La sonrisa angelical del bebé

La sonrisa del bebé es uno de los mayores regalos que hay para los padres.

Hay bebés que sonríen al nacer e incluso algunos ya sonríen en el vientre materno, como se puede comprobar gracias a las ecografías en 3D. Pero no se trata realmente de una sonrisa, es un reflejo del recién nacido conocido como sonrisa angelical.

La primera sonrisa o sonrisa angelical es un movimiento reflejo de los labios que surge de forma espontánea. No responde a ningún control y se desencadena automáticamente.

Sonrisa del recién nacido

Las primeras sonrisas se pueden provocar tocando suavemente la mejilla del bebé durante la primera semana de vida. También aparecen mientras el bebé duerme.

Poco a poco esta sonrisa involuntaria dará lugar a una sonrisa más consciente sobre el primer mes de vida (entre la cuarta y la sexta semana aproximadamente). Esta sonrisa sí que se produce como una interacción social en respuesta a otra persona, generalmente a la madre o el padre.

Se diferencian porque el bebé empieza a fijar la mirada y a reconocer los rostros familiares. De esta forma comienza la socialización del bebé con el mundo.

La aparición de la sonrisa social es un hito muy importante para la relación madre-hijo. La construcción del vínculo en el posparto es muy intensa y esta respuesta cariñosa del recién nacido alegra mucho y reconforta a la madre.

A medida que el niño vaya creciendo sus sonrisas serán más selectivas y comenzará a determinar los motivos y las sensaciones que le provocan una sonrisa.

Para hacer que el bebé sonría con más frecuencia se puede estimular con caricias, palabras cariñosas y mimos. De esta forma el bebé irá desarrollando su habilidad para comunicarse con su entorno.

Primera sonrisa del bebé

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar