Por Teresa Rubio Asensio (embrióloga).
Actualizado el 13/12/2011

El embarazo es un proceso fisiológico donde el cuerpo de la mujer se va adaptando durante esos nueves meses a grandes cambios físicos, hormonales y emocionales. Durante ese período es normal sentir molestias asociadas a esos cambios internos, dependiendo en qué etapa del embarazo te encuentres notarás unas sensaciones u otras.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Estas leves molestias se irán atenuando a lo largo del período de gestación, pero si persisten y se convierten en un problema mayor, deberás consultarlo con tu ginecólogo para descartar que no se deban a un problema más grave.

Las molestias que puede sufrir la embarazada son molestias en los ovarios o en el vientre, náuseas y mareos, cansancio y somnolencia, estreñimiento, hinchazón de pies, hemorroides, dolores en huesos o articulaciones, etc… entre todas ellas nos vamos a centrar en los calambres y la acidez.

Calambres en el embarazo

Los calambres pueden ser una molestia frecuente durante el embarazo. Éstos se empiezan a sentir a partir del segundo o tercer mes y duran hasta casi el final de embarazo. Se sienten sobre todo en las piernas, en la parte posterior de los muslos y las pantorrillas, generalmente por las noches cuando el cuerpo está descansando.

Las causas son cansancio, alteraciones circulatorias o bien alguna carencia de vitaminas u oligoelementos como el calcio, el magnesio o el potasio.

Así pues una forma de prevenir o reducir estos calambres es incorporar en la dieta diaria alimentos ricos en estos compuestos como el plátano que contiene potasio, la leche o el yogurt ricos en calcio.

También es recomendable practicar ejercicio en el embarazo, caminar, realizarte masajes para mejorar la circulación y evitar permanecer mucho tiempo de la misma forma, ya que el cambiar de posición ayuda a que fluya mejor la sangre.

Existe otro tipo de calambres que aparecen a partir del segundo trimestre que son los calambres abdominales. Estos calambres se identifican por causar un dolor intenso en la región infraumbilical, este dolor que aparece de forma brusca a veces puede confundirse con el de una contracción uterina pero no lo es.

Estos calambres son provocados por los cambios en la pared abdominal debido al crecimiento del abdomen en el embarazo.

Para prevenirlos cambia de posición lentamente cuando estés acostada y al levantarte rota hacia uno de los lados y ayúdate del brazo para levantarte.

Acidez en el embarazo

Durante el embarazo la mujer puede sentir ardores de estómago y acidez, también conocida como pirosis, que pueden ser debidos a causas nerviosas o a la relajación de los músculos gastrointestinales que favorecen el reflujo del contenido gástrico estomacal.

La progesterona que segrega la placenta durante el embarazo, es la hormona que relaja la válvula que separa el esófago del estómago provocando ese reflujo y también provoca que la digestión sea más lenta.

Este síntoma aparece a partir del segundo trimestre y suele durar hasta que nace el bebé, siendo más frecuente cuando el bebé es cada vez más grande ya que presiona el estómago. Aunque es una molestia leve provoca una sensación de malestar durante todo el día debido a esa sensación de acidez estomacal.

Consejos para reducir la acidez estomacal

  • Repartir las comidas del día en pequeñas cantidades, comiendo despacio y masticando bien.
  • Evitar comidas pesadas y alimentos que favorecen la acidez como frituras, gaseosas, café, chocolate, especias, alcohol, tomate, cítricos, mostaza, vinagre…
  • Caminar después de comer para favorecer la digestión.
  • No acostarse después de haber comido. No dormir totalmente plana, utiliza varios almohadones para estar un poco reclinada.

  • No usar ropa muy ajustada que te comprima la parte del estómago, cintura o vientre.
  • No fumar.
  • Intenta aumentar de peso moderadamente, ya que el sobrepeso no es bueno.
  • Tomar infusiones de acacia, salvia, manzanilla o melisa. Bálsamo de limón.
  • Usar algún antiácido aconsejado por tu médico que tenga magnesio o calcio.
Si compartes nos ayudas

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Síguenos en nuestras redes

Todas las novedades sobre la reproducción asistida en nuestros canales.

Autores y colaboradores

 Teresa Rubio Asensio
Máster Universitario en Medicina y Genética Reproductivas por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM). Profesora de cursos de Embriología Clínica en la UHM. Miembro y redactora de contenidos científicos en ASEBIR y ASPROIN. Embrióloga especialista en Medicina Reproductiva en UR Virgen de la Vega. Más información

3 comentarios

    1. Lourdes

      Gracias por esos consejos, espero que me sean útiles ya que padezco de acidez normalmente, así que ahora con el embarazo se ha potenciado muchísimo…

      Saludos!

      • mayerling

        Es probable q durante el embarazo al principio den dolores en la parte baja del vientre… Y dolor en los pezones???…

        • Olypoqqet

          Si, yo tengo 4 meses y sigo teniendo muchos colicos, y es normal que te duelan los senos y pezones, por que están cambiando de color y creciendo :) suerte!