Infertilidad y enfermedades de transmisión sexual

Las enfermedades de transmisión sexual, también conocidas como infecciones de transmisión sexual, son un conjunto de afecciones clínicas infectocontagiosas que se transmiten de persona a persona por medio del contacto sexual, que se produce, casi exclusivamente, durante las relaciones sexuales, incluido el sexo vaginal, el sexo anal y el sexo oral.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice

Infertilidad y enfermedades de transmisión sexual

Sin embargo, pueden transmitirse también por uso de jeringas contaminadas o por contacto con la sangre, y algunas de ellas pueden transmitirse durante el embarazo o el parto, desde la madre al hijo.

Salud sexual

El incremento de las enfermedades de transmisión sexual en las últimas décadas se ha convertido en la primera causa de infertilidad tanto en hombres como mujeres. El 70 u 80 por ciento de los casos de infertilidad se debe a obstrucciones causadas por las enfermedades de transmisión sexual, tanto virales como bacterianas y micóticas (hongos) como la gonorrea, la clamidia, la sífilis, el sida y el VPH o virus del papiloma humano… Estos problemas originan una obstrucción en las trompas de falopio de las mujeres y los conductos deferentes en los hombre que provocan que no puedan inseminar.

Aumento de la infertilidad

A pesar de que hoy en día se conoce mucho más acerca de estas enfermedades, la falta de cuidado en las relaciones sexuales hacen que éstas aumenten y pasen de unos a otros. Cerca del 35 por ciento de las causas de infertilidad son problemas en las mujeres. Un ejemplo de enfermedad que tiene lugar en la mujer por infecciones de transmisión sexual, es la que se conoce como enfermedad inflamatoria pelviana.

Detección

Las enfermedades inflamatorias pélvicas (EIP) son, como su propio nombre indica, procesos inflamatorios localizados en la parte alta del aparato genital femenino como las trompas, los ovarios, el útero y en ocasiones, puede afectar también a otras zonas como por ejemplo, los ligamentos. Se suelen dar en mujeres con edades comprendidas entre los 15 y los 39 años.

En un 10 por ciento de casos, el problema de infertilidad no se conoce y el 55 por ciento aproximadamente se debe a problemas propios del hombre.

Consecuencias en la salud reproductiva

Como ejemplo de enfermedad de transmisión sexual que afecta al sector masculino, pero no exclusivamente, se denomina VPH o virus del Papiloma Humano. Éste, en la mayoría de los hombres, no presentan síntomas. En otros aparecen una o más verrugas en el pene, los testículos, la ingle, los muslos o en el ano o a su alrededor.

Otros de los factores que influyen en ambos casos es la contaminación del medio ambiente y del mismo cuerpo que ha provocado una serie de deficiencias en el organismo. Vivimos en un mundo donde hay mucha contaminación, donde la gente fuma, donde la gente toma alcohol, donde hay drogas, es decir, vivimos en un mundo actual lleno de problemas para la reproducción pero que, llevando una vida sana y cuidadosa, podemos solventar.

Es importante conocer que los métodos anticonceptivos si que protegen frente a un posible embarazo pero, hay muchas otras cosas que hay que tener en cuenta y que en un futuro puede tener consecuencias negativas sobre la salud reproductiva, no sólo de la mujer, sino del hombre también.

Un comentario

  1. usuario
    Analópez

    Me ha gustado mucho el artículo. Me parece estupendo que alertéis de los riesgos de tener relaciones sexuales sin protección y de las consecuentes enfermedades de transmisión sexual. Felicidades por vuestra revista, es muy completa. Un cordial saludo.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar