Para realizar el diagnóstico genético preimplantacional (DGP) de los embriones, es necesario realizar una biopsia y extraer una o varias células en función del estadio embrionario.

Estas células biopsiadas son analizadas genéticamente para detectar los embriones sanos (libres de la enfermedad) y, además, aquellos que tienen el sistema HLA compatible con el hermano al que le van a realizar el trasplante.

Sólo aquellos embriones sanos cuyo HLA sea idéntico al del hermano enfermo podrán ser transferidos a la madre.

Puedes leer el artículo completo en:    190
Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies