Semana 27 de embarazo

Por (embrióloga).
Actualizado el 10/11/2014

En estos momentos tu cuerpo poco a poco se va preparando para la recta final del embarazo y el momento del parto, además debes tener en cuenta que el embarazo cada vez se nota más, haciendo que sea más difícil soportar el peso del feto, por lo que puede que descubras nuevos síntomas, como el dolor de espalda.

En las mujeres embarazadas es corriente sentir dolor en la parte baja de la espalda (la zona de los riñones), más del 50% de las embarazadas sientes punzadas o dolores en la pelvis, puede que sólo se produzca en un lado o en ambos, cerca de la zona de las nalgas acompañado de un dolor en la parte interna de los muslos. Las molestias se sienten al realizar postura o ejercicio en posiciones donde las caderas están dobladas, como por ejemplo al sentarse en una silla.

También al acercarte a la semana 30 puede que hayas sentido las contracciones de Braxton Hicks, se trata de contracciones y relajaciones del útero que empiezan a producirse con 6 semanas de embarazo, pero es a partir de estas semanas cuando la madre empieza a ser consciente, hay mujeres que no las sienten durante todo el embarazo, se produce un endurecimiento del abdomen pero esto no significan que no las tengas. Las contracciones de Braxton Hicks sirven para preparar al útero para el momento del parto, son indoloras y las semanas en las que más pueden sentirse son durante la semana 29 y 30 de la gestación.

Desarrollo gestacional durante la semana 27

En la semana 27 de embarazo tu hijo tiene una piel muy arrugada, pero se encuentra protegida y nutrida por la cobertura del vérnix. El lanugo que cubre su cuerpo empieza a caer; se reduce así la cantidad de vello.

A partir de este momento existe una mayor probabilidad de que sobreviva el bebé si se produce un parto prematuro, todavía quedan 13 semanas para que el feto siga desarrollándose hasta el momento del parto, pero ya está prácticamente formado, una de las partes que todavía tiene inmaduras son los pulmones. Aunque los pulmones ya están formados, todavía no están maduros, son el último órgano vital que se forma, los alveolos pulmonares no pueden mantenerse en la posición de inspiración (aire dentro) puesto que no se ha formado todavía la sustancia vital que puede mantenerlos inflados, de manera que si el bebé naciese en este momento no sería capaz de respirar por sí mismo, necesitaría respiración asistida. Tampoco tiene desarrollada al completo la función hepática y su desarrollo cerebral sigue en proceso.

Al final de esta semana mide alrededor de 36 cm. de longitud y pesa unos 910 gramos de media. Si el peso de tu hijo está entre 615 y 1.350 gramos no debes preocuparte, ya que se encuentra dentro de los valores considerados normales.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.