¿Qué es un “bebé medicamento”? – Indicaciones y casos reales

Un “bebé medicamento”, también conocido como hermano salvador, es un niño que ha nacido con técnicas de reproducción asistida para ser genéticamente compatible con su hermano enfermo, con el objetivo de proporcionarle un trasplante que no será rechazado y poder curarlo.

Esto suscita una gran polémica en la sociedad y también en el ámbito científico. Mientras hay numerosas asociaciones de enfermedades graves como la beta-talasemia o la anemia Fanconi que defienden este procedimiento, otros colectivos éticos o grupos católicos están firmemente en contra.

A pesar de ello, en España ya hay varios casos de parejas que han tenido un hijo para salvar a otro.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Indicaciones

El nacimiento de un bebé medicamento es una de las opciones válidas que tienen los padres para curar a otro hijo afectado por una enfermedad grave, ya sea congénita o adquirida, que requiere un trasplante de células madre hematopoyéticas (precursoras de las células sanguíneas).

En el caso de las enfermedades congénitas (el bebé ya nace enfermo) destacan sobre todo aquellas debidas por la mutación de un solo gen y que suelen ser heredadas de uno de los padres:

  • Beta-talasemia
  • Anemia de Fanconi
  • Anemia de Diamond-Blackfan

Por otra parte, el hermano salvador también puede ser concebido con el objetivo de tratar una leucemia. En este caso, puesto que no se trata de una enfermedad genética, solamente se requiere que los hermanos sean compatibles para poder hacer el trasplante sin riesgo de rechazo.

En función de cada caso en particular, el trasplante de células sanguíneas puede hacerse a partir del cordón umbilical en el momento del nacimiento del bebé medicamento o, si esto no fuera posible, sería necesario esperar al mejor momento para poder hacer un trasplante de médula estándar.

¿Cómo es el procedimiento?

La técnica de reproducción asistida que permite tener un bebé sano y compatible con su hermano para ayudarle a curar su enfermedad es el diagnóstico genético preimplantacional (DGP). En concreto, se trata de un tipo de DGP con análisis de los antígenos de histocompatibilidad (HLA).

Los objetivos de utilizar esta técnica son básicamente dos:

  • Tener un hijo sano, libre de la enfermedad génetica hereditaria que afecta a su hermano (si es el caso).
  • Tener un hijo histocompatible con el hermano afectado.

Para ello, la pareja tendrá que hacer un tratamiento de fecundación in vitro (FIV) en primer lugar. Una vez obtenidos los embriones en el laboratorio, éstos serán analizados mediante DGP con tipaje HLA. Finalmente, los embriones genéticamente sanos y compatibles con el hermano enfermo podrán ser transferidos a la madre para conseguir la gestación.

Como hemos dicho, en el caso de la leucemia tan sólo se busca que el bebé salvador contenga el mismo HLA que su hermano. En cambio, si se trata de una enfermedad monogénica heridataria, será necesario también que el futuro bebé esté libre de esta alteración.

¿Qué es el tipaje HLA?

Los antígenos leucocitarios humanos (HLA) son unas proteínas que se encuentran en la superficie de casi todas las células del cuerpo humano y, en grandes cantidades, en la superficie de los glóbulos blancos.

La función del sistema HLA consiste en el reconocimiento inmunológico, es decir, permite a las células del sistema inmunitario diferenciar entre los tejidos propios y las sustancias ajenas al cuerpo.

Gracias al descubrimiento del sistema HLA en los años 70, fue posible optimizar los trasplantes de células, tejidos u órganos, de manera que se ha podido reducir el riesgo del rechazo en gran medida.

El tipaje HLA consiste en un análisis genético para determinar cuáles son estos antígenos de histocompatibilidad característicos de cada individuo o, en el caso que nos ocupa, de cada embrión candidato a ser transferido para convertirse en un bebé medicamento.

Tasa de éxito

El sistema HLA se transmite de padres a hijos en forma de haplotipos (bloque de genes), uno del padre y otro de la madre. Cada progenitor puede aportar dos posibles haplotipos a su descendencia y, por tanto, existirán 4 posibles combinaciones para dar lugar al sistema HLA.

La importancia de este tipo de herencia reside en la posibilidad de que ambos hermanos compartan ambos haplotipos y sean compatibles para un trasplante: en el 50% de los casos los hermanos compartirán un solo haplotipo, en el 25% no compartirán ninguno y en el otro 25% sí que coincidirán en ambos haplotipos.

Además de todo esto, el análisis de los haplotipos HLA debe ser combinado con el estudio de la enfermedad hereditaria presente en la familia si es el caso.

Si la enfermedad genética es recesiva, la probabilidad de encontrar un embrión normal mediante DGP es del 75%, pero este porcentaje se reduce drásticamente cuando es necesario combinar ambos análisis.

En definitiva, la probabilidad de encontrar un embrión sano y compatible cuando existe una enfermedad genética hereditaria es del 19% aproximadamente.

Debido a la dificultad de todo este procedimiento, es muy importante que el tratamiento de FIV con DGP sea óptimo en cada una de sus etapas para aumentar las posibilidades de éxito: estimulación ovárica, tasa de fecundación, biopsia de blastómera, DGP informativo y, finalmente, tasa de gestación.

En Reproducción Asistida ORG tenemos acuerdos con clínicas de fertilidad españolas para ayudarte a conseguir el mejor precio en tus tratamientos.

Puedes acceder directamente a nuestra Sección de Promociones para obtener más información y una primera visita gratuita: Ver promociones en FIV/ICSI.

Casos en España

Con la aprobación de la Ley 14/2006 sobre las Técnicas de Reproducción Asistida en España, se autorizó la posibilidad de tener hijos con fines terapéuticos a terceros.

No obstante, es necesario hacer una solicitud previa a la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida (CNRHA), la cual se encarga de valorar cada caso para aprobarlo o rechazarlo.

Hasta la fecha, se han producido en España algunos nacimientos de niños medicamento, mientras otros aún están pendientes de aprobación. A continuación, vamos a comentar algunos de ellos:

Nacimientos en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla

El primer niño medicamento en España, Javier Mariscal, nació en octubre del 2008 libre de la enfermedad beta-talasemia. Con la sangre de su cordón umbilical fue posible hacer un trasplante y salvar a su hermano afectado, Andrés, que tenía 6 años. El trasplante que se realizó tuvo una evolución satisfactoria.

En febrero del 2012 nacía en este mismo hospital Estrella, una niña que ayudó a tratar a su hermano Antonio de 5 años, afectado de aplasia medular severa. También se utilizó la sangre de su cordón umbilical para realizar un trasplante.

Se conoce otro caso reciente de bebé salvador en el hospital Virgen del Rocío. El pasado octubre del 2017 nació una niña libre de la enfermedad hematológica grave que padece su hermano de 10 años: el síndrome de Shwachman-Diamond. La sangre del cordón umbilical de la recién nacida quedó almacenada en el Banco de Cordón Umbilical del sistema sanitario público andaluz para hacer un futuro trasplante en caso de empeorar el pronóstico de su hermano.

Dos gemelas en el hospital Sant Pau de Barcelona

Noa y Leire son dos gemelas nacidas en marzo del 2011 que también fueron seleccionadas genéticamente para salvar la vida de su hermano Izan, enfermo de adrenoleucodistrofia.

En este caso, la clínica IVI fue la responsable de llevar a cabo el tratamiento que permitió a la madre de Izan quedarse embarazada de las niñas. Milagrosamente, el único embrión sano y compatible con Izan implantó en la madre y, además, se dividió en dos, aumentando así las probabilidades de éxito.

A pesar de ello, la clínica no informó del logro en el momento del nacimiento debido a que considera que el éxito de esta técnica se obtiene al conseguir la curación del hermano enfermo.

Finalmente, Izan recibió un trasplante de médula en el hospital Sant Pau en octubre del 2011 de parte de su hermana Noa, ya que ésta era la que tenía más peso.

Consideraciones éticas

Desde la aprobación de la Ley 14/2006 y la aplicación del DGP con fines terapéuticos para terceros, ha existido mucha controversia en torno a los hermanos salvadores.

De hecho, este apartado de la ley sobre las técnicas de reproducción asistida ya contaba con la oposición del Partido Popular en el Parlamento.

La principal polémica está en el hecho de seleccionar únicamente al embrión histocompatible y desechar al resto de embriones aunque sean sanos.

Otro argumento en contra de los bebés medicamento es el fin por el que es concebido, ya que será utilizado como donante bajo el consentimiento de sus padres. No obstante, nadie le ha preguntado a este bebé si realmente está dispuesto a hacer una donación.

No hay que olvidar que una de las principales premisas de la donación es la voluntariedad.

La Iglesia Católica también está en contra de la fecundación in vitro y de la selección genética de embriones. La portavoz de “derecho a vivir”, Gádor Joya, declaró que:

Con esta terapia se abre la puerta a la selección genética, técnica que implica el desecho de embriones no viables pasando por encima de su dignidad intrínsica de seres humanos.

A pesar de ello, la gente que se muestra a favor de este procedimiento, así como los padres de niños afectados, aseguran que es fantástico poder tener un niño para salvar a un hermano.

La exconsejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, declaró en su día:

El hecho de que uno pueda tener a otro hijo para posibilitar la curación de su hermano es una de las mejores noticias para una familia.

Preguntas de los usuarios

¿La CNRHA suele aceptar las solicitudes para tener hijos con fines terapéuticos a terceros?

Hasta la fecha, la CNRHA ha recibido unas 90 solicitudes de selección embrionaria para un posible trasplante a un hermano enfermo. De todas ellas, la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) ha dado el visto bueno a 67 casos, es decir, el 75% de las solicitudes.

¿Cuántos casos de hermano salvador se conocen en España?

Actualmente, se conocen unos 6 casos de niños nacidos para salvar a su hermano en nuestro país. A pesar de ello, no es posible saber con exactitud el número de bebés medicamento nacidos en España gracias a este método y en qué casos se ha realizado un trasplante con éxito. A día de hoy, no existe un registro nacional de estos llamados bebés milagro.

Lectura recomendada

El diagnóstico genético preimplantacional es la técnica adecuada para poder tener un hijo seleccionado genéticamente. Te recomendamos leer más sobre este tratamiento de reproducción asistida en el siguiente enlace: ¿Qué es el DGP?

Además de las enfermedades genéticas comentadas en este post, existen otras alteraciones susceptibles de ser diagnosticadas mediante DGP. Puedes consultarlas aquí: ¿Qué enfermedades genéticas puede detectar el DGP?

5 comentarios

  1. usuario
    FranciscoORT

    ¿Por qué es necesario pasar por un comité para poder hacer un DGP y salvar a un hijo enfermo? No entiendo que los padres tengan que pasar por ese sufrimiento y, además, arriesgarse a tener otro hijo enfermo si no se hace este tratamiento…

  2. usuario
    Pauline Lewis

    Personalmente no estoy de acuerdo con estas prácticas y Kant tampoco lo estaría.
    Desde la perspectiva de Kant uno debe tratar todo racionalmente de manera que se pueda crear una ley universal que sirva para todos los casos y, al parecer, esto es más cercano a un caso exepcional. Pero en este caso ni siquiera se podría discutir esto porque, según él, bajo ninguna circumstancia se puede utilizar a un ser humano como medio; es un fin en si mismo, no un medio para lograr un fin.
    Y desde mi perspectiva considero que la vida de un ser humano comienza desde su concepción, por lo tanto, “Desechar” a todo es resto de los ovocitos fertilizados sería “matar” a niños inocentes. Y peor aún si es que estos asesinatos se cometan selectivamente.
    Pero no me olvido de que esos niños necesitan trasplantes y es por eso que se deberín fomentar las donaciones de órganos, pero con mucho ciudado porque nunca faltan los que abusan de esto (Padres que venderían los órganos de sus propios hijos…).
    Que bueno que tengamos la bioética y la Ciencia-Ficción para advertirnos anticipadamente.

  3. usuario
    Alejandra

    Me parece que este avance es fructífero en la medida que se respeten los derecho humanos de el bebe donante, porque el hecho de que sea creado por inseminación artificial no hace que deje de ser un humano con la libertad de decidir por si mismo y no para darle su vida a otro.

  4. usuario
    Ana

    Me parece genial que con los avances de la ciencia se hagan estas cosas,no entiendo la polémica suscitada.

  5. usuario
    Rosa

    Me parece muy bien que existan estos bebes, si mi hijo estuviese enfermo querria soluciones, y un hermano que le ayude me parece la mejor noticia posible.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies