¿Qué es la disfunción eréctil y qué tratamientos existen?

Por (ginecóloga) y (embrióloga).
Actualizado el 06/11/2019

La impotencia sexual, también denominada disfunción eréctil, es la incapacidad del hombre de mantener el pene erecto el tiempo suficiente como para conseguir una relación sexual completa y satisfactoria.

Hay que tener en cuenta que para que se trate de un problema de impotencia debe persistir durante un mínimo de tres meses.

Normalmente, la causa más común de la disfunción eréctil es el daño en las arterias, nervios, músculos y tejidos fbrosos. No obstante, los factores psicológicos también juegan un importante papel en esta patología masculina.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Cómo ocurre la erección?

Una erección es un proceso complejo en el que intervienen diversos mecanismos. Se trata de un endurecimiento del pene tras llenarse de sangre.

De manera general, la erección del pene comienza con la estimulación mental (fantasías, recuerdos, etc.), la estimulación de los sentidos a través de la vista o el tacto e incluso una combinación entre la estimulación sensorial y mental. El sistema nervioso central envía impulsos nerviosos que provocan un aumento del flujo de sangre en el pene. Esta sangre es atrapada por los cuerpos cavernosos, haciendo que el pene se expanda y se ponga rígido. Además, las venas que drenarían la sangre del pene se contraen, permitiendo su erección.

Los cuerpos cavernosos son dos cámaras cilíndricas que se llenan de sangre durante la erección. Estas estructuras se encuentran en la parte superior del pene.

Cuando los músculos del pene se contraen, el flujo sanguíneo de entrada al pene se interrumpe y se abre el flujo de salida de sangre por las venas. Este mecanismo da lugar a que la erección se revierta y el pene adquiera un estado de flacidez.

¿Qué es la disfución eréctil?

La disfunción eréctil (DE) o impotencia sexual es considerada una enfermedad benigna caracterizada por la incapacidad de conseguir o mantener una erección del pene el tiempo necesario para conseguir una relación sexual completa.

Los problemas de erección en el hombre pueden manifestarse en cualquier momento de su vida. Además, la frecuencia de que un hombre sufra disfunción eréctil aumenta con la edad y afecta al 14% de los varones de 40 a 49 años, al 25% de hombres de 50 a 59 y al 49% de 60 a 69 años.

Por otra parte, los varones que padecen diabetes, hipertensión o fumadores tienen mayor tendencia a padecer disfunción eréctil.

Causas de la disfunción eréctil

Como ya hemos comentado, la erección masculina es un proceso neurológico y vascular bastante complejo que requiere una secuencia de eventos. Por ello, la disfunción eréctil puede presentarse cuando algunos de estos eventos se interrumpe.

Usualmente, la impotencia sexual es debida a causas físicas por factores hormonales, vasculares, etc. Sin embargo, esta patología también puede ser debida a factores psicológicos como la ansiedad o el estrés.

En los siguientes apartados detallamos los diferentes factores que causan la disfunción eréctil.

Causas orgánicas

La impotencia sexual orgánica o de origen físico es la más frecuente en los hombres. Se trata de un tipo de disfunción eréctil producido por trastornos en el pene o por los efectos de la administración de ciertos medicamentos.

A continuación, se describen los tipos de impotencia sexual orgánica:

Vascular
cuando llega poca sangre al pene o no se retiene correctamente dentro de los cuerpos cavernosos. Por ello, la sangre sale al exterior e imposibilita la erección del pene. Entre las causas más frecuentes de impotencia sexual vascular se encuentran la diabetes, la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares.
Neurológica
causada por problemas en la vía de transmisión de las órdenes hacia el pene por parte del cerebro y de la médula espinal. Este tipo de impotencia sexual está causada por la diabetes, las enfermedades de la médula, la cirugía de cáncer de próstata, vejiga y recto, etc.
Hormonal
debido a un déficit de testosterona. Esta hormona masculina incrementa el deseo sexual y la frecuencia de las relaciones sexuales.
Medicamentos
muchos de los fármacos empleados para tratar enfermedades del sistema nervioso afectan a la erección del pene.

Causas psicológicas

Cuando el hombre no se encuentra estable emocionalmente es más probable que manifieste disfunción eréctil. El cerebro es un punto clave para la activación de los procesos que incian la erección en el hombre.

Por tanto, existen muchas causas de origen psicológico por las cuales un hombre puede comenzar a tener este tipo de problema. Entre las principales destacan:

  • Ansiedad.
  • Miedo al embarazo, es decir, el hombre está preocupado por si deja embarazada a su pareja. Evidentemente, esto puede afectar a la concentración del hombre y a su rendimiento sexual.
  • Estrés y nervios.
  • Depresión.
  • Conflictos matrimoniales. Cuando no existe una buena relación en la pareja es muy común que aparezca disfunción eréctil en el hombre.

Diagnóstico

La impotencia sexual masculina suele ser un síntoma de otros problemas de salud. Por ello, es esencial que el hombre consulte con un especialista para establecer un diagnóstico.

El primer paso para evaluar la disfunción eréctil consiste en obtener información detallada sobre los antecedentes médicos y psicológicos de los pacientes y sus parejas. Es importante crear un ambiente relajado en la consulta entre el especialista y el paciente para facilitar la formulación de preguntas sobre la función eréctil y otros aspectos sexuales.

El segundo paso sería realizar una exploración física centrada en los sistemas genitourinario, endocrino, vascular y neurológico. Este tipo de examen puede dar pistas sobre problemas sistémicos.

En tercer lugar, el especialista solicitará una serie de pruebas analíticas adaptadas a los síntomas y los factores de riesgo del paciente. Todos los pacientes se deberán someter a una determinación de glucemia, lípidos y testosterona total. Cuando los niveles de testosterona sean bajos, se solicitirá la determinación de prolactina, FSH o LH.

Por último, una ayuda para el diagnóstico de la disfunción eréctil sería controlar y monitorizar las erecciones nocturnas para descartar ciertas causas psicológicas. No obstante, este control de las erecciones no es completamente fiable.

Tratamiento de la disfunción eréctil

La mayoría de médicos prefieren que los tratamientos para la disfunción eréctil se lleven a cabo siguiendo una pauta ascendente.

En cualquier caso, la disfunción eréctil tiene diferentes tratamientos que permiten disfrutar de relaciones sexuales plenas. Es de vital importancia identificar las causas y elegir el tratamiento más adecuado para cada caso.

Terapia psicológica

Cuando se ha descartado que exista una causa física de la disfunción eréctil, lo más adecuado es acudir a un experto en psicología. En estos casos, el tratamiento de la disfunción eréctil consiste en la reeducación de los comportamientos y actitudes sexuales, la focalización sensorial y el manejo de la ansiedad asociada al rendimiento sexual.

Generalmente, cualquier tratamiento psicológico para la disfunción eréctil se combina con técnicas de relajación para controlar la ansiedad. Así será más fácil recuperar la actividad sexual y las erecciones.

Medicamentos

Después de realizar un diagnóstico de disfunción eréctil, el especialista preescribirá algún medicamento para tomar por vía oral con el fin de lograr y mantener una erección. Entre ellos destacan el vardenafilo, el tadalafilo o el sildenafilo. Todos ellos actúan aumentando el flujo sanguíneo hacia el pene y, por tanto, ayudan a mantener una erección.

Algunos nombres comerciales de estos fármacos son Levitra, Cialis y Viagra y su eficacia es similar, por lo que la elección dependerá del coste, facilidad de uso y/o efectos secundarios.

Por otro lado, estos tipos de fármacos no están recomendados si el paciente está siendo medicado con nitratos para tratar una patología del corazón porque podría causar una disminución repentina de la presión arterial, desmayo y mareo.

Bomba peniana, cirugía e implantes

Cuando ninguno de los tratamientos anteriores soluciona el problema de la disfunción eréctil, el médico indicará otras opciones. Aquí se detallan algunas de ellas:

Cirugía
puede ser arterial o venosa en el pene. El objetivo de la cirugía arterial es aumentar el flujo y la presión de la sangre dentro del pene; mientras que la cirugía venosa consiste en ligar o extraer algunas venas del pene para que la sangre no salga.
Bomba periana
también conocida como bomba de vacío. Se trata de un tubo hueco de plástico con una bomba manual o a pilas que se coloca sobre el pene. A través de esta bomba se aspira el aire que está dentro del tubo hacia fuera para generar un vacío. Esto provoca que la sangre llegue al pene.
Implantes penianos
que se colocan a ambos lados del pene para mantenerlo firme pero flexible. Con estos dispositivos se permite controlar el momento y la duración de una erección.

Remedios naturales

A pesar de que muchos de estos remedios populares han sido puestos en tela de juicio por los médicos, multitud de hombres confían en su eficacia. Por ejemplo, según la medicina tradicional china, el ginseng es muy utilizado para aumentar la erección del pene.

Por otro lado, la ingesta de trigo germinado, avena y sésamo ayudan a la disfunción eréctil. Además, es aconsejable tomar canela y nuez moscada por sus propiedades afrodisíacas o algunas verduras como el tomate.

Prevención

En la medida de lo posible, la prevención de la disfunción eréctil está orientada a evitar los factores de riesgo que contribuyen a su aparición. Por ello, se recomienda:

  • Controlar las enfermedades existentes y hacer exámenes periódicos.
  • Dejar de fumar.
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Reducir el estrés.

Por tanto, se puede prevenir la disfunción eréctil adoptando un estilo de vida saludable desde la juventud o modificando aquellos hábitos que sean incorrectos.

Preguntas de los usuarios

¿Cómo puedo quedarme embarazada si mi marido sufre impotencia?

Por Dra. Marita Espejo Catena (ginecóloga).

La incapacidad para el depósito espermático en la vagina durante las relaciones sexuales ha sido, tradicionalmente, una de las causas absolutas de infertilidad.

Hasta la introducción de las técnicas de reproducción asistida más complejas, la única opción que se podía contemplar era el empleo de una muestra seminal de donante.

Con el desarrollo de las técnicas de fecundación in vitro (FIV), y sobre todo con la inseminación ovocitaria mediante microinyección espermática (ICSI), la posibilidad de concebir con un número escaso de espermatozoides es factible.

En pacientes que sufren impotencia que no es subsidiaria de un tratamiento médico andrológico ni psicológico, se puede realizar una aspiración epididimaria o una biopsia testicular.

La aspiración epididimaria consiste en la extracción mediante anestesia local de los espermatozoides que quedan almacenados en el epidídimo, depósito donde adquieren la capacidad de movilidad tras haber sido generados en los conductos seminíferos.

La biopsia se reserva en casos de aspiración epididimaria con resultado negativo y se requiera acceder a espermatozoides maduros directamente del tejido testicular. Aunque puede realizarse con anestesia local, puede realizarse también con sedación anestésica, lo cual permite realizar el procedimiento en diferentes puntos o en ambos testículos.

¿La diabetes es una causa de disfunción eréctil?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Sí. La disfunción eréctil puede ser un síntoma de muchas patologías y entre ellas de la diabetes. Por ello, es muy importante consultar con un médico cualquier problema de erección para que se pueda diagnosticar la posible causa.

¿La disfunción eréctil se refiere a la pérdida de interés sexual?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

No, aunque están estrechamente relacionadas. La disfunción eréctil puede llevar a una pérdida de interés sexual debido a la incapacidad de mantener o conseguir la erección del pene.

¿Cómo afecta el tabaco a la disfunción eréctil?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

La sustancia principal en el tabaco, la nicotina, afecta a todos los vasos sanguíneos del cuerpo de forma negativa. Si los vasos sanguíneos del pene están afectados, aquí el flujo de sangre no será adecuado y, en consecuencia, aparecerán problemas para iniciar o mantener la erección.

Además, la posibilidad de sufrir problemas de erección asociados con el tabaco incrementa con la edad y con la cantidad de cigarrillos que se fumen.

¿La vasectomía puede provocar impotencia sexual en el hombre?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

No. La vasectomía es una intervención quirúrgica sencilla que consiste en la sección de los conductos deferentes. Por tanto, no afecta de ningún modo al mecanismo de la erección.

Lecturas recomendadas

La disfunción eréctil es una causa de esterilidad masculina debida a un factor postesticular. Si deseas seguir leyendo sobre este tema, puedes pinchar en el siguiente enlace: Esterilidad masculina debida a un factor postesticular.

Además, te recomiendo visitar el siguiente artículo para conocer las posibilidades de tratamiento para la infertilidad masculina: ¿Qué tratamientos existen ante la infertilidad masculina?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Aita G, Ros CTD, Lorenzini F, Bertero EB, Cairoli CE, Tustumi F, Bernardo WM. Erectile dysfunction: drug treatment. Rev Assoc Med Bras (1992). 2019 Oct 10;65(9):1133-1142. doi: 10.1590/1806-9282.65.9.1133.

Baumgarten AS, Hudak SJ, Morey AF. Erectile Dysfunction After Urethroplasty: Is the Risk Overstated? J Sex Med. 2019 Oct 31. pii: S1743-6095(19)31450-X. doi: 10.1016/j.jsxm.2019.09.020. Curr Urol. 2019 Jul;12(4):188-194. doi: 10.1159/000499307.

Corona G, Maggi M. Conventional and unconventional cardiovascular risk factors in men with erectile dysfunction. The journal of sexual medicine. 2013 Feb;10(2):305-8.

de Oliveira PS, Reis JP, de Oliveira TR, Martinho D, E Silva RP, Marcelino J, Gaspar S, Martins F, Lopes T. The Impact of Sacral Neuromodulation on Sexual Dysfunction.

Eardley I. Oral therapy for erectile dysfunction. Arch. Esp. Urol.2010;63(8): 703-14.

Lai SW, Kuo YH, Fang CW, Liao KF. Inflammatory Bowel Disease and the Risk of Erectile Dysfunction. Inflamm Bowel Dis. 2019 Oct 17. doi: 10.1093/ibd/izz237

Li J, Peng L, Cao D, He L, Li Y, Wei Q. Avanafil for the Treatment of men With Erectile Dysfunction: A Systematic Review and Meta-analysis of Randomized Controlled Trials. Am J Mens Health. 2019 Sep-Oct;13(5):1557988319880764. doi: 10.1177/1557988319880764.

Mauro MD, Nicolai M, Russo GI; EAU-YAU Men’s health working party. Undiagnosed prediabetes status is associated with a reduced effectiveness of phosphodiesterase type 5 inhibitors in men with erectile dysfunction. Int J Impot Res. 2019 Oct 28. doi: 10.1038/s41443-019-0205-0.

Molina-Vega M, Asenjo-Plaza M, Banderas-Donaire MJ, Hernández-Ollero MD, Rodríguez-Moreno S, Álvarez-Millán JJ, Cabezas-Sanchez P, Cardona-Díaz F, Alcaide-Torres J, Garrido-Sánchez L, Castellano-Castillo D, Tinahones FJ, Fernández-García JC. Prevalence of and risk factors for erectile dysfunction in young nondiabetic obese men: results from a regional study. Asian J Androl. 2019 Oct 11. doi: 10.4103/aja.aja_106_19.

Shamloul R, Ghanem H. Erectile dysfunction. The Lancet. Elsevier Ltd; 2013 Jan 12;381(9861):153-65.

Secco S, Bocciardi A, Piccinelli M, Galfano A. Is this the ultimate solution to fight erectile dysfunction post radical prostatectomy? Ann Transl Med. 2019 Sep;7(Suppl 6):S232. doi: 10.21037/atm.2019.08.55.

Sehgal VN. Erectile Dysfunction/Impotence: An Update of Drugs, Drug Delivery/Management, and Approaches or Strategies. Skinmed. 2019 Jul 1;17(4):256-259.

Szydlarska D, Jakubowska A, Rydzewska G. Assessment of sexual dysfunction in patients with inflammatory bowel disease. Prz Gastroenterol. 2019;14(2):104-108. doi: 10.5114/pg.2019.85893

Preguntas de los usuarios: '¿Cómo puedo quedarme embarazada si mi marido sufre impotencia?', '¿La diabetes es una causa de disfunción eréctil?', '¿La disfunción eréctil se refiere a la pérdida de interés sexual?', '¿Cómo afecta el tabaco a la disfunción eréctil?' y '¿La vasectomía puede provocar impotencia sexual en el hombre?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dra. Marita Espejo Catena
Dra. Marita Espejo Catena
Ginecóloga
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia en 1992. Especialista en Ginecología y Obstetricia. Doctora en Medicina por la Universidad de Valencia en el año 2000. Máster en Reproducción Humana Asistida por la Universidad Rey Juan Carlos e IVI en 2008. Actualmente, es la directora del Instituto FIVIR. Más sobre Dra. Marita Espejo Catena
Número de colegiado: 464616497
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.