Eyaculación retrógrada

Por (embrióloga).
Actualizado el 03/03/2016

Los hombres que padecen eyaculación retrógrada no expulsan su semen al exterior a través de la uretra, sino que eyaculan en el interior de la vejiga.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

En un hombre que presenta una eyaculación normal, el semen se transporta a través de los conductos seminíferos, pasa por la vejiga antes de llegar al pene y finalmente se expulsa por la uretra.

¿Qué causa la eyaculación retrógrada?

Para que pueda ocurrir la eyaculación normal, es necesario que se cierre el esfínter de la vejiga una vez el semen la ha atravesado. Así, por la presión positiva el semen consigue llegar hasta el extremo del pene.

Los varones con eyaculación retrógrada padecen un problema en el esfínter de la vejiga. Este esfínter no se cierra correctamente, por lo que el semen no es capaz de pasar a través de la uretra y tiene que retroceder hasta la vejiga.

Es muy probable que los hombres con este trastorno no expulsen nada de semen, pero también puede suceder que expulsen una pequeña cantidad. Además, su orina después del orgasmo suele ser turbia debido a la presencia de los espermatozoides. Por lo demás no presentan ningún otro síntoma adicional.

Los motivos por los que se puede producir eyaculación retrógrada son los siguientes:

  • Diabetes
  • Medicamentos utilizados para la hipertensión
  • Cirugía en la próstata o la uretra

Embarazo con eyaculación retrograda

La eyaculación retrógrada no se considera una enfermedad, sino una alteración con graves consecuencias en la fertilidad masculina. Es complicado que estos hombres consigan embarazar a su pareja de forma natural, ya que la mayoría o todos sus espermatozoides se encuentran en la orina.

Existen varias opciones de tratamiento para conseguir el embarazo. La más empleada en la clínica de fertilidad consiste en que el hombre, tras unos días de abstinencia (de 2 a 4 días) y con la vejiga vacía, se masturbe para ver si consigue recoger algo de eyaculado en un bote. En caso de que lo consiga se analizará la muestra en el laboratorio.

Se recomienda que el hombre consuma bicarbonato (unos 4 gramos) unos días antes de la recogida de la muestra para así proteger a los espermatozoides de la orina.

Independientemente de que haya recogido una muestra de semen, el hombre debe recoger la orina después de la masturbación. Aquí es donde se encuentra la mayor parte de espermatozoides.

Estos espermatozoides se separan de la orina y se tratan en el laboratorio para poder ser utilizados en una técnica de reproducción asistida adecuada a la concentración y movilidad espermática del paciente.

Para conseguir evitar la eyaculación retrógrada y conseguir una eyaculación normal es necesario tratar la causa. La eyaculación retrógrada producida por la diabetes o la cirugía de la próstata o la uretra puede tratarse con medicamentos como pseudoefedrina o imipramina. Sin embargo, podría ocurrir que en algunos casos de cirugía no sea posible revertir esta eyaculación.

En el caso de la diabetes, conseguir una adecuada regulación de los niveles de azúcar en sangre podría resolver el problema de eyaculación.

Si la causa de la eyaculación retrógrada es el uso de algún medicamento podría resolverse simplemente con la retirada del mismo.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Cristina Mestre
Cristina Mestre
Embrióloga
Licenciada en Ciencias Biológicas, Genética y Reproducción Humana por la Universidad de Valencia (UV). Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Embrióloga en IVI Barcelona. Más sobre Cristina Mestre

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.