Semana 28 de embarazo: momento para la aplicación de la vacuna anti-D

Por (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 10/08/2023

La semana 28 de embarazo es la última del séptimo mes de gestación. El bebé ya presenta más parecido a un recién nacido. En este momento, el embarazo está bastante avanzado, por lo que el útero ocupa gran parte del vientre y el aparato digestivo está un poco comprimido. Por este motivo, es recomendable comer poca cantidad varias veces al día.

Además, en la semana 28 de embarazo es frecuente tener problemas de estreñimiento o incluso hemorroides. Tomar fruta y aceite de oliva puede ayudar a evitar estos problemas.

Normalmente el control ecográfico en esta etapa del embarazo debe ser cada dos-tres semanas para comprobar que todo evoluciona de forma normal. Es aconsejable que la embarazada aproveche estas consultas con su médico para preguntarle todas las dudas.

Síntomas y cambios en la madre en la semana 28

La semana 28 del embarazo forma parte del tercer trimestre de gestación, por lo que el desarrollo fetal está bastante avanzado. Por ello, el útero de la mujer continúa estirándose. La altura del útero a las 28 semanas de embarazo oscila entorno a los 23-27 cm aproximadamente.

Una de las molestias más típicas de las embarazadas con 28 semanas de gestación es una hinchazón en pies y tobillos por la acumulación de líquido. Un consejo para mejorar esta molestia es beber grandes cantidades de agua y activar la circulación con un paseo diario de al menos 30 minutos.

Además, la mujer continúa ganando peso y cada vez presenta más fatiga. También puede ocurrir que el estómago no acepte grandes cantidades de comida y surjan ardores.

Otros síntomas en la embarazada al final del séptimo mes de embarazo son las estrías, los dolores de espalda, la ciática, las hemorroides, las varices, los calambres y edemas en las piernas, etc.

Consejos en la semana 28 de embarazo

Como ocurre a lo largo de todo el embarazo, seguir una dieta equilibrada y saludable es fundamental para aportar al feto los nutrientes necesarios. Además, hay que mantener una buena hidratación. Beber grandes cantidades de agua disminuirá la retención de líquidos, favoreciendo así la reducción del hinchazón en los pies.

Practicar actividad física adaptada al embarazo como, por ejemplo, caminar diariamente mejoraría la circulación sanguínea. En el caso de que la embarazada presente pérdidas de orina sería recomendable comenzar a hacer ejercicios de Kegel. Gracias a estos ejercicios es posible fortalecer el suelo pélvico, mejorando la incontinencia urinaria.

También se pueden utilizar cremas para evitar la aparición de estrías en la zona de la tripa o tomar infusiones relajantes de tila o melisa para combatir el insomnio gestacional.

¿Cómo es el bebé en la semana 28 de embarazo?

Al final de la semana 28, el feto mide alrededor de 38 cm de longitud desde la cabeza a los pies. Su peso oscila entorno a unos 1.050 gramos de media. Si el peso del bebé está entre 700 y 1.230 gramos no hay que preocuparte, ya que se encuentra dentro de los valores considerados normales.

Los pulmones del bebé en la semana 28 de gestación prácticamente han finalizado su desarrollo. Por ello, en caso de nacimiento, el bebé prematuro tendría posibilidades de sobrevivir, aunque necesitaría recibir cuidados especiales como son la respiración asistida, alimentación e incubadora.

El principal problema en los bebés pretérmino de 28 semanas suele deberse a que los pulmones aún no han producido el surfactante, una sustancia que evita el colapso pulmonar completo entre cada dos respiraciones. Además, existe muy poca grasa bajo la piel, por lo que aún no funciona con eficacia el sistema de control térmico. Precisamente a partir de esta semana se acumula la grasa en su cuerpo, por lo que su piel arrugada empieza a estirarse.

Otro de los cambios que ocurren en la semana 28 de embarazo es que los ojos del bebé se abren y las pestañas comienzan a crecer.

Control prenatal en la semana 28

Aunque depende un poco del protocolo que siga el médico, es probable que durante la semana 28 de embarazo se realice un análisis de orina que detecta la concentración de azúcar y albúmina.

La prueba de la glucosa es recomendable realizarla entre la semana 24 y la 28. A través de este estudio se observa si hay riesgo de padecer diabetes gestacional. Muchas mujeres durante la gestación experimentan un aumento de los niveles de azúcar en sangre. Por ello, si se detectan niveles elevados de glucosa en el análisis, entonces se realiza otra prueba más precisa denominada curva de la glucosa.

En esta semana gestacional también está indicada la aplicación de la vacuna Anti-D en mujeres con un Rh negativo para prevenir la incompatibilidad con el bebé. Si durante la primera gestación se mezcla sangre materna y sangre fetal se produce un efecto sensibilizante. En cambio, en gestaciones posteriores, podría ocurrir un aborto espontáneo porque la madre tendría anticuerpos que atacarían al feto.

Por este motivo, y para evitar que esto suceda, se coloca la vacuna Anti-D en mujeres Rh negativo que han sufrido un aborto, contacto de la sangre materna y fetal o si han tenido previamente un bebé Rh positivo.

Si te gustaría saber más acerca de esto, te invitamos a leer el siguiente artículo: Isoinmunización materna por incompatibilidad Rh, ¿qué riesgos hay?

Preguntas de los usuarios

¿Es normal el sangrado en la semana 28 de embarazo?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

La semana 28 de embarazo forma parte del tercer trimestre de gestación y, por tanto, de la recta final. Si en este momento la mujer sufre un manchado o sangrado, lo mejor será informar al médico para que haya las valoraciones que considere oportunas.

El origen del sangrado en el tercer trimestre de embarazo puede ser múltiple: una insuficiencia cervical, placenta previa, desprendimiento prematuro de la placenta, etc. Te recomendamos visitar el siguiente artículo para obtener más información: ¿Es normal el sangrado en el embarazo? ¿Cuáles son las causas?

¿Puede nacer un feto en la semana 28 de embarazo?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Sí. Al final del séptimo mes de embarazo puede nacer un bebé y se consideraría un bebé extremadamente prematuro. En estos casos, los bebés permanecerán en la incubadora el tiempo que el especialista considere y recibirán cuidados especiales como son la respiración asistida o la alimentación.

¿Es normal tener calambres en el tercer trimestre de embarazo?

Por Victoria Moliner (embrióloga).

Sí, es perfectamente normal sufrir calambres en este periodo. El tercer trimestre es la época en la que más presión se ejerce en las piernas y donde el útero alcanza su capacidad máxima de expansión. Por lo tanto, la fuerza que se ejerce sobre el pubis alcanza su máximo grado haciendo que los calambres sean más frecuentes.

Lecturas recomendadas

Estás terminando el séptimo mes de embarazo y tal vez te interesa saber acerca de los cambios que ocurrirán en el próximo mes de embarazo: ¿Qué ocurre en el octavo mes de embarazo? - Síntomas y cuidados.

Por otro lado, hemos hablado que es importante controlar los niveles de glucosa puesto que existe riesgo de diabetes gestacional. Si deseas seguir información acerca de esta patología, puedes visitar el siguiente enlace: ¿Qué es la diabetes gestacional? - Causas, síntomas y tratamiento.

Hacemos un gran esfuerzo para ofrecerte información de máxima calidad.

🙏 Por favor, comparte este artículo si te ha gustado. 💜💜 ¡Nos ayudas a seguir!

Bibliografía

B Trolle. Prenatal Rh-immune prophylaxis with 300 micrograms immune globulin anti-D in the 28th week of pregnancy. Acta Obstet Gynecol Scand. 1989;68(1):45-7. doi: 10.3109/00016348909087688 (Ver)

T F McElrath, J L Hecht, O Dammann, K Boggess, A Onderdonk, G Markenson, M Harper, E Delpapa, E N Allred, A Leviton; ELGAN Study Investigators. Pregnancy disorders that lead to delivery before the 28th week of gestation: an epidemiologic approach to classification. Am J Epidemiol. 2008 Nov 1;168(9):980-9. doi: 10.1093/aje/kwn202 (Ver)

Wen Xiong, Xin Li, Tianjiao Liu, Rui Ding, Linbo Cheng, Dan Feng, Duan Duan, Mi Su, Yalan Li, Xiao Yang, Sumei Wei. Potential resolution of placenta previa from the 28th-to the 36th-week of pregnancy: A retrospective longitudinal cohort study. Placenta. 2022 Aug;126:164-170. doi: 10.1016/j.placenta.2022.07.006. Epub 2022 Jul 9 (Ver)

Preguntas de los usuarios: '¿Es normal el sangrado en la semana 28 de embarazo?', '¿Puede nacer un feto en la semana 28 de embarazo?' y '¿Es normal tener calambres en el tercer trimestre de embarazo?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV
 Victoria Moliner
Victoria Moliner
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV), con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV y el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Actualmente desarrolla su labor como bióloga investigadora. Más sobre Victoria Moliner

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.