¿Qué es un bebé prematuro?: causas, cuidados y complicaciones

Se considera como embarazo ideal aquel que tiene una duración de 40 semanas desde el primer día de la última menstruación. Así pues, clasificaremos a los bebés en grupos diferentes en función de su semana de nacimiento:

  • Bebé prematuro: el que nace antes de la semana 37. Hablaremos de él a continuación.
  • Bebé a término: aquel que nace entre la semana 37-42 del embarazo.
  • Bebé postmaduro: aquel que nace más tarde de la semana 42.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué son los bebés prematuros?

Un bebé prematuro es aquel que ha nacido antes de la semana 37 de gestación como consecuencia de un parto que se produce antes de los esperado.

Representa entre un 8 y un 12 % de todos los nacimientos. Antiguamente se consideraba una de las principales causas de mortalidad infantil pero hoy en día su supervivencia es cada vez mayor, llegando a alcanzar el 80%.

Aquellos que nazcan entre las semanas 35 y 37 de embarazo, lo más probable es que no sean clasificados como prematuros, sino simplemente “prematuros tardíos” y posiblemente no necesiten ser ingresados en una unidad de cuidados intensivos. No obstante, es importante observarlos con especial atención.

Un bebé prematuro se diferencia de un bebé a término principalmente por las siguientes características:

  • Cabeza grande, bajo peso al nacer (<2,5kg) y masa corporal muy pobre.
  • Piel lisa, fina, brillante y casi traslúcida donde se pueden apreciar fácilmente algunas venas y arterias.
  • Cartílago del oído suave y flexible.
  • Palmas de las manos y plantas de los pies enrojecidos y con pocos surcos.
  • Presencia de vello en el cuerpo (lanugo).
  • Baja temperatura corporal.
  • Problemas para respirar debido a los pulmones inmaduros y riesgo de hemorragia pulmonar.
  • Llanto débil.
  • Ictericia y riesgo de hipoglucemia.
  • Débil succión y deglución.
  • Genitales poco desarrollados: clítoris agrandado en las niñas y escroto pequeño en los niños.

Síntomas de parto prematuro

Existen algunos síntomas que podrían alertar a la madre de un posible parto prematuro. Los principales son:

  • Tener cuatro o más contracciones en una hora antes de la semana 37 de gestación.
  • Pérdida del líquido amniótico por la vagina, que puede estar indicando la ruptura prematura de las membranas que protegen al bebé.
  • Presión en la pelvis o sensación de peso, que puede ser indicativo de que el bebé está descendiendo por el canal del parto.
  • Calambres menstruales, dolor abdominal o en la espalda e incluso sangrado vaginal

En caso de que la futura madre sienta alguno de estos síntomas, deberá acudir de inmediato al hospital.

Problemas de un bebé prematuro

Un feto experimenta el mayor crecimiento durante las últimas 8 semanas del embarazo. En las primeras 32 semanas adquiere 1/3 del peso total y en las últimas 8 semanas los 2/3 restantes. Y lo mismo ocurre con la maduración de los órganos fetales, siendo necesarias las últimas 8 semanas de gestación para completar la maduración.

Este tipo de bebés puede tener efectos a largo plazo pero es imposible predecir el desenlace clínico en el futuro de un bebé en base a la edad gestacional o el peso al nacer.

Así pues, mayores serán los riesgos de enfermedades del bebé cuanto más pequeño e inmaduro sea. Podrán verse comprometidos el sistema respiratorio, nervioso, digestivo, renal, inmunológico y el la visión; siendo el respiratorio uno de los más afectados.

Cuidados neonatales especiales

Generalmente,los bebés prematuros necesitan ser alimentados por sonda hasta recibir leche materna debido a sus problemas para coordinar la succión y la deglución antes de la semana 34 de gestación. Es posible además, que necesite asistencia para superar las deficiencias respiratorios, aunque esto dependerá del grado de prematuridad del bebé.

Por esta razón, el cuidado de un bebé prematuro no podrá realizarse en casa porque, pues necesita atención especializada. Además, deberá pasar sus primeros días de vida en una incubadora, que hará la función de “útero transitorio”, manteniendo el calor y humedad necesaria (30 grados y 80-90 %)

El bebé prematuro será dado de alta cuando pueda respirar sin ayuda, no necesite calor de la incubadora, tenga un peso adecuado, pueda alimentarse por succión y no hayan otros problemas.

Medidas preventivas de parto prematuro

Para prevenir el parto prematuro y que el bebé nazca en el estadio de desarrollo adecuado, se recomienda a la futura madre:

  • Estar en buena salud antes de quedar embarazada.
  • Recibir cuidados prenatales lo antes posible y continuarlos hasta que nazca el bebé.
  • Seguir las indicaciones médicas durante el embarazo

El parto prematuro puede tratarse algunas veces por medio de un medicamento que bloquea las contracciones uterinas. Es el conocido como betametasona. Sin embargo, muchas veces estos intentos por retardarlo no son efectivos.

3 comentarios

  1. usuario

    Hola oye es q mira q yo me aplico mi inyecion de planoficar todos los 27 de los meses y pues yo me la aplique el 27 el dia q es y pues he tenido relaciones con mi pareja pero mira q a mi me llega todos los 22 y 23 me tenia q llegar y pues llevo 6 dias de retrazo y nada q me llega y siempre se me iba quitando los 27 el periodo y pues ando asustada por q mi periodo no me llegado sera q puede ser q este embrazada ???

  2. usuario
    shukaina

    hola ami me detectaron infertilidad inexplicable hace 2anos.me queria morir;gracias a dios en francia es gratis y en febrero voy a hacerme la fiv.

  3. usuario
    lorena

    interesante artículo!!

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar