¿Qué es el baby-led weaning (BLW)? ¿Cuándo y cómo comenzar?

Por (embrióloga).
Actualizado el 03/06/2022

El baby-led weaning (BLW), que se podría traducir como destete regulado por el bebé, es un método de alimentación complementaria. Por tanto, el BLW es un método para introducir los alimentos sólidos poco a poco al bebé, que hasta ese momento había sido exclusivamente lactante, mientras se mantiene la lactancia.

Lo que caracteriza al BLW es que opta por ofrecer al bebé estos alimentos directamente como sólidos blandos (correctamente preparados), en lugar de ofrecérselos de la manera tradicional (triturados, en papillas o purés).

¿Qué es el baby-led weaning (BLW)?

El baby-led weaning (BLW) se puede definir como un método de alimentación complementaria dirigida o autorregulada por el propio bebé. Se trata de una manera de introducir poco a poco alimentos saludables al bebé (de manera complementaria a la lactancia) directamente como sólidos blandos con un tamaño, forma y consistencia determinada (en lugar de triturados).

Así, se favorece que el bebé sea activo en su alimentación y pueda coger los alimentos por él mismo con sus manos. De este modo, con el BLW es el bebé el que va a decidir cuándo y cuánto comer, continuando una alimentación a demanda, de igual manera que cuando es únicamente lactante.

Por otro lado, en el BLW también es importante sentar al bebé a comer en la mesa a la vez que lo hace la familia, favoreciendo que coma por sí mismo por imitación. Además, poco a poco el bebé irá comiendo lo mismo.

¿Cuándo empezar con el BLW?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que durante los seis primeros meses de vida el bebé debe ser exclusivamente lactante. Sin embargo, una vez que el bebé ya tiene seis meses, es posible que se pueda comenzar a incorporar alimentos en su dieta como complemento a la leche.

Para ello, primero hay que comprobar si el bebé tiene las destrezas y requisitos necesarios para poder empezar con la alimentación complementaria (tanto si se opta por BLW como por darle los alimentos triturados). Entre estos requisitos están los siguientes:

  • Mantenerse sentado con postura erguida.
  • No presentar reflejo de extrusión. Este reflejo llevaría al bebé a expulsar de su boca los alimentos, pero desaparece alrededor de los 5 meses.
  • Mostrar interés por los alimentos.
  • Ser capaz de agarrar cosas y de llevárselas hacia la boca.

No obstante, lo más recomendable para saber si un bebé está preparado para iniciar la alimentación complementaria es seguir el consejo del pediatra.

¿Cómo iniciar el BLW?

Una vez que el bebé tiene seis meses y cumple las condiciones para comenzar con la alimentación complementaria, se puede empezar con el BLW.

Para ello, se deben ir ofreciendo poco a poco alimentos al bebé cortados en tiras alargadas, de un tamaño superior a su puño, para que los pueda agarrar fácilmente con las manitas.

Hay que tener en cuenta que al bebé le comienzan a salir los dientes poco a poco a partir de los seis meses, por lo que va a utilizar principalmente sus encías, paladar y lengua para "masticar" los alimentos.

Por este motivo, la consistencia de los trozos ofrecidos debe ser lo suficientemente blanda, pero no demasiado como para que se espachurre en sus manos. Por tanto, quizá es necesario probar con diferentes tiempos de cocción. Una buena manera de comprobar si la consistencia es adecuada, es ver si podemos apretar una porción del alimento entre los dedos y este se deshace.

Además, es importante introducir los alimentos de uno en uno. Se suele recomendar, por ser lo más prudente, introducir los nuevos alimentos (solo un alimento nuevo a la vez) ofreciéndoselos consecutivamente durante 3 días y por la mañana. Así, si el bebé tuviera una reacción alérgica sería fácil conocer el alimento involucrado y no ocurriría mientras se duerme.

Finalmente, una vez que se inicia la alimentación complementaria, se debe recordar ofrecer también agua al bebé.

¿Qué alimentos dar al bebé en el BLW?

Se puede dar al bebé cualquier alimento, exceptuando los de la lista de alimentos a evitar que mencionaremos a continuación. No obstante, será importante ofrecerlo en trozos con el tamaño, forma y consistencia adecuados. Por tanto, se puede ofrecer al bebé:

  • Frutas como plátano, sandía, mango, etc. Es importante que la fruta esté madura para que tenga la consistencia adecuada. Frutas duras como la manzana o la pera no deben ofrecerse crudas por su dureza.
  • Verduras y hortalizas como el brócoli, la patata o la calabaza cocidas.
  • Carne bien cocinada, cortada en tiras o molida para hacer una hamburguesa.
  • Pescado, con algunas excepciones como los pescados de gran tamaño.
  • Legumbres, con las que también se pueden hacer hamburguesas.
  • Cereales: arroz, pasta...
  • Huevo, bien cocinado.

Sería posible empezar por cualquier tipo de alimento, ya que no hay un orden establecido a seguir. No obstante, no se deben olvidar alimentos ricos nutricionalmente y alimentos ricos en hierro, para evitar que el bebé tenga carencias.

Alimentos que no se deben dar (prohibidos) en el BLW

Existe un listado de alimentos a evitar o prohibidos en el BLW, ya que pueden tener riesgos para la salud del bebé. Entre ellos, se encuentran:

  • Frutos secos enteros (sí se pueden dar triturados), alimentos duros como la zanahoria o la manzana (sí se puede dar cocida) y trozos o alimentos redondeados como uvas, aceitunas o salchichas frankfurt (deben ser cortadas a la larga), por riesgo de atragantamiento y asfixia.
  • Pescados de gran tamaño, por su posible contenido en mercurio y metales pesados, así como mariscos.
  • Verduras de hoja verde (por ejemplo, espinacas) por contener nitratos.
  • Miel, por riesgo de botulismo.
  • Algas, por su contenido de yodo.
  • Bebida de arroz, por su contenido en arsénico.
  • Palomitas de maíz, por el riesgo de atragantamiento y asfixia.
  • Leche de vaca (antes del primer año de edad).
  • Carne de caza.
  • Sal.
  • Azúcar.

Tampoco se deben dar zumos, aunque sean naturales, ya que se debe optar por dar directamente trozos de fruta (con las pautas adecuadas).

Beneficios del BLW

El BLW parece estar adquiriendo más popularidad y es un método de alimentación complementaria cada vez más elegido por los padres para sus bebés. Entre los principales beneficios o ventajas que se pueden atribuir al BLW se encuentran los siguientes:

  • Se ajusta más al ritmo de desarrollo del bebé.
  • Respeta que el bebé controle su apetito y las señales de hambre y saciedad.
  • Promueve un mayor desarrollo de las habilidades motoras y de coordinación.
  • Es beneficioso para el desarrollo oral y de todo el sistema involucrado en la masticación.
  • Puede evitar que el bebé rechace alimentos o texturas.
  • Podría prevenir el sobrepeso y la obesidad.

Además, poco a poco, el bebé comerá lo mismo que el resto de la familia, por lo que el BLW puede ahorrar tiempo al cocinar.

Inconvenientes del BLW

Una de las principales preocupaciones que surgen con el BLW es si el bebé podría tener un mayor riesgo de atragantamiento y asfixia al comenzar a ingerir directamente alimentos sólidos no triturados.

Por ello, es importante no dejar al bebé solo comiendo, ofrecer los alimentos con el tamaño, forma y consistencia adecuada para que el bebé pueda gestionarlos en su boca y no ofrecer nunca los alimentos prohibidos. Además, hay estudios que muestran que los atragantamientos se producen por igual en bebés con BLW que en bebés que toman triturados.

Otro de los posibles riesgos del BLW es que el bebé tenga un déficit de energía o de nutrientes, vitaminas o minerales, especialmente el hierro. Por este motivo, se debe prestar atención y ofrecer alimentos ricos en hierro (aún mejor si se acompañan de alimentos ricos en vitamina C) y alimentos con alta densidad energética en cada comida.

Recomendaciones para comenzar el BLW

En primer lugar, es importante tener paciencia, sobre todo, al principio. Es completamente normal que al inicio el bebé se tome esta experiencia con la comida como un juego. Experimentará con los alimentos y es posible que apenas coma.

No obstante, esta situación no debe ser motivo de preocupación. El BLW es un método de alimentación complementario a la lactancia. Por tanto, la leche (materna o de fórmula) será su aporte principal de nutrientes cuando comience con el BLW y hasta, al menos, los 12 meses. Por ello, se debe seguir la lactancia a demanda antes de las comidas y, poco a poco, los alimentos irán desplazando a la leche.

Por otro lado, es esencial no dejar solo al bebé mientras está comiendo, para poder actuar si hubiera algún problema. Además, hay familias que se encuentran más seguras haciendo una formación en primeros auxilios pediátricos para cualquier accidente que pueda suceder (no solo relacionado con la comida).

En este punto, hay que tener en cuenta que las arcadas son algo normal que puede suceder, pero no son sinónimo de que el bebé se esté atragantando.

Finalmente, como el bebé va a comer con sus propias manos (posteriormente con los cubiertos), se ensuciará y parte de la comida acabará en el suelo. Para favorecer la autonomía del bebé, es mejor no estar constantemente limpiándolo.

Y, de igual modo que si se opta por la alimentación complementaria con triturados, es fundamental el seguimiento pediátrico del bebé y consultar cualquier duda con los profesionales.

Preguntas de los usuarios

¿Todos los bebes pueden hacer baby-led weaning?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

Según las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría (AEP) sobre la alimentación complementaria, la mayoría de bebés podrían hacer BLW de forma segura y eficaz, siempre que se cuente con la información y precaución adecuadas.

En cuanto a los bebés prematuros, habrá que tener en cuenta la edad corregida y se podría valorar individualmente.

Sin embargo, no recomiendan el BLW en niños con fallo de medro (inadecuado incremento de peso y talla) o dificultades neurológicas o motoras.

¿Se puede hacer BLW si el bebé aún no tiene dientes?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

Sí, el BLW se puede comenzar a partir de los seis meses de edad, si el bebé está preparado para iniciar la alimentación complementaria. Sin embargo, a los seis meses el bebé aún no tendrá ningún diente o pueden estar comenzando a salir los primeros.

No obstante, el bebé "masticará" los alimentos con las encías y utilizando la lengua y el paladar. Por ello, los alimentos ofrecidos deben tener una consistencia blanda como para que el bebé los pueda aplastar con sus encías (pero no demasiado para evitar que se espachurren en su mano).

¿Qué es el BLISS?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

El método BLISS hace referencia a las siglas de Baby-Led Introduction to SolidS, una modificación del Baby-Led Weaning (BLW) que se centra en solucionar los posibles inconvenientes que puede tener este método de alimentación complementaria.

Entre estos inconvenientes del BLW se encuentra la posible deficiencia de hierro y energía, para lo que se propone introducir un alimento rico en hierro (si es posible acompañado de un alimento rico en vitamina C) y un alimento rico nutricionalmente en cada comida.

Por otro lado, para evitar el riesgo de atragantamiento, es imprescindible no dejar solo al bebé mientras come, proporcionar los alimentos con el tamaño, forma y consistencia adecuados y no ofrecer nunca los alimentos prohibidos como la manzana cruda (sí podría ofrecerse asada) o los frutos secos (sí podrían ofrecerse triturados).

Lecturas recomendadas

El BLW es un método de alimentación complementaria, por lo que inicialmente no sustituye a la lactancia sino que la complementa. Si quieres leer más información acerca de la lactancia, puedes visitar este enlace: Alimentación del bebé: ¿leche materna o biberón?

Por otro lado, si estás interesada en saber más sobre la correcta alimentación de la madre durante la lactancia, te recomendamos leer el siguiente artículo: Alimentación y nutrición de la madre durante la lactancia

Hacemos un gran esfuerzo para ofrecerte información de máxima calidad.

🙏 Por favor, comparte este artículo si te ha gustado. 💜💜 ¡Nos ayudas a seguir!

Bibliografía

Arantes ALAE, Neves FS, Campos AAL, Pereira Netto M. THE BABY-LED WEANING METHOD (BLW) IN THE CONTEXT OF COMPLEMENTARY FEEDING: A REVIEW. Rev Paul Pediatr. 2018 Jul-Sep;36(3):353-363. (Ver)

Gómez Fernández-Vegue M. Comité de Lactancia Materna y Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría. Recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría sobre la alimentación complementaria. 2018. (Ver)

Boswell N. Complementary Feeding Methods-A Review of the Benefits and Risks. Int J Environ Res Public Health. 2021 Jul 4;18(13):7165. (Ver)

Brown A. No difference in self-reported frequency of choking between infants introduced to solid foods using a baby-led weaning or traditional spoon-feeding approach. J Hum Nutr Diet. 2018 Aug;31(4):496-504. (Ver)

Cameron SL, Taylor RW, Heath AL. Development and pilot testing of Baby-Led Introduction to SolidS--a version of Baby-Led Weaning modified to address concerns about iron deficiency, growth faltering and choking. BMC Pediatr. 2015 Aug 26;15:99. (Ver)

D'Auria E, Bergamini M, Staiano A, Banderali G, Pendezza E, Penagini F, Zuccotti GV, Peroni DG; Italian Society of Pediatrics. Baby-led weaning: what a systematic review of the literature adds on. Ital J Pediatr. 2018 May 3;44(1):49. (Ver)

Dogan E, Yilmaz G, Caylan N, Turgut M, Gokcay G, Oguz MM. Baby-led complementary feeding: Randomized controlled study. Pediatr Int. 2018 Dec;60(12):1073-1080. (Ver)

Fangupo LJ, Heath AM, Williams SM, Erickson Williams LW, Morison BJ, Fleming EA, Taylor BJ, Wheeler BJ, Taylor RW. A Baby-Led Approach to Eating Solids and Risk of Choking. Pediatrics. 2016 Oct;138(4):e20160772. (Ver)

Martinón-Torres N, Carreira N, Picáns-Leis R, Pérez-Ferreirós A, Kalén A, Leis R. Baby-Led Weaning: What Role Does It Play in Obesity Risk during the First Years? A Systematic Review. Nutrients. 2021 Mar 21;13(3):1009. (Ver)

Morison BJ, Heath AM, Haszard JJ, Hein K, Fleming EA, Daniels L, Erickson EW, Fangupo LJ, Wheeler BJ, Taylor BJ, Taylor RW. Impact of a Modified Version of Baby-Led Weaning on Dietary Variety and Food Preferences in Infants. Nutrients. 2018 Aug 15;10(8):1092. (Ver)

Rowan H, Lee M, Brown A. Differences in dietary composition between infants introduced to complementary foods using Baby-led weaning and traditional spoon feeding. J Hum Nutr Diet. 2019 Feb;32(1):11-20. (Ver)

Williams Erickson L, Taylor RW, Haszard JJ, Fleming EA, Daniels L, Morison BJ, Leong C, Fangupo LJ, Wheeler BJ, Taylor BJ, Te Morenga L, McLean RM, Heath AM. Impact of a Modified Version of Baby-Led Weaning on Infant Food and Nutrient Intakes: The BLISS Randomized Controlled Trial. Nutrients. 2018 Jun 7;10(6):740. (Ver)

Preguntas de los usuarios: '¿Todos los bebes pueden hacer baby-led weaning?', '¿Se puede hacer BLW si el bebé aún no tiene dientes?' y '¿Qué es el BLISS?'.

Ver más

Autor

 Silvia Azaña Gutiérrez
Silvia Azaña Gutiérrez
Embrióloga
Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Silvia Azaña Gutiérrez
Número de colegiada: 3435-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.