¿Qué es la criptozoospermia? – Significado, causas y tratamiento

Doctor / especialista: Zaira Salvador.
Última actualización: 30/10/2017

La criptozoospermia o criptospermia es una alteración severa de la concentración de espermatozoides y, por tanto, una causa de infertilidad masculina.

Para que el semen del varón sea de calidad, es necesario que tenga un número de espermatozoides adecuado, con movilidad progresiva y buena morfología.

Los hombres con criptospermia tienen una concentración espermática mínima, lo cual hace que el embarazo natural sea prácticamente imposible.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Definición

La critozoospermia se define como una muy baja cantidad de espermatozoides en el semen eyaculado. De hecho, hay veces que se confunde con la azoospermia, es decir, la ausencia total de espermatozoides.

En concreto, se dice que un varón presenta criptozoospermia cuando su concentración espermática es menor a los 100.000 espermatozoides por mililitro.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que, para considerar que un varón tiene una concentración espermática normal, ésta debe ser igual o superior a 15 millones de espermatozoides por mililitro.

La criptozoospermia es una variante muy poco frecuente de la oligozoospermia, la cual hace referencia a una baja concentración de espermatozoides, de entre 100.000 y 15 millones de espermatozoides por mililitro. En otras palabras, la criptospermia es un caso grave de oligospermia, ya que el número de espermatozoides se encuentra gravemente comprometido.

Para lograr un embarazo natural, además de la concentración, es necesario que el eyaculado posea otros parámetros de buena calidad, como la movilidad y la morfología. Si tampoco se consiguiera esto, el semen también sería diagnosticado con las alteraciones de astenozoospermia y teratozoospermia, respectivamente.

No obstante, en la criptozoospermia, como hay tan pocos espermatozoides en el eyaculado, no es posible valorar el número de los que se mueven bien o tienen forma normal.

Diagnóstico

Para analizar la calidad seminal del varón, la prueba más importante en el laboratorio de andrología es el seminograma, mediante el cual se realiza un estudio macroscópico y microscópico del semen eyaculado.

Si se encuentra alguna alteración en los parámetros seminales, el médico puede indicar hacer más pruebas, como un análisis hormonal, una exploración física e incluso una ecografía, que aporten más información y ayuden a encontrar la causa de la infertilidad.

Ahora tienes la opción de conseguir un precio especial para hacerte un seminograma gracias a nuestros acuerdos con clínicas españolas de reproducción asistida.

En nuestra Sección de Descuentos encontrarás toda la información: Ver descuentos en el seminograma.

A continuación, vamos a comentar estas pruebas para el diagnóstico de la criptozoospermia:

Conteo de espermatozoides

Para evaluar la concentración de espermatozoides, es necesario observar la muestra seminal bajo el microscopio con la ayuda de una cámara de conteo. Esto consiste en un soporte con cuadrícula que hace más fácil el recuento espermático.

Principalmente, existen dos tipos de cámaras que facilitan este contaje:

Cámara Mackler
mide cantidades del orden de millones de espermatozoides por mililitro, por lo que en casos de criptozoospermia no tiene sentido usarlas.
Cámara de Neubauer
permite medir con exactitud valores del orden de 10.000 espermatozoides por mililitro.

En el caso de un varón criptozoospérmico, es posible que no se encuentren espermatozoides al poner una gota de eyaculado en el microscopio o se observen muy pocos.

Si esto ocurre, se hace una concentración del semen mediante centrifugación para eliminar el plasma seminal y que los espermatozoides que haya se queden en el fondo del tubo (esto se conoce como pellet). A continuación, se toma la muestra directamente del fondo del tubo para observarla de nuevo al microscopio.

Alrededor del 30% de las muestras seminales que, en un principio, son diagnosticadas con azoospermia presentan espermatozoides después de su concentración con esta técnica.

Análisis de hormonas

Existen dos hormonas que tienen gran influencia en la fertilidad masculina. Por tanto, es interesante medir su valor para saber si existe un buen funcionamiento de la espermatogénesis (formación de espermatozoides) en los testículos o, en cambio, existe alguna alteración.

Estas hormonas son la FSH, secretada por la hipófisis para regular la producción espermática, y la inhibina B, secretada por los testículos cuando se forman los espermatozoides.

Los valores de estas hormonas se pueden interpretar de la siguiente manera:

Valores normales de FSH e inhibina B
significa que no hay problemas de formación de espermatozoides y, por tanto, la criptospermia es obstructiva.
FSH alta e inhibina B disminuida
la espermatogénesis se encuentra comprometida debido a un problema testicular. Este sería el caso de la criptozoospermia secretora.
FSH e inhibina B disminuidas
la alteración de la producción de espermatozoides se encuentra a nivel de la hipófisis. También se trata de una criptozoospermia secretora.

En función del tipo de criptozoospermia, será necesario aplicar un tratamiento u otro para intentar aumentar el número de espermatozoides en el semen eyaculado.

Causas

Resulta un poco complicado saber con exactitud cuál es la causa de la criptozoospermia ya que, en la mayoría de casos, el hombre no sabe que la padece hasta el momento en que intenta tener hijos.

No obstante, vamos a dividir las diferentes causas posibles de la siguiente manera:

Causas pretesticulares
son aquellas que afectan a la regulación hormonal de la espermatogénesis. Por ejemplo, enfermedades como el hipogonadismo o hábitos de vida poco saludables (tabaco, alcohol, tóxicos ambientales, etc.).
Causas testiculares
son las que afectan directamente al testículo, como la criptorquidia, el hidrocele, traumatismos en los genitales o el varicocele, entre otros.
Causas postesticulares
son las responsables de una criptozoospermia obstructiva, ya que impiden la salida de los espermatozoides al exterior. Nos referimos a la obstrucción de los conductos deferentes, la ausencia de éstos, la vasectomía o inflamaciones en la uretra.

En función de la gravedad de estas causas, el varón podrá sufrir oligozoospermia, criptozoospermia o azoospermia.

Tratamiento

Las posibles soluciones para curar la criptozoospermia van a depender, en un primer momento, de la causa específica que la está provocando.

En primer lugar, si se diagnostica alguna alteración hormonal que afecte a la producción de espermatozoides, es posible aplicar un tratamiento hormonal para estimular los testículos.

Por otra parte, si el varón tiene una patología testicular como el varicocele, es muy probable que se recupere la fertilidad después de una intervención quirúrgica.

Los tratamientos naturales tienen poco efecto ante una situación de criptozoospermia. No obstante, a los varones con problemas de calidad seminal siempre se les recomienda que mantengan un estilo de vida saludable, tomen alimentos ricos en vitaminas antioxidantes, etc.

La maca andina es un bulbo raquídeo típico de Perú utilizado como tratamiento natural para los hombres infértiles por sus múltiples propiedades. No obstante, su efectividad no está probada y no permite conseguir un embarazo natural a los varones critozoospérmicos.

Criptozoospermia y embarazo

Los varones con criptozoospermia que llevan tiempo intentando tener un hijo van a tener muy difícil conseguir un embarazo natural con sus parejas debido a la crítica concentración de espermatozoides. No obstante, siempre que haya espermatozoides vivos en el semen, es posible conseguirlo aunque sea muy improbable.

Lo más recomendable para las parejas que deseen tener un bebé con esta situación es que recurran a la reproducción asistida. En concreto, la técnica de fecundación in vitro (FIV) con la inyección intracitoplasmática de espermatozoides, más conocida como ICSI, sería el tratamiento más adecuado.

Con la ICSI, solamente se necesitan tantos espermatozoides viables como número de óvulos obtenidos que se vayan a fecundar. Sin embargo, es preferible que se tengan unos pocos espermatozoides más para poder seleccionar los de mejor morfología y movilidad antes de hacer la microinyección.

Un problema que puede surgir a la hora de hacer la ICSI durante el tratamiento es que el semen aportado haya empeorado y no presente ningún espermatozoide en ese preciso momento.

En ese caso, existen dos posibles soluciones a elegir por la pareja:

Vitrificar los óvulos
para no perder el ciclo de estimulación que ha llevado a cabo la mujer durante la FIV, sus óvulos son criopreservados hasta que sea posible obtener los espermatozoides.
Biopsia o punción testicular
se intentan recuperar los espermatozoides directamente del testículo con una biopsia testicular, método conocido como TESE (de la sigla en inglés del término Testicular Sperm Extraction)

Para que no suceda esto, es recomendable que los varones con criptozoospermia dejen congeladas varias muestras de semen con espermatozoides antes de empezar el tratamiento de FIV. De esta manera, será posible recurrir a semen congelado en caso de no poder obtener en fresco el día de la punción folicular.

En cualquier caso, la ICSI es la técnica reproductiva por elección para pacientes con criptozoospermia.

Preguntas de los usuarios

¿Por qué se confunde la criptozoospermia con la azoospermia?

En muchas ocasiones, al no apreciar espermatozoides en el eyaculado, podemos clasificar una muestra seminal como azoospérmica cuando realmente es criptozoospérmica. Esta distinción es importante, ya que el diagnóstico erróneo puede llevar al especialista a realizar la biopsia testicular o el aspirado del epidídimo para obtener espermatozoides sin que sea necesario.

Para evitar errores y diagnosticar adecuadamente la criptozoospermia en los casos en los que no se observan espermatozoides, se hace una centrifugación de la muestra para facilitar la búsqueda de espermatozoides. También es recomendable repetir el seminograma pasados unos días.

¿Es posible tener criptozoospermia después de una vasectomía?

Sí. Cuando un hombre se hace una vasectomía, sus espermatozoides no desaparecen automáticamente del semen eyaculado. Pasará un tiempo, que puede ser entre 3 y 6 meses, hasta que éstos puedan ser eliminados completamente de los conductos seminales tras varias eyaculaciones. Durante este tiempo, es posible que el varón se encuentre en una situación de criptospermia.

Puedes seguir leyendo sobre este tema en el siguiente artículo: ¿Qué es el seminograma de control después de la vasectomía?

Lectura recomendada

La ICSI es la técnica de reproducción asistida más adecuada para los hombres que padecen criptozoospermia. Para obtener información más detallada sobre este tema, puedes entrar en el siguiente artículo: ¿Qué es la ICSI?

Como hemos dicho, la critozoospermia es una variante de la oligozoospermia de mayor gravedad, ya que la concentración espermática se encuentra gravemente afectada. Si quieres seguir leyendo sobre este tema, te recomendamos visitar la página especializada: La oligospermia.

Autores y colaboradores

Embrióloga especialista en Medicina Reproductiva
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI).
Embrióloga especialista en Medicina Reproductiva. Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI).
Aviso: La información publicada en Reproducción Asistida ORG es un apoyo general y una base de conocimiento médico que no debe usarse para autodiagnosticar un problema de salud ni reemplazar la consulta a un médico o especialista con licencia.

20 comentarios

  1. Destacado
    avatar
    Javiera

    Hola con mi pareja queremos ser padres, luego de intentarlo como 2 años decidimos pedir ayuda a mi ginecólogo, el cual nos derivo a un especialista luego de ver que el espermiograma salió malo (total 1.800.000 espermatozoides). Mi duda es que ahora mi pareja se realizó otro espermiograma y salió aun mas bajo, total 250.000 espermatozoides, ¿es normal esta reducción? ¿Cuales podrían ser las causas?

    • avatar
      Zaira SalvadorEmbrióloga especialista en Medicina Reproductiva

      Hola Javiera,

      Estas concentraciones espermáticas indican una oligozoospermia grave pero no tanto como para considerarse criptozoospermia.

      Te recomiendo que consultes las causas de esta alteración espermática en el siguiente artículo: Las causas de la oligozoospermia.

      Espero haberte ayudado.

      Un saludo

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies