogida de la muestra para así proteger a los espermatozoides de la orina.

Independientemente de que haya recogido una muestra de semen, el hombre debe obtener la orina después de la masturbación. Aquí es donde se encuentra la mayor parte de espermatozoides.

Estos espermatozoides se separan de la orina y se tratan en el laboratorio para poder ser utilizados en una técnica de reproducción asistida adecuada a la concentración y movilidad espermática del paciente.

Lo más probable es que con la inseminación artificial o la fecundación in vitro sea suficiente para lograr un embarazo en aquellos pacientes que sufren eyaculación retrógrada. Pese a ello, si la calidad de los espermatozoides obtenidos en el laboratorio no es buena, otra alternativa sería recurrir a un tratamiento de fertilidad con semen de donante.

Preguntas de los usuarios

¿Es posible lograr un embarazo con eyaculación retrógada?

Por Dr. Sergio Rogel Cayetano (ginecólogo).

La respuesta es sí.

Cuando un hombre sufre eyaculación retrógrada, existe un fallo que provoca que el semen salga por la uretra hacia el exterior y no se introduzca en la vejiga. Por tanto, estos hombres podrán conseguir el orgasmo sin problema, pero parte, o habitualmente todo su esperma no saldrá al exterior, así que el síntoma principal es la aparición de orgasmo sin eyaculación.

En estas situaciones será necesario recurrir a técnicas de reproducción asistida para lograr el embarazo.
Leer más

¿Es lo mismo eyaculación retrógrada que retardada?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

No. La eyaculación retrógrada y retardada son términos diferentes. En concreto, la eyaculación retrógrada es una afección presente cuando el hombre se masturba y mantiene relaciones sexuales. Su semen no sale al exterior a través de la uretra, sino que regresa a la vejiga y se mezcla con la orina.

En cambio, la eyaculación retardada solo tiene lugar cuando el hombre tiene relaciones sexuales. Se trata de una disfunción sexual en la que el hombre no es capaz de eyacular y tarda mucho tiempo en alcanzar el orgasmo. Sin embargo, los hombres con eyaculación retardada no tienen problemas cuando se masturban a diferencia de lo que ocurre en la eyaculación retrógrada.

¿La eyaculación retrógrada afecta a la vida sexual?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

No. Los hombres que tienen eyaculación retrógrada pueden alcanzar la erección y el clímax. Sin embargo, la capacidad reproductiva del hombre sí que resulta afectada.

Además, la eyaculación retrógrada también puede provocar alteraciones psicológica y una disminución de la autoestima.

¿La eyaculación retrógrada se puede prevenir?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

La única forma de prevención de esta afección dependerá de la causa que esté provocando la eyaculación retrógrada. Si esta alteración es debida a la diabetes, lo mejor será tener un control de los niveles de azúcar.

En aquellos casos de eyaculación retrógrada provocada por la toma de medicamentos, quizás el médico modifique el protocolo y cambie estos fármacos para evitar la afección.

Lecturas recomendadas

La eyaculación retrógrada es un problema de infertilidad masculina por factor postesticular, pero no es el único. Si deseas saber acerca de todos ellos, puedes visitar este enlace: Esterilidad masculina debida a un factor postesticular.

Como ya hemos comentado, una opción reproductiva para aquellos varones con eyaculación retrógrada es la Fecundación In Vitro (FIV). Si estás interesado y quieres saber la probabilidad de embarazo de este tratamiento de fertilidad, puedes visitar este artículo: ¿Cuál es el porcentaje de éxito de la fecundación in vitro (FIV)?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Barak S, Baker HWG. Clinical management of male infertility. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 141.

Bolu A, Akgün A, Öznur T, Çelik C. Low-dose clozapine-induced retrograde ejaculation. Psychiatry Clin Neurosci. 2018 Jul;72(7):541-542. doi: 10.1111/pcn.12674.

Hershlag A, Schiff SF, DeCherney AH. Retrograde ejaculation. Hum Reprod. 1991 Feb;6(2):255-8. doi: 10.1093/oxfordjournals.humrep.a137317.

Koren G, Koren D. Retrograde Ejaculation-a Commonly Unspoken Aspect of Prostatectomy for Benign Prostatic Hypertrophy. Am J Mens Health. Mar-Apr 2020;14(2):1557988320910870. doi: 10.1177/1557988320910870.

Niederberger CS. Male infertility. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 24.

Yavetz H, Yogev L, Hauser R, Lessing JB, Paz G, Homonnai ZT. Retrograde ejaculation. Hum Reprod. 1994 Mar;9(3):381-6. doi: 10.1093/oxfordjournals.humrep.a138513.

Preguntas de los usuarios: '¿Es posible lograr un embarazo con eyaculación retrógada?', '¿Es lo mismo eyaculación retrógrada que retardada?', '¿La eyaculación retrógrada afecta a la vida sexual?' y '¿La eyaculación retrógrada se puede prevenir?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV
Dr. Sergio  Rogel Cayetano
Dr. Sergio Rogel Cayetano
Ginecólogo
Licenciado en Medicina por la Universidad Miguel Hernández en Alicante con la especialidad de Ginecología y Obstetricia en el Hospital General de Alicante. Amplió su experiencia en reproducción asistida mientras trabajaba en diferentes clínicas de Alicante y Murcia, hasta que en el año 2011 se unió al equipo médico de IVF Spain.

Más sobre Dr. Sergio Rogel Cayetano
Número de colegiado: 03-0309100

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.